Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Dinorah, la bordadora de Fidel

| 34 |
Dinorah (derecha) y su hermana Raquel en la inauguración de la exposición “Fidel es Fidel”, del fotógrafo Roberto Chile, en el Memorial José Martí de La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Dinorah (derecha) y su hermana Raquel en la inauguración de la exposición “Fidel es Fidel”, del fotógrafo Roberto Chile, en el Memorial José Martí de La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El nombre que aparece en su carné de identidad es Lucía Lucinda Betancourt Montenegro, pero para “su familia, sus íntimos y El Jefe” ha sido toda la vida “Dinorah, la bordadora”.  Tiene 83 años cumplidos, de los cuales lleva más de 50 bordando los grados de Comandante en el uniforme verde olivo de Fidel Castro -“y en la camisa de hilo que él usaba por debajo del uniforme”, aclara.

Antiguamente, no era excepcional que los niños se inscribieran al nacer con tres nombres, pero luego en el registro oficial apareció solo con dos. Faltó el tercero en la lista, justo como la llamaron siempre su madre y su hermana Raquel, el núcleo de su familia criada en Luyanó, un barrio periférico de La Habana.

Dinorah y Raquel asistieron a la apertura de una exposición del fotógrafo y camarógrafo Roberto Chile, en el Memorial José Martí, de La Habana, dedicada al cumpleaños 88 del líder de la Revolución cubana, que se celebró este 13 de agosto.  Entre los cientos de asistentes que se apretujaron en la sala, estaban algunos de los colaboradores anónimos de Fidel Castro desde los primeros días de la llegada del Ejército Rebelde a la capital de Cuba en 1959 –escoltas, choferes, secretarias-taquígrafas-, muchos ya ancianos, gente humildísima y desconocida que poblaron desde muy jóvenes el Palacio de la Revolución, y que lo acompañaron hasta la enfermedad que alejó a Fidel de la dirección del Partido y el Estado cubanos en 2006. Dinorah entre ellos.

“En 1960 llegó a mi casa un escolta de Fidel. Alguien le había dado una referencia de nosotras, porque mi hermana y yo aprendimos el oficio de mi madre, y con eso nos ganábamos la vida. Él traía un uniforme y me pidió que le bordara los grados de Comandante. Yo no era nadie; qué honor”, se emociona.

En aquel momento el dibujo sólo contemplaba el rombo rojo y negro, con la estrella blanca en el centro, que comenzó a llevar al Triunfo de la Revolución. “Años después, al dibujo original se le incorporaron las dos ramitas. A mí me lo traían trazado en el uniforme, pero no siempre la línea estaba bien hecha”, admite. Su hermana Raquel tercia en la conversación: “Muchas veces la estrella venía con las puntas de diferentes tamaños, y para Dinorah todo tiene que ser perfecto.… Y es la campeona en estrellas.”

Si el rombo de Comandante con sus ramitas se distingue no es sólo por la precisión de este bordado, sino por la superficie exacta y colorida. “Utilizo hilo de algodón 50 mercerizado, que da ese acabado brillante” –explica-. Por supuesto que hay pocas actividades creativas menos instantáneas que el bordado: este tarda tres horas en armar a golpe de pespunte y punto de pasado, que se trabaja siempre con un mismo movimiento de derecha a izquierda con puntadas verticales.  “A veces llegaban y me decían: ¡Esto es para ayer. El Comandante se va de viaje mañana!, y yo me quedaba bordando hasta la madrugada.”

En 1986, la bordadora se jubiló, pero siguió en la casa hilando los grados de Fidel, y luego los de Raúl Castro. Raquel apunta otro dato: los bordados  de Dinorah han ido hasta el cosmos. “Sí, bordó toda la ropa de Arnaldo Tamayo (el primer cubano que voló al espacio, el 18 de septiembre de 1980, en la Soyuz 38). Esas banderitas cubanas que vimos en la televisión eran de Dinorah”.

Dinorah vio a Fidel frente a frente solo en una ocasión. Ocurrió en 1994, cuando se le entregó un diploma a los empleados de Palacio que llevaban más de 30 años de trabajo junto al Comandante. “El me dio el diploma, tengo la foto”, sonríe. “Una vez me enfermé y no pude trabajar los grados. Pensé: ‘ni sabe quién yo soy, no importa, otra compañera lo hará por mí’.  Una persona me contó que había entrado a una reunión, y oyó cuando él dijo: ‘Esto no me lo bordó Dinorah’. ¡Qué lindo! Él sí lo sabía, él sabe quién es Dinorah, la bordadora”.

El 17 de mayo de 1959 Fidel firmó la Ley de Reforma Agraria en el lugar desde se transmitía Radio Rebelde. Lleva ya el grado de Comandante bordado en su uniforme verde olivo. Foto: Archivo de Granma

(Tomado de La Jornada, México)

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nene dijo:

    De acuerdo con Amilkar. Gracias, Dinorah la bordadora. Gracias.

  • Yandi V. R. dijo:

    Muy linda historia, una lastima que Dinorah no haya podido conocer al comandante hasta pasados treinta anios de estar bordando sus grados!!!!… Gracias Dinorah por su fidelidad.

    • carlos alfonso dijo:

      Esa no es la esencia de la historia Yandi, la esencia es otra, la dignidad y la estima de hacer una labor humildemente sin esperar nada a cambio.

    • Ivette dijo:

      Yandi Yandi Yandi… qué acto de amor, dedicación y pasión puede llevar en su evaluación la palabra LASTIMA? Estoy segura de que para Dinorah, la razón se ser ante cada bordado era que su Jefe, nuestro Comandante, nuestro Fidel, llevara la gallardia en sus hombros de Comandante. A Dinorah hay que darle las gracias por ser la cubana que analteció los hombros de Fidel con colores de julio, blanco de estrellas, amarillo de fe…sobre el verde de la esperanza!! 100 para Carlos Alfonso!!

  • jennifer dijo:

    En Dinorah se representa el amor que le tenemos los cubanos a Fidel es incomparable como ha sido un líder tan querido en Cuba y en el mundo, lo más simple o sencillo que podamos hacer por él siempre llena a los cubanos de mucho orgullo. Y así debe sentirse ud. Dinorah orgullosa de haber tenido esa oportunidad de haber trabajado para el más brillante de todos los cubanos.

  • ramses dijo:

    Que fuera de nuestra historia sin heroes anonimos como Dinorah, porque ella forma parte ya de nuestra historia. Gracias por tu entrega y por jamás abandonar tan noble tarea que debe ser eterno orgullo, no todos en la vida tenemos la posibilidad te bordar los grados de un jefe y mucho menos de una figura de la talla de Fidel. Dinorah tú has cumplido cabalmente con la obra de la vida. Gracias

  • EBA dijo:

    !Que lindo,Dinorah! Tu pensabas que no y si, te conoce. Ese es nuestro Fidel. !Viva Fidel! y !viva Dinorah y todos los que como ella han estado cuidandolo y amandolo en todo. Incluyo a su esposa, que solo ahora hemos sabido de ella y merece también, y mucho el agradecimiento de todos los cubanos.
    Cuba lo necesita, Comandante, al menos 88 más, así, en la casa bien atendido y cuidado, refexionando, escribiendo y dando de vez en vez algún consejito, que también hace falta.

  • habano dijo:

    Se me salieron las lágrimas, que mujer tan sencilla. Y nuestro comandante siempre muy personal y atento a todo.

  • José M. Calero Gross dijo:

    Gracias, Dinorah, por todo lo realizado en su ya larga vida. Sus bordados eran especiales y lo merecía nuestro Comandante en Jefe.

  • pguerra dijo:

    Bella Historia, felicidades para usted también

  • Leonora dijo:

    ¡Que impresionate no!, Dinorah y su hermana fueron vecinas de mi familia en el municipio Playa por muchos años, todavia hoy las veo siempre una llevando a la otra por la Ave. 31, recorriendo el barrio, en sus trajines de mandados, etc.
    Nunca supe que ese fuera el trabajo de Dinorah, ellas siempre fueron muy activas e integradas a las tareas de la Revolución, los CDR, la FMC, personas muy humildes y naturales.

  • jorge navarro torres dijo:

    las personas como dinorah, son también hérores anónimos. mi reconocimiento a todos ellos.

  • Ondina dijo:

    me gustó la historia, que orgullo para Dinorah

  • angel dijo:

    Bien bonita esta historia, eso es muy lindo el reconocimiento a todo el personal que en silencio ha colaborado con el comandante.

  • isabela dijo:

    Estas historias me emocionan; pero Dinorah estas en un error, ustedes no son anónimos, un buen lider conoce a todos sus colaboradores y así es el nuestro ¿viste que bien se dio cuenta de que no eras tu la que había bordado en aquella ocasión?. Te felicito por tu fidelidad, tu constancia, tu amor al trabajo y a nuestro lider eterno. Gracias por existir

  • maria elena dijo:

    FELICIDADES DINORAH, LINDA HISTORIA Y UN HONOR TREMENDO PODER SER PARTICIPE DE LAS PRENDAS DE VESTIR DEL COMANDANTE

  • beatriz dijo:

    Gracias Dinorah, su historia es hermosa y muestra la humildad y sencillez de la mujer cubana. Puede sentir sano orgullo por ser especial su labor. Igual todos los que apoyan anónimamente el desempeño de nuestro Fidel.

  • Alejandro Díaz de León dijo:

    Al leer historias como estas a uno se le pone el corazón blandito de verdad. hay muchas personas anónimas como ellas que durante todos estos años han atendido y protegido a nuestro Comandante. Felicidades a Fidel en este su cumpleaños, este pueblo aún lo necesita mucho y felicidades a todos los que en todos esto años han cooperado. Necesitamos personas como ellas humildes y laboriosas.

    • Heidi dijo:

      Me estimula ver como todos los comentarios tienen dentro esos sentimientos que siempre terminan uniendo a los cubanos, como esta linda historia, hay otras muchas que son las que sostienen día a día nuestra historia de revolucionarios perpetuos y orgullosos de haber tenido y tener aún a Fidel, a Martí y de ser faro para la América.

  • yai dijo:

    es impresionante la historia no todo viven la dicha que tuvo dinorah que fue trabajar para fidel aunque fuera en esa condiciones cuantos no hemos queridos ser parte de una historia como la de dinorah, la humildad de la persona engrandece el corazón cuantas dinorah ay en las calles con historia similares, que vivan las dinorah

  • Kchita dijo:

    Lo garantizo, una de las mejores entradas que he hecho en cubadebate , linda cubana Dignorah

  • matancero dijo:

    Me encantó esta historia. La TV podría hacer un gran reportaje sobre esta labor tan anónima.
    Se uniría a la historia del niño Marlon: http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/08/14/el-idolo-de-marlon-mendez-se-llama-fidel/comment-page-1/#comment-1837501
    como un lindo homenaje al Comandante.

  • feminista dijo:

    Qué historia más lindaaaaaa. De lo mejor que leido en Cubadebate. La voy a sugerir a mis colegas y amigos.
    ¿Por qué no hacen una crónica al respecto?

    Gracias CUBADEBATE.

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta de la UPEC y la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo “Juan Gualberto Gómez” En twitter: @elizalderosa

Vea también