Opinión  »

| 5
Reinaldo Taladrid Herrero

Dos periodistas cubanos, recién llegados de la Isla con la entonces muy famosa "glasnost" como fe cuasi religiosa en la mente, descubrieron al Miami de la mafia que controla esa ciudad. Escribieron un artículo titulado algo así como "Las Arpías". Poco después recibieron una sorprendente invitación a un desayuno de trabajo, nada más y nada menos que del mismísimo Jorge Lincoln Mas Canosa.