Imprimir
Inicio » Fotorreportajes  »

Cuba en la Avenida 16 de Washington DC: A efectos prácticos, el bloqueo está aquí

| 12 |
Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 2630 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

WASHINGTON DC.- Solo en raras y conflictivas excepciones en el último medio siglo, Cuba ha salido a relucir en la gran prensa norteamericana. Antes del 17D si la Isla no estaba en titulares, menos se hablaba de la sede de su misión en Washington DC, un edificio de una arquitectura imponente en una ciudad de grandes monumentos, pero con una zona residencial de monótonas construcciones de ladrillos rojos o madera bruñida, diminutos jardines y carros enterrados por la nieve en los bordes de las aceras.

Los periodistas locales apenas estaban enterados de la casona marcada con el número 2630 de la Avenida 16, NW (Noroeste), antes del anuncio del inicio del proceso para restablecer las relaciones entre ambos países. Solo los más veteranos recordaban ciertos hechos aislados. Por ejemplo, la bomba que el grupo terrorista Omega 7 hizo estallar en mayo de 1979 frente a este sede. O los momentos del caso Elián, que arremolinó a los reporteros en la verja de la oficina diplomática.

Algunos comentaron una cortés invitación, en el 2011, a tomar el Daiquirí preferido del escritor Ernest Hemingway, por supuesto sin costo alguno para los asistentes. El bloqueo impedía -y aún lo impide- hacer cualquier transacción de Cuba con el dólar y menos en Washington DC. Pero los reporteros no olvidaron este gesto de los diplomáticos o probablemente les sirvió de pretexto para decir lo que pensaban del absurdo castigo de su gobierno a los cubanos.

“Hay muchos a quienes les gustaría seguir viendo las relaciones entre Estados Unidos y Cuba a través del prisma de un embargo anacrónico y una disputa por los derechos de propiedad, los derechos humanos y otras diferencias – pero dado que la Guerra Fría terminó en el resto del mundo, dado que la China comunista es ahora la gran financiera de Estados Unidos, dada la apertura y el increíble progreso económico de Vietnam- carece de sentido que Estados Unidos y Cuba no normalicen sus relaciones”, escribió en el 2011 Steve Clemons, en The Atlantic.

Lo extraordinario es que ese congelamiento de las relaciones que ha durado más de medio siglo y no inició Cuba, paralizó una impresionante red de servicios a los cubanos residentes en EEUU. De 1902 a 1961, había en territorio norteamericano 48 representaciones consulares de la Isla, de las cuales casi 30 permanecían abiertas en enero de 1959, cuando la población cubana era de poco más de 5 millones de habitantes y en Estados Unidos vivían alrededor de 150 000 cubanos.

Ahora no hay más que esta sede para atender a 1,8 millones de ciudadanos nacidos en la Isla o descendientes de cubanos -el 3,5 % de la población hispana y latina residente en EEUU-, de acuerdo con datos del Buró del Censo de los Estados Unidos, en el 2010.

No es difícil imaginar la abrumadora tarea para el manojo de diplomáticos, que debe bregar desde hace más de un año con un problema adicional: ningún banco estadounidense acepta operar con cuentas cubanas por temor a ser penalizados. El bloqueo, más la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo que realiza unilateralmente el Departamento de Estado, “tiene efectos prácticos”, aseguró Josefina Vidal, la directora general de EEUU en la Cancillería cubana y jefa del grupo negociador cubano a la segunda ronda de conversaciones para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de las embajadas en ambos países.

El gobierno de EEUU admite que “está trabajando en la solución de esos asuntos y espera recibir noticias en las próximas semanas”, pero a “efectos prácticos”, como dice Josefina, el bloqueo hace diana en esta casa de Cuba. Y no hay más que traspasar el umbral de la preciosa fachada de la Avenida 16, al Noroeste de Washington DC.

De 30 oficinas a una

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Hoy todo el servicio consular lo ofrece una sola oficina en la Avenida 16, para una población incomparablemente superior y con serias dificultades debido a las irregularidades del servicio bancario estadounidense a la sede diplomática cubana.

 

Un estudio de dos investigadoras del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI), de La Habana, María Silvia Fernández y Denia Bada González, reconoce que diez de aquellas oficinas tuvieron el rango de Consulado General: la de Nueva York, Miami, Tampa, Los Angeles, San Francisco, Boston, Filadelfia, Nueva Orleáns, Washington D.C. y San Juan de Puerto Rico.

 

Con el rango de consulados se registraban quince; y veintidós agencias eran honorarias. Una parte de esos consulados se establecieron desde los mismos inicios del siglo: Tampa (1902), Mobile, Alabama (1902), Nueva York (1902), Norfolk, Virginia (1903), Nueva Orleáns (1903), Brunswick, Georgia (1904), Chicago (1904), Filadelfia (1904), Louisville, Kentucky (1904), Pensacola, la Florida (1904), Savanah, Georgia (1904), Pórtland, Oregón (1905), San Luis, Misuri (1905), Galveston, Tejas (1905), Arecibo, Puerto Rico (1905), Fernandina, la Florida (1906), Cincinati, Ohio (1906) y Los Angeles (1906).

 

La Florida fue el estado donde más consulados se abrieron: nueve -Fernandina, Cayo Hueso, Fort Lauderdale, Palm Beach, West Palm Beach, Pensacola, Jacksonville, Tampa y Miami-.

 

Esto es un ejemplo del estado de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, dicen las investigadoras del ISRI: “Hasta 1961, año en el que el gobierno del presidente Eisenhower rompió las relaciones diplomáticas con el gobierno revolucionario cubano, Cuba contaba con un servicio consular relativamente extenso para la época y para su población emigrada en aquel país, mientras hoy con una población emigrada muchísimo mayor cuenta con sólo una oficina consular”.

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 2630 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 2630 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La entrada principal de la misión cubana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Sección de Intereses de Cuba en EEUU, representada por la Embajada de Suiza. Está ubicada en 16th Street, N.W.. Washington, D.C. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Escalera interior en la sede del edificio. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • lazaro dijo:

    Bonito edificio, ,pero no esta cerca de donde viven la mayoría de ese 1.8 millones de cubanos.ojalá y con las nuevas relaciones se pueda resolver los problemas y servicios de una comunidad creciente y trabajadora que dada las condiciones puede ayudar mucho al desarrollo y crecimiento de Cuba

  • Melesio Capote dijo:

    Les faltó decir que el Consulado no está dentro de esa “casona”, como dicen, que es realmente la cancillería. El Consulado está en la acera de enfrente, cruzando la misma calle 16 y ocupa otra edificación habilitada para ello. Las personas que van a hacer trámites consulares no tienen que entrar a la cancillería, sino a la edificación de enfrente.
    Ah, y como dato interesante: la embajada está a no muchas cuadras de la Casa Blanca, pues la calle 16 termina –o empieza– prácticamente allí.

  • Jesus dijo:

    Me gustaria estar ahi. bonito lugar

  • lokol dijo:

    Que interesante artículo!!!!!!!!, lo que si me gustaría conocer , si la oficina de intereses de EUA en la habana trabaja de la misma forma y no sé si sería bueno realizar una comparación entre las dos con el fin de mostrar las condiciones de trabajo que brindan ambos países.

    • La Reglana dijo:

      lokol: Las condiciones de trabajo, por razones obvias, no son las mismas: pero sí te puedo asegurar que se trabaja con mucha dedicación y respeto hacia todo el que necesite el servicio del consulado de Cuba en Wash. El edificio muy bonito y cuidado con mucho amor.

  • Adis dijo:

    Excelente trabajo, no sabía esta historia. Felicidades

  • Alberto García dijo:

    Saludos a Cubadebate: no sabía esta historia de los consulados gracias por recordarla…

  • Yoan dijo:

    Primeramente mi correo puede ser publicado al globo terráqueo.Entrando en materia es inmoral querer ahogar a Cuba y de hecho a sus 11 millones de cubanos en las telarañas de la mentira que se representa como lo que llaman embargo.En esa sede diplomática pequeña en el corazón de la Embajada Suiza existe algo que quiere romper sus paredes por lo grande que es: El corazón inmenso de esos valientes cubanos que representan a todos los dignos mambises , que si entraron en Santiago.¡ABAJO EL BLOQUEO!

  • Irielys dijo:

    Magnifico comentario del que se trata en esta pagina de Cubadebate y llego a la conclusion a partir del mismo , que las relaciones entre Cuba y Estados Unidos va ser para fortalecer el desarrollo de nuestro pais en todas las ramas cientificas necesarias y se forjara a partir de aqui una nueva amistad .

  • Hector Martinez dijo:

    Me gustaría que profundizaran mas en las diversas consecuencias del bloqueo norteamericano sobre las condiciones que Cuba debe superar para lograr desarrollar su trabajo en su oficina de intereses ante sus nacionales, ya sean éstos residentes en EEUU, funcionarios del gobierno de Cuba o ciudadanos cubanos que requieren atención consular en EEUU.

    Creo que está bien que mencionen la disminución de oficinas comparada con la cantidad de personas sujetas a atención consular, el hecho de ser la única oficina disponible y la falta de servicios financieros de bancos de EEUU para esa oficina consular.

    Pero además me imagino que existen restricciones de personal autorizado, dificultades de vivienda para el personal que trabaja allí, demora en recursos de comunicaciones (telefono, computadora, internet, papelería), falta de recursos de movilización y otras restricciones (transporte, movilización, circulación limitada, persecusión policial, etc.), falta de atención de oficinas del gobierno de EEUU ante solicitudes complementarias realizadas por la oficina de Cuba, en fin tantas otras formas de hacer mas dificil el trabajo de Cuba para con sus ciudadanos en EEUU.

  • BIOSAFETY dijo:

    Bonito edificio ojala u los cosas marchen bien y no sea simple palbreria norteamiericana! AQUI NO SE RINDE NADIE VIVA CUBA C…….

  • ALINA dijo:

    bonita arquitectura

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también