Imprimir
Inicio » Opinión  »

La mala sombra de Los Pinos

En este artículo: Felipe Calderón, México, Vicente Fox
| +

Sólo por tozudez me sigo preguntando por qué Washington y las instituciones defensoras a ultranza de la "democracia" en el mundo no se pronuncian sobre lo que desde hace dos meses está sucediendo en México, donde no sólo crecen las denuncias contra el fraude cometido en los comicios presidenciales del 2 de julio pasado, literalmente realizado a la "sombra" de Los Pinos, sino donde por orden Ejecutiva, el Congreso fue rodeado por miles de uniformados y medios antimotines para que el presidente Vicente Fox, olvidando el tan invocado "estado de derecho" rindiera, amparado en el uso de la fuerza, su último informe a la nación.

Por considerar una afrenta el hecho y una acción descontrolada del gobierno, la mayoría de los legisladores impidieron que el mandatario ingresara al Palacio de San Lázaro -sede del legislativo-, y tuviera que leer el documento ante las cámaras de la televisión lo que corrobora el nivel alcanzado por la crisis política que vive esa nación y el augurio de la ingobernabilidad que puede llegar a vivir si, como muchos esperan, el 6 de septiembre próximo el Tribunal Electoral del Poder Judicial declara como nuevo presidente de México al candidato del gobierno, el panista, Felipe Calderón, quien por obra y gracia de "irregularidades" en el manejo de las urnas y las listas de votantes aventajó por sólo el 0,57% de los sufragios a su principal adversario, Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Por el bien de todos.

A pesar del tono triunfalista que siempre lo ha acompañado y la ponderación de las cifras macroeconómicas, Vicente Fox - el presidente de la esperanza para los electores que lo votaron seis años atrás, poniendo fin a 70 años de gobiernos priitas-, tuvo que admitir que "la estabilidad económica" no se reflejó en la generación de empleos, que la pobreza y la desigualdad siguen siendo los principales enemigos de México y la razón de que decenas de miles de sus ciudadanos expongan sus vidas en una obligada emigración a la que, es bueno recordar, él propició la adición de mayores peligros por haber aplaudido y aceptado la militarización de la frontera Sur con el poderoso vecino del Norte.

El sexenio de Fox, termina dentro de 90 días en los cuales será difícil, aún si lo quisiera y no es el caso, revertir el mal gobierno donde medios de prensa como La Jornada, aseguran que prevaleció el pago de favores a quienes sufragaron su campaña y a los intereses del empresariado nacional e internacional. Expresó el diario que " el interés privado se colocó en el puesto de mando del servicio público".

El exgobernador de Guanajuato llega al final de su sexenio presidencial con un balance del gobierno que no puede ser más negativo y deja al país sumido en una grave crisis política donde la polarización social podrá tener impredecibles consecuencias.

Unido a esto, la coalición opositora ha llamado, pacíficamente, a desconocer, de proclamarse, el triunfo de Felipe Calderón y convocó para el 16 venidero a una Convención Nacional Democrática en la que podría ser proclamado un gobierno paralelo al oficial el cual, fruto de la voluntad popular escamoteada por el fraude, inicie lo que López Obrador ha calificado de "una revolución de la conciencia" por la que el pueblo decidiría sus propias formas de gobierno, gobierno que tendría entre sus objetivos principales "combatir la pobreza, impedir la privatización del petróleo, la electricidad, la seguridad social y la educación" al tiempo que declare una guerra contra la corrupción y la impunidad de los políticos.

Los días por venir serán difíciles para el movimiento opositor que podría enfrentar las iras de aquellos sectores políticos asentados a la sombra de un gobierno que ha desconocido las promesas que le hiciera al pueblo y, en la estampida, podría cometer no pocos y peligrosos errores.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nidia Díaz

Nidia Díaz

Periodista cubana, especializada en temas internacionales. Actualmente trabaja en el semanario Granma Internacional.

Vea también