Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Teatro, sociedad, resistencia: Ecos de un Festival

Por: María Lucía Expósito, Kianay Anandra Pérez , Leonardo Estrada
| +
Cartel del Festival de Teatro de la Habana 2017.

Cartel del Festival de Teatro de la Habana 2017.

El teatro desde tiempos remotos es cuna de actores y espectadores que calan vidas y circunstancias de cualquier momento de la historia. En esta 17 edición, el Festival de Teatro de la Habana (FITH) hizo de su epicentro, lo incómodo, arenoso y crítico en la resistencia de la sociedad cubana contemporánea encarnado en lo teatral.

Con más de 30 años en su haber, en el FITH las miradas se centraron en el teatro social y espacios de diálogo también para pensar, interrogar y estimular lejos de cualquier marco competitivo. Quizás, las realidades inmediatas donde la escena se enclava sean una condición actuante y movilizadora de atenciones que puedan “cambiar el mundo”.

Durante nueve días estuvieron abarrotadas las 21 sedes de la gran fiesta del teatro cubano. Este 17 Festival de Teatro de La Habana nos regaló en esta edición un diapasón de posibilidades teatrales, tanto nacionales como foráneas con un elenco de 16 países y 30 colectivos nacionales.

La apertura de esta jornada teatral estuvo a cargo del espectáculo danzario Welcome de la compañía DanzAbierta de la coreógrafa Susana Pous, que hizo del Gran Teatro de la Habana el escenario de espectadores y habitantes que viven sus propias vidas e islas con las circunstancias que ello representa.

Huellas de un festival

Welcome, una de las más recientes coreografías de la española Susana Pous, inauguró el XVII Festival de Teatro de La Habana en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Welcome, una de las más recientes coreografías de la española Susana Pous, inauguró el XVII Festival de Teatro de La Habana en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Amén de la reducción de propuestas, a causa de las necesidades logísticas y económicas, y la incapacidad para trasladar las escenografías y demás equipamiento técnico, muchas mostraron universos estéticos de alto calibre. Inútiles de Teatro del Sur de Chile demostró que aún quedan lazos desde el punto de vista temático y contextual entre Cuba y Chile. La obra conmovió a muchos de los presentes en el Teatro Hubert de Black por tocar la violencia cultural, concerniente a los procesos de colonización. Siempre a partir de un lenguaje lleno de poesía y una dramaturgia actoral muy bien lograda en términos de acciones precisas, caracterizaciones profundas y diversas, un manejo atinado del cuerpo y las expresiones corporales y el uso colorido de la voz para dar tonos y matices.

Puppets troupe de Alemania-Grecia obra clasificada dentro del teatro de títeres para adultos. Con un excelente diseño de los personajes, toques expresionistas, buena utilización de retablos pequeños para dar las distintas locaciones el precioso uso de las luces y penumbras para dar las atmósferas de suspense y terror. El teatro canadiense también tuvo un lugar importante en la muestra teatrera. Monigote en papel carbón de Theatre de la Pire Especie.

De la presencia nacional destacan las reposiciones de Balada del pobre BB, ¡Guan Melón! ¡Tu melón!, Superbandaclown y La Cita.

.¡Guan Melón! ¡Tu melón!, de la compañía El Ciervo Encantado propuso un performance crítico en escena sobre nuestro devenir como país, tema recurrente en la también obra de la compañía Departures. Teatro Tuyo de Las Tunas presentó durante este festival la puesta Superbandaclown, una comedia de situaciones sustentada en el lenguaje y las técnicas de los payasos. Y la Cita asombra por la versatilidad de sus actrices Andrea Doimeadiós y Venecia Feria quienes encarnan diferentes personajes y situaciones donde el protagonista es el humor inteligente y enjuiciador.

Asimismo otras de las propuestas fueron Éxtasis de Teatro Buendía con la destacada actuación de Flora Lauten quien personifica la rebeldía y la transgresión. Del Proyecto La Perla estuvo El Espejo, un espectáculo multitemático matizado por los encantos de la música y la danza y de Trébol Teatro de Holguín, con la obra Jacuzzi, su director Yunior García Aguilera formula los avatares de la sociedad cubana en las vivencias de tres personajes descarnados y polémicos.

Balada del pobre BB, del destacado actor y director Alexis Díaz de Villegas, basada en textos del dramaturgo alemán Bertolt Brecht como juego de actuaciones y distintas historias que se hilvanan en un solo hilo dramático con sólidos conceptos éticos y estéticos que hacen reflexionar en temas cruciales para la humanidad, ahora y en cualquier tiempo.

Intercambios durante el Festival

En la obra El oeste solitario, las actrices Beatriz Viñas (izquierda) y Maridelmis Marín bordan esas terribles hermanas que intepretan. Foto: Ismael Almeida/ Juventud Rebelde.

En la obra “El oeste solitario”, las actrices Beatriz Viñas (izquierda) y Maridelmis Marín bordan esas terribles hermanas que intepretan. Foto: Ismael Almeida/ Juventud Rebelde.

La sala Abelardo Estorino del Ministerio de Cultura en horarios de la mañana fue el punto de encuentro para el desarrollo de los diferentes eventos teóricos Escenarios críticos, “Teatro Sociedad y Resistencia” como parte del programa de actividades del festival, cuya trayectoria matizó el intercambio en esta fiesta teatral.

Ponentes de talla internacional como el español Jordi Claramonte, el mexicano Rubén Ortiz y el uruguayo Iván Solarich, por solo destacar algunos, fueron los portavoces las primeras jornadas en contexto del Festival, quienes dialogaron acerca de temáticas relacionadas con la estética modal y la escena extendida.

En los restantes días se abordó lo referido al ámbito del Teatro Iberoamericano, diálogos titiriteros de resistencia en la sociedad actual, redes y plataformas para la cooperación internacional actual con la presencia de exponentes de dichas áreas como Doris Méndez, Flora Werkmeister, Gabriela Escatel, Rubén Darío Salazar, María Avedaño y otros artistas invitados a los distintos espacios.

Junto al programa teatral, aderezaron estas jornadas exposiciones y muestras de Teatro callejero en parques y plazas capitalinas con la presentación de El mirón cubano de Matanzas, Gigantería Habana, Teatro del caballero, y el grupo TECMA de Pinar del Río.

Cerró así, otro capítulo de esta saga sobre las tablas en Cuba, un motivo más para seguir disfrutando de las propuestas del teatro cubano que siguen a disposición del público después del festival en las distintas sedes de la capital y en las provincias.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

María Lucía Expósito

María Lucía Expósito

Estudiante de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Kianay Anandra Pérez

Estudiante de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Leonardo Estrada

Graduado de dramaturgia en la Universidad de las Artes de Cuba (ISA).

Vea también