Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Arabia Saudita: Una ley prohibiría matrimonio a mujeres menores de edad

En este artículo: Arabia Saudita, matrimonio, Mujer
| 12

menores de edadArabia Saudita prepara una ley que prohíbe que las mujeres se casen antes de cumplir los 18 años y otorga más derechos a las féminas, informó hoy el periódico árabe internacional Al Hayat.

Según las fuentes oficiales citadas por el diario, este proyecto de ley evitaría los matrimonios de menores de edad, aunque estos contaran con la autorización del tutor de la joven.

La ley, que será propuesta ante el Consejo de la Shura (órgano consultivo), establece una relación “igualitaria” entre el hombre y la mujer, usando el término de “asociación”, agregaron las fuentes.

De esta forma, se modificaría lo estipulado tradicionalmente en el contrato de matrimonio, en el que el hombre era el responsable de la mujer, una autoridad de la que se ha abusado.

La ley garantiza el derecho de la mujer a establecer condiciones en el contrato de matrimonio, lo que le permitiría, por ejemplo, divorciarse inmediatamente si su marido se casa con otra mujer.

También prevé que la mujer pueda recurrir a las instituciones gubernamentales o a los tribunales sin el permiso de un tutor varón, que hasta ahora debe identificar a la fémina en estos trámites.

Si es ratificada, la legislación supondrá un gran avance en la situación de las mujeres en Arabia Saudí, donde para estos asuntos se recurre a la ley islámica o “sharía”, cuya aplicación es muy estricta en el reino.

La princesa Adela, hija del rey Abdalá, sugirió en una rueda de prensa a finales del 2011 que se iba a aprobar una ley para prohibir el matrimonio de las menores.

(Con información de EFE)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    A pesar de que parecen maravillosos todos estos cambios en Arabia Saudita en relación con la mujer, si midiéramos sus resultados prácticos, a lo que esto llevara, especialmente en un país musulmán, será al desperdicio total de la mejor edad erótica y de intensidad sexual en la vida de las personas, la que comienza a partir de los doce años y hasta con anterioridad. O sea, que ya aquí cometeremos un grave crimen contra la humanidad en un intento por proteger a una minoría que, de todas forma, con libertad para elegir ó sin ella, la vida en la mayor parte de los casos siempre le va ha resultar frustrante en el asunto del compañero ó compañera que encontraran para formar sus vidas, sea en el país que sea. De manera que crear leyes, tanto para evitar los matrimonios arreglados como los matrimonios de menores, no cambia en absoluto la suerte de la inmensa mayoría de las personas, mientras que sí las mantiene por más tiempo sin conocer los placeres sexuales, como es muy común que suceda en la mayor parte del mundo, donde los tabúes sexuales frustran sexualmente a la mayor parte de la juventud. Por lo tanto, lo que se conseguirá con esas nuevas leyes en dicho país no va a ser en la practica –al menos por el momento- darle la oportunidad a la mujer de elegir a su compañero conyugal (con dieciocho años ó con cuarenta, ellas van a seguir siendo dominadas por las decisiones en la familia), sino que lo que hará será hacerla esperar hasta esa edad para disfrutar de una de las pocas cosas que puede disfrutar la mujer en dicho país, a no ser que proviniera de una familia acaudalada como la tal princesa Adela, a la que se le olvidó que ella abusa de sus muchas criadas, además de que vive muy bien dentro de lo que ella supone que es vivir felizmente, lo que no tuvo en cuenta al quejársele a su padre sobre los abusos que se comenten en contra de la mujer en su reino.
    En cuanto a los derechos que en el papel les darán a las mujeres, ello es algo para lo que los sauditas están tan reparados como los indios que viven desnudos en la selva del Amazona están preparados para que alguien les diga como es que tienen que vivir; sencillamente ellos no podrán asimilar esos cambios. Y tratar de imponerlos, generará odios , rabias y brutalidad masculina hacia las mujeres, lo que será un largo camino muy traumático en una cultura que ha sabido vivir de acuerdo a muy viejas tradiciones, pero que no podrá vivir de acuerdo a los estilos de vida occidentales, donde el hombre tiene que someterse a las histerias y exabruptos naturales de la mujer, pero especialmente si esta es absorbente económicamente, lo que los fuerza a ser sumamente cuidadosos con sus sensibilidades y susceptibilidades para evitar palabras ó acciones que las afecten, lo que terminaría en el despido y divorcio. Y aunque tal parece que el feminismo se vanagloria de que tantas mujeres repudien a sus conyugues como uno de sus mayores logros, la realidad es que para con la sociedad ello no tiene nada de bueno.

  • lisa dijo:

    WOW!!! Increible!! Qué progresistas!! Así que van a dejar que te divorcies si tu marido se casa con otra.. uff.. Qué honor para las saudíes!!
    Es increíble como los EU se hacen llamar los campones de la democracia y van por el mundo atacando lo que ellos llaman dictaduras y sin embargo son super amigos del más retrógrada de los países, Arabia Saudita, el cual si tiene una dictadura cruel que afecta mayormente a las mujeres donde estas no tienen derechos.

  • @lin@ dijo:

    Vale por los Sauditas, el mundo Árabe y demás son mal vistos por su habitual violación a los derechos de las mujeres, son paleontológicos sus sabidos comportamientos con las mujeres, sus limitadas libertades a las que son sometidas.

  • Andrés Dovale Borjas dijo:

    Es un paso de avance en el mundo musulmán más reaccionario. Allí los padres pueden casar a las niñas de muy corta edad, por tanto no se trata, como señala el sofista, de privar a las mujeres de una vida sexual activa desde los 12 a los 18 años, sino de proteger a las niñas menores de edad de las decisiones de sus padres y esposos.

    • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

      Andrés, yo no creo que haría mucha diferencia entre sufrir un mal esposo a los doce años ó sufrirlo a los dieciocho. Incluso, normalmente se suele ser más paciente y compasivo con alguien de poca edad que con alguien que ya tiene una mente sicológica forma llena de prejuicios y malicias. Por otra parte, si en occidente -y debido a los prejuicios y tabúes- se les hace difícil a los adolescentes el disfrutar de lo que más desean en la vida (nada hace más feliz a un adolescente que el tener una pareja con la que tenga relaciones carnales), en un país musulmán el tener relaciones sexuales fuera del matrimonio es algo que no solo es imposible sino que se castiga severamente, incluso hasta con la muerte en lo que llaman de “honor familiar”. Si en algo se hubiera querido avanzar desde hace mucho tiempo y sin presiones de los gobiernos occidentales, hubiera sido en prohibir los matrimonios de menores de dicha edad con adultos que les llevaran una diferencia de más de diez años. Pero eso de las diferencias racionales de edad nadie se atreve a aplicarla en ninguna parte del mundo, pues los ricos siempre reclamaran el privilegio de poder adquirir a una pareja cuarenta ó cincuenta años más joven, las que por lujos y vida despampanante si están “felizmente” dispuestas a dejarse manosear y a parirle hijos a un viejo. Entonces, ¿Dónde está la gran diferencia moral y de protección a los seres humanos en la cultura yanqui y en la cultura saudita? En la práctica, ¿Cuál de las dos les garantizaría mejores derechos sexuales a los adolescentes? ¿Será acaso la de un país donde se condenan a las maestras a años de cárcel por “abusar” sexualmente de un muchacho de dieciséis años que se masturbaba en el baño de la escuela después de mirle las pierdas por debajo de la mesa hasta el extremo de que se den casos frecuentes de tupiciones en los desagües de los planteles escolares ó universitarios por tanta acumulación de semen en las cañerías?

    • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

      Andrés, aprovechando que respondo a tu comentario, voy a extenderme un poco más para explicarme mejor en lo que pienso sobre estos cambios en las tradiciones ancestrales en Arabia Saudita.
      Yo no creo que haría mucha diferencia el sufrir un mal esposo a los doce años ó sufrirlo a los dieciocho. Incluso, normalmente se suele ser más paciente y compasivo con alguien de poca edad que con alguien que ya tiene una mente sicológica formada y llena de prejuicios, malicias y especulaciones. Por otra parte, si en occidente -y debido a los prejuicios y tabúes- se les hace difícil a los adolescentes el disfrutar de lo que más desean en la vida (nada hace más feliz a un adolescente que el tener una pareja con la que tenga relaciones carnales), en un país musulmán el tener relaciones sexuales fuera del matrimonio es algo que no solo es imposible sino que se castiga severamente, incluso hasta con la muerte en lo que llaman de “honor familiar”. Si en algo se hubiera querido avanzar desde hace mucho tiempo y sin presiones de los gobiernos occidentales, hubiera sido en prohibir los matrimonios de menores de dicha edad con adultos que les llevaran una diferencia de más de diez años. Incluso, todavía mejor que ello seria casarlas con otros menores, lo que seria más apropiado. Pero eso de las diferencias racionales de edad nadie se atreve a aplicarla en ninguna parte del mundo, pues los ricos siempre reclamaran el privilegio de poder adquirir a una pareja cuarenta ó cincuenta años más joven, las que por lujos y vida despampanante si están “felizmente” dispuestas a dejarse manosear y a parirle hijos a un viejo. Entonces, ¿Dónde está la gran diferencia moral y de protección a los seres humanos en la cultura yanqui y en la cultura saudita? En la práctica, ¿Cuál de las dos les garantizaría mejores derechos sexuales a los adolescentes? ¿Será acaso la de un país donde se condenan a las maestras a años de cárcel por “abusar” sexualmente de un muchacho de dieciséis años que se masturbaba en el baño de la escuela después de mirle las pierdas por debajo de la mesa hasta el extremo de que se den casos frecuentes de tupiciones en los desagües de los planteles escolares ó universitarios por tanta acumulación de semen en las cañerías?
      Yo bien recuerdo como bellos cuentos de hadas, cuando mi abuela comentaba sobre las niñas y niños de doce años que eran casados en su época y en la de su madre mediante arreglos matrimoniales, haciéndome la ilusión de haber estado viviendo en esos tiempos y de haber sido uno de los muy afortunados que fueran casados. Pero no tuve tal dicha, y tuve que esperar –así como la gran mayoría de mis amigos de la juventud- hasta mucho más allá de los veinte para tener mi primera experiencia sexual con una hembra, aunque si fui varias veces asaltado sexualmente en la obscuridad e los cines; no por mujeres adultas, sino que por los más osados y menos reprimidos sexualmente: los homosexuales. Creo que mejor que esto hubiera sido que me hubieran casado con cualquier muchacha y hasta con una mujer adulta cuando estaba en la edad de la adolescencia, de la que me perdí totalmente su intensidad erótica natural de esos momentos de la vida.

    • Olguita dijo:

      Realmente , considero cruel la situación de las mujeres y niñas en los países musulmanes, lo que espero es que lo que implica esta Ley pueda extenderse a los demás países árabes, donde ser mujer es una desgracia.

  • 1-27 dijo:

    Al fin así acaba la tragedia de tantas niñas que eran obligadas a casarse con viejos porque el Corán se los permitía, muchas de las cauales se suididaban, no olvidar que el propio Mahoma tuvo entre sus esposas a una niña de 9 años, algunos dicen que eran aún más pequeña.

  • medusa dijo:

    Raúl, vaya al psicólogo.

  • Rolo dijo:

    Pienso que esta ley no va a influir en nada en la forma de pensar y actuar de la mayoría de los ciudadanos de ese país, al menos ni a corto ni a mediano plazo, no se debe olvidar que este es un país con una férrea cultura basada en las ideas y modo de vida más comprometidos con la fe musulmana y sustentada por una clase dominante muy poderosa económicamente, a no ser que impongan la pena de muerte o la mutilación de algún miembro de quién viole la ley, de todas maneras, parece que ya comienzan a observarse signos de querer hacer algunos cambios en la sociedad, lo cual no estaría mal. Por otro lado creo que la ley como tal busca la protección de la mujer en sus primeras etapas de niñez y juventud, puesto que en la inmensa mayoría de los casos todas las niñas y jóvenes que son obligadas a casarse, es a través de matrimonios concertados y todas sin excepción una vez casadas son consideradas propiedad del marido, (algo así como un medio básico), sin derecho al estudio y al disfrute de una vida plena como ser humano, solo con derecho a tener hijos y cuidarlos … Ahhh, y ser aparte de una esposa sumisa, una esclava. Pues bien, este es el país que quiere llevar la “LIBERTAD” al pueblo Sirio y que sin mucho miramiento y su gran fe en sus creencias es capaz de organizar y preparar invasiones y ataques de mercenarios y grupos extremistas a ese país y hasta matanzas con armas químicas. Realmente, si no fueran tan sádicos movieran a la risa ….

    • Olguita dijo:

      Lo que puede ocurrir es que aunque se establezca como Ley ya los hombres arabes están acostumbrados a tener relaciones con niñas,entonces pueda haber una explosión de pedófilos incontrolable, pues si moralmente estubieran covencidos de que eso está mal no lo hubieran hecho durante tanto tiempo. Siento compasión por las niñas de esos países.

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Andrés, aprovechando que respondo a tu comentario, voy a extenderme un poco más para explicarme mejor en lo que pienso sobre estos cambios en las tradiciones ancestrales en Arabia Saudita.
    Yo no creo que haría mucha diferencia el sufrir un mal esposo a los doce años ó sufrirlo a los dieciocho. Incluso, normalmente se suele ser más paciente y compasivo con alguien de poca edad que con alguien que ya tiene una mente sicológica formada y llena de prejuicios, malicias y especulaciones. Por otra parte, si en occidente -y debido a los prejuicios y tabúes- se les hace difícil a los adolescentes el disfrutar de lo que más desean en la vida (nada hace más feliz a un adolescente que el tener una pareja con la que tenga relaciones carnales), en un país musulmán el tener relaciones sexuales fuera del matrimonio es algo que no solo es imposible sino que se castiga severamente, incluso hasta con la muerte en lo que llaman de “honor familiar”. Si en algo se hubiera querido avanzar desde hace mucho tiempo y sin presiones de los gobiernos occidentales, hubiera sido en prohibir los matrimonios de menores de dicha edad con adultos que les llevaran una diferencia de más de diez años. Incluso, todavía mejor que ello seria casarlas con otros menores, lo que seria más apropiado. Pero eso de las diferencias racionales de edad nadie se atreve a aplicarla en ninguna parte del mundo, pues los ricos siempre reclamaran el privilegio de poder adquirir a una pareja cuarenta ó cincuenta años más joven, las que por lujos y vida despampanante si están “felizmente” dispuestas a dejarse manosear y a parirle hijos a un viejo. Entonces, ¿Dónde está la gran diferencia moral y de protección a los seres humanos en la cultura yanqui y en la cultura saudita? En la práctica, ¿Cuál de las dos les garantizaría mejores derechos sexuales a los adolescentes? ¿Será acaso la de un país donde se condenan a las maestras a años de cárcel por supuestamente “abusar” sexualmente de un muchacho de dieciséis años que se masturbaba en el baño de la escuela después de haberle mirado las piernas por debajo de la mesa hasta el extremo de que se den casos frecuentes de tupiciones en los desagües de los planteles escolares ó universitarios por tanta acumulación de semen en las cañerías?
    Yo bien recuerdo, como bellos cuentos de hadas, cuando mi abuela comentaba sobre las niñas y niños de doce años que eran casados en su época mediante arreglos matrimoniales, cuentos con los que me hacia la ilusión de haber estado viviendo en esos tiempos y de haber sido uno de los muy afortunados que fueran casados. Pero no tuve tal dicha, y tuve que esperar –así como la gran mayoría de mis amigos de la juventud- hasta mucho más allá de los veinte para tener mi primera experiencia sexual con una hembra, aunque si fui varias veces asaltado sexualmente en la obscuridad de los cines; no por mujeres adultas, sino que por los más osados y menos reprimidos sexualmente: los homosexuales. Creo que mejor que esto hubiera sido que me hubieran casado con cualquier muchacha y hasta con una mujer adulta cuando estaba en la edad de la adolescencia, de la que me perdí totalmente su intensidad erótica natural de esos momentos de la vida.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también