Aula todoterreno  »

Por: Christian Caballero Casa
| 5

Es difícil escuchar el nombre de José Raúl Capablanca Graupera sin imaginarse un tablero de 64 casillas, con sus 32 piezas —mitad negras, mitad blancas— dispuestas en perfecta simetría para ser comandadas por el Gran Maestro cubano.Hasta el día de su muerte estuvo integrado al Servicio Exterior de Cuba.

Especiales, Cultura  »

| 25 |

Vista recientemente en nuestra televisión, Gambito de dama ha sido mucho más que una realización reverenciada mundialmente gracias al eficiente cóctel de historia de superación, y al feliz desempeño de la actriz Anya Taylor-Joy como Beth Harmon, la huérfana que llega a colocarse en planos estelares del ajedrez mundial.

Opinión, Entretenimiento  »

| 21 |

Gambito de Dama no escapa a la tentación de la gran mayoría de los filmes de ficción (aclaro, porque existen los biográficos) de presentar al ajedrecista como autista, genio loco o en el mejor de los casos “extraño”, poco sociable.

Opinión, Cultura  »

| 22

Las similitudes entre Beth Harmon, la protagonista de la serie "Gambito de damas", y la ajedrecista cubana María Teresa Mora son más que evidentes: ambas comenzaron casi niñas a ganar campeonatos en un mundo en que se les negaba todo a las mujeres, y ambas derrotaron en el tablero a los campeones de su época.  En la ficción, Beth enfrenta con éxito a todos sus grandes oponentes en lides de primera línea, y en la realidad, María Teresa a muchos de los suyos en ligas menores, entre ellos a Capablanca.

Especiales, Deportes  »

| 16 |

Además de poseer gran densidad poblacional -algo que la beneficia a la hora de la captación de posibles talentos-, la capital es la formadora por excelencia del movimiento atlético cubano después del triunfo revolucionario, pues a sus sedes de alto rendimiento llegan diamantes en bruto de todo el país, que salen como piedras preciosas de quilates olímpicos o mundiales. En este trabajo periodístico Cubadebate pone a disposición de los lectores una lista de 36 campeones habaneros.

Apuntes del cartulario  »

| 19

La derrota molestó extraordinariamente a Marshall. Declaró que no podía considerarse a un cubano como Campeón de EE UU. Capablanca respondió: “EE.UU. no es más que una parte del continente. Yo soy el Campeón de las Américas”. Título que, por supuesto, no existía pero con el que el maestro cubano quiso reivindicar una cultura y una identidad.

Noticias, Deportes  »

Por: Rogmary García Sánchez , Jesús G. Bayolo
| 1

José Raúl Capablanca, nuestro campeón mundial entre 1921 y 1927, ha influido de una manera u otra en todos los ajedrecistas cubanos de los siglos XX y XXI, pero con el que guarda mayor simbolismo en materia de efemérides es con Reinaldo Vera. Luego de graduar un Gran Maestro cada año en el quinquenio 1975-1979 el siguiente demoró hasta 1988.

Cuba en el Deporte  »

| 2 |

Torneo infantil de ajedrez “Buscando a Capablanca”, en el Salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre en la capital de Cuba.

Especiales, Deportes  »

Por: Christian Caballero
| 6

Es difícil escuchar el nombre de José Raúl Capablanca Graupera sin imaginarse un tablero de 64 casillas, con sus 32 piezas —mitad negras, mitad blancas— dispuestas en perfecta simetría para ser comandadas por el Gran Maestro cubano. Pero no solo de ajedrez vivió este genio. Hasta el día de su muerte estuvo integrado al Servicio Exterior de Cuba.

Especiales, Deportes  »

| 12 |

Alexander Alekhine, ruso, nacionalizado francés, acabó venciendo seis a tres al cubano José Raúl Capablanca en el encuentro más largo de la historia del campeonato del mundo, luego del de 1985 entre Karpov y Kasparov. Capablanca y Alekhine protagonizaron uno de los match más trascendentes de la historia del milenario juego. En 1939, doce años más tarde, ambos trebejistas se enfrentaron otra vez en Argentina y Capablanca ganó.

Noticias, Deportes  »

Por: Williams Enrique Tolentino Herrera
| 6

Pocos jugadores como el cubano han logrado representar en una sola vida, la heterogeneidad y el carácter multifacético del ajedrez en tanto competencia, obra de arte y ciencia. Siendo joven aún y con el título de campeón mundial, a Capablanca comenzaron a llamarle la máquina de jugar ajedrez. Sorprendía del antillano su fría precisión en los cálculos, su vasto arsenal táctico y estratégico, la explosión y la cordura de sus lances.

Noticias, Deportes  »

| 5 |

Resulta abrumadora la enorme cantidad de certámenes efectuados desde 1851 hasta diciembre 2015, mas solamente 642 de ellos han logrado enrolar en sus filas a trebejistas de la élite, con lo cual han alcanzado categoría superior, empleando para ello las más disímiles variantes torneísticas.

Destacadas