Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Nueva edificación en Nueva York divide a ricos y pobres

| 13

Edificio New York

Los residentes de clase trabajadora de un rascacielos de lujo que se está construyendo en el distrito neoyorquino de Manhattan, EE.UU., tendrán que utilizar una entrada separada para “pobres“, informa el periódico ‘New York Post’.

El edificio de 33 pisos de la compañía de construcción Extell situado en el barrio de Upper West Side contará con 219 apartamentos que se pondrán a la venta a partir de millón de dólares. Sin embargo, la lujosa torre va a incluir también 55 viviendas en los primeros pisos diseñadas especialmente para el alquiler asequible de la clase media a un precio inicial de 845 dólares al mes, cantidad extraordinariamente baja para Manhattan.

Esta disparidad de precios es la justificación para que Extell haya diseñado dos entradas separadas al edificio: una para los propietarios y otra para los arrendatarios de la parte “asequible” de la torre de lujo.

Como era de esperar, las puertas para los “ricos” y “pobres” provocaron gran polémica e indignación en la comunidad neoyorquina.

“Eso no tiene cabida en el siglo XXI, sobre todo en el Upper West Side, que es y siempre ha sido un bastión del progresismo”, afirma la asambleísta Linda Rosenthal. “¡Esto es condenable! ¿Cuál es la necesidad de segregar a la gente de la clase trabajadora de bajos ingresos de los ricos?”, añadió la demócrata.

Aunque el edificio aún está en construcción, ya cuenta con algunos opositores: “Debe haber una sola puerta para que todos puedan compartir el acceso por igual”, dijo uno de los futuros residentes.

La junta comunitaria local se ha puesto en contacto con las autoridades competentes para que obliguen al contratista a tomar medidas para “evitar una situación en la que los inquilinos de viviendas asequibles son relegados a la condición de ciudadanos de segunda clase”.

(Con información de Russia Today)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Elio dijo:

    Si se mira desde el punto de vista de que unos son propietarios de la vivienda y que otros solo la alquilan por un período de tiempo, no veo tan absurda la medida. A parte las clases existen, tienen ínteres diferentes, modos de vida diferentes. Pero lo que más me ha gustado del reportaje, es ver que hay opciones para todos, independientemente de su poder adquisitivo.

  • Cubano de corazón dijo:

    Cosas del Capitalismo, nada de extrañar.

    • un cubano curioso dijo:

      Viva Fidel

      • un cubano curioso dijo:

        Jajajaja eso si lo publican rapido losdemocraticos jajajajajajajaja

  • Gaspar dijo:

    ¿Eso forma parte del sueño americano? ¡Qué desastre!

  • NRT dijo:

    En un condominio no se comportan de la misma manera los que son propietarios y los que estan rentados. La mayoria de las personas que compran un apartamento en un condominio lo hacen con la intencion de comprar mas adelante una casa y rentar el apartamento. Cuando muchos propietarios hacen eso el condominio pierde calidad, pues comienzan a vivir personas que no les interesa cuidar la propiedad. Los propietarios que quedan ven con tristeza y con cierta impotencia como se deteriora la calidad y tranquilidad del condominio.
    Tal como dice Elio, ya que hay diferencias, es mejor mantenerlas, aunque en realidad estas opciones no son para todos. Para vivir en el edificio del reportaje es necesario cumplir muchos requisitos. No es solo la renta lo que cuenta.

  • wallace dijo:

    APARTHEID!!

  • katana dijo:

    eso, eso, apartheid v0.5

  • Jorge F dijo:

    Las clases sociales existen ya hasta en la Cuba actual, lo único que las “fronteras” o como se dice en el artículo puertas para “pobres” son invisibles. Si no que lo digan la gente linda de Habana del Este o Habana Vieja que seguro sueñan con vivir en el exclusivo Siboney, Atabey u otros repartos exclusivos de Playa, es o no cierto?

  • gilberto dijo:

    me permiten unas observaciones?

    ok, el negocio de inmobiliaria, que llevo a EU a la mayor crisis financier jamas visa, se ha recuperado notoriamente y a introducidos productos para un Nuevo Mercado

    esto no es un escandalo de discriminacion,

    esto es un solo edificio, que ofrece diferentes tipos de renta, dicho sea de paso quienes pagan $850 al mes, como se dice aqui, no son pobres en EU, son profesionales o clase media.

    entonces, estos edificios ofrecen precios segun ofertas, por ejemplo, I usted paga una propiedad y ademas paga otras comodidades del edificio, por tanto tiene acceso a ellas, como SPA, Gym, Lap Pool, etc, usted accede y se mueve dentro de circulaciones funcionales que le permiten llegar hasta estos servicios libremente.

    si usted se renta, incluso en un piso mas caro, pero no paga otrs servicios del edificio, usted circula por areas desde no se accede a esos servicios

    y eso es todo

    esto no es un edificio de ricos y pobres, esto es un edificio, en un area lujosisima de manhattan, que ofrece espacio a personas que antes ni por imaginacion podian rentar con vistas al Central Park

    es un asusnto commercial, no politico, no racist (entre los millonarios hay de todas la razas)

  • Jorge dijo:

    Muy esclarecedor su comentario Gilberto.

  • Catherine Morales dijo:

    Totalmente me sumo a la idea de Jorge F y Gilberto.

  • iron man dijo:

    es cierto que existen las clases sociales tanto en ny china o rusia pero lo cierto es que en cuba es una enorme diferencia entre ser habanero u oriental no porque sean mas inteligentes o acomodados la realidad es que tal parece que los habaneros son los unicos con derecho cuando lo cierto es que todos somos cubanos.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también