Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Nada de encuentros rutinarios sino ejercicio genuino de democracia directa

| 4

PALABRAS DE RICARDO ALARCÓN DE QUESADA, PRESIDENTE DE LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR EN EL ACTO DE CONSTITUCIÓN DE LA COMISIÓN ELECTORAL NACIONAL, MEMORIAL JOSE MARTÍ, 6 DE ENERO DE 2010.

Compañeros y compañeras:

Ante todo felicito a quienes a partir de este momento integran la Comisión Electoral Nacional. Próximamente, según los términos de la Ley, se conformarán las Comisiones provinciales y municipales correspondientes.

Sus miembros a todos los niveles deberán cumplir una misión cuya importancia quisiera que me permitan subrayar en pocas palabras. Lo primero que quiero pedirles es que no la vean como una tarea más.

Todo el proceso conducente a las elecciones de los delegados de circunscripción y las elecciones mismas, tiene que llevarse a cabo con el rigor, la sistematicidad y el espíritu crítico y creador a que nos ha convocado el compañero Presidente del Consejo de estado. Ese estilo debe guiar la conducta de los revolucionarios en todo momento y especialmente en actividades de importancia decisiva para el fortalecimiento de nuestra institucionalidad al que no cesa de llamarnos el compañero Raúl.

Corresponde a esta Comisión Nacional velar porque los principios y normas de nuestro sistema electoral sean aplicados consecuentemente en todo el país. Ese sistema, no nos cansemos de recordarlo, es una de las principales conquistas de la Revolución, a la que jamás renunciaremos y por el contrario debemos empeñarnos en su constante perfeccionamiento.

El ejercicio cabal, libre y conciente, de sus derechos por parte de todos los electores, y su participación voluntaria y entusiasta en las votaciones de abril y mayo harán que estas sean como todas las realizadas desde la creación de los órganos del Poder Popular, una celebración de verdadera democracia, algo que jamás conocieron los cubanos en la República anterior a 1959 y que sigue siendo un sueño para miles de millones de personas en todo el mundo.

Porque, no lo olvidemos nunca, la democracia es víctima principal de la dictadura  que impone el capitalismo globalizado. Quien lo dude que mire a Copenhague y su grotesca farsa.

Fortalecer la institucionalidad significa perfeccionar la democracia y ello quiere decir perfeccionar nuestro socialismo.

En términos concretos se trata de elevar a planos superiores la participación popular. En Cuba, lo sabemos, los ciudadanos elegirán el próximo abril mediante el voto, libre y secreto al candidato de su preferencia entre los que antes fueron postulados y seleccionados como candidatos directamente por los propios electores. Aquí no se trata, como en otros lugares, de un momento excepcional en que se le permite a una fracción de los ciudadanos seleccionar aparentemente entre candidatos muchas veces desconocidos, cuya presencia en las boletas fue decidida por maquinarias ajenas al pueblo.

Entre nosotros no se trata de un día de elecciones sino de un proceso que se inicia cuando los electores comprueban la veracidad y exactitud de los registros electorales, proponen a quien quieran como candidato, después votan libremente por el candidato que prefieran, y finalmente verifican el conteo de los votos y sus resultados en cada colegio electoral. Cada uno de esos pasos es importante y ofrece espacio al perfeccionamiento y para que en cada uno se manifieste del modo más auténtico, el papel protagónico, conciente, sincero, de los ciudadanos  y las ciudadanas.

Debemos empeñarnos porque cada reunión de nominación de candidatos sea ejemplo de verdadera participación ciudadana, a las que todos se incorporen activamente para producir una reflexión colectiva, profunda, en la que surjan  las mejores propuestas. Nada de encuentros rutinarios, para salir del paso cumpliendo un trámite formal, sino ejercicio genuino de democracia directa. Solo así formaremos asambleas verdaderamente representativas de la voluntad popular, que aspiramos reflejen adecuadamente a nuestra población en cuanto a género y diversidad étnica, con delegados y delegadas cuya autoridad se verá acrecentada en la misma medida que surjan de un protagonismo efectivo de masas de electores conscientes.

El delegado o la delegada deberán ser ante todo personas capaces de guiar a sus electores y promover la iniciativa y el control popular. No son ni pueden ser administradores ni funcionarios burocráticos. Son dirigentes políticos que cumplen la honrosa misión de conducir  la lucha de su pueblo para defender y mejorar una obra revolucionaria que resiste el asedio y la agresión, hoy como durante medio siglo. La batalla por nuestra economía, por garantizar el ahorro y el uso racional de los recursos, por mejorar la calidad y la eficiencia de los servicios, por erradicar toda manifestación de corrupción e indolencia, es una batalla que sólo se gana con los trabajadores y con la acción colectiva del pueblo, es una batalla que tenemos que librar consecuentemente en cada centro laboral y en cada barrio.

Los felicito porque a Ustedes corresponde una responsabilidad que confío sabrán asumir en esta lucha que sólo debe culminar con la victoria.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    Para que se cumpla lo que expresa Alarcón es necesario que el delegado que vamos a elegir tenga mas autoridad y sus facultades le permitan dar una respuesta a todas las inquietudes del pueblo.

    Tenemos algunos ejemplos de que esto no siempre ocurre así, incluso tratándose de francas violaciones de la legalidad y de los derechos ciudadanos.

    Si un elector plantea una queja en la cual esta implicado un dirigente de cierto nivel no se le da respuesta casi nunca, incluso después de que por otras razones o razones acumuladas es expulsado el dirigente como todos conocemos.

    ESO NO PUEDE CONTINUAR NI DE FORMA MUY AISLADA. HAY QUE DARLE RESPUESTA SIEMPRE A LOS ELECTORES PORQUE NADIE TIENE DUDAS QUE “Fortalecer la institucionalidad significa perfeccionar la democracia y ello quiere decir perfeccionar nuestro socialismo. En términos concretos se trata de elevar a planos superiores la participación popular”

    LA SOLUCIÓN DE LOS PROBLEMAS LOS TIENE EL PUEBLO Y AL PUEBLO HAY QUE ESCUCHARLO SIEMPRE Y EL PUEBLO ACLARO ES: TÚ, YO, EL ELLA.

    PARA ALGUNOS EL PUEBLO SOLO ES NOSOTROS Y EN OCASIONES, NO SE ESCUCHA LA INDIVIDUALIDAD QUE ES PARTE DE ESE NOSOTROS.

    CONFIAMOS EN QUE ESTAS ELECCIONES SEAN LAS MEJORES DE LA HISTORIA, PORQUE RESULTAN IMPRESCINDIBLES TENIENDO EN CUENTA QUE EL IMPERIO CONVULSIONA Y QUIERE ACABAR CON LOS PROCESOS QUE EN AMERICA ENCABEZA CUBA.

    QUIERE ACABAR CON CUBA Y SABE QUE NO PUEDE HACERLO, PORQUE SOMOS UN BLOQUE CADA DÍA MAS FUERTE GRACIAS A NUESTRO PODER QUE ES EL PODER DEL PUEBLO.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • F. Juan Águila dijo:

    LA REPRESENTATIVIDAD.

    Muchas veces he hablado de los problemas raciales. Sin embargo, nunca he hablado de los problemas relacionados con la discriminación de sexos.

    Quizás yo esté equivocado; pero digo sinceramente, que la discriminación de sexos nunca me resultó tan evidente. Esto puede abarrer estado influencia por haberla palpado tan crudamente fuera de Cuba. Sin llegar a hablar de la “Violencia de género tan brutal que se vive”.

    Si la discriminación de sexo existe es necesario erradicarla de raíz, si la del color de la piel existe deberá ser erradicada de raíz.

    No puede haber discriminación por el color de la piel de ningún tipo, incluso, la que se llama “Discriminación positiva” no estoy de acuerdo con ese concepto porque tan malo es dejar fuera de un cargo a una persona de color de piel banco como de negro y viceversa.

    La representatividad debe estar dada por la “Capacidad” de la persona para desarrollar cualquier tarea. En los exámenes de selectividad para estudiar medicina se dio que había que proteger a los varones para compensar el trabajo posterior en zonas complicadas, etc. Ni remotamente quiero plantear lo justo o no de la medida, según ese criterio.

    Para poder establecer el principio de “Salarios según capacidad y trabajo” y más bien “Rendimiento” no puede haber ningún tipo de discriminación.

    Una cosa ha de caracterizar a los cuadros dirigentes en el caso que se trata y es que debe estar consciente que es el eslabón de la cadena más cercano a las necesidades de la población y por lo tanto no tiene derecho a estar “Tranquilo” hasta que el más Mínimo problema” sea resuelto (Y no digo “NO sea resuelto”, como se escribe y escucha en los “Medios” donde se hace en “Español” dentro y fuera de Cuba)

    La atención a los problemas de los vecinos, a los trabajadores, etc.

    ¿Porque surgieron los “Repasadores?. No me queda más remedio que volver a hablar en primera persona (porque lo viví).

    Nunca había ocupado un cargo en el CDR. Me tocó en la Isla de la Juventud. Veía que había estudiantes con malos resultados y comencé a hablar con alguno de los padres. Y con el niño o adolescente.

    Muchas veces hay desavenencias familiares que les afectan no solo en el rendimiento escolar. Pensaba éste estudiante debería ser atendido por un “Psicólogo” (Por lo menos, porque la población tenía cierto respeto por la palabra “Psiquiatra”).

    Tendría que haber un vínculo entre los Ministerios de “Educación y Salud Pública”. Aquello era un problema del CDR, del Poder Popular y no sé de cuántos organismos más. En resumen de cualquier ciudadano que esté al tanto de los problemas de la comunidad y esté dispuesto a ayudar con sus opiniones y consejos.

    Los profesores del área tendrían que asesorar en estas actividades y personas capaces que repasaban a sus hijos aumentar el número de estudiantes.

    Hay que cerrar una clínica estomatológica porque una “Tupición” genera una inundación con una fetidaza tremenda porque el “Delegado” no recibe una respuesta sobre un plomero
    Para la clínica? ¿Y si fuera en su vivienda? No le daba una “Charla” a su familia.

    Las preguntas de rigor son: ¿Si el estudiante es mi hijo? ¿Si la tupición es en mi casa? ¿Si las goteras CAEN en mi casa? ¿Si la electricidad “Se fue” en mi casa?

    O EL DIRECTOR DEL CENTRO TIENE QUE DECIR ¿SI EN LUGAR DE A LA TRABAJADORA i. QUE VIVE SOLA CON SU HIJO Y SE LE ROMPIÓ EL BAÑO, FUERA EN MI CASA?

    Estaríamos atacando los problemas desde diferentes frentes.

    El país se divide en MINISTERIOS, Provincias, eso es para descentralizar, ya lo escribí. Los problemas de Salud y Educación son de todos los que los rodean y desde ahí las responsabilidades son ascendentes. (Multilaterales)

    LA RESPUESTA ES: ¡HAY QUE ELEGIR PERSONAS CAPACES Y CON ESPIRITU DE SACRIFICIO! PORQUE TODAVÍA HACE FALTA MÁS.

    NOSOTROS DECÍAMOS ESTO ES PARA MIS HIJOS, PUES CAMBIEMOS LA CONSIGNA ESTO ES PARA MIS NIETOS Y MIS HIJOS QUE DIGAN ESTO ES PARA MIS HIJOS ENTONCES.

  • F. Juan Águila dijo:

    ACLARANDO ESTA IDEA.

    Los problemas de Salud y Educación son de todos los que los rodean y desde ahí las responsabilidades son ascendentes. (Multilaterales.

    Creo que no resultará ocioso añadir algunas cuestiones más.
    He puesto como ejemplo dos ministerios, aunque en el comentario anterior aparecen ejemplos muy concretos.

    Es bueno destacar que cuando se dice “Mi Fábrica”, que los cubanos sabemos que es lo que significa y en el exterior preguntan (¿Hay en Cuba propiedad privada?) “Mi Barrio”, esto es algo que quiere decir es mío y si nos dan una bandera, un galardón, etc. nos sentimos orgullosos del Centro, cualquiera que sea. Entonces los problemas también son nuestros.

    Si la basura se acumula, el Delegado, CDR, Vecinos, no pueden esperar a que se realice un Trabajo Voluntario por efemérides, o que salga publicado en un periódico o la TV. Es atacar el problema de inmediato.

    No pueden pasar la gestión enviando “Informes” al nivel inmediato superior y esperar respuestas. El Delegado es el “Combatiente” más cercano a los problemas de la Comunidad y como tal debe actuar. Ya tendrá tiempo de sacar a relucir cuántos informes envió.

    No puede pasar la vida diciendo que no ha recibido contestación (Aunque debería recibirla de inmediato, quede claro)

    Comente hace algún tiempo que leí en un diario en el exterior que la Ministra de Justicia había hablado fuertemente sobre el papel de determinados dirigentes de una región que no atendían adecuadamente las solicitudes de la población. Eso en Cuba se conoce como “Vaselina”. No hay más.

  • franco fuselli dijo:

    Permitame un breve comentario como ciudadano italiano y viejo amigo de Cuba. Estimo muy importante el concepto de “ejercicio genuino de democracia directa”, creo que si no hay partecipacion directa del pueblo en la indicacion de las candidatas y los candidatos y,naturalmente, tambien en la construcion del programa, no se pueda hablar de una verdadera democracia. Puedo afirmar esto a la luz de lo que estamos viviendo en Italia y,mas o menos, en todas las, asì llamadas, “democracias avanzadas ocidentales”. Un ejercicio routinario de voto sin alguna possibilidad de participar en la selecion de las candidaturas, que son decidida entre camarillas de poder economico-financiero, de la “informacion” controlada de los mismos ( desdichadamente Italia es un ejemplo) y partidos politicos vigilados tambien por los mismos poderes, en un cuadro de “teledemocracia” formal. Ni siquera, por lo menos en el ultimo quarto de siglo, sabemos que quere decir partecipacion activa, ejercicio concreto de los derechos politicos decretados en nuestra Carta Constitucional conquistada con la lucha de Liberacion contra el nazifascismo. Disculpen por la intromision y por mi pobre castellano. Pero quero espresar mi consideracion por las palabras del Presidente Alarcon y por lo que representa Poder Popular, en mi opinion una conquista fundamental de la Revolucion y un ejemplo de democracia participada por el Pueblo,en forma colectiva y voluntaria. Un ejemplo tambien para nosotros.
    Franco Fuselli – Genova – Italia

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).

Vea también