Imprimir
Inicio » Noticias  »

“Padrino, te quiero mucho”

| 5 |

 

El pequeño Leandro junto a su padrino Fernando.

El pequeño Leandro junto a su padrino Fernando.

Por Yenisei García

María de los Ángeles Betancourt es una cubana que comparte lazos matrimoniales con el francés Eric Epitalón, el fruto de esa unión es el niño Leandro Epitalón. En su empeño de luchar por la causa de los antiterroristas cubanos injustamente prisioneros en Estados Unidos y como miembro de la asociación Francia-Cuba  desde el año 2001, ella consideró junto a su esposo, desde que concibió a su bebé, la posibilidad de que Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González fueran los padrinos de su hijo.

Esta hermosa idea se materializó y ella nos cuenta detalles de todo el proceso.

-Mi esposo es el presidente de la Asociación Francia-Cuba de Var, y el caso de los Cinco es uno de temas prioritarios a tener en cuenta a la hora de emprender acciones.

“En una ocasión el grupo de solidaridad se reunió  para planificar las acciones a favor de la libertad de Los Cinco, y surgió la propuesta de que mi hijo, que venía en camino, como nexo franco-cubano, podía ser una opción para pedir por la excarcelación de los héroes, la iniciativa de que nuestros compatriotas apadrinaran al niño fue consensuada y enviada al presidente de la asociación nacional y a Ana María Chongo, cónsul de Cuba, quienes lo consideraron una buena idea.

“Le escribimos sendas cartas a Los Cinco  pidiendo la autorización, la respuesta fue inmediata, positiva, rápida y sin vacilaciones, con la única condición de mantener lazos para verlo crecer. Desde aquel entonces la comunicación por cartas es muy grande, ellos le escriben poemas, le envían dibujos”.

¿Siente usted que su hijo es privilegiado por tener la condición de ahijado de estos grandes hombres?

-El objetivo de esta idea era que ellos pudieran estar presentes en la ceremonia de bautizo, fue una acción más para lograr su liberación,  ser padrino o madrina es un rol privilegiado en una familia, los lazos de amistad con los padres se reafirman y es el comienzo de una relación única con este niño. Esta invitación fue una señal clara del valor y el respeto hacia ellos.

“Por supuesto hicimos la petición al gobierno de Estados Unidos de que permitieran a los luchadores cubanos asistir al bautizo, pero se negaron. Pienso que mi hijo tiene el privilegio de tener cinco valerosos hombres, pero a su vez es un gran sacrificio porque él quiere conocerlos, jugar con ellos y consolidar esa conexión que los une.

“Cuando uno busca quien apadrine a su hijo espera que seas un amigo para este niño, que lo escuches cuando pase momentos inciertos, que le des una palabra de ánimo y aliento cuando la necesite, en fin, que seas alguien que le ame, le dé alegría y apoyo”.

¿Y usted vio esa posibilidad en Los Cinco?

-Si, por supuesto, no vacilé en tomar una decisión que pudiera tornarse en una acción humanitaria, nosotros le hablamos a Leandro de sus padrinos, pero él conoce muy bien lo que sucede con ellos a pesar de sus 3 años de edad, lo comprende y también solicita como niño la posibilidad de estar junto a los que ya se convirtieron en sus familiares-.

Cuéntanos de la ceremonia.

-Tuvo mucha repercusión, asistieron todos los amigos de la asociación, los cubanos residentes en Francia, y otras personas que desconocían del caso, o sea, esta ceremonia sirvió para divulgar el caso, nosotros incluso confeccionamos un vino orgánico etiquetado con la imagen de Los Cinco, aquello fue todo un éxito, lo vendimos muy rápido, con eso pudimos recaudar fondos para nuestra campaña.

“Cuando recibimos la negativa del gobierno de Estados Unidos de igual forma llevamos a cabo la ceremonia de bautizo por la iglesia con sus padrinos espirituales y automáticamente efectuamos  un bautismo republicano o civil a través de la alcaldía de la comuna de Carnoules en el departamento de Var, la cual estuvo presidida por el alcalde comunista Henri Céze, él ama a Cuba, recuerdo que dijo-El niño ha sido bautizado por la iglesia pero tendrá a Los Cinco como padrinos de honor por haber dado pruebas de gran coraje y valor, que les ha permitido ganar el reconocimiento y el respeto de millones de progresistas en el mundo.-.

“Y sucedió algo interesante, el bautizo fue publicado en los periódicos, hubo mucha participación del pueblo, o sea que de cierta manera cumplió sus objetivos, no logramos en ese momento liberarlos, pero el caso ocupó un espacio importante en los medios franceses. Esa fue otra importancia del bautismo, ellos estuvieron presentes en alma”.

¿Después del bautizo cómo han sido las relaciones con los antiterroristas cubanos?.

-Hemos seguido manteniendo contacto a través de fotos y letras, ellos le envían postales, dibujos, libros y el niño es capaz de identificarlos y definir sus particularidades. Nosotros nos retroalimentamos y les enviamos muchas cartas, en todas les contamos sobre las acciones que se realizan en Francia y en el mundo por su liberación y le mandamos fotos de Leandro para que vean su evolución, y así será hasta que ellos vuelvan a casa y se puedan disfrutar mutuamente.

¿Cómo participas en la campaña por la liberación de Los Cinco?

-Formo parte de la asociación Francia-Cuba, y como decía antes desde allí planeamos cada acción que vamos a ejecutar, participo en todas y además mi vinculo personal con Los Cinco me compromete a hacer un poco más, por ejemplo en el mes de marzo estuve en Londres en la Corte Internacional de Justicia donde presenté la petición del niño de liberación de sus padrinos, para poder relacionarse con ellos y crecer en ese amor que sustituye el de los padres.

“Allá tuve contacto con familiares de los héroes cubanos, conversé mucho con Adriana, la esposa de Gerardo, ella me sugirió que debemos extender nuestra petición a otras personalidades, sectores, y en especial a la primera dama estadounidense, porque ella es mujer y madre”.

¿Y se comunicaron con Michelle Obama?

-Sí, le enviamos la petición pero aún no tenemos una respuesta, pero creo que es importante destacar que ya hemos dado el paso. La petición también está circulando por toda Europa.

“Otra de las acciones importantes es la recogida de firmas a favor de la libertad de nuestros hermanos y de la reunificación con sus familiares y seres queridos, hemos conseguido una cantidad considerable de las rúbricas, lo cual plasma la voluntad indiscutible de los franceses de que se haga justicia”.

¿Cómo ha sido su relación y la del niño con los familiares, cómo acogieron esta iniciativa?

-Recuerdo que el primer contacto fue después del bautizo cuando vinimos a Cuba. Fuimos invitados a una actividad con brigadas de solidaridad en el campamento Julio Antonio Mella en Caimito, allí expusimos todo acerca de las acciones en Francia, incluida la iniciativa del bautizo y entregamos materiales, los brigadistas nos hicieron muchas preguntas, en fin no pudo haber mejor lugar para compartir nuestra historia, porque todas aquella personas luchan por la misma causa, allí estaban presentes los familiares de Los Cinco, nuestros familiares,  ellos nos pidieron continuar la lucha, conversamos  e intercambiamos ideas, desde ese día tenemos una excelente comunicación y acogen el hecho del bautismo de muy buena manera, ellos quieren a mi hijo.

¿Planeas una siguiente acción?

-Queremos ir a Estados Unidos para visitar en prisión a Tony, Ramón y Gerardo, sobre todo a este último por quien debemos redoblar los esfuerzos, él enfrenta una muy dura condena.

“Además Leandro se identifica mucho con Gerardo y viceversa, no sé si será porque él no ha podido tener hijos, pero sí estoy segura que es un cariño que se siente por ambas partes”.

¿Cuál ha sido la reacción del niño en su primer encuentro con René y Fernando?

-A René lo conoció por primera vez en una visita que él hizo a Francia, el primer impacto fue un poco difícil, pero una vez que logra besarlo y abrazarlo, cruzar palabras y una simple cargada todo se dio muy espontáneo, a pesar de que el entorno era muy oficial, Leandro no escatimó en estar a su lado todo el tiempo.

“Con Fernando fue algo muy diferente, pero igual de emotivo, se dio en un ambiente muy familiar donde habían muchos amigos deseosos de ver ese abrazo tan anhelado, ha sido hermoso y continuará siéndolo, y lucharemos para que suceda de la misma manera con Tony, Ramón y Gerardo.

“Los encuentros ha sido como si se conocieran de siempre. La frase que más utiliza el niño para hablar de ellos es ‘padrino te quiero mucho’, la dice todo el tiempo, sus expresiones sentimentales son muy evidentes”.

¿Qué te ha inspirado a insertarte en esta batalla?

-En primer lugar porque soy cubana, involucro a mi hijo porque tiene que tener y mantener sus lazos con Cuba, conocer su historia y comenzar desde pequeño a luchar por la justicia porque más allá de los vínculos que ya existen, o de una nacionalidad, o de un caso político, se trata de defender la justicia universal y de tener un ápice de humanidad por esos hombres que han sido alejados de sus seres queridos por 16 años, es demasiado.

“Esta es una campaña importante y de cualquier manera debemos terminar con el agobio de las madres, esposas e hijos de estos luchadores; y terminar con el agobio de un pueblo que espera su regreso y no vacila un segundo en emprender cualquier acción para que Obama los envíe de vuelta a su patria.

“Ellos son cinco hombres inocentes y he aprendido muchas cosas en esta batalla, he visto como el mundo se levanta para apoyar a nuestra Isla, eso nos impulsa a luchar con más fuerza y compromiso, es motivo de orgullo. Quisiera que este paso de viajar a Estados Unidos fuera la culminación del interminable proceso, ya es hora de pasar esa página y continuar la historia con broche de oro”.

¿Si tuvieras la oportunidad de poderle hablar al presidente Barack Obama sobre el caso, qué le dirías?

-Le pediría de favor, le imploraría que devuelva a Gerardo, Ramón y Antonio al suelo donde pertenecen, el puede hacerlo antes de terminar su mandato, sería un hermoso gesto de humanidad, el mundo y la justicia le van a agradecer y sobre todo puede quitar de su conciencia un enorme peso, el sufrimiento de seres humanos inocentes.

Entre emociones encontradas, María de los Angeles contaba esta historia, Leandro me mostraba las postales y cartas que recibe de sus padrinos, y ansioso tomó mi grabadora, como si ellos, allá tras las rejas lo escucharan, y dijo: “Padrinos, los quiero mucho”.

El pequeño Leandro junto a su padrino Fernando.

El pequeño Leandro junto a su padrino Fernando.

El pequeño Leandro junto a su padrino Fernando.

El pequeño Leandro junto a su mamá y su padrino Fernando.

El pequeño Leandro junto a su mamá y su padrino Fernando.

El pequeño Leandro junto a su padrino Fernando.

 

 

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Esther fernandez Mendoza dijo:

    Creo que es una buena forma de dar su apoyo irrestricto a la causa de los Cinco Heroes

    • Maria Epitalon dijo:

      Al leer este articulo siento que el mundo entero esta de nuestro lado en esta lucha interminable ; ya que los comentarios son positivos , réconfortantes. Cada paso , cada cosa que se haga para liberar a estos hombres inocentes le demostrara a los familiares , amigos y en especial a Léandro que no estan solos en esta ardua lucha la cual no puede terminar de otro modo que con la victoria y la conviccion de que VOLVERAN.

  • Tania Maria dijo:

    es una historia muy tierna y bonita , la liberación de los 5 antiterroriasta puede ser el mojor regalo para leandro y poder cumplir su deseo de niño

  • Omar dijo:

    una acción muy noble que merece ser aplaudida. es bueno que todos conocan qué sucede con el caso de los 5. la verdad tiene que recorrer el mundo para que se sepa.

  • Jorge Luis Martinez dijo:

    Hola que bueno que el niño pudo darle un beso a su padrino , que contento estoy

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también