Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Beirut amanece bajo tensión debido a las protestas

En este artículo: Beirut, Líbano, Protestas Sociales, Violencia
| 1 |

Protestas en Beirut, capital del Líbano. Foto: AFP.

La capital libanesa, Beirut, amaneció este domingo bajo la tensión de una precedente jornada violenta por choques entre manifestantes y policías, que provocó la muerte de un uniformado y heridas a 728 personas, según cifras actualizadas.

La manifestación demandaba justicia para las víctimas de dos explosiones registradas el martes último que convirtieron la ciudad capital de El Líbano en una zona de guerra.

Se achaca a la negligencia e incapacidad de las autoridades el almacenamiento de dos mil 750 toneladas de nitrato de amonio almacenados desde 2014 sin protección alguna en el muelle 12 del puerto beirutí que explotaron y causaron el desastre.

Los informes dan cuenta que las detonaciones dejaron un cráter de 43 metros de profundidad y destruyeron 15 mil toneladas de trigo y otros granos.

También ocasionaron daños parciales o totales de 300 mil viviendas y sus moradores ahora desplazados, pernoctan en casas de familiares y amigos o deambulan por las calles. Por tales motivos, miles de personas se concentraron este sábado en las cercanías del Parlamento e intentaron pasar las barreras que lo protegen, a lo que las fuerzas de seguridad respondieron con balas de goma y gas lacrimógeno.

Un comunicado de la corporación difundido hoy refiere que al menos 70 de los uniformados recibieron lesiones en la aciaga jornada, y uno de ellos Toufic Douweihy murió al caer por un ascensor en el hotel Le Gray cuando huía de vándalos.

La nota precisa que están bajo arresto una veintena de personas por posesión de drogas y en otras 13 detectaron narcóticos en su sistema. 'Nunca había visto Beirut así, ni siquiera durante la guerra', dijo Mona Tabbah, de 63 años de edad, en declaraciones a la televisión local.

(Tomado de Prensa Latina)

Ministra de Información del Líbano, primera víctima gubernamental tras la explosión

Manal Abdel Samad, exministra de Información del Líbano. Foto: AFP.

La ministra de Información de Líbano, Manal Abdel Samad, ha anunciado este domingo su dimisión, convirtiéndose así en la primera baja en el Gobierno tras las explosiones que el pasado martes arrasaron el puerto de Beirut.

"Después de la enorme catástrofe de Beirut, anuncio mi renuncia al Gobierno", ha dicho Abdel Samad en un escueto comunicado recogido por la agencia de noticias oficial NNA.

Además, la ya ex ministra ha pedido perdón a los libaneses por no poder "colmar sus aspiraciones". El cambio sigue resistiéndose", ha reconocido.

Los libaneses tomaron las calles el pasado mes de octubre por la grave crisis económica que sufre la nación árabe, la peor desde su guerra civil. Las protestas se han reanudado esta semana por las explosiones en Beirut, que los manifestantes achacan a la extendida corrupción.

Al menos un policía ha muerto y otras 728 personas han resultado heridas por los disturbios del sábado. Los manifestantes, que se contaron por miles, llegaron a ocupar varios ministerios y el Gobierno tuvo que desplegar al Ejército.

En este contexto, el primer ministro, Hasán Diab, propuso el mismo sábado anticipar las elecciones parlamentarias, asumiendo que "la explosión que sacudió el puerto se produjo debido a la corrupción".

La enorme detonación, que ha dejado un cráter de 43 metros de profundidad, según fuentes de seguridad citadas por la prensa libanesa, fue provocada por el almacenamiento inadecuado de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que fueron incautadas en 2014 al buque Rhosus, de un empresario ruso y con pabellón moldavo, por no pagar las tarifas portuarias.

Más de 150 personas han muerto, la mayoría operarios del puerto a los que la explosión sorprendió en su puesto de trabajo, unas 5.000 han resultado heridas y cerca de 300.000 se han quedado sin casa.

Localizan barco sospechoso de transportar las sustancias que explotaron en Beirut

El MV Rhosus estaba cargado con 2.750 toneladas de nitrato de amonio. Foto: @ckoettl.

Un barco en mal estado arribó al puerto de Beirut (Líbano) un 21 de noviembre de 2013 y desde entonces no se movió a ninguna parte. Aproximadamente 7 años más tarde, su carga potencialmente peligrosa se convertiría en la principal sospechosa de la devastadora explosión que azotó la ciudad.

Aparentemente, el buque MV Rhosus se había hundido en el mar en 2015 o 2016, según comentó el excapitán de la nave, Boris Prokoshev a The New York Times. Sin embargo, el equipo de investigación del diario afirma haber encontrado la ubicación exacta del navío a poca distancia del epicentro de la tragedia. El análisis de imágenes satelitales y datos de seguimientos de barcos también permitieron conocer su ubicación a lo largo de los últimos años.

El MV Rhosus estaba cargado con 2.750 toneladas de nitrato de amonio, que se cree que hizo estallar una gran área del puerto cuando se desató un incendió en un almacén el pasado 4 de agosto.

Según los informes, en 2013 el buque recogió la sustancia, usada en la agricultura y también en la fabricación de bombas, en el puerto georgiano de Batumi para llevarlo Mozambique, pero nunca llegó a destino debido a problemas técnicos. Luego de una inspección por parte del Control del Estado del Puerto, una rama de la Organización Marítima Internacional (OMI), se le prohibió salir de la capital libanesa.

Las autoridades portuarias en Beirut terminaron incautando la embarcación con bandera de Moldavia tras descubrir múltiples deficiencias en la nave. Los registros muestran que el transpondedor del barco envió su última posición el 7 de agosto de 2014, el mismo mes en que la tripulación fue liberada tras pasar 11 meses detenida.

Fotografías tomadas en 2014 muestran al MV Rhosus con algunas de bolsas de nitrato de amonio en el puerto. El embalaje perece coincidir con otras fotografiadas más tarde en una bodega, donde se cree se desató el estallido.

En 2015 las autoridades libanesas completaron el traslado de la carga a un almacén el puerto y el MV Rhosus fue movido unos 300 metros por el muelle, donde permaneció abandonado desde entonces.

Unos tres años más tarde, a inicios de 2018 la embarcación comenzó a hundirse y en poco tiempo quedó completamente sumergida en el mar. Imágenes multiespectrales, que pueden distinguir detalles bajo el agua analizadas por el especialista en imágenes satelitales Stephen Wood, muestran con detalle al barco sumergido.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lector dijo:

    Muy lamentable lo que ocurrió en el puerto de Beirut y más lamentable lo que ocurre ahora. Solo unidos pueden hacer frente a la tragedia. Ya son más que suficientes los muertos y los heridos.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también