Imprimir
Inicio » Opinión  »

Los «atajos» de la libertad de prensa

| 5

El actor y director de cine Robert Redford y los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein fueron los invitados especiales en una reunión celebrada recientemente en la Academia de Música de Brooklyn (BAM), en Nueva York.

Para quien no lo recuerde, Woodward y Bernstein son los famosos periodistas del Washington Post que «revelaron» el escándalo de Watergate, gracias a su fuente secreta, «Garganta Profunda», en realidad vice director del FBI, cuya identidad revelaron recientemente.

En la reunión se discutió en tintes amargos el periodismo en los EE.UU. y sus males. Woodward opinó que el periodismo se ha «glamurizado» y se han perdido lecciones importantes.

No hay atajos -dijo- para llegar a la verdad, pero todos quieren atajos. Es un trabajo que se construye muy poco a poco y que te obliga a vivir en la duda constantemente. Los periódicos ya no están dispuestos a tener a dos personas trabajando en el mismo tema durante dos años, quieren resultados inmediatos. Ya no les preocupa la calidad y el problema es que el buen periodismo requiere esfuerzo, constancia, tiempo y no debería hacerse con el objetivo de un triunfo rápido si no de llegar hasta el fondo de los hechos.

Acto seguido Robert Redford explicaba que «entre los ‘pecados capitales’ del periodismo de hoy está la transformación de los grupos periodísticos en empresas que cotizan en bolsa, eso ha sido el principio del fin del buen periodismo», dijo parafraseando a una directora de un periódico estadounidense que renunció a su cargo cuando este salió a bolsa en los años ochenta.

Más adelante, tanto Bernstein como Woodward, criticaron que hoy apenas se verifica la información, «por eso Internet es tan confuso y hasta se imprimen los rumores, hoy es difícil saber dónde buscar la verdad», explicaron los premiados periodistas.
Los tres lamentaron lo que llamaron el «poco periodismo» que hubo en los 8 años de la administración Bush.

Casi al final Robert Redford reveló la disyuntiva esencial que revela el drama actual de la prensa: «si este fenómeno es coyuntural u obedece a razones más profundas de la misma esencia del sistema», comentó el actor y director, refiriéndose a cómo empezó a interesarse en el escándalo Watergate cuando aún era una «pequeña» noticia de páginas interiores:

Yo había leído esos pequeños artículos que comenzaron a aparecer en el Washington Post, pero me preguntaba por qué nadie más escribía sobre el tema. Me parecía gravísimo lo que había ocurrido pero ‘los veteranos’ me dijeron que aunque todos se olían que había algo oscuro detrás, las relaciones entre prensa y política eran muy complicadas y no se podían romper haciendo preguntas equivocadas. Me tacharon de naive (ingenuo) y vaticinaron que aquello no llegaría a ningún lado, aquel cinismo y aquel derrotismo me dejaron muy mal cuerpo.

Cuando leía esto, algo (quizás ese traicionero subconsciente) me hizo recordar una leyenda del periodismo de Miami, que conocí por varias fuentes hace ya algunos años.

Dos periodistas cubanos llegaron de la Isla con la entonces muy famosa «glasnost» como fe cuasi religiosa en la mente, y al descubrir al Miami de la mafia que controla esa ciudad, escribieron un artículo titulado «Las Arpías». Pero poco después recibieron una sorprendente invitación a un desayuno de trabajo nada más y nada menos que del mismísimo Jorge Lincoln Mas Canosa, quien, según la leyenda, les dijo más o menos que:

Miren, muchachos, si quieren hacer periodismo y buen dinero yo les ayudo y los encamino. Pero si lo que quieren es publicar esa basura de «Las Arpías», se tendrán que ir para otro lado. «Así que elijan», sentenció el entonces Chairman de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

Los dos periodistas tuvieron una exitosa carrera en los medios locales de la ciudad de Miami, tanto escritos como televisivos, siempre con posiciones muy cercanas al régimen de extrema derecha que controla esa ciudad.

Si la historia es cierta como fuentes bien informadas indican, este podría ser un ejemplo añadido a lo que Robert Redford y las estrellas del Watergate dan por hecho: el «libre acceso a la información y el libre intercambio de las ideas» pasan por ese atajo de incestuosas relaciones entre la prensa y la política.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mary dijo:

    Frente a tanta calumnia mediatica contra nuestro pais, necesitamos e periodistas como tu y otros, que continuen librando esta batalla, muy importante, de difundir nuestra verdad y el inmenso apoyo de este pueblo a su gobienro y revolucion.
    Un gran abrazo y exitos !

  • Marta dijo:

    Como siempre, saque usted sus propias conclusiones… y es lógico que coincidamos con usted.

    Muy interesante y ceirto lo que escribe. El periodismo occidental sufre una muy grande crisis, sobre todo el televisivo.
    Es realmente asqueante el manejo de la información de las grandes cadenas de televisión del llamado «mundo libre»–porque de libre no tiene nada.
    No hace falta ser periodista para darse cuenta.Una breve pregunta: ¿a quién favorece? y un reloj para medir el tiempo que le dedican a un tema nos dan perfectamente la respuesta de que no hay libertad de prensa, sino un montaje para tupir las mentes.

    Imagino que el pobre televidente europeo que vive en una suerte de cápsula al estilo de la película MATRIX, con el cerebro bombardeado de imágenes que cree vivir, cuando su realidad es otra.

    Por ejemplo, Euronews con sus espacios incluso de «No comment» recarga asquerosamente la mano contra el mundo islámico. Cuando los bombardeos israelíes a los territorios palestinos de Gaza, ponían unos brevísimos instantes de escenas de los bombardeos y acto seguido un gran despliegue informativo sobre aquel sacerdote argentino que se cuestionaba el holocausto, imágenes de la Segunda Guerra Mundial, campos de concentración de judíos, el gran escándolo ¡negar o cuestionar a esta altura las víctimas del nazismo! Subliminalmente el espectador podría verse abocado a buscar una justificación a la barbarie de Gaza: «Los pobres israelitas, son así porque mira lo que les hicieron…» y pasar la página del horror de Gaza.

    Para esas televisoras cualquier reacción que tenga que ver con el mundo islámico es terrorismo; pero las masacres a los palestinos, bueno, iamgínense…una región complicada. Y cuando el golpe de Estado en Honduras, tuvo que transcurrir más de un día para que refirieran la información, pues ese día la barbarie de un presidente arrestado en su casa y sacado a la fuerza de su país y, sin embargo, Euronews lo único que hacía era hablar contra Irán,¡ni mencionó el hecho!

    El mismo día en otra televisora: CNN. El golpe de Estado en Honduras y la información era que «el presidente depuesto» (nunca golpe de Estado) había desafiado la orden constitucional al negarse abandonar el cargo y se proponía a habilitar las urnas para una consulta con la que pretendía perpetuarse en el poder…

    Otro ejemplo: hoy mismo el canal infomativo 24 horas de la televisión española ¡un verdadero asco! Chismes y querellas entre líderes de un partido y otro, un culebrón de tejes y madejes que evidentemente de libertad no tiene nada, sino de agobio para el espectador y paralización de la capacidad de discernimiento sobre lo que en realidad está ocurriendo.

    ¡Menos mal que Telesur existe!

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    ¿Y los códigos de ética que? SIRVEN O NO SIRVEN
    Según Hugo Aznar“… los códigos sí sirven. Y, como las profecías que se autocumplen, cuanto más convencidos estemos de que sirven mayor será su eficacia y su utilidad, puesto que más común y habitual será también conocerlos, aplicarlos y reclamar su cumplimiento cuando no se produzca”.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Camagüey Cuba
    olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • Mike dijo:

    Thanks for a wonderful post, l ve been looking for such information, I will join jour rss feed now.

  • xawphjbkg dijo:

    xecqiycwcvqxowp

    how to backup windows 2003 server

    http://blueridgemediation.com/

    hvxzdyyizhgbpvz

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Reinaldo Taladrid Herrero

Reinaldo Taladrid Herrero

Periodista, conductor de programas de Radio y Television, así como panelista de la Mesa Redonda.

Vea también