Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Sociedad  »

Resistencia (V): “#Unblock mi utopía”

| 40 |

La juventud no está perdida, es diferente. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Algunos trabajan en un bar, reparan celulares o dan clases en el Pre. Unos bailan y otros marchan. La juventud de hoy ya no es solo la que desfila o escucha a Silvio Rodríguez. Los paradigmas se amplían. La juventud no está perdida, es diferente. De ellos también dudaron. Mella fundó el Partido Comunista con 22 años y Fidel apenas tenía 27 cuando le dio un giro a la historia.

Ser un joven cubano es mantener amistades a pesar del muro. Permanecer y seguir creyendo, porque ese malecón y esas calles te dan la vida.

Es ver los Grammy y participar en Sonando en Cuba. Escuchar Maluma y Buena Fe. Ser fan de Juego de Tronos y la novela cubana. Tener un grupo de WhatsApp donde se hable de la próxima fiesta y de la Asamblea. Jugar en la calle con una soga y unas bolas gastadas. Cazar cocuyos en medio de un apagón. Ir al parque que aún tiene el mismo cachumbambé que montaba tu madre.

Volver a la infancia. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Es timbrar una sí y dos no. Copiar el paquete. Aprender de libros con 10 años de uso. Ser universitario y trabajar los fines de semana. Haber salido en la primaria a hacer coros a Bush en las calles de tu barrio y hoy crear memes sobre Trump. Es burla, ironía y humor. Haber nacido bloqueados y sonreír. Es no vender la alegría.

Es no haberlo conocido y admirar a Fidel. Ser necio y llevarlo dentro. No renunciar al orgullo.

Ser joven es arriesgarse. Es la lucha contra el tiempo y el conformismo. Defender la diferencia de una bandera que nos hace únicos. Intentar alcanzar la utopía porque sí, porque creemos en ella, porque dar dos pasos y no verla nos hace más fuertes. Resistir. Continuar dando esos dos pasos. Por ello creemos en la utopía.

El espíritu de solidaridad y ayuda viene desde muy temprano en la sangre de muchos cubanos. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

La práctica de deportes identifican a los jóvenes cubanos. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

El orgullo de ser padres. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

La juventud cubana capaces de aceptar cada reto. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Los jóvenes dan su aporte a la economía del país. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Los jóvenes dan su aporte a la economía del país. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Con la bandera en el corazón. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

El orgullo de ser padre. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Los jóvenes cubanos siempre presentes en cada debate. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

La superación es una de las metas de los jóvenes cubanos. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

La práctica de deportes identifican a los jóvenes cubanos. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

La actualización a través de las nuevas tecnologías es parte de la cotidianidad de los jóvenes. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Juventud, divino tesoro. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Los jóvenes siempre a la vanguardia en cada tarea del país. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tuti dijo:

    Buen artículo.

  • Cubano dijo:

    Ser joven cubano se define como eso mismo Joven Cubano que no hay otro igual en el mundo.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Sin amar a la juventud no habrían sueños ni esperanzas. Con la arcilla renovada,así llamé a un artículo publicado en la Revista Verde Olivo en el contexto del inicio de la actualización de nuestro modelo socialista. Algo escuché a Hart insistir con la juventud, en Cuba todos los jóvenes que jugaron un papel revolucionario partieron de sólidas bases culturales. También decía que donde no está la cultura está la barbarie. Son las mismas ideas de Martí hoy de su carta a Maria Mantilla, los consejos de Lenin a la juventud comunista, del Che en su convocatoria al estudio de la filosofía y el marxismo de forma crítica y abierta como corresponde a su tradición fundacional y de ser alegres y profundos, y de Fidel con aquella genial idea de que la Revolución sólo puede ser hija de la cultura y de las ideas. ¿Qué es sino el socialismo?

  • Mary dijo:

    En la larga historia de nuestra Revolución, han sido los jóvenes los principales protagonistas. Por eso Fidel dijo: ...Si la juventud falla, todo fallará... Nuestros jóvenes lo saben, saben que en ellos tiene la Patria toda la confianza. #SomosContinuidad y #AquiNoSeRindeNadie

    • Jose R. Oro dijo:

      Completamente de acuerdo, la juventud es lo primordial!

  • Limi dijo:

    Me he sentido identificada, en nuestra diversidad está nuestra fortaleza

  • Desde Bayamo dijo:

    Muy buen artículo y geniales fotos, la foto con la bandera en el corazón es la ceremonia al izar nuestra bandera en la Plaza donde se cantó por primera vez nuestra Himno de Bayamo.

  • moraima dijo:

    Los jóvenes cubanos son de su tiempos:comprometidos,alegres,entusiastas,estudiosos,trabajadores y amante de su PATRIA. Excelente artículo.

  • osvaldo dijo:

    buen artículo me gusta.... un timbre si y 2 nop... nos la hemos tenido que ingeniar de alguna manera...para sortear el bloqueo... pero ahi vamos

  • Alicia Vicente Rodríguez dijo:

    Resistencia Cubana está en la firmeza de Carlos Manuel de Céspedez, la intransigencia de Maceo, la entereza de Martí, la tenacidad de Fidel y de todo eso y mas está formado de nuestro pueblo su Juventud y la Revolución.

  • ReyBF49 dijo:

    Muy buen articulo excelente

  • aber dijo:

    Muy buen articulo , retrata a nuestra juventud y a los que ya no somos tan jovenes , en fin a los cubanos todos orgullosisimos de serlo.

  • Coqui dijo:

    y aun así seguimos haciendo revolución

  • gilberto osorio dijo:

    Exelente artículo, mis felicitaciones, además son operadores de las Centrales electricas, trabajan en la exploración y extracción de petroleos, tambien dijeron de nosotros y nos fuimos para Angola, nos criticaron por escuchar a los Beatles y Bee Gee, y saltabamos para demostrar que no somos yankis,

  • Jose R. Oro dijo:

    Este es un tema de una trascendencia difícil de sobreestimar. Felicito de todo corazón a los jóvenes y destacados Abel Padrón Padilla y Dinella García Acosta, fotorreportero y periodista respectivamente.
    El artículo posee excelentes fotos y un texto patriótico y profundo, en el cual de manera muy correcta se expresa que "La juventud no está perdida, es diferente" y se recuerda cuan jóvenes eran Mella y Fidel, cuando iniciaron procesos fundamentales en la historia del país. También pudo citarse que Martí tenía 16 años cuando fue a la cárcel por su país. Cuando alguien afirme que "La juventud está perdida" es señal inconfundible que se ha vuelto viejo, no importa su edad biológica. Cada generación será mejor (o tendera a serlo) que la otra, si esto no se entiende, es una simple negación del desarrollo, es como pensar que un record deportivo permanecerá por siempre, no importa cuán impresionante sea.
    La palabra más importante, a mi juicio, del texto es "Utopía", y también pienso que es su principal debilidad. Una sociedad no puede funcionar sobre la base de utopías, las personas que crean tal cosa son de hecho "idealistas", desde el punto filosófico de la expresión. Idealistas como Hegel, no como Madre Teresa.
    Los valores expresados en el texto, que nuestra juventud indudablemente posee, y en forma destacada, y que están expresados de forma lirica y muy patriótica en el artículo, son condición necesaria, pero no suficiente. La creación de las bases materiales para el desarrollo de la fuerzas productivas, eliminación de la carencias y tener la expectativa de la “satisfacción de la necesidades materiales y espirituales” (observemos que no se dice solo “espirituales”) es necesaria para evitar que se siga produciendo la emigración de nuestros jóvenes, en particular de nuestros jóvenes profesionales. Son personas, no monjes. Muchos estarán en otras latitudes y seguirán admirando a Fidel, lo hayan conocido o no. Un amigo mío lloraba tristemente y con devoción en Medellín el día que Fidel pasó a la fase final de la inmortalidad. Muchísimos más como él, en diferentes partes del planeta, no solo en Cuba.
    Nuestro país está siendo agredida de la forma más salvaje, como decía el Prof. Néstor del Prado Arza en su artículo de Para Pensar ayer 14 de octubre, “debido al creciente e implacable bloqueo que ya pasa a ser una guerra económica y comercial” una guerra despiadada y desalmada, que hay que resistir y vencer. Y se hará, sin dudas de ningun tipo.
    Pero no alcanza con la Utopía, que en ocasiones se convierte en su forma mas imaginaria y a veces letal, la Quimera. Hay que tomar al toro por los cuernos ya mismo, hay que evidenciar que se hacen en la realidad los cambios necesarios. Lograr que la gente incremente su expectativa (no uso a propósito la palabra esperanza, porque estoy escribiendo de sociología no de teología) de una mayor satisfacción de las necesidades materiales (las espirituales están satisfechas en un grado bien superior, no por completo). Si eso no se hace, ni el Malecón, ni ningún otro muro, evitará la sangría demográfica del país.
    De nuevo felicito a Abel Padrón Padilla y Dinella García Acosta, por su trabajo bello y profundo. Con el mayor fervor expreso mi admiración por la juventud cubana, su patriotismo y compromiso con la construcción y desarrollo de la sociedad socialista.

    • Elizabeth Franco dijo:

      Muchas gracias a Jose R Oro. Creer en la Revolución, en el Socialismo y en todo lo demas que se menciona en el artículo, es muy importante es la vocación de nuestro pueblo. Pero no podemos seguirle pidiendo a la juventud que se conforme con la utopia hay que hacer mas cambios que los motive. Un forista decia que no hace falta "comprarse un auto de lujo" con lo que concurro, pero si hace falta comprarse una bicicleta electrica, la gente no se puede transportar montada "en una caja de condones", infeliz símil.
      Este es un buen articulo que expresa las excepcionales bondades de nuestros jovenes, pero ademas de mostrar lo grande que tenemos, tambien se debe aclarar que es lo que nos falta, para que esa juventud no se marche a vivir a "otras latitudes" como dice Oro. El creer, tener fe, adorar una utopia, no es para nada una forma materialista, marxista, de vivir y de crecer. Es muy bueno que nuestros jovenes sean tan excepcionales, pero no podemos seguirle dando vueltas a la tuerca, para que esta no se nos convierta en garrote vil.

    • Masso de Santiago de Cuba dijo:

      No se debe confundir el concepto de sueños, expectativas y/o esperanzas, con "utopia". La utopia supone que con solo desear o creer en algo, garantiza que se obtenga. La juventud cubana esta comprometida con la construccion del socialismo en Cuba. Pero esto no es un fenómeno religioso o de creencias. Nuestros jóvenes son excepcionalmente buenos, pero no puedo coincidir con la idea de que solo por tener "fe" en el socialismo y por amar a Cuba alcanza. Me gustan las fotos y los sentimientos expresados en el texto, pero Oro en su comentario dice cosas muy serias, que hay que tener en cuenta. Los factor materiales predominan sobre la conciencia.

    • Cobos dijo:

      Fenomenal el comentario de Oro, lo apoyo en grande. La juventud cubana es excepcional, maravillosa, y por supuesto ha cambiado, es diferente. Los periodistas que escriben este bello fotorreportaje son muy jóvenes, quizás no lo vivieron como los que somos mas “mayorcitos”. Además de la juventud que "escucha a Silvio Rodríguez" también estaba la juventud a la que le gustaban los Beatles, Rafael o Feliciano. Y también desfilaba junto a los que escuchaban a Silvio, pero eso no se les apreciaba mucho entonces. Hay que enfrentar los problemas materiales de nuestra sociedad que esta siendo bien agredida en un “in crescendo de odio y venganza” contra los cubanos. No podemos imaginar que el "creer en la utopía" sea suficiente. Admirable sí, pero no necesariamente completo. La construcción del socialismo, como dice Oro requiere de sólidas bases materiales y espirituales, pero con tener solo una de ellas no alcanza.
      Si queremos decir que los jóvenes creen en una sociedad cada vez mejor, que no renuncian al socialismo, que aman a Cuba por sobre todas las cosas, eso es magnífico y una excepcional característica de nuestros jóvenes. No venden sus principios por cuatro dólares. Pero ellos no se resignan ni se van a conformar con ser seguidores de una "utopía", lo que desean es la construcción de un socialismo real, próspero, sostenible y humano, no vivir por siempre en un sueño, como si tal cosa fuera posible.

  • MAD dijo:

    Este es el enfoque de debieran tener los que dirigen este grupo etario. Buen artículo

  • Liz dijo:

    Me encantó!!!!!

  • Hendris Manuel dijo:

    Aún me siento joven y con esperanzas, a pesar de que cumpliré en diciembre próximo 40 años. Ya mi lucha contra el tiempo y el conformismo va para casi 20 años, desde que comencé a trabajar como obrero asalariado de mi país, este país que, con sus cosas buenas, regulares y malas, amo con todo mi corazón.
    Soy de la generación que vivió el Periodo Especial (tenía 12 en 1991), de la generación donde muchos (entre ellos mis amigos de esa época, conocidos del barrio, yo…) comenzamos el 7mo grado usando zapatillas confeccionadas de tela y cámaras de tractor, de esa generación que era feliz con los pocos “alumbrones” que teníamos pues la mayoría del tiempo estábamos sin electricidad, esa generación que lograba dormirse a la 1, 2, 3 de la mañana ya cuando el sueño era más intenso que el calor y ya a las 6AM estábamos levantados para asistir a la escuela. De esa generación que se bañó con jabón artesanal y que se almorzaba un buen plato de viandas o del famoso “sopón” con toda la felicidad del mundo y que luego iba para los trabajos voluntarios, para las escuelas al campo, para las marchas del pueblo unido… siempre con fe y con la mirada puesta en el futuro… Soy de esa generación que lleva casi 20 años intentando alcanzar la utopía, y ahí, queridos periodistas, es donde no nos ponemos de acuerdo, pues sí, hace 20 años sí creía en ella, pero créame, que dar los pasos y no verla no nos hace más fuertes, para nada, dar los pasos y no verla no nos estimula a seguir dando los pasos, todo lo contrario.
    Mi presente de hoy, se supone, que sea el futuro del que se le habló a aquella mi generación aguerrida, aquella generación que con orgullo se llenaba duro, bien duro, los pulmones de aire para gritar bien fuerte “Seremos como el ché” o “Patria o Muerte” … Pero han pasado los años, superamos el Periodo Especial, hicimos que nos regresaran a Elián, aportamos miles de horas de trabajo voluntario para construir hospitales, escuelas, círculos infantiles, hogares maternos, carreteras… logramos que regresaran nuestros 5 Héroes. Firmes siempre, leales siempre… pero pasó el tiempo y pasó… y ahora el tema del día es nuevamente el futuro. Entonces yo les pregunto mis jóvenes queridos periodistas: ¿Qué de nosotros? ¿Qué pasó con el futuro de los que ya casi peinamos canas y de los que ya las peinan y han soltado el pellejo por este país? ¿No se supone que ese futuro del que nos hablaron sea HOY? ¿No es esto contradictorio? No, nos entendemos, pues nuestros jóvenes de hoy viven bajo la influencia de las redes sociales, ya no es como antes, ahora lo que no ves en el NTV se hace viral en Facebook. Los jóvenes de hoy son los hijos, nietos, sobrinos… de mi generación, y ven, cómo su papá, su mamá, sus abuelos o sus tíos que se han pasado casi la mitad de su vida algunos, y más de la mitad otros, trabajando de sol a sol, luchando, creyendo… y continúan con los mismos problemas y carencias de hace 20 años y peor, algunos males se han enraizado, y cómo un terrible cáncer, han hecho metástasis en nuestra sociedad.
    Rafael Correa lo dijo un día: “Los procesos largos son peligrosos pues dejamos generaciones en el camino”, y eso, a mi modo de ver, es lo que ha pasado en nuestro país. Si queremos asegurar el futuro tenemos que lograr que los jóvenes de hoy den los pasos Y QUE SÍ VEAN, pues al mirarse en el espejo de los más viejos, su fe en el futuro se derrumbará.
    Todavía estamos a tiempo, pero debemos ser objetivos y dejar a un lado las consignas vacías, incluso, debemos dejar a un lado la censura y mirar de frente al pueblo (al de verdad, al que está y ha estado en la batalla siempre), debemos dejarnos de romanticismos y ser OBJETIVOS, no ganamos nada publicando solo los comentarios “Sí estoy de acuerdo” “Maravillo artículo”, etc., y bloqueando y censurando al que te deja un mensaje que nace de su corazón. Censurar comentarios sinceros hoy, es, como venderle al enemigo un arma muy poderosa llamada verdad, que, en las manos equivocadas, y después de 5 o 6 compartidos, toma otro matiz y otro interés.
    Aún después de 20 años, sigo teniendo fe en el futuro, y sé que no soy el único soñador de mi generación; pero siento que tienen una deuda con los de mi tiempo, que, si no es saldada, al menos en parte, eso provocará que los jóvenes de hoy miren con recelo ese futuro del que les hablan, y la única utopía que verán, será emigrar como lamentablemente está pasando en el presente.
    Éste es el sentimiento resumido de un cubano que lleva dos décadas sudando por su país y los suyos, sentimiento que puede ser incómodo para algunos acomodados, pero que sé, que al menos nuestro Presidente acogerá y agradecerá con el corazón.

  • azucarero de siempre dijo:

    No es utopia, es realidad, cuan maravillosa nuestra grandiosa isla, todas estas locuras, asi somos, cuanto lo envidiará un jóven africano, latino o asiatico normal que no se vea reflejado en este artículo. Ser cubano normal, eso es increible. Quizas no pueda viajar o comprarse un auto de lujo; pero puede hacer todo esto en paz y ser feliz. Ademas de comprarse un celular no tan moderno, pero si una caja de condones, disfrutar de la vida y no precisamente en un burdel. Vaya ser lo que quiera ser, de una forma más humilde.#SOMOS CONTNUIDAD.

  • Leo92 dijo:

    Muy bonito eso

  • Nubia Fuentes Hernandez dijo:

    A mí me encanta la juventud de hoy.
    Reconozco en ellos como valores la inconformidad y lo pragmático que son hoy.
    Así debe ser la juventud para en su tiempo hacer lo que les corresponde: mejorar, cambiar y superar lo que hayan recibido ya hecho.
    A los menos jóvenes nos corresponde dejarles el espacio y no aferrarnos.
    Cada cual tuvo su momento de juventud para aprovechar; luego de ese momento; quedarnos al centro es estorbar.

  • Mariposa6 dijo:

    Me gusto mucho este artículo, Felicidades a los autores !!

  • Martha dijo:

    Buen artículo, me gustó, te hace ver las cosas de otra manera y a la vez igual, siempre he pensado que la juventud no está perdida como muchos quisieran, ahora le agrego, es diferente, gracias por compartirlo.

  • Arapey Alonso dijo:

    Muy bien, solo que muchos se les olvida que existen normas de conducta en sociedad, disciplina, educación, higiene social ya que sin eso no podemos hacer patria y también exigir y criticar lo mal hecho en el momento que sucede y no hacerse el de la vista gorda y salir al paso.

  • Marlon dijo:

    Los jóvenes necesitan informarse. Es lo que falta hoy. Grammys? Estos de ahora son de mentira. Algunos nominados compran su lugar . Hace 20 años no era asi. Por eso es importante el conocimiento. Sonando en Cuba?. Es un falso positivo para los jóvenes,pero es bueno que lo vean todo y que tenga la opción de valorar y escoger el real valor. Hay que creer en los jóvenes y brindarles la oportunidad.

  • REFLEXIVO dijo:

    No tengo ningún criterio dispar, pero a la juventud, tenemos que ser capaces de educarlos, educarlos más que instruirlos y lo digo, porque no siempre se están haciendo bien las cosas. Se debe tener un mayor control de los procesos educativos en las escuelas, sobre todo desde la primaria hasta el pre, porque, incluso desde los círculos infantiles, se puede escuchar a educadoras y auxiliares, a maestras, diciendo malas palabras o teniendo conversaciones inapropiadas, trabajadores que llevan artículos a vender a las escuelas, en presencia de los niños. ¿Es buena esta educación? Si Ud ve a una niña de secundaria con uñas artificiales, a maestros con pantalones ripiados, a niños fumando (cuidado con lo que puedan estar fumando) a maestros que no van a clases y no ahora con el problema del combustible, a maestas que no dan clases o que no respetan su clase, a niños que no saben historia de Cuba y así, unas cuantas cosas más, por eso, los dirigentes, tienen que dejar de decir por TV, que todo está bien y no yendo a las escuelas a ver las realidades. Es necesario que haya mayor control en todas las actividades del país, pero sobre todo en Educación.

  • informada dijo:

    Haber nacido bloqueados y sonreír. Es no vender la alegría.... Una gran verdad, que por cotidiana, nos parece sencilla!

  • Jacinta dijo:

    Magnifico articulo los jóvenes son de su tiempo. Me encantó el análisis realizado

  • ivonne Osmaidy Mitjans Ramos dijo:

    Excelente artículo, así como de espectaculares las instantaneas que lo ilustran, felicidades a los dos y un besote para el genio del lente, mi querido amigo Abel Padrón Padilla.

  • Nany dijo:

    Felicitaciones! me encantó lo que escribieron, y asumo que son jovenes los que lo hicieron. Sobre eso quisiera acotar, en la juventus esta el impetu, las ganas de hacer, el arrojo, aunque no soy tan joven me molesta cuando algunas personas opinan que los jovenes de nuestros tiempos no estan preparados para llevar adelante nuestra obra, o que nuestra juventud esta perdida, cuando han sido los jovenes en todos los tiempos lo que han ido a la lucha y movilizado con su optimismo, desde los tiempos de Martí que fue a presidio con solo 16 años, de Villena, de Mella, de Fidel.... todos jovenes. Por eso creo firmemente que debemos tener fe en nuestra juventud, que por supuesto, se parece mas a su epoca que a su propia familia, pero no por ello deja de ser de vanguardia, comprometida y optimista.

  • Joven Cubana dijo:

    Es por esto que pienso que deberían darnos oportunidades como jóvenes cubanos a decidir sobre el curso de nuestro futuro, a no ser tratados como un horror en nuestros centros de trabajos donde nuestras ideas nunca son tomadas en cuenta, deberían darnos la oportunidad de la vida, si bien es cierto que no tenemos esa gran experiencia tenemos ansia de aprender y salir adelante. No nos juzguen por ser jóvenes, no todos somos irresponsables, confien en nuestras capacidades que nosotros confiamos en la de ustedes. Pasamos años preparandonos para una vida mejor, por favor no nos bloqueen.
    Atte una joven cubana

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Abel Padrón Padilla

Abel Padrón Padilla

Fotorreportero de Cubadebate. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2008-2018) y en el periódico Trabajadores. Correo: abel@cubadebate.cu

Dinella García Acosta

Dinella García Acosta

Periodista de Cubadebate. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2019). Contacto: dinella@cubadebate.cu En Twitter: @dinella_garcia

Vea también