Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

Especialistas de EEUU cooperan con Cuba para preservar archivos coloniales

| 9 |
Un profesor de historia, el estadounidense David Lafevor, sostiene un registro de la era colonial en la iglesia del Espíritu Santo, en La Habana Vieja. Foto: AP.

Un profesor de historia, el estadounidense David Lafevor, sostiene un registro de la era colonial en la iglesia del Espíritu Santo, en La Habana Vieja. Foto: AP.

Un equipo de académicos estadounidenses trabaja para preservar millones de documentos históricos en Cuba. Muchos de los archivos arrojan luz sobre el comercio de esclavos, una parte importante de la historia colonial de la Isla que se entrelaza con la de Estados Unidos.

David Lafevor, profesor de historia en la Universidad de Texas en Arlington, y su hermano Matthew, profesor de geografía en la Universidad de Alabama, trabajan desde 2005 para digitalizar millones de documentos que se deshacen en húmedos almacenes en la isla.

Su último proyecto es una colaboración entre la Fundación de la Biblioteca Británica y la Universidad Vanderbilt para capturar casi dos millones de documentos en formato digital, un tesoro con entradas de mediados del siglo XVI sobre el comercio de esclavos.

Según David Lafevor, los archivos cubanos no tienen equivalencia en Estados Unidos, donde los esclavos eran considerados posesiones, no seres humanos.

Aunque en lo relativo a la esclavitud no eran menos crueles que sus vecinos del norte, los españoles reconocían la “persona” del esclavo una vez se bautizaba en la iglesia católica. Su nacimiento, estado civil, origen y fallecimiento está documentado en los registros municipales y almacenados en archivos eclesiásticos, lo que deja un increíble rastro histórico de los negros y sus vidas en América.

La iglesia se convirtió en la depositaria de parte de esta historia por su papel central en la vida en Cuba y porque sus responsables eran minuciosos documentalistas, que solían ser además los más educados en sus comunidades, manifestó David Lafevor en una entrevista.

Mientras digitalizaba algunos documentos en la localidad de Colón, un puesto de comercio de esclavos a unos 175 kilómetros (unas 110 millas) al este de La Habana, Lafevor descubrió la existencia de un pueblo cercano fundado por antiguos esclavos estadounidenses que huyeron de la Florida española.

El pueblo, Ceiba Mocha, era conocido en su día como Ceiba Mocha de la Nueva San Agustín, en referencia a la ciudad que ejercía de capital de la Florida española en el siglo XVIII. Ninguno de sus residentes conocía su origen.

La iglesia católica de Cuba ha jugado un importante papel en el proyecto de conservación, proporcionando acceso a los archivos eclesiásticos en toda la isla y ayudando en la identificación de los papeles importantes.

Funcionarios de la iglesia, como el diácono Felix Knight de la iglesia colonial del Espíritu Santo de la Vieja Habana, escondida entre un manojo de callejuelas estrechas en el corazón colonial de la ciudad, trabajan con los académicos para encontrar y preservar los documentos.

Los libros, separados en archivos de negros y de blancos, reflejan la vida y aspectos de la vida sacramental de ambas razas, explicó Knight señalando que lo importante es conservar tantos como sea posible.

“Es especialmente importante preservar la historia de la comunidad afrocubana”, agregó. La esclavitud no se abolió en Cuba hasta 1886, y los esclavistas estadounidenses utilizaron la Isla como punto de transbordo para la mano de obra que iba a los mercados del sur de Estados Unidos.

El proceso de digitalización es un trabajo minucioso. Consiste en sacar cuidadosamente los antiguos volúmenes del lugar donde se almacenan, colocarlos sobre una tela negra que sirve de fondo y abrir cada página lentamente para fotografiarla. Cada libro tiene de media varios cientos de páginas, todas en distinto estado de conservación, con la escritura apenas legible por el paso del tiempo y la acción de los elementos.

Los volúmenes recubiertos en cuero son bastante resistentes al paso del tiempo teniendo en cuenta que muchos descansan en armarios de madera con poco control climático.

Knight explicó que las Iglesias construidas en la era colonial maximizan el flujo de aire en el pesado clima tropical. Los altos techos y los gruesos muros mantienen el interior de los templos frío y seco, ayudando a la conservación de estas piezas.

Nadie sabe con certeza cuántos millones de documentos guardan los archivos de Cuba, ni cuántos se han perdido en tormentas, ataques de piratas o guerras, pero el proyecto busca conservar tantos como sea posible antes de perder más información histórica, explicó Lafevor. La iniciativa se extenderá hasta 2018 y espera digitalizar casi dos millones de documentos en cuatro ciudades del país.

David Lafevor toma fotografías de registro de la época colonial en el interior de la iglesia de Espíritu Santo en La Habana Vieja. Foto: AP.

David Lafevor toma fotografías de registro de la época colonial en el interior de la iglesia de Espíritu Santo en La Habana Vieja. Foto: AP.

(Con información de AP)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Osmany Santos dijo:

    Existe un scanner que es especial para esas cosas, el CZUR scanner…

  • jose dijo:

    Y nuestros historiadores? Bien, y tú?

  • Jose R Oro dijo:

    Excelente ayuda! Muchas felicitaciones y agradecimientos por tal valiosa colaboracion para preservar nuestro pasado e identidad.

  • Bell Canada dijo:

    En mi opinion, quizás por un error de traducción, el segundo párrafo comienza diciendo que el Sr Lafevor posee el título de profesor de Historia en la Universidad de Texas en la ciudad tejana, Arlington (precisamente donde juegan los Texas Rangers de la liga MLB) y según leo en Inglés en la web de esa Universidad esto no es exactamente así, aunque a decir verdad , no creo los rangos academicos en las universidades en Cuba sean iguales que los usados en Norteamérica.

    En realidad el rango según la web de la Universidad, es el de Profesor Asistente (Assisstant Profesor) de Historia Latinoamericana y Humanidades Digitales, que aunque el Sr Lafevor, posee no solo un título de BA (Bachelor in Arts) del Colegio Rhodes, además un Masters o Maestría de la Universidad de Vanderbilt y para colmo un Doctorado o Ph D. de la misma Universidad, en realidad todavía no ha llegado a la categoría académica universitaria final , de Profesor. El Sistema Norteamericano, contempla tres categorías académicas ascendentes, Assistant, Associate (Asociado) y Profesor por ende me parece al traducirse al español y especialmente para un texto a reproducir en Cuba, debería traducirse apropiadamente. Aunque pensándolo bien , quizás en las Universidades cubanas, existan solo 2 categorías, Profesores y Profesores Titulares y en ese caso puede entonces que sea correcto que el equivalente Cubano de Asisstant Professor sea precisamente Profesor. Realmente mi amigo google no me aporta mucho para esclarecer el asunto y una llamada a Angola, África para consultar a una profesora universitaria cubana via celular, dió mas timbre que campanazos la iglesia cercana al mediodia pero no salió nadie!!!!, asi que agradecería si alguien pudiera esclarecer mas el tema. Según Google, el pasado 6 de Enero, la UH otorgó 2 nuevas categorías académicas, llamadas Profesor Consultante y Profesor de Mérito a 13 profesores de esa alta casa de estudios y quizás ahora ambos sistemas sean muy parecidos al categorizar academicamente a los profesores en igualmente 3 categorías pero aun así , en mi opinion no experta, la traducción correcta al Español sería la de Profesor Asistente con el entendimiento que es una Universidad Norteamericana y por ende sigue el Sistema de rangos académicos de USA y quizás fuera útil y oportuno acotar en la traducción que el equivalente Cubano sería el título de Profesor. Tanta trova, para decir tan poco, que ineficiencia caballero !!!!! jejejeje

  • akira dijo:

    Muy buena esta noticia sobre todo para los historiadores cubanos. En 5 años de carrera he visto de primera mano la deplorable situación en que se encuentran muchos de los lugares de la Habana donde se guardan los archivos históricos de nuestro país, y lo que no he visto me lo han contado mis colegas que se dedican a temas de historia de Cuba. Fondos completos en mal estado, que cuando los tocan se desvanecen, refugios infectados de insectos, humedad en grandes cantidades, etc. Por mencionar un ejemplo recuerdo cuando en 1er año estuve en el Instituto de Historia de Cuba y aquello se estaba cayendo, bueno y así continúa, poniendo en peligro enorme cantidad de documentos históricos así como la vida de los que ahí trabajan. Casi que puedo asegurar que lo que se ha perdido y se perderá si sigue igual la situación, es mucho. Hace falta dinero para restaurar millones de documentos que están en mal estado , así como para reparar las edificaciones que se guardan. Está en juego nuestra memoria histórica!!!! Por otro lado la digitalización no ha avanzado con la celeridad que debería. En fin, buena noticia esta la de los estadounidenses enfrascados en este proyecto.

  • Pepe dijo:

    Buen artículo. Espero que todo ese patrimonio digital pueda ser puesto a disposición de los historiadores cubanos. Alguien debe copiar todos esos GigaBytes de información histórica y replicarla al menos en 3 disco duros. Cada año la información debe ser vuelta a copiar para nuevos discoduros y verificar su integridad. Saludos espero que alguien pueda ver este comentario.

  • Moraima dijo:

    Interesante informacion, algo que no ha recibido divulgacion en nuestros medios a pesar de que ya desde el 2005 se viene trabajando en la digitalizacion de tan importantisimo tesoro historico. Agradecemos a los academicos y hermanos Lafevor por contribuir a la conservacion de esos valiosos documentos. Ahora me pregunto: ?es posible que lo digitalizado en general sufra cambios en su composicion debido al medio ambiente, humedad, etc? ?hay garantias en este tipo de conservacion en el transcurso de los años? Seria interesante conocer estos detalles con la ilusion de que no se pierda este tesoro. Gracias.

  • jape dijo:

    Una buena noticia, mas vale tarde que nunca, no excluyente de la critica constructiva pertinente, pero, destaquemos la luz y no señalemos sólo las manchas, acción en ocasiones oportunistas, en lugar de haber tomado la iniciativa, nos dedicamos solo a criticar sin indagar las causas, más alla de las circunstacias y las omisiones del ser humano…me alegra mucho, sobre todo, si todo esto significa verter a la palestra historica nuevos datos que corroboren o contradigan lo que hasta hoy conocemos, relamente como amante del conocimiento cientifico, manifiesto mi sasfacción y alegría por esto, espero se haga en todos los ambitos que la historía de cuba arrojará para su mejor conocimiento y defensa…felicitaciones, por favor, poco pero bueno, objetividad y ética para creer en loa historía… Saludos

  • dunia dijo:

    Nosotros en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), realizamos la digitalización de documentos con scanneres. Digitalizamos todo el fondo bibliotecario de la misma y el documento pasa a formato PDF. Saludos.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también