Inicio » Noticias, Política  »

Aniversario bañado en sangre

En este artículo: Estados Unidos, Iraq, Vaticano
19 marzo 2013 | +

iraq-banderaUn grupo de atentados coordinados golpearon este martes varios barrios chiíes en Bagdad, la capital iraquí, matando al menos a 50 personas en el décimo aniversario de la invasión dirigida por Estados Unidos que derrocó a Sadam Husein.

Los insurgentes suníes relacionados con Al Qaeda han aumentado sus ataques contra objetivos chiíes este año en un intento de desatar las tensiones sectarias y socavar al gobierno del primer ministro chií, Nuri al Maliki.

El martes, varios coches bomba explotaron cerca de un frecuentado mercado y de la fortificada Zona Verde de la capital, así como en otros distritos. Además, un suicida se inmoló en un camión al atacar una comisaría en otra localidad de mayoría chií justo al sur de Bagdad, dijeron fuentes policiales y médicas.

“Conducía mi taxi y de repente noté que el coche se movía. Había humo en todas partes. Vi dos cadáveres en el suelo. La gente corría y gritaba en todas direcciones”, dijo Al Radi, taxista que fue testigo de una de las explosiones en el barrio chií de Ciudad Sáder.

Otras 160 personas resultaron heridas en los atentados, según responsables hospitalarios.

Ningún grupo reivindicó la autoría, pero la rama de Al Qaeda en ese país árabe, conocida como el Estado Islámico de Iraq, ha prometido recuperar el terreno perdido en su larga guerra contra las tropas estadounidenses y desde principios de año ha cometido varios atentados importantes.

El jueves pasado, hombres armados y atacantes suicidas asaltaron el protegido edificio del Ministerio de Justicia en el centro de Bagdad, matando a 25 personas en un ataque reivindicado por la rama de Al Qaeda.

Una década después de que tropas estadounidenses y de otros países occidentales entraran en Irak para sacar a Sadam del poder, Irak sigue teniendo problemas con una insurgencia empecinada, tensiones sectarias y una inestabilidad política por las diferencias entre suníes, chiíes y kurdos.

A estos problemas se suma la guerra civil en la vecina Siria, ya que los insurgentes islamistas reforzados por la rebelión mayoritariamente suní contra el presidente sirio Bashar el Asad tratan de aprovechar el descontento suní en Iraq.

(Con información de Reuters)

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también