Imprimir
Inicio »

La Soka Gakkai en Cuba (Continuación)

Publicado en: NosOtros
En este artículo: Cuba, Religión, soka gakkai
| 12

Soka GakkaiEntrevista a Girardo Rodríguez Plasencia, Máster en Estudios sobre Asia por la Universidad de Ritsumeikan, Japón.

Rosa María de Lahaye.- Girardo, ¿Los religiosos cubanos que pertenecen a la Soka Gakkai mantienen vinculo con otras religiones practicadas acá en Cuba?

Girardo Rodríguez Plasencia.- Ese es un tema de cierta complejidad. Consecuente con sus principios de fomentar la paz mundial y la diversidad cultural, la Soka Gakkai Internacional (SGI) expresa respeto por la libertad de religión. En Cuba, esta organización ha participado en encuentros de diálogo con representantes de otras religiones. De igual modo, son frecuentes entre los practicantes cubanos las declaraciones de tolerancia por la diversidad religiosa.

Acercarse a la SGI no exige la renuncia a las creencias y prácticas religiosas anteriores, al menos en las primeras etapas. Si bien oficialmente no se orienta la afiliación exclusiva a la organización, parece existir cierta expectativa de que el practicante gradualmente gane en dominio de la doctrina del Budismo de Nichiren, a fin de efectuar un proceso de descarte de otras opciones espirituales. Pero de cualquier modo, es el propio individuo quien decide.

Las expectativas de afiliación exclusiva a la Soka Gakkai pueden hacerse más explícitas a partir de que el practicante recibe el “objeto de veneración” (Gohonzon, en idioma japonés), convirtiéndose en miembro oficial y suponiendo un mayor compromiso con la organización y su cosmovisión. Para el converso de la SGI, la totalidad de los fenómenos y potencialidades están representadas en el Gohonzon, espejo del “yo” iluminado, el Buda interior, la esencia de la “ley mística”, exclusivamente manifestada por Nichiren. No es necesario, pues, ni recomendable -apuntan algunos- acudir a otros recursos religiosos.

Durante las décadas de 1950 y 1960, la Soka Gakkai en Japón requería de sus nuevos miembros que retiraran cualquier objeto o símbolo de otras religiones. Aunque en la actualidad no se observa ya esta práctica, se orienta que al menos no se sitúen otros objetos religiosos cerca del altar budista donde se instala el Gohonzon. De esta manera, el altar budista funciona como un espacio simbólico de exclusión religiosa, por cuanto los objetos de otros credos adquieren aquí un nuevo sentido, aquel de tabú, de interdicción.

A nivel mundial, los miembros de la SGI mantienen que su organización practica y difunde el Budismo de Nichiren, el cual señala el camino a todos los seres humanos para lograr en el individuo la Budeidad o estado de iluminación, y alcanzar la revolución humana mediante la transformación del karma colectivo. O sea, cambiar el odio en compasión, el sufrimiento en felicidad, la guerra en la paz, la inseguridad en valor y fuerza vital. Tal sentido de misión de la Soka Gakkai es nuclear en la conformación de una identidad religiosa que tiende inevitablemente a distinguirse y a encontrar un lugar en la cultura religiosa cubana.

Por eso no es de asombrarse que algunos miembros manifiesten sus opiniones sobre otras religiones, que aunque quizás no sean representativas del criterio de la organización, son particularmente significativas. Podemos referirnos a las observaciones de varios practicantes que consideran desacertado acudir a deidades y poderes externos, como ocurre en el Catolicismo. Para otros, el Protestantismo es demasiado estricto. En cuanto a las religiones de origen africano, existe una imagen negativa en algunos practicantes acerca del vínculo entre comercialización y estas manifestaciones religiosas. Hay quien expresa poca simpatía hacia los valores de estas tradiciones, tales como los sacrificios de animales y el uso de la religión con fines perniciosos. “El Budismo no te da la posibilidad de hacer el mal”, señala un joven converso. Un ejemplo bastante elocuente lo encontramos en la comparación que hizo una practicante entre “la conga” y algunas manifestaciones religiosas de nuestra sociedad:

“La religión yoruba te dice: ‘Entra en la conga y emborráchate’.

La católica: ‘Cuidado con el mal, hijo’.

Y la budista: ‘Ve y diviértete, sin caer en excesos.'”

Y es que el propio Nichiren, allá por el siglo XIII, estaba convencido de la superioridad de su doctrina y a menudo se mostraba crítico hacia las demás expresiones religiosas del Japón de su época. Desde sus inicios, el Budismo de Nichiren ha encontrado su propia validación en el monopolio simbólico de lo sagrado, sustentado en el supuesto de la supremacía del Sutra del Loto, en Nichiren como su único exponente, y en la difusión de su particular forma de Budismo como el remedio para obtener la paz de la humanidad. Esta postura se reforzó en la escuela Nichiren Shoshu, la organización budista tradicional de la cual emergió la Soka Gakkai. Con el tiempo, surgieron tensiones entre estas dos organizaciones que afirmaban su propia idoneidad para difundir al mundo moderno el Budismo “verdadero”, separándose finalmente a inicios de la década de 1990.

No obstante, se debe reiterar que por lo general los conversos de la Soka Gakkai en nuestro país no expresan criterios negativos acerca de otras religiones, sino que asumen una postura de respeto y tolerancia. Incluso, en algunos miembros se evidencia la persistencia de su religiosidad anterior. Por ejemplo, hay quien todavía mantiene objetos de otras religiones, aunque nunca cerca del Gohonzon. Por otra parte, parece existir un sincretismo religioso, aún débil, de elementos difusos de las religiones afrocubanas, interpretados a la luz de la filosofía budista, insertándose así en la lógica de una potencial transculturación nada ajena a nuestra insularidad plural y sintetizadora.

Pero estos casos no son comunes. Más bien, hasta donde hemos podido avanzar con la investigación, lo que predomina en la Soka Gakkai en Cuba es la tendencia a identificarse únicamente con la filosofía y rituales de esta organización budista. Muchos declaran haber abandonado sus creencias y prácticas religiosas anteriores, en la medida en que profundizaban en el estudio de la doctrina del Budismo de Nichiren y experimentaban beneficios en la práctica.

Este hecho es de sumo interés, si tenemos en cuenta que la religiosidad más extendida en la sociedad cubana se caracteriza por el sincretismo de elementos de diversos sistemas religiosos -principalmente, Catolicismo, Espiritismo y religiones cubanas de origen africano, un bajo nivel de filiación institucional, y una funcionalidad relacionada con la solución de problemas personales de la vida cotidiana, entre otros rasgos.

En la tendencia a la afiliación exclusiva a la Soka Gakkai podemos ver un indicador de las transformaciones que se dan en el cuadro religioso cubano a partir de la crisis estructural de los 90. Este fenómeno se evidencia, además, en el significativo crecimiento de las iglesias evangélicas, por lo cual el estudio de estas dos manifestaciones religiosas demanda cierto reajuste en nuestra manera de concebir la religiosidad cubana actual.

R.M.L.G.- Muchas gracias por estas aproximaciones a aspectos de la cultura popular cubana que no han sido lo suficientemente divulgadas. Sin duda ha quedado bastante en el tintero, y esperamos poder seguir contando con tu participación.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Orlando Pla dijo:

    Es cierto. El cubano es muy abierto en su religiosidad, ¿y eso está bien o está mal? Ni lo uno ni lo otro, que cada cual haga con su espiritualidad lo que desee.

  • Amiga dijo:

    No comprendo muy bien lo que está pretendiendo la autora con la exposición de esta religión que es de un grupito de personas.

  • cesar dijo:

    Lo que no comprende la amiga es que justamente el budismo de Nichiren ve en cada persona la budeidad que esta inherente a cada individuo, no trata en absoluto de sectorizar ni segmentar la sociedad.

  • Nantin dijo:

    Está requetebueno que se divulguen todos las religiones. No hay en ningún lugar posibilidad de informarse sobre todas. Deje usted de atender a los locos de este mundo que no entienden ni por qué están en este mundo

  • ANA dijo:

    Para los practicantes del budismo de Nichiren, lo mas importante es la persona, la posibilidad de alcanzar el estado de Buda, o sea, el estado de completa iluminacion, la sabiduria que permite la comprension de la vida toda, con sus diferencias y semejanzas, con toda la diversidad que nos rodea y la cual aceptamos tal como es.

    Soy miembro de SGI en Cuba y estoy feliz de practicar el budismo de Nichiren, creo que es una elevada filosofia de vida, la felicidad esta dentro de ti mismo, NAM MIOJO RENGUE KIO.

  • Nantin dijo:

    Ana eso es muy cierto; la felicidad es un estado interno de cada persona. Quien pretenda conseguirla por otra via está perdido.

  • obdulio dijo:

    LES COMENTO A LOS HERMANOS CUBANOS QUE SIGAN DE CERCA IGUALMENTE EL MOIMIENTO , EN ARGENTINA SON INTOLERANTES CON OTRAS RELIGIONES, LOS LLAMADOS RESPONSABLES ACTUAN EN FORMA FANATICA, HUBO CONFLICTOS INTERNOS CON VIOLENCIA INCLUIDA Y TAMBIEN EN SU MOMENTO ENTRE LA SOKA Y NICHIREN SHOSHU. EL SR IKEDA PROMUEVE UN DOBLE DISCURSO UNO PARA EL AFUERA Y OTRO PARA LOS MIEMBROS SOKA CON TINTES FANATICOS , IKEDA ES UN PROYANQUI EN REALIDAD SIMPRE LOS ADMIRO . Y SE HA REUNIDO CON MARGARET TACHER, CITANDO A MARTI DIGO QUE CONVIVI CON EL MONSTRUO Y CONOZCO SUS ENTRAÑAS. SI EN CUBA HAY RESPETO ME PARECE PERFECTO AQUI EN ARGENTINA , BRASIL, CHILE, EE UU , Y DEMAS PAISES DE AMERICA NO LO HAY , PREGUNTEN A OTRAS ESCUELAS BUDISTAS SU OPINION SOBRE LA SOKA. EN FRANCIA ESTA PROHIBIDA Y EN REALIDAD SE MANEJAN IGUAL QUE LOS TESTIGOS DE JEHOVA, MUCHA GENTE SALE HERIDA DE ALLI Y NECESITA TERAPIA. EL FANATISMO ES TAN GRANDE EN ARGENTINA QUE QUIEN HABLE MAL DEL MOVIMIENTO ES UN ENEMIGO DE ESTE Y ES TRATADO COMO TAL. PARA MAS INFORMACION DIRIJANSE ALA PAGINA SABER LIBRE DONDE UN EXPOSITRO BOLIVARIANO NOS REVELA LA RELACION ENTRE IKEDA Y EL CAPITALISMO Y COMO HABLA MAL DEL SOCIALISMO.ULTIMAMENTE IKEDA ES VISTO COMO UN DIOS POR LA SOKA ARGENTINA Y ESO SE QUIERE INSTAURAR EN LAS MENTES DE LA PERSONA, LEER SOLO LO QUE EL HA ESCRITO , DE HECHO SE LES PROHIBIO LAS PERSONAS LEER LOS PROPIOS ESCRITOS DE nICHIREN SIN LA GUIA DE iKEDA ,ESTO GENERO ENORME DISPUTAS JUNTO A OTRAS DENUNCIAS DE LAVAJE DE DINERO Y VIOLACIONES INCLUIDAS ,MUCHAS PERSONAS HAN DEJADO EL MOVIMIENTO Y OTRAS YA AVERIGUAN ANTES DE METERSE DE LLENO EN LA ORGANIZACION, SALUDOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

  • Oli dijo:

    El incorporarnos a filosofías de vida como la budista implica cambiar muchas de nuestras persepciones del mundo, no sólo debe ser leer un escrito o recitar una oración, la fé debe sostenerse en nosostros mismos y en el intento de explotar nuestro potencial como humanos. El cercarnos en cuestiones políticas enotorpece nuestra práctica budista, podemos pensar lo que queramos del sr. Ikeda, nuestra filosofía sigue a la ley no al hombre, pero si nos consideramos budistas debemos actuar como tales, el agredir, el calumniar, en que nos convierte, en que ha cambiado nuestra vida entonces? Las opiniones del presidente Ikeda han sido usadas según la manipulación de los medios para convertirlo en un neoliberal o en un comunista según amerite la situación, no me equivoco al recordar viejas notas de su juventud en las cuales era tildado de “rojo”. Soy de izquierda y siempre lo he sido, me uni a esta hermosa religión y he crecido como ser humano, día a día lustro mi espejo para hallarme, para hallar mi budeidad, la pregunta es, quien es la encargada de esto? Pues, yo misma, mis acciones delimitan mi karma, mis maestros son la guía pero sin acción y sin un corazón puro todo queda en la nada. Como dijo shakyamuni “Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí”.

  • Candela dijo:

    Gracias, Obdulio: también pienso lo mismo.

    Con todo el respeto para quienes en Cuba se sienten sinceramente atraídos por la Soka Gakkai: ¡¡CUIDADO!!!

    Esa organización ni es tan abierta como dice serlo, ni tan pacifista y espiritual como se anuncia. Como ocurre en cualquier enamoramiento, al principio luce las mejores galas; pero la vida luego se encarga de poner las cosas en su lugar.

    Esa llamada organización filantrópica, espiritual o lo que sea, en la práctica en otros países ha servido de avanzada para penetrar los sectores de la intelectualidad y el arte que tienen repercusión en las grandes masas para mover a su antojo intereses y no precisamente tan espirituales como los que promulga, aunque utilice esos resortes para lograrlos.

    Así de pronto artistas plásticos, dramaturgos, cineastas, literatos, ingenieros, presentadores de televisión, maestros, personal de salud… se han visto atraídos por sus prácticas y luego han servido para dar a conocer a sus mentores y abrirles puentes de plata hacia personalidades en sus países.

    Nada más parecido -a mi juicio- a un trabajo de influencia de servicios especiales y, además, tiene mucho dinero, de lo cual hace gala con sus invitaciones a personalidades claves en sectores de las instituciones y el ofrecimiento gratuito para realizar actividades en su nombre que, por supuesto no estarán al alcance de todos sus devotos.

    ACLARO: NO estoy diciendo que eso haya ocurrido en Cuba, pero por favor, estad alertas…

    No descarten la búsqueda de opiniones entre amigos progresistas del mundo y, por supuesto, en el propio Japón…

    Y como este es un espacio para el debate libre, confieso que me sentí indignada cuando vi en una casa en Cuba no hace mucho, un libro publicado por la propia Soka Gakkai comparando pensamientos de Ikeda con los de José Martí…¡¡¡!!!

    Los cubanos somos seres muy espirituales y abiertos. Tal vez nuestra condición de isleños nos hace ver que todo lo que viene de “afuera”, allende el mar es positivo, interesante y aplicable; las dificultades, como bien se reconoce en este artículo, también constituye un caldo propicio para ello a partir de que necesitamos alimento espiritual para resistirlas y vencerlas…

    Pero ojo: tenemos raíces propias y no son precisamente budistas. Cierto que el viento que circula por las ramas provoca muchas veces música… pero miremos nuestra tierra y toquemos nuestras raíces para no perdernos.

    Confieso que interiormente lo que me tranquiliza de esta historia que ha sido contada por RMLG con tantas cosas en el tintero -como ella misma reconoce–, es que los cubanos somos seres tan maravillosamente libres y plásticos, que pasado el punto de la curiosidad por la iluminación prometida, irremediablemente la mayoría terminará sincretizándola buscando los beneficios relajantes de un vibrante NAN MIOJO RENGUE KIO, con un buche de aguardiente y humo, un IBORÚ IBOYA.. al padrino, velas y flores para La Caridad… y después, a ECHAR PALANTE CON LO QUE TENEMOS.

    Gracias por leerme, si alguien tuvo paciencia y pudo llegar hasta aquí.

  • Alicia Rivas dijo:

    No comparto su opinión de la SGI no se que le habran dicho de la Soka gAkai Internacional pero tengo 34 años en esa Universidad de la Vida y hoy por hoy le puedo decir que es una organoizacicón que promueve la paz la cultura y la educación y sobre todo respeto por la dignidad de la vida

  • Luisa Lopez dijo:

    Hola, no estoy de acuerdo con lo que dicen de la SOKA, mi práctica y mi fe me permiten argumentar que mas allá de lo que dicen los detractores de Ikeda, lo que se sigue es la la fe y no a las personas. Soy de Argentina y no es cierto que acá haya habido violencia entre miembros. Es una organización que a partir del propio crecimiento individual, se busca lograr el KOSEN RUFU, (la paz mundial). Y se respeta y se convive muy bien con otras religiones. Gracias Louiss.

  • obdulio dijo:

    aca este videito para que vean como se maneja la soka en argentina, vean el odio que insitan , esto se ve muy a menudo en este pais y en todos lados donde la soka se hace presente pasa que lo tapan apenas sale ala luz por ese veanlo antes que la soka lo borre

    http://youtu.be/ITxl7FCaESs

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa María de Lahaye Guerra

Es doctora en Ciencias Filosóficas y antropóloga cubana. Actualmente es profesora de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana. Tiene varios libros publicados, entre ellos “Yemayá a través de sus mitos”, en coautoría con Rubén Zardoya.

Vea también