Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Elecciones serbias entre la desesperanza y la frustración

| +
Foto: EFE.

Foto: EFE.

Bajo un tórrido sol que incita a los belgradenses a pasear por la orilla del imponente Danubio, los serbios se están acercando a los colegios electorales entre la desesperanza y la frustración a lo largo del día para depositar su confianza a un Gobierno al que exigen crear puestos de trabajo y acelerar su ingreso a la Unión Europea. “Los partidos se parecen muchísimo bajo una misma bandera: el nacionalismo”, señala Paola Petric, que se atreve a precisar que el actual presidente y candidato del Partido Democrático (DS), Boris Tadic, se negará a dejar escapar Kosovo, región proclamada independiente en 2008.

“Ninguna formación política se ha distanciado de [Slobodan] Milosevic“, prosigue Petric, quien se muestra enfadada con el Gobierno: “Les di mi voto hace cuatro años y los resultados han sido más paro (23,7%) y mayor enchufismo político, ya que la empresa privada apenas existe”.

Por primera vez desde la caída del gobierno de Milosevic y diez años de guerras, los principales candidatos han defendido durante la campaña la adhesión de Serbia a los Veintisiete, con Tadic y el populista conservador Tomislav Nikolic, del Partido Progresista Serbio (SNS), como aspirantes a luchar por el poder.

“No estamos satisfechos ni con el Gobierno ni el presidente por la mala situación económica que nos está asfixiando, pero la oposición aún es peor”, cuenta Milovan, de 30 años, que ha ido a votar junto a su esposa y su bebé de dos meses. Pese a la indignación, el joven confía en que el actual presidente se lleve la victoria en el segundo round, que se vaticina incierta por su estrecho margen entre ambos candidatos: “Tadic resulta el menos autoritario de entre todos los que se presentan, incluso tiene una mejor imagen en el exterior”, añade el joven.

Al mediodía, la participación aumentó casi dos puntos con respecto a los comicios de hace cuatro años, lo que demuestra que la gente está preocupada.

Las negociaciones con Bruselas también han potenciado un mayor enojo con sus líderes políticos. “Han tenido que transcurrir doce años para que seamos candidatos a la adhesión, como si no hubiese sido algo prioritario”, lamenta Petric. Sin embargo, la clase política ha empezado a ponerse nerviosa por la falta de inversión extranjera debido a la intensa crisis económica que azota a la Europa occidental.

Todos los votantes coinciden en un aspecto: el líder del SPS, Ivica Dacic, tiene la llave del nuevo Gobierno. “En política todo es posible”, advierte Vukzic sobre una posible coalición de su formación con el antiguo ultranacionalista Nikolic. Los sondeos otorgan al SNS de Nikolic una intención de voto del 32%, mientras que el DS lograría el 27%. Los demócratas, no obstante, podrían conseguir alianzas para gobernar en coalición, junto a Dacic.

Además, los serbios deberán elegir el nuevo Parlamento del país, los dirigentes de los municipios y la Asamblea regional de la provincia de Vojvodina, en el norte de Serbia.

(Tomado de El País)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también