Imprimir
Inicio » Opinión  »

El final se decide en Honduras

| 2

La llamada mediación del presidente tico Oscar Arias en el conflicto hondureño ha fracasado estrepitosamente. Otra cosa no podía esperarse de un árbitro totalmente comprometido con Estados Unidos, el otro contendiente fundamental en el enfrentamiento además del pueblo de Honduras. Arias, integrante de la oligarquía centroamericana y por ello aliado de la hondureña, fue el instrumento providencial al que recurrió el Departamento de Estado para dar un respiro y una oportunidad de consolidarse al régimen golpista, acosado por todos los flancos.

El Frente de Resistencia Popular contra el Golpe de Estado, que nunca se hizo ilusiones con la mediación y ha puesto siempre el énfasis en el fortalecimiento del combate popular contra el régimen de facto, ha convocado para hoy a una huelga general de dos días y parece inminente un agudo recrudecimiento de la represión contra las fuerzas populares pues al gobierno gorila no le queda para sostenerse otro recurso que la fuerza bruta. No se trata sólo del enorme repudio internacional que concita pese a los enormes esfuerzos de Washington y su maquinaria mediática por sofocarlo. Es que en apenas cuatro semanas el movimiento popular contra el golpe ha crecido en capacidad de movilización, organización y conciencia política a la vez que se resquebraja y debilita la propia base de apoyo civil de los gorilas entre las clases medias, los empresarios y sectores despolitizados, una parte importante de los miembros del Partido Liberal en rebeldía participa en la resistencia y llegan noticias de que mandos medios del ejército y la policía comienzan a cuestionarse la legitimidad del golpe y el precio que deberán pagar en el futuro por su complicidad con este. El movimiento antigolpista, en suma ha llegado a constituir el frente de fuerzas políticas y sociales más amplio que se recuerde en el país, con líderes curtidos, veteranos y jóvenes, preparado para dar una larga lucha contra la dictadura y animado por sólidas ideas de liberación nacional y transformación social  que hunden sus raíces en la propia historia hondureña y centroamericana de tradición morazanista, sandinista y farabundista pero también en las luchas obreras, campesinas, indígenas y del pueblo garífuna en años recientes contra el neoliberalismo y el libre comercio.

Con la salida cuartelaria la extrema derecha, sectores militares y el Departamento de Estado de Estados Unidos intentaron sofocar la chispa de protagonismo popular en apoyo al presidente Zelaya y a la democracia radical que irrumpió en los días anteriores a la asonada pero lo que han conseguido es acelerar el estallido del volcán patriótico y social que lleva el pueblo hondureño en las entrañas. Por estas razones y contrariamente al concepto impuesto por la cultura dominante sobre la insignificancia del país centroamericano, la batalla política en curso no es meramente de los hondureños sino una de las más importantes que se hayan librado por América Latina en mucho tiempo.

No es ocioso reiterarlo: la consolidación del golpe en Honduras llevaría, como alertó Fidel Castro, a una ola de golpes de Estado contra los gobiernos constitucionales de la región, que quedarían a merced de los militares de extrema derecha. De la misma manera que aumentarían en particular las ya graves amenazas desestabilizadoras contra los gobiernos populares y progresistas. Si cabe alguna duda allí están las cinco bases militares que instalará Estados Unidos en Colombia para cercar a Venezuela y actuar contra los movimientos populares y gobernantes progresistas del área, compensando ventajosamente la pérdida inminente de la que tiene en Manta, de donde debe marcharse por decisión del presidente Correa y de la nueva Constitución ecuatoriana. Y a propósito, está la furiosa campaña de difamación lanzada en los últimos días en contra de Correa con el evidente objetivo de socavar a otro de los pilares del Alba. El golpe en Honduras obliga también a repensar la cuestión de las formas de lucha en esta coyuntura pues ante gobiernos de fuerza cobra plena vigencia el legítimo e irrenunciable recurso a la lucha armada popular.

Lo que sí está muy claro es que el final del régimen golpista se decide en Honduras por los hondureños quienes deben recibir una solidaridad de los pueblos del mundo a la altura de su trascendental y desigual contienda contra el régimen gorila y sus progenitores imperialistas yanquis.

aguerra_123@yahoo.com.mx

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Enrique dijo:

    les escribo desde Tegucigalpa, Honduras felicitandolos por el comentario del Sr. Guerra, enfatizando con ud ya que este es un golpe de estado pero un golpe politico-ideologico con caracter juridico, con respecto a la mal informacion o mejor dicho a la desinformacion que han levantado los grupos de poder y la extrema derecha de america latina contra los gobernantes de nuestros pueblos ha sido fulminante digo esto porque aqui en Honduras se ha levantado una campaña EXAGERADA en contra del comandante HUGO CHAVEZ si uds estuvieran aqui en Honduras y escucharan a la gente hablar bastaria con ello para no ver los medios de comunicacion es decir la gente habla lo que los medios desinforman y vemos como esto si realmnente penetra en las mentes del pueblo hondureño y no digamos la contra que se ha armado para mi comandante vaquero MANUEL ZELAYA ROSALES y no me extrañaria que lo mismo este pasando en ecuador con el presidente CORREA es lamentable ver la situacion de nuestra america pero como un dia lo dijo el che somos unos 200 millones aproximadamente de hermanos latinoamericanos donde un dia tendremos que unirnos todos para combatir y luchar y no solo eso si no tambien derrocar la extrema derecha y la imperialista burguesia dominante de nuestros pueblos hermanos de america latina CUIDADO MUCHO CUIDADO COMANDANTE CHAVEZ vemos que el neoliberalista e titere del imperio yankee URIBE esta metiendo tropas estadoudinences es COLOMBIA alerta porque peligran los golpés de estado en nuestros pueblos ya la extrema derecha esta organizando sus tropas para dar no uno si no varios golpes de estado VIVA HONDURAS Y VIVA LA REVOLUCION Y TODOS LOS COMANDANTES DE NUESTRA QUERIDA AMERICA LATINA HASTA LA VICTORIA

  • amparo calderon garrido dijo:

    Del imperio se espera cualquier cosa pero de un latinoamericano que se preste para los desginio del imperio contra su propio pueblo es indignante porque todos pertenecemos a la patria grande y el Presidente Oscara Arias deberìa revisar sus acciones y avergonzarse de servirle de comodin a las oligarquias y las derechas.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también