Imprimir
Inicio » Noticias  »

Mariela Castro: “Ver los prejuicios nos permite trabajar con ellos”

| 23

Guillermo Nova
La República

Mariela Castro EspínEn entrevista exclusiva con La República desde La Habana, Mariela Castro directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) hace un balance del reciente V Congreso Nacional de Educación, Orientación y Terapia Sexual, donde nos habla sobre los avances que se están produciendo en esta materia en la Isla.

¿Cual es la valoración que hace del reciente congreso que han celebrado en Cuba?

Me siento muy satisfecha porque en el Congreso se ha reflejado la evolución de los desarrollos científicos de la sexología y de la educación sexual en Cuba, este tipo de eventos nos permite a nosotros ir evaluando por donde vamos, pero además los profesionales de otros países que participaron respondieron muy bien a las expectativas con aportaciones desde otros puntos de vista que enriquecen mucho el debate.

¿Cuales son los próximos objetivos que tiene el Cenesex?

Entre los objetivos que nos hemos ido proponiendo desde el 2003 algunos los hemos ido consiguiendo y otros no, como es normal, pero entre algunos de los objetivos que te puedo plantear a corto plazo, queremos fortalecer el programa de educación sexual en la escuela y el papel del Ministerio de Educación, para ello probablemente preparemos un taller de expertos latinoamericanos, con apoyo de la Unesco, para la formación docente de manera que podamos unir fuerzas con vistas al proyecto “Educar para prevenir”.

Además vamos a seguir impulsando hasta que lo logremos la aprobación o por lo menos que se lleve a debate en la Asamblea Nacional el Código de Familia, también queremos fortalecer el trabajo con los medios de comunicación cubanos para que ejerzan una mejor influencia educativa en la población.

¿Como valora la aprobación de los matrimonios homosexuales en México DF?

Realmente ha sido un logro fundamental fruto de muchos años trabajando, ahora estos grupos están luchando por los derechos de la mujer sobre todo con relación al aborto y se están encontrando con presiones por parte de lo más retrógrado de la sociedad mexicana y de la Iglesia católica que están impulsando una reforma constitucional para su ilegalización en todos los casos posibles, lo cual sería gravísimo porque significaría un aumento en la mortalidad de las mujeres y estos grupos están luchando fuertemente para evitar que esto suceda, pero respecto a los matrimonios homosexuales pues felicidades porque como latinoamericanos nos sentimos orgullos de que México ya lo logró.

En los últimos tiempos se suelen hacer autocríticas por los desaciertos que se cometieron en el pasado con respecto a los prejuicios hacia la homosexualidad pero ¿como ve a los jóvenes cubanos de hoy en ese aspecto?

En sentido general son otras cabezas, con otras historias y otras experiencias y yo veo que hay menos prejuicios pero la verdad que la realidad no era como yo me lo imaginaba, yo pensaba que la juventud estaba menos prejuiciada, pero cuando empezamos a trabajar ahora en una experiencia que estamos desarrollando con apoyo de la cooperación española con varias universidades, la de La Habana, la CUJAE y la de Ciencias Informáticas, hemos podido apreciar que tienen muchos prejuicios en general con los temas de la sexualidad, de todo tipo, y este espacio educativo que hemos abierto con el apoyo del Ministerio de Educación Superior, las organizaciones estudiantiles y la UJC nos está permitiendo ver los prejuicios pero también la oportunidad de trabajar con ellos.

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Se tiene en cuenta en esos programas la ayuda a aquellos que padecemos de HOMOFOBÍA, seria bueno estructurar un programa de psicoterapía para ayudarnos a superar esa enfermedad, creo que con la claustrofobía se logran muchos éxitos.

  • Claudia dijo:

    Deshacerse de los prejuicios toma tiempo, no me considero “homofóbica” pero hay cosas que nunca me parecerán “normales”, ejemplo hace unos meses debí explicarle a el hijo de una amiga, que solo tiene 6 años, porque dos mujeres se besaban apasionadamente en el Malecón a las 2 de la tarde.

  • Marilyn dijo:

    Pienso cuando se logre formalizar la unión entre personas homosexuales ya la sociedad dejaría de verlos como bichos raros. Todo es cuestión de tabúes y de entender la realidad: que la diversidad existe aunque queramos tapar el sol con un dedo. Y el beneficio que le veo en cuanto a formalizar legalmente estas relaciones, es que la sociedad respetaría más a estas personas y ellas se sentirían como seres humanos y dejarían de ser excluidos y marginados y estarían más a gusto en todas las esferas de nuestro proceso revolucionario

  • Eli dijo:

    Es verdad que es deprimente ver cosas que no estamos acostumbrados. Aún cuando vemos a una persona blanca con una negra como pareja, lo criticamos. Sería bueno hacerle conciencia a las parejas homosexuales que el respeto en la sociedad se gana con el buen comportamiento delante de los demás. Que la manifestación en público de forma desmedida se ve mal en cualquier tipo de parejas sean homosexuales o no. Que si están luchando para obtener ese lugar que se merecen, pues que luchen, pero con dignidad. Que el amor lindo tiene su espacio entre dos, entre cuatro paredes. Que no defrauden todo el trabajo que está haciendo Mariela Castro para que ellos tengan su espacio y su aceptación.

  • Alfredo Ávila Rodríguez dijo:

    Constitución de la República de Cuba

    Capítulo IV

    FAMILIA

    artículo 35o.- El Estado protege a la familia, la maternidad y el matrimonio.

    El Estado reconoce en la familia la célula fundamental de la sociedad y le atribuye responsabilidades y funciones esenciales en la educación y formación de las nuevas generaciones.

    artículo 36o.- El matrimonio es la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común. Descansa en la igualdad absoluta de derechos y deberes de los cónyuges, los que deben atender al mantenimiento del hogar y a la formación integral de los hijos mediante el esfuerzo común, de modo que este resulte compatible con el desarrollo de las actividades sociales de ambos.

    La ley regula la formalización, reconocimiento y disolución del matrimonio y los derechos y obligaciones que de dichos actos se derivan. artículo 37o.- Todos los hijos tienen iguales derechos, sean habidos dentro o fuera del matrimonio.

    ¿A cuáles límites llegará el envejecimiento de la población cubana si se modifica el artículo que cito arriba teniendo en cuenta que entre homosexuales no hay reproducción por muchas adopciones o fecundaciones in vitro se hagan?

    ¿Hasta dónde la mujer cubana donará su útero para un encargo de esa índole? ¿Será capaz de ello?

    El reconocimiento a la preferencia de los homosexuales no tiene que basarse, necesariamente, bajo el amparo de la ley.

    Conozco bisexuales que mantienen su “heterosexualidad” sin la menor sospecha de su pareja legal, incluso hijos.

    Ha pensado el CENESEX el sinnúmero de matrimonios, familias y lazos de amistad que, una aporbación en el Parlamento de lo que se pretende, puede llegar a destruir.

    Es mi modesta opinión.

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Deshacer tabúes en una sociedad de marcados antecedentes machistas es muy difícil, pero toca a las instituciones nacionales pensar en lo que resulta mejor para el desarrollo social e individual de los ciudadanos, sobre todo de los jóvenes, adolescentes y niños, que son el futuro de una nación. Consentir en privaciones de los derechos que como seres humanos poseen las personas en cuanto a decidir su orientación sexual y a expresarla libremente, sólo trae frustraciones e intolerancias que inevitablemente desencadenan en infelicidad. Es necesario trabajar desde las escuelas y los barrios, para incidir en las familias, pero debemos ser muy cuidadosos con el tratamiento que se da al tema en los medios, pues mensajes ambiguos, pueden provocar rechazo e interpretaciones erróneas sobre el comportamiento adecuado en una sociedad civil. Creo que en Cuba debemos llegar a establecer legalmente el derecho a contraer matrimonio en parejas del mismo sexo, pero ha de manejarse con cuidado la manera en que se explica a los más jóvenes que este tipo de decisiones tienen un carácter serio y que implican responsabilidad y madurez -tanto en parejas homosexuales como heterosexuales-, pues los adolescentes son proclives a seguir modas e imitar últimas tendencias; así que creo que el riesgo está en que con un enfoque inadecuado o incompleto sobre el tema, se le asuma como un comportamiento de “moda”. Pero definitivamente, peor sería vivir de espaldas a un asunto cuya realidad reclama atención, reflexión y acciones proactivas.

  • Eugenio Doria de la Terga dijo:

    Opino, que de todas maneras la evolución de la población mundial se dirige hacia todo tipo de relaciones, se demorará más en algunos lugares y menos en otros, pero viene. Nuestro deber o ciudadanos comúnes y corrientes, es prepararnos y preparar mentalmente a todo aquel que lo necesite, para que le sea sino más fácil, si más dosificado. Repito; lo apoye o no el Estado, tenga los que tenga en contra o a favor, las tendencias de la humanidad son esas, al verdadero aparejamiento y unión de parejas de igual, de diferentes, etc., sexos, a como elijan los implicados. ¡Eso no tiene retroceso! Mi modesta opinión.

  • Francisco dijo:

    El empeño de Mariela es precisamente transformar regularidades constitucionales donde no están incluídos los homosexuales.
    Por otro lado me parece un extremismo relacionar el envejecimiento poblacional acelerado por las uniones homosexuales. Este fenómeno es mundial, y jamás está ligado a esa minoría de personas.
    No sería ético mencionarlos, pero cuántos hombres y mujeres homosexuales han sido, son y serán glorias en nuestra sociedad, ya sea en el mundo artístico, médico, etc. No hay un rincón libre de su presencia. Y la mayoría de nosotros hemos interactuados socialmente con ellos. No juzguen por los eslabones más débiles, que no todos los homosexuales van al malecón a darse besos. O quizás mirando el fenómeno de otro punto de vista no nos estarán recordando y/o pidiendo con su exhibición pública que ellos existen y quieren su espacio en la sociedad.

  • maria dijo:

    bueno…yo me pregunto…para que lucho…marti…para que lucho…el che quevarra….pra que lucho fidel….para que lucha raul..y para que lucha mariela…por la libertad de todos los cubanos…desde la colonia hasta hoy en dia….fue una lucha dura…pero por favor…para todos los cubanos..que vivan..con sus derechos..de hombres y mujeres libres…no importa que sea gay.lesbiana ob algo haci…nunca holbiden…la revolucion es de todos…tambien de los homoxesuales-lesbianas y transexuales….todas las orientaciones sexuales..beden tener el mismo derecho….y por favor sobres leyes…debo recordar…que una ley que tiene 20 anos o 5o anos…no puede ser una ley…que sea aktual…a la sociedad..del ano.. 2010…..el mundo se desarrolla…cosas que antes eran…prohibidas hoy son cosas modernas….nadie puede aguantar….el desarrollo de las sociedades…europeas o latinoamericanas…por favor respetar a cada persona es una cosa bonita y buena…es igual lo que sean..homoxexuales o transexuales….respeto a esas persona es una cosa…de gente con cultura y inteligencia..adios y por favor piensen..esas personas tambien son personas de carne y hueso y tienen.sentimientos.

  • Manuel dijo:

    Estoy muy de acuerdo con lo que plantea Francisco de que hay hombres y mujeres homosexuales que han sido, son y serán glorias en nuestra sociedad, ya sea en el mundo artístico, médico, etc. y discrepo con el anterior comentario en cuando a que la juventud tome ese tipo de unión como una moda. Si para unirse legalmente median documentos legales por los que debes de pagar a un abogado tal y como como lo hacen los matrimonios entre heterosexuales no creo que se convierta en una moda,máxime si la persona está bien definida en cuanto a su elección de pareja. Para enfrentarse abiertamente a la sociedad hay que tener corage y en cuanto a que los niños o la juventud se traumaticen, pienso que cuando no te gusta una cosa no te gusta, sea la moda que sea. Y en cuanto a lo que dice Alfredo de que conoce bisexuales que mantienen su “heterosexualidad” sin la menor sospecha de su pareja legal, incluso hijos, pienso que eso es una doble traición y un acto de cobardía al no asumir su verdadera personalildad. Esa actitud es la que causa daños y frustraciones en las parejas y en los seres humanos.

  • Julio dijo:

    Es triste ver como se aunan esfuerzos para considerar normal a algo que es totalmente antinatural, no tengo nada contra los homo, al contrario tengo amigos que lo son pero no dejo de reconocer que es un estilo de vida anormal, es lamentable que se quiera insticionalizar el matrimonio entre homos en este país, sería como ponerle la tapa al pomo a toda la depravación moral que ya existe en Cuba.

  • Asunción García. dijo:

    No tengo nada contra los homosexuales, pienso además que son muy valientes al asumir su orientación sexual sin tapujos,pero de eso a legalizar las uniones entre ellos me parece un gran error, ¿qué pasará con las generaciones futuras si se forman matrimonios de homosexuales?, ¿como se mantendría la especie?. Como leí en un comentario anterior no creo que la mujer cubana preste su utero con estos fines y la adopción en nuestro país no es una cosa frecuente ya que el estado cubano ofrece todos los recursos para que las parejas tengan los hijos que crea sin estar pensando que va a hacer después de que ese niño nazca. Definitivamente no estoy de acuerdo con la legalización de los matrimonios entre homosexuales.

  • Eduardo Rodríguez Vázquez dijo:

    Yo me sumo a los que no tienen nada contra los homosexuales, cada cual utiliza su cuerpo con quien quiera y para lo que sea, pero caballero que necesidad tienen, pienso yo, de intervenirse quirurgicamente para cambiar de sexo. Este país con tantas necesidades que tiene como vamos a gastar los pocos recursos que tenemos en realizar una operación que al fin y al cabo es un gusto y no una necesidad imperiosa. Si ellos son homoxesuales ¿para qué quieren cambio?. En estos momentos hay personas que esperan aún por una operación que si son necesarias, es decir, que deciden su vida. Pensemos en eso.

  • leandro dijo:

    hola.que pena me da .que todavia existan personas que piensen asi .los anteriores comentarios que disparatados . las uniones legales no son para pocrear , son uniones legales.por favor . NO OPINEN SIN CONOCER . LEAN , ESTUDIEN ,ANALICEN Y DESPUÉS HAGAN SUS COMENTARIOS.

  • oscar dijo:

    DECEO DE TODO CORAZON, DE QUE TODOS SE ENCUENTREN BIEN, e leido sobre muchos comentarios y considero que la orientación sexual es individual, no colectiva,y que cada ser humano debe saber que hace con su responsabilidad personal, que la naturalesa humana le brinda, ahora bien por el motivo este expreso, que si muchos homos tanto hombres como mujeres, son despreciados sus valores humanos, en todo lugar y veo muchos humillados ante esta situación,sin tener un respaldo del estado por este motivo considero de que mariela castro para mi, quiera quien quiera es el escalón para romper este tabud por el cual muchos seres humanos sufren hoy dia, la responsabilidad es personal, y cada quien debe ser responsable de su orientación sexual, muchas gracias……..

  • liz dijo:

    Julio,lo realmente TRISTE es que existan en pleno siglo 21 personas como tú que consideren la homosexualidad como ANORMAL O ANTINATURA,no sé como tienes amigos(segun Tú) homosexuales a los que indirectamente les llamas depravados.

  • Caridad dijo:

    Es una pena que todos los comentarios en contra sean de personas aparentemente preparadas, y quizás hasta con títulos honoríficos, soy completamente heteroxesual, pero mi meljor amigo es homosexual y lo apoyo a el en todas las causas posibles y todas las desavenencias que pueda encontrar en el camino. Para todos los lectores no se han dado cuenta que ponen por encima todo lo moral y no se han dado cuenta de cual es el factor principal, nos levantamos diariamente luchando en el mundo por la igualdad de condiciones incluyendo así la igualdad de sexo, señores el homosexual o bisexual no está comprendido como un enfermo eso es el criterio de personas no irrasionales que aún sin saber dan criterios sin fundamentos.
    Como había dicho no soy homosexual, pero me duelo que estas personas sean señaladas con el dedo por donde quiera que pasen, pero lo que no analizamos es que ellos son los que algún momento nos pueden ayudar en el momento más difícil de nuestras vidas y son los que en algún momento estarán a la disposición de combatir si es necesario, por eso yo como otros tantos deceamos no que la bandera gey ondee en lo más alto del pico Turquino sino en el monte Evererst si es necesario

    NO A LA HOMOFOBIA

  • Roilán García (Gtmo) dijo:

    Queridos amigos:
    Visualizando todos los comentarioo publicados, puedo percatarme que existen personas en nuestro país que están totalmente preparadas en asuntos que para muchos representan a personas mezquinas y de nivel inferior con respecto a su personalidad.
    Nuestro país ha avanzado en disímes aspectos a medida que han pasado los años, su economía, la agricultura, el trabajo por cuenta propia en los ultimos meces, en fin Cuba avanza contra los azotes del imperialismo y el bloqueo impuesto por esos desgraciados. Lo que no logro entender es porque nuestra Cubita no sobrepasa los limites de los prejuicios y continúa con esta exitosa campaña que emprendió Mariela,GRAN MUJER!!!!!!, y que ayuda a muchas personas a entender que la homosexualidad no es una enfermedad que logra el descenso de nuestro cuerpo en una cama o sencillamente nos copme los anticuerpos para desgracia de muchos, esta campaña ayudará a varias personas a comprender que ser homosexual es ser persona, ser humano, ser libre, que resulta difícil en ocasiones porque exponemos sin miedo a nada lo que sentimos.
    Considero que muchos homsexuales no son aceptados por su manera de comportarse, cada espacio tiene un comportamiento requerido, que si en ocasiones no sabemos respetar corremos el riesgo de no ser respetados, en fin, deseo que la BANDERA GAY recorra el mundo con el nombre de CUBA, demostrando que pese al prejuicio de tantos y tantos LOGRAMOS SER ACEPTADOS!!!!!
    besos para Mariela.
    Los quiere
    Roilán García Correoso

  • yo dijo:

    hola a todos. Realmente a veces no vale ni la pena explicar cosas a personas que no las van a entender por el simple echo de que son de mente cerrada y se niegan a escuchar, pero sin dudas me nace decir algo. Cuando hablamos de moral, dignidad y respeto ya estamos de acuerdo, pero senores la orientacion sexual de cada individuo no dice que sea mala persona, la belleza se lleva en el alma, los principios y valores se definen en la sociedad, en el comportamiento, en la familia, no creo que a nadie le interese lo que haga una persona con su cuerpo cuando cierre la puerta de su casa. Se define mas una pesrona por sus principios, valores, sentimientos, que por su orientacion. Por favoer estamos en el siglo 21, y todos somos seres humanos.

  • Venus dijo:

    no soy homofóbica, ,lo que ocurre es que algunas personas,no se respetan,ni respetan a quienes le rodean,recuerden que la preferencia sexual no es visible,cuando alguien de ésa comunidad se sienta rechazado,que analice su comportamiento social para que descubra las causas que pueden ir desde conductas inapropiadas en lugares públicos hasta ,vestuarios que no son propios de su género,los que así actúan son los verdaderos homofóbicos,pues tratan de parecer hombres porque les gustan las mujeres ó viceversa,como si verse como un hombre amando a otro fuera indigno.

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también