Imprimir
Inicio » Noticias  »

Venezuela denunció el sesgo político de la CIDH ante el Senado de EEUU

| +

Bernardo Álvarez.El embajador de Venezuela en EE.UU., Bernardo Álvarez, acusó este martes a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA de mantener un sesgo político contra su país, e instó a dos influyentes líderes del Senado a que tomen en cuenta ese tipo de manipulación.

Álvarez respondió así a la solicitud que realizaron el lunes los senadores Richard Lugar y Christopher Dodd para que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) discuta el informe de la CIDH sobre la supuesta precaria situación de la democracia y derechos humanos en Venezuela.

“Es lamentable que su lectura del informe no considere la manipulación política del tema de los derechos humanos por parte de la CIDH con respecto a Venezuela en los últimos ocho años”, se quejó Álvarez en una carta enviada hoy a los dos senadores.

En el informe del pasado 24 de febrero, la CIDH dijo que el Gobierno de Caracas “atenta” contra la democracia y los derechos humanos y que existen “serias restricciones” al pleno uso de esas garantías en Venezuela.

Si al Senado de EE.UU. realmente le interesa la situación de los derechos humanos en la región, “solicitaría a su misión ante la OEA que promoviera una discusión sobre el caso de (Luis) Posada Carriles”, dijo el embajador.

Pero el diplomático dijo en la misiva que “Venezuela disfruta de un sistema político en el cual los venezolanos se expresan libremente de varias maneras, incluyendo manifestaciones de calle, elecciones y acceso libre a los medios de comunicación”.

Asimismo, resaltó la amnistía del 2007 para quienes participaron en el golpe de Estado de 2002, excepto a aquellos que cometieron delitos de lesa humanidad.

Si al Senado de EE.UU. realmente le interesa la situación de los derechos humanos en la región, “solicitaría a su misión ante la OEA que promoviera una discusión sobre el caso de (Luis) Posada Carriles”, dijo el embajador.

Posada Carriles, un ex agente de la CIA, es acusado por Venezuela de terrorismo por la voladura de un vuelo comercial en 1976, en el que murieron 73 personas.

Su juicio en un tribunal de El Paso (Texas) por infracciones migratorias fue aplazado el lunes por cuarta vez.

Álvarez señaló que el Senado también podría pedir que la OEA investigue “cómo el Gobierno de Estados Unidos protege a dos ex miembros de la Guardia Nacional venezolana, José Antonio Molina y Germán Valera”, que afrontan cargos por la planificación y bombardeo de los consulados de España y Colombia en Caracas en 2003.

“Los derechos humanos es un asunto que nos interesa a todos. De hecho, especialmente debido a las violaciones de derechos humanos realizadas por Gobiernos venezolanos en el pasado, su promoción y protección está en la médula de la Revolución Bolivariana de Venezuela”, puntualizó Álvarez en la carta.

(Con información de Agencias)


Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también