Imprimir
Inicio » Opinión  »

Cuba 2011: la eliminación de los subsidios y la asistencia social

| 12

Trabajo por Cuenta PropiaEl 31 de diciembre pasado, la prensa nacional dio a conocer una escueta nota (seis líneas) del Ministerio de Comercio Interior en la cual se anunciaba que no habría más subsidios para los productos de higiene y aseo personal incluidos en la llamada libreta de abastecimiento. Se aseguraba allí que la venta liberada de esos productos comenzaría a partir del mes de enero del año 2011.

Para mi gusto, a la escueta nota le faltaba información.

Por lo menos habría sido bueno dilucidar en la nota oficial, o en trabajos periodísticos aledaños, sobre tres interrogantes que quedaron en el aire: ¿a qué precios?, ¿capacidad del mercado para enfrentar una demanda liberada?, ¿qué ocurrirá con los individuos sin cobertura para enfrentar los nuevos gastos, sobre todo los ancianos sin amparo familiar?

La primera pregunta fue respondida por los hechos, pues rápidamente las bodegas y los mercados industriales de todo el país, muchos de los cuales vendieron con los nuevos precios desde el mismo primero de enero el jabón de tocador, en dos formatos, a cinco pesos; el de lavar, según tamaño y peso diferenciados, puede valer seis, cinco, o cuatro pesos. La crema dental se vende a ocho pesos y el detergente líquido a veinticinco.

El viernes siete de enero se respondía en gran parte la segunda interrogante en el periódico Granma, con un material en que varios funcionarios de los sectores involucrados informaban cómo, desde antes, el comercio y la industria se prepararon para enfrentar repentinamente un cambio radical en el expendio de un trío de productos de primera necesidad, que durante décadas la totalidad de la población recibía de acuerdo con una norma de consumo, fija y para muchos insuficiente, y a precios casi simbólicos por el fuerte subsidio que los amparaba.

Es obvio que la decisión de liberar tales artículos demanda de una presencia mayor en la red minorista, donde quien desee adquirirlos y en la cantidad que requiera, pueda hacerlo.

Las tiendas recaudadoras de divisas mantienen, además, una modalidad económica de jabón de tocador, a 0,25 CUC, y de jabón de lavar, a 0,40 o 0,45 CUC, que complementan las ofertas en moneda nacional, explicó a Granma Pilar Fernández González-Pardo, jefa del Grupo de Venta Minorista de Productos No Alimenticios.

Por lo pronto, el plan del 2011 ya viene con números crecidos en la producción y en la venta de los artículos de aseo, según se informó.

Pero es de suponer que muchas personas que completaban sus necesidades de consumos invirtiendo pesos convertibles (CUC) se trasladen ahora, en todo o en parte, hacia el consumo de estos productos adquiridos ahora más baratos en la moneda corriente.

Además, tanto el aparato comercial como los productores e importadores de materia prima, están conscientes de que en los primeros tiempos, puede haber personas con tendencia a comprar en demasía por temor a eventuales desabastecimientos.

No se descuenta la posible acción de acaparadores, pero, en mi opinión, las posibilidades de una reventa gananciosa son muy limitadas, porque los precios establecidos se parecen bastante a los que establecía el mercado informal, antes de que la oferta se liberara.

Por otra parte, los funcionarios interrogados advirtieron que habrá chequeos sistemáticos y continuos (cada diez días) para que el plan fluya y no haya baches productivos o de abastecimientos que dañen el proceso.

Respecto a la tercera pregunta, quizás la que más preocupación desencadenó, es interesante pensar cómo se instrumentará en la práctica la nueva política basada en el principio de que no se subsidiarán los productos sino a las personas que por una u otra razón realmente lo necesiten.

En este sentido, el Presidente cubano Raúl Castro Ruz ratificó en el pasado diciembre, que el Estado Socialista, mediante el sistema de asistencia social aseguraría la protección mínima requerida, tanto a las personas impedidas para trabajar, como a los que necesiten ser asistidos luego de la eliminación del subsidio a los productos que tradicionalmente se adquirían a través de la venta normada.

En Cuba, desde los primeros años del triunfo revolucionario, el régimen de Asistencia Social protege especialmente a los adultos mayores, a las personas con discapacidad y en general a todas aquellas personas cuyas necesidades esenciales no estén aseguradas o que, por sus condiciones de vida o de salud, requieren protección y no puedan solucionarlas sin el apoyo de la sociedad.

La asistencia social es un derecho refrendado en la Constitución, que en su artículo 48 expresa: “El Estado protege, mediante la asistencia social, a los ancianos sin recursos ni amparo, y a cualquier persona no apta para trabajar que carezca de familiares en condiciones de prestarle ayuda.”

Es decir que no es una novedad para el Estado cubano el tratamiento a los problemas que ahora se enfrentan, pero hay que reconocer que el número de núcleos familiares que necesitarán ayuda ha crecido y va a crecer mucho más en un tiempo relativamente corto.

Se trata de una tarea compleja y de grandes dimensiones. Porque ha de haber un proceso continuo de aprobación y extinción de prestaciones y en cada caso es preciso evaluar la situación socioeconómica de cada familia, la edad de sus integrantes, el estado de salud, la situación laboral, los ingresos y los gastos fundamentales.

Afortunadamente Cuba cuenta con una numerosa y capacitada red de trabajadores sociales que fue creada hace diez años y que entre sus funciones tiene la de identificar y atender a individuos y familias sin cobertura para sus necesidades básicas.

La gente espera el movimiento más rápido posible de esa gran maquinaria y también mayor información sobre el tema,  pensando sobre todo que los artículos de aseo son ese tipo de consumo que no permite pausa, una necesidad  bien arraigada en la cultura de todos los cubanos.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eliseo dijo:

    Estimado Renato Recio:
    Soy de los que con la gran mayoria apoya los lineamientos que se estan discutiendo, soy de los que que cree que ya era hora de hacer algo para revertir la situacion economica del pais.
    Solo me preocupa el alza del precio que se deriva para la poblacion de forma indirecta por los trabajadores por cuenta propia, le pongo un ejemplo; en la ciudad de Sancti Spiritus existe una dependencia muy alta de los coches tirados por caballos para el movimiento de la poblacion, entre ellos los trabajadores, el dia 3 de Enero los Espirituanos amanecimos con un aumento del pasaje en coche del 300 % y hasta mas de los que dependen en sus rutas de trasbordos de coches, a eso ud le suma los productos de aseo personal y la tarifa electrica para los que convivimos en un nucleo numeroso (+ de 160 Kw) y es para preocuparse.
    Por todo lo anterior creo que ahora mas que nunca la vinculacion con el pueblo de los altos, intermedios y dirigentes de base es fundamental para ir manejando y retro alimentando a la direccion del pais en la implementacion de las nuevas medidas economicas.

    Revolucionariamente

    Eliseo Alvarez del Toro

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    MIENTRAS EXISTAN DOS MONEDAS NADA DE ESTO FUNCIONARA.

    RESULTA TOTALMENTE INCONTROLABLE MAXIME EN UN PAIS DONDE NO HAY EXPERIENCIA EN ESA DIMENSION DEL COMERCIO.

    HABRIA QUE ESTAR EN UN TRIBUNAL DE EXAMEN (COMO DEL QUE ACABO DE SALIR) DE IDENTIDAD E IMAGEN PARA VER Y ESCUCHAR AL RELEVO GENERACIONAL

  • Luis dijo:

    El jabón de 0.25 no existe, yo por lo menos no lo veo en ninguna vidriera, todos por encima de 0.45…o los convoyados de tres por 1 CUC y pico. Ni aquel Sport malísimo´, pero duradero de tan duro que si caía al piso rompía un azulejo, ahora su sustituto vale 0.55 cuc. Por favor, investiguemos, no nos vayamos con lo que nos dice una funcionaria y ya. De acuerdo con Olimpio : Mientras existan dos monedas nada funcionará, así lo creo y lo dije donde tenía que decirlo. Pero… seguiremos estudiando.

  • Jorge Fabio dijo:

    Pienso que la pregunta del artículo que dice ¿qué ocurrirá con los individuos sin cobertura para enfrentar los nuevos gastos, sobre todo los ancianos sin amparo familiar? debería incluir no solo a este tipo de personas. En realidad el aumento abrupto de los precios de estos productos afecta también a los demás ciudadanos cubanos, máxime cuando no ha habido un aumento del salario para poder enfrentar estos cambios. Según se comenta, el salario promedio del cubano ronda los 300 pesos. Si fuera así, solo la compra de una pasta dental requeriría alrededor del 2.5 % del salario de un mes y la compra de un pomo de detergente líquido ascendería al 8.33 % de ese salario promedio. Si tenemos en cuenta los demás pagos: electricidad, agua, teléfono, impuestos, etc, etc, se podría concluir, como dice el refrán popular que la lista no da con el billete.

  • Jesus.V. dijo:

    Estoy de acuerdo de todos los comentarios hechos en esta sección,pero, tambien considero que la política de ir eliminando la libreta ordenamente es valida , aunque hay muchos preocupados con otros renglones más vulnerables que no son el aseo y que tiene que ver con el clima , calidad de suelos y todo lo que tiene que ver con la producción de alimentos, eso me hace pensar que el control de la libreta de abastecimiento mientras exista no está reñido con la eliminación de los subsidios pues resulta tranquizantes que aunque una libra de arroz pudiera costar uno, dos o tres pesos saber que está segura amparada por este control, igualmente sería con el frijol, la sal etc ? Están de acuerdo?

  • ramadan dijo:

    La maquinaria debe moverse y rápido por la tercera pregunta que define Renato. NO soy tan pesimista como Olimpio. Si la joven generación tiene dudas, ahora es un buen momento de expresarlas. Pero además, un excelente momento de poner la tiñosa y la jaula. La doble moneda es un impedimento pero no podemos echarle toda la culpa a ella. Desde hace meses hay alternativas en moneda nacional que si bien no existen en todos los renglones, si disminuyen el problema de tener que estar cazando la dichosa compra de CUC.
    En cuanto al transporte, ahi si parece que se le fue la mano a alguien: Cocheros y camioneros están cobrando lo que les parece, nada de oferta y demanda, mas bien, todo es monopolio. Y si quieres te vas y si no te quedas, ya que el estado, no puede ofrecer alternativas en estos momentos. Me parece que hay que volver a algún tipo de regulación en el transporte.
    Yo no sé si la frase que dijo Marino Murillo y que luego el compañero Raúl repitió de que el estado no estaba para regular relaciones entre personas, se refería solo a la permuta, pero me parece, que si se refiere a otras cosas, dónde están los derechos de los necesitados de transporte ?

  • Jorge Capelán dijo:

    Creo que es muy interesante la discusión que llevan adelante, compañer@s.

    Me identifico con varias de las preocupaciones de la compañera que escribe el artículo. También me impresionó, por ejemplo, el comentario acerca del aumento del transporte en las provincias y/o ciudades que dependen de la tracción animal o humana, ya que eso va a incidir en la economía de amplios sectores de la población. Cosas como esa hay que resolverlas y pronto.

    Estoy seguro que ningún comunista se va a quedar impasible si sabe que hay un jubilado que la está pasando mal, si no, quítenle le carnet.

    Con un conocimiento directo relativamente superficial de Cuba, y con un conocimiento teórico menos superficial, no tengo respuestas simples que darles más que mi solidaridad y mi respeto en un proceso que se enfrenta a un nuevo desafío.

    Lo que sí me parece es que toda esta situación tiene más que ver con la posibilidad de supervivencia y desarrollo de la revolución en las condiciones actuales, en las que Cuba en cierto sentido se ha ido liberando del bloqueo (que por cierto, todavía hace y hará mucho daño), que con la discusión acerca de modelos abstractos del socialismo.

    Como dijo el viejo, “los hombres (y las mujeres) son sujetos de su historia, pero bajo condiciones que no son de su elección” – en este caso, un mercado mundial capitalista muy turbulento e incierto (aparte del ALBA que, con todo, es otra cosa que el COMECOM). Las condiciones de supervivencia de Cuba hoy en día son distintas de las de los 70s y 80s, de los 90s e incluso, de la primera década del presente siglo. Lo que sirvió entonces, no necesariamente sirve ahora.

    Otra cosa: por más vueltas que uno le quiera dar, el mercado es un cáncer. Mercado y socialismo (visto como fase del comunismo), son como el agua y el aceite. Como lo dijo otro de los viejos, el mercado pare monopolios (capitalistas) todo el tiempo. No se puede servir al Hombre (y la Mujer) Nuevo(s) y adorar al Becerro de Oro al mismo tiempo.

    Sin embargo, se puede lidiar con ese factor negativo promoviendo formas asociativas de producción – cooperativas, colectivos o cómo se les llame. También democratizando la gestión general de la sociedad. Y también desarrollando la base material, técnica e intelectual, así como la crítica constante.

    En todo caso, hay que reclamar, gestionar, discutir, debatir e informarse todo el tiempo sin perder de vista que las contradicciones no son antagónicas como en la gran mayoría de los otros países del mundo. En última instancia, llegamos al tema de la conciencia, que tiene que ver con leer libros, pero que también tiene que ver con hacer y luchar.

    Pero acerca de esos temas, ustedes siempre pueden dialogar con Martí, con el Ché, con Fidel… No todos los pueblos del mundo tienen una base tan sólida a la que acudir.

  • Albert dijo:

    Ramadan, se nota que no eres pesimista.
    Es cierto que la doble moneda no tiene la culpa de todo, de hecho el combustible está en oferta solo en CUC, en cambio cuando aparece en moneda nacional, en el mercado informal, paralelo, bolsa negra o como se le llame,
    el precio es de 7 pesos cubanos el Litro de diesel y entre 15 y 20 pesos cubanos el de gasolina. Si los cocheros y bicitaxis que no se nutren de estos combustibles han subido sus tarifas, que podrá esperarse de los llamados “boteros”?
    En mi opinión el alza del precio de los combustibles que no es un monopolio nos hace la vida mucho mas cara ya que como ciudadanos de a pie que somos esto nos afecta en gran medida, controlar, establecer o fijar un precio entre cuentas propistas del transporte resultaria casi imposible, de acuerdo a como estan fijados los del combustible,o sea, gracias a que todavía en algún que otro lugar apaerece este combustible informal para que se cobren menos los pasajes, y créanme que de nada valen hojas de rutas, GPS, inspectores, técnicos de trananporte o especialistas en índices de consumos, que son solo algunos de los casos o medidas que se toman para evitar el desvío o uso indebido del recurso tan preciado y necesitado por cualquier nación especialmente la nuestra.
    COMBUSTIBLES CAROS !!!!PASAJES CAROS!!!! VIDA CARA !!!!

  • Ricardo Andrés Roche Grimal dijo:

    Quizas llegué tarde al debate, más la intención y el deseo de aportar en la medida de lo posible alguna idea que ayude a mejorar las condiciones económicas de mi patria, lo justifica.
    La discusión,por el pueblo, de los lineamientos relacionado con los cambios que ya se hacen palpables, es sin dudas un acierto mas de nuestra revolución.
    De las mas grandes preocupaciones para todos los cubanos,es el tema de la eliminacion de los subsidios, y salta siempre como resorte la preocupacion incesante por los más desprotegidos(jubilados,adultos mayores,madres solteras etc,etc).
    Sin embargo dentro de los lineamientos no aparece por ningun lado, politicas juridicas que respalden y nos recuerden,la obligacion que tenemos todos de velar por los nuestros y sus necesidades. Conosco de muchas historias de estos ¨desprotegidos¨ cuyo sustento depende de la acción de nuestro gobierno socialista y muy poco de los hijos, los nietos o los padres, que tienen sin dudas una obligacion moral y familiar mucho mayor que la de nuestro gobierno y sus politicas sociales.
    Existe una tarea enorme en nuestra sociedad y es la de hacer entender que la familia es un vínculo del que no se desprende uno con el divorcio, ni se le entrega al estado un ser ¨socialmente inutil¨ para que este vele por sus necesidades.
    Con relacion a la eliminacion de los subsidios considero que es estratégica en la coyuntura actual; sinembargo no se si me perdí de algo al afirmar que, no son precisamente el jabon o el detergente liquido los que marquen la gran diferencia para lograr nuestra prosperidad economica, tenemos que ser muy cuidadosos al implementar las medidas que aún sin terminar el debate politico por nuestro pueblo de los lineamientos, se comienzan a aplicar.
    Sería interesante conocer, y disculpen por salirme del tema, si la nueva politica economica de los bancos, tiene previsto la participacion de cuentas personales, que hoy por hoy existen, de compatriotas con cientos de miles de pesos, para la realizacion de proyectos sociales o sencillamente participar en los presupuestos regionales.
    Creo sería un alivio para los gastos de nuestra economia y los intereses que se deriven de esta cooperacion, un estimulo a participar en la creacion de cuentas bancarias.

    Saludos Cordiales
    Dr. Ricardo A. Roche Grimal

  • jorge d r dijo:

    Por favor, el etado si puede regular los precios en algunas actividades,es cierto que todas no son iguales, por ejemplo, si usted quiere se come un pan con tortilla a cinco pesos y no pasa nada, pero si se ve obligado a utilizar un carreton por necesidad perentoria para ir a trabajar es otra cosa, tiene que gastar diariamente solo en eso cerca de 10 pesos. Coincidimos con la idea de Raul acerca de que el estado no puede interferir en las relaciones interpersonales, pero en el transporte hay mas que eso, porque que yo sepa los carretoneros no pagan impuestos por utilizar las calles y carreteras que son estatales ( por cierto las adornan con lo que ustedes saben y nadie responde por eso)

  • Tatiana Chistiakova dijo:

    Yo quisiera, que alguien de aquellos, que echan la culpa de todo a doble moneda explicara en detalles el “PORQUE”. No hay que tener tanto odio a existencia de CUC, porque por lo menos por ahora eso es una solución para situación económica que hay dificultades de conseguirla, eso no es verdad.
    Ahora, de “quitar la libreta”…
    Me acuerdo el caso parecido, en sentido de alboroto que se formo, cuando pusieron los taxis-ruteros de a 5 pesos. Las barbaridades que fueron dichas al Gobierno…
    Lo mismo esta pasando con la medida prevista con las libretas. Que las quitan y ya. Estas son las muletas, que son peor que la enfermedad. Ningún país del mundo no da tantas gratuidades a la población, como Cuba, y ningún país del mundo puede mantener exitosamente su economía atendiendo las mismas. Las gratuidades eso es un enorme hueco en nuestro bolsillo.
    En fin, hay que aplicar los lineamientos ya. No hay alternativa para salir de subdesarrollo. Exitos a todos nosotros!!!

  • Tomás Arredondo dijo:

    El asunto de la doble moneda quizás, en el plano personal, no afecte tanto, pero a nivel de empresa, esto es todo un caos. Empresas que poseen presupuesto elevado y no pueden adquirir un producto pues es en CUC y ella lo que tiene es MN. Pues el mecanismo económico no le permite, como a mí, ir a CADECA (o al banco) y cambiar dinero de MN a CUC.

    De todos modos con el tema gratuidades y eliminación de subsidios, creo en esto, los precios de los productos varían y aquí en Cuba se han mantenido casi intactos por muchísimo tiempo, pero lo que no puede ser que una libra de queso fundido me cueste 20 $ MN, o una libra de picadillo de “pollo”18$ MN, para no entrar en los precios de las tiendas recaudadoras de divisa. Yo por ejemplo para comprar una libra del queso antes mencionado tengo que trabajar UN DIA Y MEDIO.

    A nuestro país lo levanto el trabajo voluntario, fundamentalmente. El Estado daba gratuidades y las personas respondían con mucho trabajo no remunerado. Aun seguimos levantando hospitales, escuelas, salas de TV y otras, gracias al trabajo voluntario. Lo que quiero decir que era una obra de cariño y amor. Hoy los precios se tensan y todos dan justificaciones los particulares por la patente alta y el bajo movimiento en la venta de sus productos o servicios y el estado por que no puede seguir subsidiando productos por los precios en el mercado mundial o local. Lo real es que existen personas que no pueden seguir el ritmo de los precios y no me refiero solamente a los ancianitos desprotegidos, personas que no clasifican para la asistencia social.

    Confío en la empresa estatal socialista más eficiente, más proletaria, la deficiencia está en los cuadro (en no todos por su puesto), en la incapacidad de oír a la masa trabajadora, que al fina les la que sostiene la estructura y cuando ella se desmorona, todo va abajo también. A los cuadros hay que capacitarlos y actualizarlos, recuerdo en estos momentos a la labor que en estos sentidos hizo muy bien Marcos Portales desde el MIMBAS.

    Confío que entre todos los cubanos los de adentro y los de afuera que amen su patria y al pueblo que le da la vida, sepamos enfrentar estos difíciles momentos, para más socialismo.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Renato Recio

Renato Recio

Periodista cubano, colaborador de Cubadebate y uno de los fundadores del programa de la televisión “Mesa Redonda”.

Vea también