Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

John Hemingway: Cuba cambia todo

| 18
Hmingway en Fica Vigía, Cuba.

Hmingway en Fica Vigía, Cuba.

Recuerdo que un amigo mío en California me envió un aviso el 17 de diciembre diciendo que los EE.UU. y Cuba estaban a punto de liberar a algunos de sus prisioneros en un gesto de que vendrán tiempos mejores. Pero como ahora todo el mundo sabe, aquello era más que un mero intercambio de prisioneros. Fue la culminación de intensas negociaciones secretas entre los dos países para abrir todo lo que legalmente se podía abrir hasta, incluso, la derogación del embargo comercial. El Presidente Obama estaba yendo hacia donde ningún presidente estadounidense había ido en más de 50 años: hacia la plena normalización de las relaciones cubano-estadounidenses.

Tengo que admitir, sin embargo, que hasta ahora no he sido un gran fan de la administración Obama. En su política exterior e interior, es muy poco lo que la distingue de la administración Bush. Pero Cuba es diferente. Cuba cambia todo. Si los ocho años de mandato del presidente Obama se recuerdan por algo positivo, esto podría ser su postura hacia Cuba.

De hecho, lo refrescante que era ver por fin a un presidente estadounidense admitiendo que el embargo comercial de Estados Unidos había sido un completo fracaso. Los hermanos Castro no han sido derrocados y el resto del planeta durante mucho tiempo ha estado recaudando dinero de las empresas turísticas y otras inversiones. Sólo los hombres de negocios americanos, con algunas excepciones, han tenido que fingir que no es una isla a 90 millas de Key West con una población de 11 millones de habitantes, que utilizó para comprar casi todo lo que necesitaban de los Estados Unidos. Tan bueno fue el mercado cubano para las empresas estadounidenses que antes de la Revolución y del embargo comercial, se podrían encontrar los últimos modelos Buick y Cadillac en Cuba antes de poder conseguirlos en los Estados Unidos.

Aún así, el embargo comercial y las restricciones de viaje han tenido éxito en una cosa. Han impedido las visitas a la isla a la mayoría de los estadounidenses no cubanos. Es una locura cuando se piensa en cuánto cultural e históricamente los dos países tienen en común. Nos une mucho más de lo que actualmente nos divide.

Como uno de los nietos de Ernest Hemingway, me acordé de esto cuando visité Cuba por primera vez en septiembre de 2014. Mi hermano Patrick y yo viajábamos con un grupo de biólogos marinos estadounidenses y conservacionistas para conmemorar el 80 aniversario de la primera vez que nuestro abuelo trajo su barco de pesca, el Pilar, a Cojimar en 1934 y el 50 aniversario de su Premio Nobel de Literatura. El “derramamiento” de la buena voluntad y el afecto que mi hermano y yo recibimos cuando visitamos Cojímar y la casa de nuestro abuelo, la Finca Vigía, era algo que iba mucho más allá de lo que podríamos haber imaginado. El pueblo cubano considera a Ernest Hemingway como uno de los suyos y veneran el hombre y su obra y todo lo que dejó en la isla.

En 1956, nuestro abuelo dio su medalla de oro del Premio Nobel al pueblo cubano y desde entonces ha estado en la Capilla de los Milagros de la Catedral de Santiago de Cuba. Durante nuestra visita en septiembre, el obispo de esa catedral acordó trasladar temporalmente la medalla a la Finca Vigía, para que mi hermano y yo pudiéramos verla y realmente sostenerla en nuestras manos.

Fue un momento que ninguno de nosotros olvidará jamás. Hemos sido capaces de tocar físicamente una parte de nuestra historia familiar y ver la importancia de que el autor de El viejo y el mar sigue teniendo como puente entre nuestros dos países.

Sin duda, él estaría feliz de saber que los Estados Unidos y Cuba están finalmente caminando hacia adelante y hablándose de nuevo el uno al otro. El pueblo cubano y el estadounidense sólo pueden beneficiarse económicamente y sobre todo culturalmente de esta nueva relación. Un nuevo día ha llegado y, si de alguna manera hemos ayudado a lograr esto con nuestra visita a la isla, entonces creo que hemos cumplido verdaderamente con la memoria de nuestro abuelo.

(Tomado de The Huffington PostTraducción de Cubadebate)

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Hernandez dijo:

    Muy buen articulo. Mis respetos sinceros!

  • freyser Martinez dijo:

    It s good to read something like this from american people. Long live the normal relation ships among our countries. Thank you.

  • Luis Valdes dijo:

    Muy interesante el articulo y muy acorde a lo que pueden ser unas relaciones respetuosas entre los dos paises, mis saludos

  • del Centro dijo:

    me gusto, y muchas gracias por la visita al caimán, ustedes también aportaron un granito de arena en este proceso que se vive hoy.

  • MA. DEL CARMEN dijo:

    SU ABUELO ES MI ESCRITOR PREFERIDO, CUÁNTO ME ALEGRA QUE SUS NIETOS VENGAN A CUBA A RECOGER PARTE DE NUESTRA HISTORIA Y PALPEN EN TERRENO PROPIO EL AMOR DE ÉL HACIA NUESTRA TIERRA Y SOBRE TODO A COJIMAR.
    GRACIAS POR SUS IMPRESIONES Y POR SU VISITA. OJALA PRONTO SE ACABE EL EMBARGO Y TODO LO QUE FRENE LAS MEJORES RELACIONES ENTRE NUESTROS 2 PAÍSES.

  • Carol dijo:

    !Qué lindo escribe!Muy natural
    Gracias

  • José Antonio Quintana Veiga dijo:

    Hemingway no solo fue un amigo de los cubanos, es también un referente importante desde el punto de vista literaro, y sobre todo, es aquello del pueblo estadounidense que más se admira y respeta en Cuba.

  • La noche de Yuri dijo:

    “El viejo y el Mar”, “Islas en el Golfo”, obras de Hemingway que se ambientaron en Cuba..
    No por gusto Papa envío su medalla a El Cobre…

    • jmpr dijo:

      En el artículo se menciona que la medalla está en la Capilla de los Milagros de la Catedral de Santiago, creo que es incorrecto. Creo que lo correcto es el comentario de La noche de Yuri, que menciona que está en El Cobre.

  • EddySS dijo:

    Esta es la parte humana que todos debemos mirar.
    Buscar las coincidencias y no las diferencias.
    Buscar los “últimos” modelos Buick y Cadillac
    y los podrás encontrar
    y un viejo y el mar, y su malecón con su Morro
    y el Son, la guayabera, el sombrero de yarey
    y el ron y el habano bajo la palma real.
    Esa es Cuba “Compay”

    • jmpr dijo:

      EddySS, Cuba es eso, pero también mucho más. También es: Yara y La Demajagua, la proclamación de los Derechos de la Mujer de Ana de Bathancourt, un general negro llamado Maceo, un padre de la Patria blanco llamado Martí, una criada mulata cosiendo nuestra primera bandera llamada Cambula Acosta, un pintor chino creando maravillas llamado Wifredo Lam. es el Manifiesto de Montecristi, son los Estudiantes de Medicina, es la Revolución del 33, es la Constitución del 40, es muchas cosas y es… once millones de cubanos dentro y cinco fuera. Eso es Cuba compay.

  • felipe dijo:

    Thanks John, gracias Cubadebate

  • Rosa C: Báez @LaPolillaCubana dijo:

    Hermoso texto, pleno de sentimiento. Digno nieto de un grande de las letras y enamorado de la Isla

  • JB dijo:

    Muy bonito el artículo, sencillo y abarcador, se nota que el legado del abuelo está presente en quien lo escribió.

  • Luisa dijo:

    Excelente.

  • A.P.R. dijo:

    Gracias, por estas lineas hermano.

  • Bell Canada dijo:

    Me pregunto como es posible que no haya podido ver este maravilloso artículo antes, fechado ya hace 4 días a pesar que al menos los titulares los leo a diario. Como buen cojímero que soy donde no solo viví por 32 años sino además jugabamos desde niño justo en la glorieta donde está el monumento a Hemingway frente al castillito en ese ultramarino pueblo, me enorgullece cada día que puedo en mi trabajo diario hablar sobre Ernest Hemingway con los clientes que visito. Algunos de los cuales, y no son pocos, han incluso visitado Cojímar en busca de todo lo relacionado con Hemingway pues son fans de su obra literaria.

    Muchas Gracias por tan excelente artículo, escrito especialmente por uno de los nietos del gran escritor norteamericano. Me hubiera gustado muchisimo haber estado allí en Cojímar durante su visita a mi natal pueblo, bueno en realidad nací en el hospital de Guanabacoa pero buen cojímero al fin, desde incluso antes de nacer, dicen que a los 3 días ya pataleaba para que me llevaran para cojímar, jajajajaja.

    Acabo de decirle a mi madre, que ahora ve tv en la sala como casi todo el día, sobre la visita de los nietos de Hemingway a Cojímar, como para dármelas de super informado jajaja, y cual no sería mi sorpresa cuando me responde, pero claro si ellos estuvieron en la glorieta de Hemingway frente al castillito donde ustedes jugaban pelota, y en el Restaurant La Terraza y en Finca Vigía o es que no lo vistes en la CNN en Inglés que tu ves en tu habitación, jajajajaja.

    Esta señora me tiene mas desinformado que los medios de prensa oficiales cubanos y no hay tarde que no me enoje, pero aún asi que ande pero que no se moje sus zapaticos de rosa.

  • martha dijo:

    que articulo más bello, no se como no me percate del mismo, todos los dias busco en Cubadebate articulos asi que en verdad llegan al corazon humano y se ve que los pueblos de Cuba y estados unidos se deben unir más, cuando Ernest Hemingway decidió regalarle su gran Medalla “Premio Novel de Literatura” a Nuestra Gran Patrona La Virgen del Cobre y a Cuba en general, fue porque tenía gran visión y sabia que algún dia los dos pueblos se iban a hermanar más aún, fue muy bueno que visitaran nuestro país dos de sus nietos y sintieran el calor humano de nuestro pueblo, CUBA está viva y llena de amor para dar, gracias

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

John Hemingway

John Hemingway

Vea también