Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

ONU condena escalada de violencia en Libia

| + |

mapa-libiaLa Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL, por sus siglas en inglés) ha condenado este domingo la escalada de actos de violencia y duros enfrentamientos entre los grupos armados rivales en la capital de Libia, Trípoli.

En un comunicado, la UNSMIL ha denunciado también el bombardeo de las regiones residenciales en Bengasi (este), que ha causado la muerte de varias personas y el desplazamiento de muchos civiles.

Asimismo, ha lamentado la indiferencia de las partes involucradas en el conflicto, respecto a los llamamientos de la comunidad internacional para lograr un cese al fuego y acabar con la violencia.

“La continuación de la lucha constituye una seria amenaza a Libia del proceso político, y para la seguridad y la estabilidad del país”, reza el comunicado.

Esta nota llega después de que intensos enfrentamientos estallaran el sábado entre milicias rivales en ciudades de Trípoli y Bengasi, poco después de que el nuevo enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Libia, Bernardino León, anunciara una inminente visita al país africano para las negociaciones de alto el fuego.

A consecuencia de estos duros enfrentamientos, murieron casi 17 personas y centenares de civiles, se vieron obligados a huir de sus hogares.

Excombatientes rebeldes de Zintan (noroeste) y Misrata (oeste) han sido autores de grandes batallas en el sur de la capital libia, matando a más de 200 personas y obligando a muchas familias a abandonar sus residencias. Los dos grupos tuvieron un papel clave en el levantamiento que derrocó al exdictador del país Muamar Gadafi, en 2011.

El 14 de agosto, el Parlamento recién elegido de Libia pidió a la ONU una intervención militar a fin de proteger a los civiles frente a dichos enfrentamientos. El órgano legislativo también votó para disolver las milicias rivales, dándoles un ultimátum para incorporarse al Ejército y la Policía a finales de 2014.

Casi tres años después del linchamiento de Muamar el Gadafi, Libia sigue sumergida en la inseguridad, ya que el país ha sido testigo de numerosos enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los grupos militantes rivales que se niegan a deponer las armas a pesar de los esfuerzos del gobierno central para imponer el orden.

(Con información de EFE)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también