Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Fidel y la medicina natural

| 6

Fidel Castro y Ernesto "Che" Guevara. Foto: Archivo/Cubadebate.

Este 25 de noviembre se cumplen cuatro años del deceso de uno de los seres especiales de nuestra especie, de los que, gracias a su existencia, podemos afirmar con orgullo “soy un ser humano”: Fidel Castro Ruz.

También en esos días se publicó una entrevista que me hicieron dos alumnos de los “Cursos Para Asmáticos” sobre el acontecimiento más importante de mi existencia, la larga conversación que sostuve con nuestro líder histórico en ocasión del evento Salud para Todos del año 1988.

El trabajo “Asma y Stress. Un Enfoque Sistémico” se estaba exponiendo en un documental elaborado al respecto, Fidel no sólo vio el documental completo, con sus 20 minutos de duración, sino que, luego de verlo, comenzó a hacer preguntas sobre el trabajo,y me llamaron para que las respondiera. Así comenzó un animado interrogatorio que incluyó temas vinculados al papel de la psicología en la salud biológica, y la medicina social.

Fidel, durante esa más o menos una hora que duró la conversación, estuvo todo el tiempo haciendo preguntas sobre la investigación, que ese año había obtenido el galardón de ser seleccionada entre las más destacadas del país por la Academia de Ciencias y cuyo contenido y fundamentos se refieren a lo que podríamos considerar una rama de la medicina natural, la psicosomática, acaso la de más difícil comprensión y aceptación por el pensamiento médico convencional.

El curso para asmáticos es un entrenamiento, donde se utilizan, desde las plantas medicinales y la dieta, -procederes comunes de la medicina natural- el uso del sulfato de magnesio –medicamento inocuo- la acupuntura, las posturas, la música, la expresión corporal, el cine y las técnicas psicofisiológicas, pasando por actividades sociales y culturales como los campismos y las fiestas de graduación.

Todo en función de cambiar la calidad y el concepto de la vida de los asmáticos y sus familiares, que es el objetivo básico del curso. Este muy complejo montaje estuvo basado en una teoría de la enfermedad, que vincula en una unidad indisoluble los aspectos biológicos, energéticos, psicológicos, nutricionales, culturales y sociales de la enfermedad. Una peculiaridad de esta teoría del asma es que, en el caso de los niños, el objeto de influencias es el ambiente educativo del hogar, cuando este se logra modificar, el asma del niño desaparece, lo anterior ha sido comprobado infinidad de veces.

En esencia,el proceder responde al reclamo de dos de las mentes más preclaras de nuestro país, José Martí y Ernesto Che Guevara, quienes de diversas maneras se refirieron al problema, veamos:

“La ciencia se encuentra en los umbrales de un mundo singular que empieza a ser científico, el médico y el cirujano deben contar con la influencia psíquica, como con sus bisturíes y sus vendajes”.

“La verdadera medicina no es la que cura, sino la que precave. La higiene es la verdadera medicina. Más que recomponer los miembros desechos del que cae rebotando por un despeñadero, vale indicar el modo de apartarse de él”.  JOSÉ MARTÍ

La salud tanto del cuerpo como de la mente y el espíritu fue una importante preocupación martiana. Sobre ello escribí un artículo “La Medicina en la Obra de José Martí” sus conceptos se adelantaron, con mucho, a su época e incluso a la nuestra.

Y del Che ¡que decir! Realmente fue una lástima que no conociese este intento:

“Crear un cuerpo robusto, pero no crearlo con el trabajo artístico de un médico sobre un organismo débil, sino crearlo con el trabajo de toda la colectividad social.”

“La medicina tendrá que convertirse un día, entonces, en una ciencia que sirva para prevenir las enfermedades, que sirva para orientar a todo el público hacia sus deberes médicos y que solamente deba intervenir en casos de extrema urgencia”.  ERNESTO CHE GUEVARA.

Como parte del merecido homenaje al asmático ejemplo, el proyecto declaró el 14 de junio como día del asmático.Y lo celebró con varias actividades culturales de primer nivel artístico y no menor espiritual y social.Tuvimos ocasión de recibir, en uno de los congresos internacionales de asmáticos, familiares y terapeutas, que organizó la Facultad de Psicología, una conferencia sobre el tema, impartida por su hija, Aleida Guevara.

Todos estos temas estuvieron presentes en el espíritu de la conversación, incluyendo una aproximación a la medicina social. Recuerdo que en algún momento expresé, en consonancia con el pensamiento martiano y guevarista que la salud no se compra en la botica, que era una manera de vivir y de concebir la vida, de lo cual el curso era una prueba evidente.

Lo que resulta impactante es que Fidel comprendió la importancia de estos temas y luego de una atenta y alerta reflexión,-recuerdo la expresión de profunda concentración con que escuchaba mis argumentos, su mirada profunda, mientras acariciaba –o más bien estiraba- su barba, y, cuando llegó a una conclusión, comenzó, medio en broma y medio en serio a preguntar si no serviría el método para otras enfermedades y dificultades humanas, tal y como habíamos previsto en el diseño del tema. Y no sólo comprendió nuestro intento, sino que lo apoyó, cosa que nadie hasta entonces había hecho, ni se haría después. En el mismo evento, a la salida, conversando con los periodistas les expresó que había que apoyar las investigaciones del hace tiempo desaparecido INIFUNCE, institución que patrocinó el trabajo con los asmáticos.

Gracias a su gestión hoy existe en el barrio de Nuevo Vedado, la Casa del Asmático, la del primer Psicólogo de la Familia o la Casa del ALMA, que tuve el placer y el honor de diseñar en detalle,aunque lamentablemente por las incomprensiones de los que tenían en sus manos la responsabilidad de hacer viable la iniciativa de Fidel, no pudo ser utilizada con estos fines, dejándose a la deriva un proyecto con probados resultados y prometedor futuro. Aparte del apoyo de Fidel –que incluso remitió personalmente al curso a varios asmáticos a los que encontró en su camino- nadie más comprendió ni apoyó el modelo, y no sólo no fue apoyado sino también entorpecido. Como ejemplo reproduzco un fragmento del correo de uno de los asmáticos que fueron remitidos por él.

Enviado el: viernes, 09 de noviembre de 2018

¿El asma? Gracias a ti y al comandante x enviarme a verte, desde el 1989 no se lo k es eso

La investigación hasta ese momento le había ahorrado al país casi dos millones de pesos –que llegaron a 18 y hoy han de ser muchos más- Cuando alguien le comentó acerca de esto, respondió que no le hablaran de dinero sino de cuántas personas podían dejar de sufrir y morir por el asma. No hay que ser muy sagaz para comprender que –debido al asma del Che-, esta enfermedad habría de tener una especial significación para él.

Luego de esta entrevista se escribió el libro Usted Puede Vencer al Asma con 4 ediciones agotadas y 100 000 ejemplares vendidos. En la introducción al mismo, refiero fenómenos que empezaban desde ya a aflorar y que fueron previstos por Bernal del Riesgo, un destacado Psicólogo cubano,quién fue el primero en Cuba en investigar al asma y su enfrentamiento, así como a las consecuencias de una práctica consecuente con el mismo:

Dicho en el estilo de Bernal, “Sócrates hacía dudar y le costó la vida. Hacer dudar de verdades “vitales” y queridas, produce desconcierto, que se torna casi siempre en odio o rencor contra el que hace dudar. He aquí una de las raíces subterráneas (o inconscientes) de un árbol conocido, la negación del verdadero maestro. Pero el que inculca y catequiza, y el que adula, deja de ser maestro, así el dilema no ofrece aún alternativa elegible”.

Bernal escribió este trabajo en el año 1962 y sigue teniendo plena vigencia, incluso cuando expresa: “la doctrina dialéctica y antropológica, socio-psico-somática del ser humano enfermo y del sano, se encuentra en la isla todavía en un estado semejante al que tenía allá por el año 25 la sociología marxista”.

La concepción biologista, es tan fuerte, que aún hoy no hay espacios para el debate sobre el tema, ni instituciones que se ocupen del asunto, ni personas dedicadas a estudiarlo. El mismo Bernal se va a encargar de puntualizarlo: “suponer a los doctores e incluso a los de medicina y filosofía, limpios de prejuicios, será a lo mejor una agradable hipótesis, mas no es un hecho... y el asma vuelve a ser nerviosa... es, en última instancia, una dolencia sociogenética”…

“El asma tiene cura, pero su tratamiento es casi impracticable en las actuales condiciones...  Sin duda el asma es una dolencia que merece ser investigada”.

Fidel, artífice de la creación de una nueva medicina, con su mirada privilegiada y su pensamiento en función del futuro, comprendió y apoyó lo que será mañana la medicina social, no la medicina sólo gratuita y a disposición de los humildes, sino una medicina donde los factores psicológicos y sociales ocupen el lugar que verdaderamente les corresponde. Una medicina en función de formar lo que ha dado en llamarse el hombre nuevo, y los valores nuevos. Política social incluida. Los resultados de la aplicación de este concepto,como ocurrió en el caso de los Cursos para Asmáticos, serían muy superiores a los de la medicina aislada.

La investigación ha roto todos los récord de seguimiento a la muestra estudiada. Llevamos 34 años en esta tarea. Veamos un ejemplo:

Encuesta Actual. Respuestas obtenidas en el Ítem:

Usted no ha tenido crisis desde hace _______ años.Año 2004.

AÑOS                      1– 3      4 - 6     7 - 9     10 - 12   13 – 15 TOTAL

NIÑOS           51        32        27        50                32         192

ADULTOS     121      21        11        27                17         197

TOTAL           172      53        38        77                49         389

Es decir, que una vez más, nuestro leader histórico, se adelantó a su tiempo, en este caso vinculado a una de las ramas de la medicina natural, el enfoque psicosocial y psicosomático de la salud humana, futuro que aún espera por su actualización.

Muchos se preguntarán que ocurrió en relación con esta investigación. Lo que adelantara Bernal del Riesgo, efectivamente ocurrió. Han pasado 34 años desde el inicio de esta experiencia, y hace 16 que no se dan cursos, producto de la absoluta falta de apoyo, obstáculos diversos y comprensión de los que tienen que ver con el tema.Ya su autor tiene 70 años y una salud precaria, pero sigue dispuesto a ser útil a pesar de que ya casi concluye su estancia en esta dimensión. A cada rato recuerda la frase de Martí “Yo no trabajo por mi fama, puesto que toda la del mundo cabe en un grano de maíz, ni por bien alguno de esta vida triste, que no tiene ya para mi satisfacción mayor que el salir de ella: trabajo para poner en vías de felicidad a los hombres que hoy viven sin ella.”

Veamos para reflexionar, dos frases del texto “Usted Puede Vencer al Asma”:

“Los enfermos han de unirse en asociaciones para intercambiar experiencias y realizar juntos actividades de todo tipo, incluyendo investigaciones científicas. El día en que los enfermos organizados asuman la dirección de los tratamientos, estaremos en presencia de una revolución en el campo de la salud pública que pondrá los intereses terapéuticos verdaderos por encima de cualesquiera otros. Entonces la verdad se abrirá paso naturalmente, sin las limitaciones que hoy le imponen las barreras de prejuicios. No hemos de olvidar que los enfermos son también personas y entre ellos podemos encontrar médicos, psicólogos, bioquímicos, economistas etc. con la calificación suficiente para enfrentar el estudio serio y riguroso de su padecimiento”.

“Existen enfermos de casi cualquier dolencia que han superado su enfermedad, desde el asma hasta el cáncer y el SIDA. Llama la atención que la postura de la ciencia médica ante estos hechos sea, negar la realidad de la curación, o negar la presencia de la enfermedad, es decir, ignorarlos”.

“En cambio, en lugar de a los vivos, preferimos interrogar a los muertos. En lugar de fomentar la esperanza concreta, manifestada en individuos reales, preferimos fomentarla en sustancias virtuales, que no acaban de aparecer en el mercado. En lugar de estimular la búsqueda activa de soluciones, de organizar a los enfermos, aunque sólo sea para dar un nuevo sentido a su existencia, preferimos mantenerlos como pacientes, dependientes de las acciones de otras personas, lo cual a pesar de sus aspectos positivos, no basta. Ha de llegar el momento en que dejen de presentarse en los eventos científicos las defunciones de quienes padecieron determinada enfermedad y sean sustituidos por la presentación de sujetos vivos que lograron superarla”.

Lo nuevo, sobre todo si rompe con esquemas y prácticas sólidamente consolidados y establecidos, siempre va a encontrar resistencias desde diversos ángulos y es sólo cuestión de tiempo el lograr que ocupe el lugar que merece, le toque esta tarea a su creador o a sus relevos imprescindibles.

Pienso que el tema de las llamadas medicinas alternativas, complementarias o naturales, muy vinculado a poderosos intereses comerciales y hasta ideológicos y políticos, sin obviar los prejuicios del conocimiento mismo, solamente podrá ser resuelto en una sociedad nueva en algún momento de su desarrollo, que parece ser no ha llegado aún. Ojalá sea nuestra Cuba amada la que sea capaz de fundar la medicina del futuro. Martí, el Che y Fidel lo merecen.

Quisiera agradecer en primer lugar a Fidel por darnos su ejemplo y brindarnos su apoyo, a José Martí y al Che, por proporcionar las pistas del futuro, y a todos los asmáticos sean de los cursos o no. Porque mañana integrarán la Sociedad Internacional de Asmáticos Familiares y Terapeutas y seguirán el camino de sus compañeros de sufrimiento: Ernesto Che Guevara, José de San Martín, Orson Wells, Marcel Proust, Beethoven, Charles Chaplin, John Locke, Antonio Vivaldi, Santa Bernardette, Liz Taylory muchos otros que harían interminable esta lista, en el permanente intento del mejoramiento humano universal. Estoy seguro de que el asma será la primera enfermedad cuyo estudio y tratamiento será abordado de una manera verdaderamente humanista y sistémica.

Este autor siguió el camino de todos los que han alertado sobre estos temas, la conspiración del silencio y las trabas a su acción, con la notable y única excepción de un ser muy especial: FIDEL CASTRO.Quisiera reconocer desde lo profundo, su apoyo reflexivo y humanista a esta causa, y rendirle el más que merecido homenaje en nombre de todos los asmáticos al defensor genuino de los humildes y sufridos de la tierra, así como al creador de un pensamiento nuevo y consecuentemente revolucionario.

Desde los dos años fui asmático, hace 36 que no tengo crisis ni consumo medicamentos. Me siguieron y superaron muchos alumnos de los cursos, ojalá alguien con suficiente autoridad y vocación decidiera hacer realidad el reclamo de Fidel.

Termino con una frase de uno de los asmáticos mayores:

Seamos realistas, hagamos lo imposible. Che

 

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cdsncdsks dijo:

    Según el último informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), cuando la administración de Donald Trump impuso restricciones a los viajes desde Europa a Estados Unidos al comienzo de la pandemia de coronavirus, el virus se había propagado ampliamente en la ciudad de Nueva York. ).
    Un mes después de que el presidente impusiera una prohibición de viajar a China el 2 de febrero, una cepa del virus más similar a los países europeos está infectando a los neoyorquinos. El CDC informó que a mediados de marzo, la transmisión comunitaria se había generalizado.
    El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo en una llamada telefónica con los periodistas el jueves: "Debido al fracaso del gobierno, este virus llegó a Nueva York y, como resultado, los estadounidenses murieron". "Se perdieron la ciencia".
    El estudio recolectó muestras del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York del 1 al 20 de marzo. El 8 de marzo, el departamento anunció que había detectado la transmisión comunitaria del virus.
    El CDC dio negativo para influenza en 544 muestras detectadas de pacientes con enfermedades similares a la influenza, de las cuales 36 dieron positivo para Covid-19, y “las muestras positivas de secuenciación genética son las más similares a las que circulan en Europa. similar".
    La administración Trump impuso restricciones de viaje a Europa el 13 de marzo. La primera cepa se descubrió el 2 de marzo.
    En abril, Nueva York se había convertido en el epicentro mundial del virus. Desde el brote, más de 32.000 pacientes han muerto en el estado, mucho más que en cualquier otro lugar de Estados Unidos.
    El informe decía: "No hay una secuencia centinela directamente relacionada con la secuencia del brote en Wuhan, China".
    El informe dijo: "En contraste, el análisis de secuencia sugiere que [Covid-19] puede haber sido introducido desde Europa, en otros lugares de los Estados Unidos y localmente en Nueva York". En el momento de las restricciones europeas, la importación y transmisión comunitaria de [Covid-19] ya había tenido lugar en [Nueva York] ”. Trump a menudo afirmaba que la prohibición de viajar a China“ salvaba ”hasta“ millones de vidas ”, Su gobierno también ha sido criticado por su respuesta lenta y despectiva a la crisis de salud pública a gran escala que siguió en los días y semanas. .
    Según datos de la Universidad Johns Hopkins, más de 138.000 personas en Estados Unidos han muerto por enfermedades relacionadas con el coronavirus. Más de 3,5 millones de personas se han infectado.
    El informe de los CDC se hace eco de hallazgos similares de un estudio de Mount Sinai en abril que determinó que el primer caso confirmado del virus en la ciudad de Nueva York provino de Europa.
    Unos meses después de que se descubrió el primer caso, el número de muertes y la tasa de infección en Nueva York disminuyó, mientras que el resto de los Estados Unidos comenzó a ver un aumento preocupante de nuevos casos y un aumento de las tasas de hospitalización.
    "Desencadenará una segunda ola", dijo el gobernador Cuomo. "Se recuperará ... de otros estados infectados y se lo devolverá a Nueva York".

  • Juan Benavides Rodríguez dijo:

    La medicina natural y tradicional ( tratamiento del asma) no quedarán en el olvido y menos con nuestra nueva Constitución e inspirados en el nuevo programa y líneas estratégicas de nuestra Revolucion.

    • Miguel dijo:

      La ; Medicina Natural no ; cura solo Alivia ; y luego vuelven ; otra vez con ; igual fuerza los sintomas ; por favor Modestia ; Aparte ¡ Dije ! ; O.K. ; .

  • Tony Barrios dijo:

    Excelente informacion!.
    Fidel y el Che, dos personajes fuera de serie.
    Su vision futurista, su gran calidad humana y solidaridad con los mas desposeidos los han hecho ser reconocidos en el mundo como dos ciudadanos distinguidos de este planeta.
    Saludos solidarios desde Canada de un guatemalteco. Viva Cuba, territorio libre en America.

  • Eduardo Pimentel dijo:

    Conocí de cerca el hermoso y constante trabajo del Dr. Licea. Las prácticas de yoga estuvieron en su programa y fue de satisfacción para mi. Un esfuerzo desde la humanidad del corazón. Su amigo eduardo Pimentel

  • Andrés dijo:

    Creo que el alter-ego de Fidel Castro era el de un científico. En el particular su visión era interminable y su legado es ineludible. Lamentablemente, como he comentado en otras ocasiones y aún sigo creyendo, su visión representaba una minoría dentro de la dirección revolucionaria. Si el pudo llevar a cabo algunas de estas ideas fue por su enorme prestigio moral, no porque necesariamente primara una visión progresista de la ciencia dentro del aparato gubernamental. Las palabras del Dr. Nicea confirman todo esto ¿Cuántas cosas más como estas, proyectos novedosos y futuristas, habrán recibido el beneplácito moral de Fidel Castro, para después ser olvidados por los burócratas de siempre? Estos tiempos de renovación científica que se viven en Cuba hoy pueden servir para rectificar tanta torpeza y tanta injusticia.

    Fui un asmático de cuidado de niño, hasta que tuve 16 años. En 11no grado, en la beca, tuve mi último ataque de asma. Me llevaron al hospital de la escuela y allí la doctora me dio dos alternativas: inyectarme suero en vena o ir para la casa. No lo pensé dos veces. Esa semana me la pasé en la casa. Después de este evento, los ataques desaparecieron, completamente, hasta hoy, más de 25 años después. Vivo muy alegre con esto pero nunca he sabido que sucedió, por qué se fue ni que hice. Probablemente tenga que ver algo con lo que han defendido el Dr. Bernal y otros dedicados al estudio del asma desde una perspectiva psico-social y de la medicina natural y alternativa. No lo sé. Estas cosas necesitan, en nombre de la ciencia, seguir siendo investigadas.

    Asimismo, estos empeños necesitan apoyo. Si los recursos financieros escasean entonces al menos apoyo institucional y moral. Si esto falta, para dónde va a ir esta gente? Esas dejadeces y abandonos me molestan de Cuba, en lo más profundo. No será el primero ni el último idealista que uno se encuentra en Cuba, tratando de llevar adelante una empresa nueva a nombre del humanismo, y aún así resulta ninguneada, repelida, menospreciada. No sólo es absurdo, desde el punto de vista de los principios sobre los cuales esa institucionalidad supuestamente descansa, sino que es contraproducente.

    Pero, como ya sabemos, las colectividades humanas son complejas. Vivir en revolución no significa que todos los componentes actúen de modo revolucionario cuando las circunstancias lo demandan. Y es precisamente por ello que se necesita capacidad de debate y acción democráticos, pues no hay garantía de que todo el mundo entienda todo. Es hasta cierto punto comprensible que instituciones y funcionarios anquilosados en determinadas ideas y prácticas, miren con sospecha cualquier cosa disruptiva que amenace con alterar y perturbar ese equilibrio. Para estar seguros, esto sucede en todo el mundo, aunque en diferentes gradaciones. Por supuesto, una buena política de líderes (no me gusta la palabra cuadro) puede disminuir el impacto corrosivo de estas cosas, creando una burocracia eficiente y compuesta por visionarios. Pero, de cualquier modo, es perfectamente natural que algunas cosas topen con los límites ideológicos, morales o filosóficos de incluso el más visionario.

    Tiene que ser posible, es incluso una necesidad, que cuando estos muros aparezcan, otros caminos existan que den luz a las nuevas ideas y proyectos. En otras palabras, que exista una verdadera pluralidad democrática, dónde el debate y la deliberación racional, además de la evidencia práctica sean los últimos árbitros, no una institución o un directivo. Necesitamos instituciones diversas, algunas que apoyen las causas perdidas; pues lo que hoy se ve como locura mañana puede convertirse en el estándar. Para estar seguros, algo nuevo o alternativo no es garantía de que sea mejor. Estos fetichismos son peligrosos y solamente se diluyen a través del debate y la libre expresión de las ideas, de modo que se les pueda escuchar y rebatir o apoyar, según el caso. Pero como nadie puede prever esto de antemano, como nadie puede predecir el futuro, entonces no deberíamos permitir que nadie tenga la potestad de matar ideas.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también