Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Continúa el caos en Iraq 12 años después de la intervención de EEUU

| 1 |
Después de las invasiones de Afganistán e Iraq, vimos un cambio de enfoque, con las grandes potencias enlistando fanáticos sectarios contra los estados independientes de la región.

Estado Islámico tomó control de la capital de la provincia de Nínive y Mosul después del colapso de las fuerzas militares y de seguridad, que sufren graves síntomas de corrupción.

Doce años después de la invasión estadounidense, Iraq todavía busca una salida a su inestabilidad política y de seguridad, ante la consolidación del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ocupa amplios territorios del país.

El analista político Raed al Yaburi explicó este viernes que la invasión estadounidense, que comenzó el 20 de marzo del 2003, es la causa principal de la inestabilidad tanto de seguridad como política y económica que vive el país.

En el plano de la seguridad, Al Yaburi cree que el deterioro se debe “a la desarticulación del Ejército del fallecido Sadam Husein, la disolución de sus aparatos de seguridad y de inteligencia, y la apertura de las fronteras durante varios años”.

En este sentido, explicó que los nuevos aparatos de seguridad fueron formados según “cuotas sectarias, con dominación de una sola parte (en mención a los chiíes)”, lo que debilitó su papel y los convirtió en un motivo de tensión y de violencia.

Por otra parte, según este analista, el proceso político que tuvo lugar en Iraq después del derrocamiento de Sadam también se basó “en criterios sectarios y étnicos, y marginó a la comunidad suní”.

Explicó que esa situación debilitó a los Gobiernos formados en Bagdad desde el año 2003.

También han influido las discrepancias entre las autoridades federales y el Gobierno de la región autónoma del Kurdistán en los últimos doce años que siguieron a la ocupación estadounidense.

Las dos partes se disputan territorios fronterizos con la región kurda y tienen discrepancias sobre la financiación de las fuerzas kurdas, también conocidas como “peshmergas”, y las competencias con respecto a la exportación del petróleo del Kurdistán.

Esas tensiones surgieron durante el mandato del exprimer ministro Nuri al Maliki, se convirtieron en protestas y acampadas en las ciudades de mayoría suní, y provocaron también la retirada de los políticos kurdos del Parlamento y del Ejecutivo federales.

Por otra parte, el descontento en las zonas suníes por la represión de las fuerzas de seguridad de sus protestas y la retirada de las tropas estadounidenses del país, a finales del 2011, además de la suspensión de los salarios de las milicias suníes progubernamentales, dieron un nuevo impulso al yihadismo, según Al Yaburi.

En un primer momento, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) tomó el control el pasado junio de la capital de la provincia de Nínive y la segunda ciudad más grande del país, Mosul, después del colapso de las fuerzas militares y de seguridad, que sufren graves síntomas de corrupción.

El pasado 30 de noviembre, el nuevo primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, reveló que 50 000 personas han estado cobrando sueldos del Ejército sin haber ejercido ninguna actividad en sus filas.

Después de ocupar Mosul, los combatientes del EI conquistaron Nínive y declararon un califato en las zonas bajo su control en el norte de Siria e Iraq, donde impusieron una interpretación radical del islam.

La aparición de los grupos yihadistas suníes en Iraq fue una de las consecuencias de la invasión estadounidense, que llevó también a la consolidación de las milicias chiíes que gozan actualmente de una fuerza que supera, a veces, la que tienen las fuerzas armadas.

Según responsables estadounidenses, unos 20 000 combatientes, de un total de 30 000 que se preparan para arrebatar la ciudad de Tikrit, sitada a 150 kilómetros al norte de Bagdad, al Estado Islámico, son milicianos chiíes, mientras que el resto pertenecen a las fuerzas regulares y a tribus suníes.

Al Yaburi explicó que esta situación general tendrá sus consecuencias sobre el futuro del país, entre otras la consolidación de las milicias chiíes, la destrucción de las zonas suníes y la expansión de la región autónoma del Kurdistán a las zonas disputadas con el Gobierno central.

(Con información de EFE)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Patricia Lagunas Sotomayor dijo:

    Estados Unidos invadio IRAK con falsas acusaciones, lo destruyo y ahora todavia sigue la guerra en ese pais y en el colmo de la situacion quiere dar un golpe de estado en Venezuela y seguro poner un dictador como lo hizo con Chile, pero nada es por la democracia sino solamente para poder saqueando a Venezuela de sus recursos naturales

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también