Imprimir
Inicio » Opinión  »

¿Por qué un terrorista sale en libertad y, sin embargo, los inmigrantes son detenidos?

Por: Albor Ruiz
| +

The New York Daily News, 22 de abril de 2007
Traducido por Yamiraiky Miranda Miranda y revisado por Mabel Rivas González, del Equipo de Traductores de Cubadebate y Rebelión

Mientras que miles de inmigrantes pobres, decentes y trabajadores continúan detenidos en terribles condiciones, Luis Posada Carriles, individuo peligroso con un largo historial delictivo y una orden de deportación pendiente, fue liberado el jueves por un tribunal federal en El Paso, Texas.

Aunque la hoja de antecedentes penales de Posada Carriles incluye actos terroristas en varios países, así y todo fue puesto en libertad bajo una fianza de 350 000 dólares y arribó a Miami el jueves por la tarde donde fue recibido como todo un héroe.

Cientos de familias de inmigrantes son divididas despiadadamente por las redadas y las deportaciones, y en cambio este personaje de dudosa reputación fue enviado a casa con su esposa e hijos. Posada, de 79 años de edad, había estado en la cárcel desde su entrada ilegal en los Estados Unidos en mayo de 2005. Será juzgado el 11 de mayo solamente por el cargo de fraude migratorio, lo que provoca gran indignación.

Sin embargo, Posada, nacido en Cuba y de nacionalidad venezolana, es acusado por esos dos países de planear la voladura de un avión cubano de pasajeros en 1976 frente a las costas de Barbados donde murieron 73 civiles, entre ellos los jóvenes integrantes del equipo de esgrima de Cuba. Venezuela ha solicitado su extradición.

No obstante, el Departamento de Justicia ha rechazado dicha solicitud e incluso se niega a calificar de terrorista al antiguo agente de la CIA. De nada sirvió que en marzo del año pasado las autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos denegaran la excarcelación de Posada catalogándolo de un "peligro para la comunidad" y "un peligro para la seguridad nacional de los Estados Unidos".

El año pasado, un juez de inmigración ordenó su deportación, pero no para Venezuela o Cuba donde, según el juez, podría ser torturado.

La orden de deportación ha sido inaplicable. A pesar de todas las presiones de Washington, ningún país se ha ofrecido para dar refugio a dicho personaje. Ahora Posada ha sido excarcelado y enviado de nuevo a Miami.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, la liberación de Posada ocurre en un momento en que el número de inmigrantes detenidos en los Estados Unidos ha aumentado astronómicamente de 6 000 en 1995 a 200 000 en la actualidad.

Aún peor, como fuese revelado en enero, los inmigrantes detenidos han soportado las penurias de estar confinados en cárceles abarrotadas donde las temperaturas suelen bajar por debajo de cero.

Sin embargo, Posada regresó a su casa en Miami y sólo tiene que usar un aro electrónico en el tobillo. Además, aunque no le está permitido salir de su casa sin autorización, uno de sus abogados comentó a un reportero de la televisión hispana que Posada "tiene permiso para salir a ver a su médico y a sus abogados". Sin dudas, Posada es un hombre con suerte.

José Pertierra, abogado cubanoamericano que representa al gobierno de Venezuela en su caso de extradición afirmó: "Esto constituye una burla a la memoria de las víctimas del terrorismo de Posada." "Sin embargo, dice mucho de la falta de sinceridad en la supuesta guerra contra el terrorismo del presidente Bush. "

En declaración escrita, el gobierno cubano cita a la jueza que ordenó la liberación de Posada Carriles y hace una pregunta interesante.

La declaración plantea: "¿Por qué se le libera, cuando la propia jueza Kathleen Cardone, en su dictamen del día 6 de abril que ordenó la excarcelación del terrorista, reconoció que se le acusa de haber estado involucrado en algunos de los hechos más infames del siglo XX o de estar asociado con ellos? ... Entre estos actos se encuentran la invasión por la Bahía de Cochinos, el escándalo Irán-Contras, la voladura del vuelo 455 de Cubana de Aviación, las bombas colocadas en centros turísticos de La Habana en 1997 y, según algunos defensores de la teoría de la conspiración, el asesinato del presidente John F. Kennedy'".

Este es el hombre que fue liberado y enviado a casa con su familia. Mientras tanto, miles de inmigrantes pobres y decentes son detenidos, algunas veces por años, y sus familias quedan destruidas.

aruiz@nydailynews.com

Articulo original enhttp://www.nydailynews.com/news/col/ruiz/

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Albor Ruiz

Albor Ruiz

Periodista cubano radicado en los Estados Unidos. Columnista de Progreso Semanal.