Imprimir
Inicio » Noticias, Medios  »

The New York Times: “Google, Facebook y Amazon son monopolios, es hora de desintegrarlos”

| 24 |
“The Menace of the Hour”, una caricatura antimonopolio de 1899. Foto: Credit Universal History Archive / Uig, vía Getty Images.

“The Menace of the Hour”, una caricatura antimonopolio de 1899. Foto: Credit Universal History Archive / Uig, vía Getty Images.

En solo diez años la lista de las cinco empresas más grandes del mundo, según la capitalización del mercado, ha cambiado y solo permanece Microsoft. Exxon Mobil, General Electric, Citigroup y Shell Oil se quedaron fuera; Apple, Alphabet (la empresa matriz de Google), Amazon y Facebook las remplazaron.

Todas son empresas de tecnología y cada una domina su área de la industria: Google tiene una participación en el mercado del 88 por ciento en publicidad de búsqueda; Facebook (y sus subsidiarias Instagram, WhatsApp y Messenger) tiene el 77 por ciento del tránsito social móvil, y Amazon tiene una participación del 74 por ciento en el mercado del libro electrónico. En términos económicos clásicos, las tres son monopolios.

Nos han transportado a principios del siglo XX, cuando Louis Brandeis le presentó los argumentos sobre “la maldición de la grandeza” al presidente estadounidense Woodrow Wilson. Brandeis quería eliminar los monopolios, porque (en palabras de su biógrafo Melvin Urofski) “en una sociedad democrática la existencia de grandes centros privados de poder es peligrosa para la vitalidad continua de un pueblo libre”. No necesitamos ver más allá de la conducta de los grandes bancos en la crisis financiera de 2008 o del papel que Facebook y Google tienen en el negocio de las “noticias falsas” para saber que Brandeis tenía razón.

Mientras que Brandeis generalmente se oponía a la regulación —pues le preocupaba que inevitablemente provocara la corrupción del regulador— y en vez de eso defendía la desintegración de la “grandeza”, hizo una excepción para los monopolios “naturales” como los servicios de teléfono, agua y las compañías de electricidad y ferrocarriles, en las que tenía sentido tener una o menos empresas que controlaran la industria.

¿Es posible que esas empresas —y sobre todo Google— se hayan convertido en monopolios naturales al ofrecer toda la demanda del mercado por un servicio, a un precio más bajo que lo que ofrecerían dos firmas rivales? Si es así, ¿ha llegado la hora de regularlas como servicios públicos?

Consideremos una analogía histórica: los primeros días de las telecomunicaciones.

En 1895, una fotografía del distrito empresarial de una gran ciudad podría haber mostrado veinte cables telefónicos conectados a la mayoría de los edificios. Cada cable era propiedad de una empresa distinta y ninguna de ellas trabajaba con las otras. Sin efectos de red, las redes por sí mismas eran casi inútiles.

La solución era que una sola empresa, American Telephone and Telegraph, consolidara la industria al comprar a todos los pequeños operadores y crear una sola red… un monopolio natural. El gobierno lo permitió, pero después reguló este monopolio a través de la Comisión Federal de Comunicaciones.

Se regularon las tarifas de AT&T (también conocido como Bell System) y se requirió que gastara un porcentaje fijo de sus ganancias en investigación y desarrollo. En 1925, AT&T estableció Bell Labs como una subsidiaria aparte con la autoridad para desarrollar la siguiente generación de tecnología de comunicaciones, pero también para realizar investigaciones básicas en física y otras ciencias. A lo largo de los siguientes 50 años, los pilares de la era digital —el transistor, el microchip, la celda solar, la microonda, el láser, la telefonía celular— salieron de Bell Labs, junto con ocho ganadores del Premio Nobel.

En un decreto de consentimiento de 1956 en el que el Departamento de Justicia permitió que AT&T mantuviera su monopolio telefónico, el gobierno extrajo una gran concesión: todas las patentes registradas obtuvieron una licencia (para cualquier empresa estadounidense) sin regalías, y todas las patentes futuras obtendrían una licencia por una pequeña tarifa. Esto permitió la creación de Texas Instruments, Motorola, Fairchild Semiconductor y muchas otras empresas.

Es verdad, el internet nunca tuvo los mismos problemas de interoperabilidad. Y la ruta de Google para dominar es distinta que la de Bell System. Sin embargo, tiene todas las características de utilidad pública.

Pronto tendremos que decidir si Google, Facebook y Amazon son monopolios naturales que necesitan regularse, o si permitimos que continúe el statu quo, fingiendo que los monolitos sin restricciones no infligen daño en nuestra privacidad y democracia.

Es imposible negar que Facebook, Google y Amazon han bloqueado la innovación a gran escala. Para empezar, las plataformas de Google y Facebook son el punto de acceso a todos los medios para la mayoría de los estadounidenses. Mientras que las ganancias de Google, Facebook y Amazon han aumentado, las ganancias de negocios como la edición de periódicos o la industria de la música han caído el 70 por ciento desde 2001.

De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, las editoriales de diarios perdieron más de la mitad de sus empleados entre 2001 y 2016. Miles de millones de dólares se han trasladado de los creadores de contenido a los propietarios de plataformas monopólicas. Todos los creadores de contenido que dependen de la publicidad deben negociar con Google o Facebook como distribuidor, la única vía de escape entre ellos y la vasta nube del internet. No solo los diarios resultan afectados. En 2015 dos asesores económicos de Obama, Peter Orszag y Jason Furman, publicaron un artículo en el que argumentaban que el ascenso del “retorno supernormal del capital” en las firmas con competencia limitada está provocando un ascenso en la desigualdad económica. Los economistas del Instituto Tecnológico de Massachusetts Scott Stern y Jorge Guzmán explicaron que, en presencia de estas firmas gigantes, “se ha vuelto cada vez más ventajoso ser titular y menos ventajoso ser un nuevo participante”.

Hay algunas regulaciones obvias con las cuales comenzar. El monopolio se logra por medio de la adquisición, como Google, que compró AdMob y DoubleClick; Facebook, que compró Instagram y WhatsApp; Amazon, que compró, por mencionar solo algunos, Audible, Twitch, Zappos y Alexa. Como medida mínima, no se debería permitir que estas empresas adquieran otras grandes firmas, como Spotify o Snapchat.

La segunda alternativa es regular a una empresa como Google a manera de utilidad pública, y que deba cumplir requisitos como obtener licencias para patentes mediante una tarifa nominal para sus algoritmos de búsqueda, intercambios publicitarios y otras innovaciones clave.

La tercera alternativa es eliminar la cláusula del “refugio seguro” de la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital de 1998, la cual permite que empresas como Facebook y YouTube, de Google, utilicen el contenido producido por otros. La razón por la que hay 40.000 videos del Estado Islámico en YouTube, muchos con anuncios que generan ganancias para quienes los publicaron, es que YouTube no tiene que responsabilizarse por el contenido que está en su red. Facebook, Google y Twitter afirman que controlar sus redes sería demasiado oneroso. Pero eso es absurdo: ya controlan las redes para bloquear la pornografía, y lo hacen bastante bien.

Eliminar la provisión de refugio seguro también obligaría a las redes sociales a que pagaran por el contenido publicado en sus sitios. Un simple ejemplo: un millón de descargas de una canción en iTunes le generaría al artista y a la disquera cerca de 900.000 dólares. Que la misma canción se escuchara un millón de veces en YouTube les generaría cerca de 900 dólares.

No creo en el engaño de que, con magnates libertarios de la tecnología como Peter Thiel en el círculo interno de Trump, la regulación antimonopolio de los monopolios del internet será una prioridad. En última instancia, puede que debamos esperar cuatro años; en ese periodo, los monopolios serán tan dominantes que el único remedio será desintegrarlos. Obligar a Google a vender DoubleClick. Obligar a Facebook a vender WhatsApp e Instagram.

Woodrow Wilson tuvo razón cuando dijo en 1913 que “si los monopolios persisten, el monopolio siempre estará al mando del gobierno”. Ignoramos sus palabras bajo nuestro propio riesgo.

(Tomado de The New York Times)

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedro dijo:

    Falto decir ETECSA, SUCHEL y CUBATAXI

    • legolaselfo dijo:

      Concuerdo totalmente con usted…..

    • cesar_hab dijo:

      @Pedro, hermano vos sabes como funciona esto: nosotros todo bien y el resto del mundo mal…

    • Anibal González dijo:

      Esos no se conocen ni ellos mismos…

    • Ivan dijo:

      Me parece que usted donde dice CUBA TAXIS debería decir TAXIS CUBA que son dos empresa muy diferente

  • Armando dijo:

    Es consecuencia no solo del neoliberalismo, tambien del desarrollo de las comunicaciones, son los que mayor valores agregados le han dado al concepto comunicación, por momentos muy peligroso, pero es un hecho, sus servicios, han complementado mucho las comunicaciones, al extremo de que los medios informativos comienzan a quedar en segundo plano y el sensacionalismo ahora primero sale de una red social, luego de un periódico, el mundo cambió, el consumismo tambien y lo hace constantemente…sólo hay que revisar la curva ascendente de un teléfono, por donde va, de discar y hacer llamadas, hasta mirar la final de la champion sin tener televisor… Así las cosas

  • fox dijo:

    A ver si nos miramos un poquito por dentro y dejamos de copiar lo que otros publican sobre su país, al menos ellos están intentando arreglar sus asuntos.

  • chicharron dijo:

    nadie esta obligado a usar Google, Instagram , WhatsApp,Amazon,Facebook, ni nada de eso pero si nosotros si estamos obligados a usar ETECSA , TRD……………………………………

    • Kikyo dijo:

      Triste verdad. Además los precios estas empresas a sus clientes no les duelen pagarlos, es una cantidad ínfima de su sueldo y muchos lo utilizan como una forma alternativa de comunicación y como vía de promoción de sus creaciones o negocios.
      Mientras aquí pagamos a ETECSA por, muchas veces, un mal servicio, en el caso de la internet y la comunicación móvil son cantidades exorbitantes para el mundo y más aún para el bolsillo de los cubanos. Ese es el monopolio que debemos combatir y cambiar.

  • Jose R Oro dijo:

    El monopolio es dañino, siempre termina por dejar a los pueblo sin elección, sin opciones. Hay que ir hasta el fondo del concepto de monopolio, que no se limita a una sola presencia u oferta en el mercado. Este interesante artículo del NYT se refiere a una rama de desarrollo explosivo en las actividades comerciales, en la cual algunas empresas han sobresalido (y decenas de miles han fracasado) y después de su éxito económico, asfixian y no dejan surgir a mas nadie, fijan los precios. En parte han comprado a puro billetazo a potenciales competidores, empresas menores pero con nuevas ideas, buen posicionamiento regional, o patentes/licencias, etc. El monopolio en cualquiera de sus formas y manifestaciones termina siendo pernicioso, y en los EE.UU. es una de las principales causas de la decadencia economica del pais.
    Aun peor puede ser el monopolio impuesto, donde solo se permita, por la fuerza de la ley, una sola empresa en un sector o que se le den tales ventajas, prebendas o acceso privilegiado a recursos naturales o de otro tipo, que impida el surgimiento de una licita competencia. Quiero dejar claro que no critico al monopolio solo por ser injusto socialmente, ni por su transcendencia en la industria del chocolate en Bélgica o de los rodamientos en Suecia, sino por su efecto sofocante y entorpecedor del desarrollo de las fuerzas productivas de nuestro país, promotor directo de la burocracia altanera y otros efectos negativos que concurren en la formacion de una indiferencia social, lo que el gran Abel Prieto descifró y denunció magistralmente al afirmar “lo principal hoy es detener el desánimo”

    • Candela dijo:

      Hace algunos años recibí con mucha alegría la noticia de que ETECSA, de una empresa mixta, había vuelto a ser cubana. No soy economista ni especialista en el tema de las comunicaciones, pero considero que en el mundo que vivimos con un predominio tan alto de las comunicaciones, quien las controle, controlará todo el entramado económico, político y social de un país. Lo del llamado “monopolio” de ETECSA lo aprecié más como un problema de defensa de nuestra soberanía que otra cosa, y por eso lo compartí y comparto aún.

      Es en este punto donde confieso que me duele como cubana cuando se desata en la red una virulenta crítica a ETECSA, empresa con cuyas ganancias se está soportando –según he podido leer en algunos comentarios que se publican en este sitio por foristas que evidentemente deben estar relacionados con el sector y les duele las críticas– gran parte del financiamiento a planes de desarrollo del país y mantenimiento de programas sociales, en medio de un estrés financiero tan terrible con sanciones tan dolosas contra bancos que han tenido negocios con Cuba, como el que desde hace muchísimos años sufre nuestro país. Y QUE NO HA CAMBIADO en su esencia desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas con EEUU.

      LO LAMENTABLE y al menos para mí INEXPLICABLE es que nadie de esa institución o del gobierno haya dado una explicación coherente al pueblo de lo que sucede y si José Martí dijo que “en silencio ha tenido que ser…”, también lo es que el silencio prolongado muchas veces mueve aguas para el molino ajeno, cuando por razones que el pueblo desconoce, se ve perjudicado en su depreciado bolsillo trabajador, con el acceso a los beneficios de una empresa pública que se supone que como tal, está en la obligación de RENDIR CUENTAS AL PUEBLO de su gestión.

      Estoy segura que buena parte de los que hoy criticamos y hasta nos burlamos de algunas acciones de ETECSA, pensaríamos y hablaríamos diferente si de verdad tuviéramos mayor información y participación con nuestras opiniones en los destinos de una empresa que es socialista y por tanto, del pueblo, no de ningún grupo econòmico extranjero o privado. Y eso ya marca la diferencia respecto a la noticia que se da en este sitio.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimada Candela. Ante todo muchos saludos, usted menciona a Etecsa 4 veces en su respuesta (??) a mi comentario, donde Etecsa no se nombra ni una sola vez. Pero si se habla de la susodicha empresa en otros 6 comentarios de Cubadebatientes. ¿Quizás su valioso comentario debió ser en respuesta a alguno de ellos? Por otra parte muy contento que usted me responda, aunque sea sobre algo que yo no nombro o hago mención.

  • MAX dijo:

    Jajajaja, por supuesto que falta ETECSA ahì!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Squall dijo:

    me da igyçual si es monopolio o no mientras me pueda comunicar con familias y amigos y sea gratis y mientras busque cosas en google q me faciliten la vida esto es pura estuoides de informacion otra mas para q la gente hable mejor q critiquen todos los monopolios q hay en este pais

  • Raydel dijo:

    ETECSA tambien es un monopolio donde cobra 1 cuc por 1mb de datos consumido, solamente abrir la portada de Cubadebate consume 1.2 mb de datos, mas de 1cuc, imaginense leer varias noticias, gastas casi 10cuc leyendo varios articulos en una mañana, por eso yo tengo esperanzas de que cuando pongan internet por la 3G piensen en nosotros los cubanos y rebajen esa tarifa por lo menos a 1 ctvs el mb consumido. Saludos

  • yopi dijo:

    Una cosa es real, hoy en dia, nadie sabe más que google. Sería bueno, que en 10 annos mas o menos, lo nombraran un servicio publico. Ni hablar de nuestros monopolios nacionales, recientemente ETECSA dijo que habia cortado el plazo de las promociones, porque sí.

  • Pedro dijo:

    siii, abajo el monopolio …incluido los nuestros, verdad? …que facil es ver el problema en el patio ajeno

    saludos!

  • Pepe dijo:

    Hay porfavor Cubadebate no pongan noticias de este tipo cuando padecemos del mismo mal con ETECSA.

    • Rodney dijo:

      En específico Google y Amazon son un monopolio atípico. Por lo general los platos rotos de los monopolios son los clientes, que al no tener otras opciones tienen que “morir con lo que hay”. Pero, Amazon y Google, que son los que conozco se hicieron del mercado dando un servicio de alto valor agregado, calidad y un servicio de atención al cliente EXCELENTE. Amazon por ejemplo asume los gastos cuando un cliente es afectado (no recibe un producto o servicio de calidad), incluso si no es su responsabilidad. Primero, resuelvo el problema de mi cliente, que si no tiene la culpa de nada y después veo donde estan las responsabilidades…
      Como hay que aprender!

  • Robert dijo:

    De acuerdo total con ustedes. Deberíamos dejar de ver la paja en el ojo ajeno y ver el Hyperión que tenemos en el nuestro.

  • Yordán Barrios González dijo:

    Tengo un Catalejo, con él la Luna se ve, Marte se ve, hasta Plutón se ve; Pero el meñique del pié, no se me ve.

  • Raquel dijo:

    Me da gracia como hablan nada mas mal de ETECSA.
    A nadie le preocupa que los millones de Google y de Facebook sea para unos pocos superbolsillos de los superricos que tienen mas dinero que muchos millones de habitantes de este planeta juntos. No…a esos nadie le acusa…y los he visto que hasta se babean diciendo que ese dinero se lo ganaron con su inteligencia…

    Lo que gana ETECSA no es para ningún bolsillo propio (excepto los que se pueden robar los inescrupulosos inventando…) Lo que ingresa ETECSA es para el presupuesto de este país y para subvencionar mil cosas.
    Entonces porfa , la comparacion es absurda !!!

    • legolaselfo dijo:

      Raquel :
      Entonces ETECSA por el uso que le da al dinero que recauda se justifica que sea un monopolio, el fin no puede justificar los medios, si no esto seria el oeste, que dedique el dinero para la propia sociedad no puede ser el motivo de los precios tan altos, que los propios ciudadanos casi no tengan para llegar a sus servicios que muchas beses es pésimo, si fuera bueno no me importa que sea la “UNICA” , ella esta para servirnos a nosotros no lo contrario.
      Porque no se crea una otra empresa con capital 100 % foráneo, que nosotros solo le pongamos el terreno para ellos construir, para ver que pasa cuando etecsa tenga a alguien que le puede “quitar” los clientes, y ese quitar no es que le pusieron una pistola en la cabeza, es el “quitar” porque el cliente es quien escoge y si la otra empresa brinda un mejor servicio(rapidez y calidad) de seguro que se va con el que le brinde esto.

      Pero hoy no sucede eso con ETECSA, las colas no terminan, en ocasiones es la misma cola para todo, si te toco delante de ti que van a comprarse 2 lineas de seguro que te pasas casi una hora en la cola, si es un día de promoción, de esos que si te compras una linea de dan 20 de saldo y lo que quieres es otro servicio mejor espera que pasen los días de la promoción, y para colmo en ocasiones no tienen conexión con el sistema, digo el colmo porque ellos son los que mejor conexión tienen que tener.

      Los monopolios son nocivos donde quiera que existan, la competencia genera desarrollo. Por ello etecsa su puede dar los lujos que se da, porque sabe que los cliente están “obligados a morir con ella” no existe otra.

      Por ultimo Raquel, si usted va a una paladar y la pizza no le gusta o esta cara, se va para una que la venda a su gusto o posibilidades, ¿porque con las comunicaciones no puede ser así?

  • Metralla...!!! dijo:

    En un edificio de oficinas sale el presidente de un monopolio gritando por el pasillo … Abajo los Monopolistas Abajo los Monopolistas, enseguida sale el vicepresidente y le dice pero jefe se volvio loco si aqui todos somos monopolistas… y le dice el poresidente, no chico es que nos mudamos al primer piso …..

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jonathan Taplin

Director emérito del Innovation Lab de la Universidad del Sur de California y autor de “Move Fast and Break Things: How Google, Facebook and Amazon Cornered Culture and Undermined Democracy”.

Vea también