Imprimir
Inicio » Noticias  »

El caso Harvey Weinstein: Acoso sexual de verdad en la “Séptima Puerta”

| 4 |

Harvey Weinstein, productor cinematográfico norteamericano Los cargos por los que fue condenado podrían sumar un total de 29 años de privación de la libertad”.condenado por violación en tercer grado y por cometer un acto sexual criminal en primer grado, pero tiene pendiente otro juicio en Los Ángeles. Foto: la vanguardia.com

Puzo cuenta como una púber de rizos rubios, linda, espera con su madre en el vestíbulo de un estudio de cine, hasta que entran a la oficina del jefe. Luego sale la mujer mayor con una sonrisa de haber conseguido su fin, después la niña casi mujer, con ojos llorosos, desaliñada, triste, con la pérdida de la inocencia dibujada en el rostro. La madre hizo la oferta: quizás un día su hija tenga un papel en el celuloide.

La novela se publicó en 1969 y la película salió en 1972. Cincuenta años atrás se hablaba de la depredación sexual en Hollywood, pero aunque fuera ficción, ¿no existiría?. Esas historias tienen un componente real. Mucho se discute de violación, amenazas de índole laboral, derecho de pernada, y abusos de todo tipo contra la mujer desde que con el excedente comenzó el patriarcado.

Hollywood donde hay de todo, incluso mafia y a veces buen cine, no está ajeno a una creciente cruzada global contra el acoso sexual en diversas esferas, en las que no escapan las iglesias, especialmente la católica, con sacerdotes pedófilos en múltiples países.

Pero una cosa son las denuncias en obras de ficción y otras en un documental donde las víctimas, a rostro descubierto, denuncian a quien las violentó. Eso es Intocable, documental de la británica Ursula Macfarlane, que estrena este viernes el programa La séptima puerta.

El protagonista de la pieza es Harvey Weinstein un reconocido productor cinematográfico, fundador de los estudios de cine Miramax y The Weinstein Company , que junto a su hermano, Bob, fue responsable de cintas como Clerks, El piano, Shakespeare in Love, Pulp Fiction, Cinema paradiso y La vida es bella.

Pero, junto a los éxitos en festivales y la taquilla, una buena cantidad de personalidades de Hollywood estaba al tanto de ese río desbocado de rumores, incluido Quentin Tarantino: “que había sabido de Weinstein acosando a actrices durante décadas y lo había confrontado al respecto”.

Luego de treinta años de acosos sexuales fue “Lucia Evans, la cantante que en 2017 dijo a la revista The New Yorker que el magnate del cine Harvey Weinstein la había obligado a realizarle sexo oral en su oficina de la ciudad de Nueva York, en 2004” quien desató las denuncias.

El productor de Intocable, Simon Chinn aportó estos datos “hicieron una lista con más de 600 nombres que gente que conocía bien la historia y contactaron con casi 400; 128 de ellas estaban dispuestas a hablar, aunque muchas sin aparecer. Al final, fueron 29 las personas entrevistadas ante la cámara durante los nueve meses que duró el rodaje.”

Weinstein ya contrató un “consultor penitenciario”, por lo pronto como “sufre de diabetes y problemas de espalda, fue internado en el Hospital Bellevue de Manhattan cuando iba de camino a la Prisión Estatal de Rikers Island, donde debía esperar su sentencia —el juez le negó la libertad bajo fianza— que se dictará el 11 de marzo, pero manifestó dolores en el pecho y síntomas de hipertensión. Los cargos por los que fue condenado podrían sumar un total de 29 años de privación de la libertad”. El jurado lo condenó por violación en tercer grado y por cometer un acto sexual criminal en primer grado, pero tiene pendiente otro juicio en Los Ángeles.

“Soy el puto sheriff de este puto pueblo”, frase que ha tomado popularidad en los últimos días, parece que será el pasado de ese hombre de 67 años que aseguraba no aceptar un no, ante una propuesta sexual suya.

Lo que veremos en Intocable es sólo una parte de la historia de abusos contra mujeres adultas por parte de un productor, en espera de su castigo. Quizás Weinstein fue (es) uno de esos hombres con poder, que le han cortado las alas de la inocencia a una púber, como escribió Puzo en El Padrino.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Excelentísimo artículo de la destacada intelectual cubana Paquita Armas Fonseca. Una cosa bastante comun de la gente con dinero en Estados Unidos (y en otras latitudes tambien) es que creen firmemente que las leyes y los principios morales son para los demás, para los corrientes "mortales" y no para los "dioses del Olimpo" como ellos. Todo hay que leerlo tambien con cierto cuidado. Como es posible que ese monstruo obligara a Lucia Evans a sexo oral en su oficina, escapa de mi imaginacion. Intimidarla, amenazarla con no darle trabajo, chantajearla, sin duda alguna, el es un redomado criminal. ¿Pero obligarla? Lamento decir cosas que de seguro le van a caer mal a muchas personas, pero hay tantas mujeres "regalándose" a los multimillonarios y presidentes de empresas, que ellos llegan a pensar que todas son iguales. Y no es asi, pero los degenerados como Weinstein, Trump y la fauna del "El Padrino" tambien se acostumbran a una pretendida "omnipotencia" e impunidad. Podemos citar ademas de Weinstein y Trump, a Bloomberg que gastando muchos cientos de millones ahora solo pudo conseguir 61 delegados a entre 8 y 9 millones de dolares por delegado (para conseguir los 1,991 delegados a ese ritmo, era realmente mucho dinero, que el lo tiene, pero aun teniendolo no iba a conseguir los delegados, no gano Bloomberg ni un solo estado) que le hicieran sexo oral. La sociedad estadounidense presenta una crisis profunda, aunque muestre indicadores económicos favorables.,. Ya el dinero no lo puede comprar todo y siempre lo que quieran sus poseedores. A quien llama Trump como "Crazy" Bernie lo apoyan decenas de millones de personas, aunque se haya nombrado publica y repetidamente socialista, hecho insólito y sis precedentres en los Estados Unidos.
    El mundo cambia , a veces a un ritmo mucho mas lento del que quisieramos, en Estados Unidos y muchos otros lugares. Cada vez que la espada justiciera cae sobre un Weinstein o como alguna vez pasará sobre un Trump, es un progreso, un beneficio para la humanidad, aunque muchos mueran, lamentablemente sin castigo.

  • Matojo dijo:

    Este hombre es verdad que su actitud es la de un degenerado, y debe ser condenado como tal.
    Pero por otro lado están las mujeres a las que le pidió favores sexuales a cambio de convertirlas en estrellas y estas aceptaron, esto también tiene un nombre,lo que ahora en las declaraciones se hacen las víctimas.
    Con el debido respeto ,a una mujer su jefe le puede ofrecer algo a cambio de sexo que está puede decir NO ,y luego acusarlo.
    Ahhh pero si aceptas las ventajas con las que viene ese favor sexual ,entonces no eres tan víctima.
    Esto es un tema extremadamente complejo.

  • gladys regina dijo:

    Estuvo muy interesante el documental y la frase que casi al final concluye el hecho del acoso en cualquiera de sus facetas es muy cierta.En cualquier parte del mundo se han cometido,se cometen y se seguiran cometiendo delitos como este amparados en el poder que sobre otras personas pueden ejercer los abusadores.Estamos plagados de estos,pero si nadie habla.......

  • Lisa dijo:

    Lo que hace el dinero, me da asco

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también