Imprimir
Inicio » Opinión  »

La nueva guerra encubierta de EE.UU. contra Cuba en la Unión Europea

| +

Vea también Nuevo complot pronorteamericano contra Cuba en la Unión Europea

Especial, para Cubadebate

MADRID.-El régimen norteamericano del presidente George W. Bush despliega a toda maquina otra guerra encubierta contra Cuba en el seno de la Unión Europea (UE) con el apoyo de países recién incorporados a esa organización regional, como República Checa, que lejos de defender los intereses comunitarios responden sin escrúpulo alguno a los preceptos  de Washington.

Acorde con fuentes periodísticas en Bruselas, la administración de la Casa Blanca alienta clandestinamente en los últimos meses un nuevo proyecto anticubano dirigido a conseguir una mayor "coordinación" con el ahora llamado Grupo de los 27 para intentar impedir la continuidad de la Revolución en la isla caribeña.

La denominada  "estrategia a largo y mediado plazo de la UE hacia Cuba", que incluye acápites secretos, contempla objetivos y métodos similares a los planteados en el llamado Plan Bush, aplicado por Washington a la mayor de las Antillas con el fin de socavar su independencia y soberanía.

El  proyecto injerencista que Estados Unidos pretende asuma la UE establece la puesta en vigor inmediata de medidas encaminadas al derrocamiento del  gobierno cubano, y a su vez la implicación directa de los estados del Viejo Continente en el apoyo moral y financiero a la subversión interna y las campañas propagandísticas contra la nación latinoamericana.

Como cabecilla de la nueva guerra encubierta contra Cuba fue escogido nada menos y nada más que Caleb Mccarry, nombrado no hace mucho tiempo por la Casa Blanca como "coordinador de la transición en Cuba", y a quien varios  países europeos ya le han rendido pleitesía.

Mccarry es considerado el primer "gobernador" que en la historia de Estados Unidos es designado para un estado soberano, en pleno ejercicio de un gobierno legitimo, y  miembro efectivo de la ONU.

Para su más reciente plan anticubano en la UE, el régimen de Bush cuenta con el apoyo de República Checa, su ahora más fiel empleado en Europa, y otros estados como Polonia, Eslovaquia, Hungría, Lituania y Eslovenia, integrados en el autotitulado "Grupo de amigos de Cuba democrática".

Ese referido grupúsculo, a cuyos miembros se les conocen también como países "conversos" de Europa del Este, son los responsables de ejecutar la política perversa de Washington contra Cuba en la UE.

A propósito de los "conversos", las mismas fuentes periodísticas en Bruselas coinciden en que desde su integración paulatina a la UE las divergencias en la organización comunitaria se han profundizado cada vez más, lo cual en los últimos tiempos ha hecho inoperante el accionar de los 27.

Subrayan que los "conversos" constituyen una especie de "quinta columna" en la UE, porque actúan como satélites de Estados Unidos, y no precisamente defienden como prioridad los intereses comunitarios del Viejo Continente.

Refieren en ese sentido que República Checa actúa como espía de Washington en la organización europea, y se comporta de manera agresiva cuando pretende imponer a toda costa las posiciones de Estados Unidos, como en el caso de Cuba.

Cabria entonces preguntarse si países poco influyentes en la región  y recién admitidos, como "los conversos", podrían obligar a la UE a continuar  manteniendo una política dependiente y subordinada a Estados Unidos, como la asumida hasta ahora con respecto a Cuba.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Patricio Montesinos

Patricio Montesinos

Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Vea también