Imprimir
Inicio » Noticias, Medios  »

Qué trae la prensa cubana, martes 3 de enero de 2017

| 4

G_2017010301.jpg

Periódico Granma, martes 3 de enero de 2017

G_2017010308.jpg

Periódico Granma, martes 3 de enero de 2017

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Natacha Santiago dijo:

    Nuestra unidad y fidelidad es histórica y lo continuará siendo. Constancia de nuestro cierto amor escrito en 2013 sobre LOS SUEÑOS DE FIDEL Y SU REPERCUSIÒN EN EL PUEBLO

    Principios y sueños verdaderos

    Un bello desorden apasionado impera en mi mente. Deseo escribir para desasirme de tanta emoción y compartirla útilmente, callarla seria desecharla. La sonrisa de Fidel en sus treinta o la agudeza de su mirada en sus ochenta pueden invertirse en el tiempo y son las mismas. Esa es la impresión que me llevé el 13 de agosto, cuando como parte de la fiesta que me inventé como hicimos todos los que profesamos la íntima satisfacción de disfrutar su magisterio, que resume la percepción de las imágenes que flanquean el acceso a la exposición “El Fidel que conocemos”.

    Por fortuna, la multitud congregada con cierto jolgorio imperante en la Casa del Alba me impidió comenzar por “el principio” la visita, lo que me permitió interpretar, asumir o idear, la intención abarcadora de las obras que dan acceso al local de la formidable muestra expositiva.

    Allí estaba mi Fidel, “el de la culpa”, parafraseando a la niña venezolana al referirse a los beneficios de la Revolución Bolivariana y chavista. Más de medio siglo a su lado y cuya contemporaneidad, privilegia la existencia.

    Nuestro Fidel es “el de la culpa” también del impresionante concierto de las vísperas de su cumpleaños, con un excelente repertorio de piezas, interpretadas magistralmente como muestra de la posibilidad del desarrollo del talento de los jóvenes y de mas de un siglo de la cultura musical cubana, con cuya excelsitud los muchachos y muchachas sin distinción de procedencia, raza u origen, integrantes del Coro Mariana de Gonich y su virtuosa maestra, Eugenia Barrios, voz histórica del Teatro Lírico Cubano, mostraron su arte en el Memorial Jose Martì de la Plaza de la Revolución, como homenaje a este nuevo aniversario de la fructifica vida del Comandante.

    Discretos fuegos artificiales, como para no disgustar a Fidel marcaron las 12 de la noche, hora en que, no Cenicienta gracias a la Revolución, había decidido regresar a la casa ese día, también 12, en que inicié la jornada por el cumpleaños de nuestro Jefe rodeada del pueblo habanero en la acera desde donde se vislumbra, porque bordea, la entrada de la Bahía.

    Las bellas interpretaciones de afamados artistas plásticos cubanos, que recrearon en su obra nuevamente fotos tomadas a Fidel en diversos instantes de su vida, con una curadurìa excelente, en la Casa del Alba desde el propio día 13, fue el preámbulo ya en la cúspide de la emoción, del popular e impresionante reconocimiento de Amor.

    Absorta y conmovida ante las extraordinarias imágenes que constituían merecido colofón y síntesis de las obras disfrutadas durante el recorrido por la exposición del “Fidel que todos conocemos”, pensaba en lo gustosa que hubiera trasladado a mi casa una de las obras que enmarcaban el pórtico de la sala principal.

    En una, la sonrisa que para mí representa su optimismo invariable ante los reveses como lección estupenda, mientras la aguda mirada interior del otro cuadro, en compañía del Martí de siempre, mostraba la inteligente reflexión, frente a la gigantesca tarea, compartida con el Maestro.

    Abarcaban los símbolos atribuidos por mi a las representaciones pictóricas mencionadas un lapso de tiempo muy conocido y vivido con intensidad.

    El paso de Fidel por la historia desde su madura juventud en la responsable conducción de la Patria, no ya de un grupo de valerosos y bisoños combatientes, sino de un pueblo todo a partir de la interpretación fiel y consecuente de la vida y el pensamiento de José Martí, Autor intelectual del Asalto al Moncada e inspirador de la gigantesca y contemporánea obra emprendida.

    Retos asumidos por el líder de la Revolución cubana, acompañado de hombres y mujeres que bajo su conducción han hecho realidad los sueños que trascienden nuestras fronteras.

    Al abandonar el lugar, la meditación inevitable en el lento andar, el disfrute de las impresiones camino al Malecón, en dirección al Monte de las Banderas, con la intención, bajo el ardiente atardecer habanero de refrescar y brindar por el nacimiento del hombre que ha colmado de sentido nuestras vidas.

    Allí aún tuvimos la oportunidad de disfrutar de la mejor forma posible la fiesta onomástica y el privilegio de ser sus contemporáneos.

    Compartimos experiencias y nuestra permanente pasión con dos jóvenes latinoamericanos de visita en Cuba, refiriéndoles en la conversación el compromiso y las glorias resumidas en ese emblemático lugar, haciendo con música de fondo y la fiesta popular en derredor de guía turística inusual, al resumir la Historia patria, desde el Siglo XIX hasta la Batalla por la Libertad de los Cinco.

    Sirvieron de evidente demostración en el empeño de que comprendieran en breve tiempo una realidad que les resultaba ajena, el monumento al Maine y la necesaria alusión al águila destronada, hasta la explicación acerca del por qué de los nombres trascendentes de figuras de diferentes nacionalidades y campos del arte o las ciencias, reflejados en las pequeñas placas que habitan en los macizos de la Plaza de la Tribuna Antiimperialista, entre la estatua de Martì con el niño en brazos y su simbólico gesto acusador hasta los mástiles que pueblan el Monte de las Banderas y que en día patrio como ese, a nuestro criterio, debían haber ostentado las nuestras, victoriosas.

    Las emociones no culminarían, la lección continuaría, la satisfacción permanecería al sabernos una vez más coincidentes como alumnos perennes de ese, nuestro Fidel.

    Él, que mientras nosotros brindábamos en modesto convite internacionalista, sentados en las aceras de espaldas al Maine y frente al pueblo, mientras otros conmemoraban la fecha a su manera o posibilidades y muchas personalidades de todo el mundo le hacían llegar sus parabienes y los pueblos le dedicaban agradecidos sus pensamientos, celebraba su cumpleaños brindándonos toda la ayuda posible con su ejemplar sapiencia, consabida modestia e infatigable trabajo en ésta, su nueva juventud, evidenciada en su formidable crónica firmada a las 9 y 5 pm, del día de su 87 cumpleaños.

    En su artículo, necesario y convincente, que tituló “Las verdades objetivas y los sueños” , nos recuerda una vez más desde su característica abnegación, responsabilidad y certero análisis, la justeza de nuestra causa y la inmensidad de su gloria, partícula de vida de la Humanidad tan imprescindible en esta hora del planeta como su estrella.

  • el jose dijo:

    lo mejor (y para mí único) que trajo el cambio en Granma son esas excelentes primeras planas!!!!

  • Omar Pozo Crespo dijo:

    DESPUÉS DEL COLOSAL DESFILE DE CUBANOS Y LA REVISTA MILITAR ME HUBIERA GUSTADO VERLE LAS CARITAS A LA JUNGLA DE MIAMI INCLUIDOS LOS TRASNOCHADOS AñEJOS DE vERSALLES. SABEMOS QUE ELLOS NOS VEN Y ME IMAGINO LA RABIA QUE LOS EMBARGA. Y LO QUE FALTA!

  • Omar Pozo Crespo dijo:

    TAMBIÉN ESPERO QUE LOS ASESORES DE TRUMP LE HAYAN CONTADO SOBRE LO ACONTECIDO EN LA PLAZA DE LA REVOLUCIÓN, PORQUE DESPUÉS DE TODO ESTE TIPO DE EVENTO ES UNA EXCELENTE ENSEñANZA PARA LOS CREYENTES.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también