Imprimir
Inicio » Opinión  »

Estados Unidos: frío, gripe, crisis y Obama

| +

La llegada del invierno y la proliferación de homeless que sobreviven en tiendas de campaña, víctimas del incremento del desempleo, los embargos de viviendas por hipotecas y el colapso de los créditos, activa el  temor en Estados Unidos de un aumento vertical del número de jóvenes afectados por la gripe A/H1N1 y de ancianos fallecidos por la gripe estacional.

Tent City

Los residentes de las llamadas "tent city", como se conoce en EE.UU. a los improvisados campamentos no son ya, como en tiempos mejores, vagabundos alcohólicos o drogadictos, sino también numerosas familias enteras con niños, algunas provenientes de la clase media, que han perdido sus trabajos y sus casas por no poder afrontar los pagos de hipoteca.

Según una encuesta del Centro Nacional para Familias sin Hogar, dada a conocer el pasado año, cuando el estallido de la burbuja inmobiliaria estaba en su apogeo, aproximadamente 1,5 millones de niños en EE.UU., uno de cada 50, carecía  de vivienda, pero la propia organización vaticinaba números mayores a medida que las ejecuciones (embargos) de las casas siguieran aumentando.

Hasta la fecha, la también llamada influenza porcina ha provocado la muerte a por lo menos 600 personas en Estados Unidos. De los 86 menores de edad que han fallecido desde que comenzó la gripe en abril, 43 han sido reportados en septiembre y principios de octubre de este año, según informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Solamente en la semana pasada, cuando las temperaturas comenzaban a bajar, fue reportada la muerte de once menores de edad como consecuencia del nuevo virus.

El invierno y otro tsunami de ejecución hipotecaria

Este domingo el Miami Herald llamó a los vecinos del sur de la Florida a prepararse para una amarga realidad: se acerca una nueva ola de ejecuciones hipotecarias en los tribunales que no tiene ninguna relación con las hipotecas de alto riesgo, especulación tras dinero fácil, ni personas que compraron casas que no podían pagar.

"No creo que haya duda alguna de que la primera ola de ejecuciones de este año eran causadas por préstamos de alto riesgo", dice Guy Cecala, editor de Inside Mortgage Finance. "Este año es que estamos sintiendo el impacto de la profunda recesión que hay en el país".

Ahora el desempleo, que ya ronda el 10 por ciento, la baja en el valor de las propiedades y la prolongada recesión son los culpables. "Ahora viene el segundo tsunami de ejecuciones hipotecarias", manifestó John Tur, de Miami Beach, especialista en bienes raíces.

Por otra parte, un nuevo estudio del Brennan Center for Justice (Centro Brennan para la Justicia) concluye que la crisis nacional de los embargos hipotecarios también es una crisis legal. Muchos propietarios pierden sus hogares porque carecen de la habilidad para navegar en el mar de leyes crediticias de Estados Unidos ... y muy pocos llegan a conseguir asistencia legal calificada.

Pero Wall Street  está contento y premia a los suyos

Mientras las ejecuciones hipotecarias alcanzan niveles sin precedentes, Wall Street está a punto de repartir primas entre sus empleados por el valor de 140 000 millones de dólares, lo que constituye un récord histórico, según informaba esta semana Democracy Now.

Wall Street está contento y optimista porque el índice industrial Dow Jones superó los 10 000 puntos por primera vez en un año, al tiempo que JPMorgan Chase reportó grandes niveles de ganancia en el tercer trimestre del año.

Goldman Sachs, por ejemplo, ha reservado 16 700 millones de dólares en compensaciones este año, más de 500 000 dólares por empleado.

Citigroup está pagando 5 300 millones de dólares en bonificaciones a sus empleados y Bank of America 3 300 millones de dólares.

Según una información de AP, los asesores del presidente Obama criticaron ayer domingo a las firmas de Wall Street que siguen pagando grandes cantidades de dinero en compensación y bonificaciones a sus ejecutivos, después de haber recibido asistencia del gobierno. Sin embargo, nada dijeron en cuanto a si el gobierno va a tomar una medida sobre una práctica que suma riesgos a la economía y es causa de una manifiesta irritación popular.

Los asesores de Obama tampoco hablaron sobre el tema de los embargos de viviendas, pero hacen frecuentes vaticinios en cuanto a los paquetes de ayuda a los grandes bancos.

La Casa Blanca no descarta inyectar otro paquete de ayuda financiera para lograr sacar a la economía de una intensa recesión y lidiar con una cifra récord de déficit, dijeron también los funcionarios, confundiendo el propósito con la realidad.

Riesgo para las parciales del 2010

La inseguridad económica, los temores que alienta la derecha republicana sobre un supuesto desmedido crecimiento del gobierno, los resultados nada halagüeños de la guerra en Afganistán,  y la posibilidad de que Obama no consiga una Ley de reforma del sistema sanitario a tono con las expectativas creadas, pudieran sumarse y reducir el voto demócrata en las elecciones de medio término del año 2010.

El Washington Post comentaba ayer que el Partido Demócrata pudiera llegar a las elecciones intermedias con desventaja y aseguraba que "tres fuerzas amenazan a los demócratas en las elecciones del 2010: la irritación en la derecha, la insatisfacción en el centro y la potencial desilusión en la izquierda."

El presidente Barack Obama replicó el sábado a los críticos de su plan de salud con una severa advertencia de que en ausencia de una reforma los costos continuarán subiendo y eventualmente devastarán la economía.

"La historia es clara"- dijo el Presidente el sábado en su alocución semanal por radio y la Internet. "Durante decenios la creciente alza en los costos de la atención médica ha causado estragos en las familias, las empresas y la economía" (...) "y durante décadas, cada vez que tratamos de reformar el sistema, las compañías de seguros han usado todo su considerable poder para frenarnos".

El mandatario dijo con virulencia inusual que ese sector está "llenando las transmisiones en los medios con anuncios engañosos y deshonestos", enviando dinero y cabilderos al capitolio y pagando por estudios preparados "para engañar al pueblo estadounidense".

El sitio alternativo Democracy Now informó la semana anterior que docenas de personas fueron arrestadas el jueves en sentadas que se realizaron en todo el país frente a las oficinas de compañías de seguros de salud. En Nueva York, 14 personas fueron arrestadas frente a las oficinas de United Health Group, y en Los Ángeles, ante la sede de Blue Cross, 12 personas fueron detenidas. También se produjeron arrestos en Portland, Oregon y Palm Beach, Florida. Las acciones fueron implementadas por la organización "Mobilization for Health Care for All" (Movilización por Atención Médica para Todos).

La manifestante Sarah Durand de Nueva York declaró: "Estoy aquí porque siento que necesitamos cierto contrapeso a todo el dinero de los lobbistas que proviene de las empresas aseguradoras y otras industrias de atención médica. Esta es una cuestión de derechos civiles de nuestra época y, tal como sucedió antes, la desobediencia civil es necesaria para alcanzar los objetivos".

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Renato Recio

Renato Recio

Periodista cubano, colaborador de Cubadebate y uno de los fundadores del programa de la televisión "Mesa Redonda".

Vea también