Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Convivencia y crianza en tiempos de pandemia: Ejercicio de la autoridad

Por: Elcida Álvarez Carril, Grisell Crespo Carro
| 29

     “Mi niña no quiere dormir sola”.

      “Este tiempo de cuarentena ha superado mi capacidad de madre”.

      “Tiendo a perder la paciencia, me altero y alzo la voz”.

“Me gustaría tener un ratito para mí”.

Estas frases expresan preocupaciones y malestares cotidianos que, en parte, tienen mucho que ver con los límites y el ejercicio de la autoridad.

Ya se ha enfatizado que es fundamental que cada persona tenga su espacio; los límites son imprescindibles para ello. Al inicio, las necesidades de una o un recién nacido requieren de una disposición muy grande e intensa por parte de adultos primordiales. Luego las necesidades van cambiando conforme al desarrollo alcanzado en cada etapa, y esto implica una constante acomodación de lugares. No es igual atender los requerimientos de un bebé que los de un o una adolescente.

Saber por dónde pasa el límite, cuándo es una demanda adecuada, implica el conocimiento de cada etapa por parte de las personas adultas, ya que son ellas las que deben ir guiando el crecimiento desde unos criterios. No se puede dejar el crecer liberado a “algo que llega solo” o que “será cuando el niño quiera”. Es necesario reflexionar sobre esos criterios, ya que hay muchas pautas de crianza normalizadas aprendidas y que no son saludables.

Para establecer bien los límites es necesario el ejercicio saludable de la AUTORIDAD. Se trata de la función que delimita cada lugar desde la comprensión de las necesidades de ambas partes de la relación. Es clave no caer en el “darlo todo y amar sin medida”, ya que esto conlleva: el dar de más y no lo que se necesita, la sobreprotección, las actitudes arbitrarias de “esto ahora sí y después no” que implican justamente ejercer autoritarismo; y todo esto dificulta el desarrollo saludable de la crianza. Muchas veces la culpa, la pena, el qué dirán, hacen que las personas adultas no estén convencidas y se desdigan en su autoridad, dándose, por ejemplo, estos mecanismos:

Los dobles mensajes. Se está diciendo una cosa y al mismo tiempo se está diciendo o haciendo lo contrario. Se pretende que la niña duerma en su cama, pero da pena, y ella percibe la inseguridad de que en verdad los adultos quisieran que duerma con ellos. Esto no permite ser firmes en la decisión de dejarla en su cama. La persona adulta puede verbalizar las contradicciones y el propio sentimiento de que le cuesta, pero sin deslegitimar la necesidad de lo que se está planteando.

Explicación – justificación. Se empieza a explicar algo y no se habla directamente del criterio que sostiene ese límite; se acaba dando múltiples explicaciones y justificaciones. Esto hace perder la autoridad. Por ejemplo, una madre quiere estar sola y leer un libro, la hija la interrumpe constantemente y ella se justifica con culpa, en lugar de ser firme en mantener su espacio.

Paridad. Las personas adultas se ponen de igual a igual: “Qué te parece si…”; “Déjame hablar por teléfono, cuando tú juegas con tu amiguita no te molesto”. Eso confunde el lugar de hijos e hijas. Justamente la asimetría con el adulto es lo que permite asumir la frustración saludable que todo límite conlleva, siempre que no haya arbitrariedad.

Los chantajes. Para lograr algo se le dice: “Te permito esto si haces esto otro”; en ocasiones los y las adultas pueden hacer una especie de chantaje emocional, victimizándose. Se puede conseguir lo que se quiere, pero eso no es educar e impide que el niño o niña comprendan la razón de lo que deben hacer.

La reiteración. Se repite lo mismo reiteradamente, incluso hasta llegar a la desesperación y, a veces, se apela a los gritos: “Te lo he dicho mil veces”. Se genera un círculo vicioso en el que mientras más se repite, menos valor tiene lo que se dice, y la relación se hace desgastante. Repetir provoca enojo y se pierde firmeza.

Cuando se consideran las necesidades de ambas partes se hace legítimo un límite, se evita la arbitrariedad, y padres y madres pueden sostener la autoridad, estar firmes, así como ser coherentes. Esto da seguridad a los hijos e hijas y les ayuda a crecer.

Lo dicho no son recetas. Cada familia sabe cómo tratar estos asuntos en su entorno y es bueno desarrollar capacidad de autoobservación de todas estas cuestiones que dificultan la autoridad para poder modificarlas, ya que son situaciones “muy aprendidas” desde herencias culturales naturalizadas no saludables.

Por ahora, se abre nuevamente el diálogo…

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Anita dijo:

    Hola a todos, esta cuarentena me ha enseñado nuevas lecciones en la larga carrera de ser madre, el artículo refleja muchas verdades y me hace reflexionar. Tengo una hija pequeña y cada día es un nuevo aprendizaje. Suerte a todas las madres y padres!!

    • Especialistas del CENESEX dijo:

      No en todas las etapas de la vida es posible comprender los límites, los más pequeños pudieran no entender nada, pero dado que los adultos son una figura de autoridad y guían el proceso de crecer, marcan las pautas del mismo. A medida que el propio desarrollo lo permite es posible ir internalizando lo que supone el límite, por lo que las hijas y los hijos ganarán en comprensión y en conciencia a la hora de asumirlo. Los temas asociados a la escuela suelen darnos buenos ejemplos. Con frecuencia sucede que los estudiantes no sienten el valor del estudio como algo intrínseco, de ahí que a algunos les cueste más asumir esa responsabilidad. En ese caso es muy importante sostener un límite claro respecto a lo que significa la escuela para la vida futura, desde mostrarle incluso al hijo o a la hija, lo difícil que le puede resultar valorar eso con la edad que tiene. No sería posible trabajar la responsabilidad ante el estudio si no se moviliza ese mismo valor desde todas las aristas de la vida. Los seres humanos somos una unidad y ello cuenta también para este tema. Por otra parte, podría ser muy saludable rescatar temáricas que motiven a la muchacha y al muchacho y ayudarles a vincularlas con lo escolar. Quizás esa composición que debe hacer y no quiere le resulte más factible si le ponemos como tema algo que le interese; puede ser que lo complejo de la matemática de la escuela se haga más atractivo si se conecta con las cuentas a sacar para llegar a resultados que motiven más.
      En la adolescencia es imprescindible que este límite respecto al estudio no sea impuesto sino que de manera consciente se asuman los beneficios futuros y la necesidad de pasar esta etapa lo mejor posible, para evitar tener que repetir años o pasarlos de manera incómoda, con regaños, malas calificaciones lo que repercutirá negativamente en sus vidas.

  • Belkis dijo:

    Excelente artículo, muy buenos consejos, para pensar y reflexionar sobre lo que queremos para nuestros hijos, porque si de verdad queremos lo mejor para ellos, como es normal y natural, lógico sería q pensaramos q en buena medida eso depende de la forma en que los dediquemos.
    Felicidades a los padres en su día!

  • Lcampos dijo:

    Me gusto mucho el artículo muchas gracias, de alguna manera una madre sabe que estas pautas deben seguirse para lograr una buena educación de su hijo y en verdad es lo que más preocupa como enseñarlo para que sea un niño educado y no uno de esos niños malcriados que a veces ves en la calle y dices mil veces que ojala mi niño no sea así... Pero al final es responsabilidad de los padres ese desarrollo y crianza de los hijos.

    Ahora bien mi pregunta va a que hacer cuando es un niño pequeño de 1 o 2 años para cumplir estas pautas porque su razonamiento y entendimiento de los límites no es igual que un niño más grande, pero por otro lado si le permites cosas ahora luego en el futuro se harán naturales y se cofundirá si le pones límites. Gracias

    • Yurina dijo:

      Asi mismo me gusta tu interrogante, se adapta a mi. Tengo una niña que casi cumple los 2 años y es un problema siempre con la comida, pero sin embrago las golosinas son su vida pero cuando llega la hora de almorzar o cena no hay manera que coma. Como que no le llama la atencion esas cosas. Que hacer?

      • YGA dijo:

        YURINA YO PASE POR ESO CON MI BEBE QUE YA TIENE 10 AÑOS MIRA NOSOTROS HACIAMOS MARAVILLA PARA QUE COMIERA HAY QUE LLEVAR UN ESTRICTO RIGOR CON LOS HORARIOS LAS MERIENDAS SON MERIENDAS NO SE DEBE LLENAR MUCHO PARA QUE PUEDA ALMORAR Y COMER COMO ES DEBIDO TRATA DE NO DARLE GOLOSINAS Y MUCHO MENOS FUERA DE HORARIO Y SOBRE TODO MUCHA PACIENCIA AHORA ESTAMOS EN TIEMPO DE CALOR Y PRUEBA DARLE LA COMIDITA DENTRO DE UNA BAÑERA SIN DESCUIDAR QUE ES UNA HEMBRITA Y LE CAE AGUA CON RESTOS DE COMIDA DENTRO DE SUS PARTES INTIMAS ,MUCHA PERO MUCHA PACIENCIA A MI ME PASABA Y MI NENA TENIA DIAS QUE ME COMIA DOS O TRES CUCHARADITAS DE COMIDITA Y YO LO SUFRIA EN EL ALMA PERO NOSOTROS LA ENTRETENIAMOS ES DECIR ELLA NO PODIA DARSE CUENTA QUE ESTABA COMIENDO O SI NO NO PROBABA COMIDA PRUEBA TAM,BIEN CON DARLE UNA CUCHARA A ELLA Y SI SE EMBARRA DE COMIDA NO IMPORTA DESPUES LA BAÑAS EN FIN ESA ES MI EXPERIENCIA SALUDOS

  • Rolando dijo:

    Me parece muy interesante el artículo. Gracias. A veces me preguntaba si estaba haciendo bien o era muy duro con mis hijas. Pero veo que voy por el camino correcto. Ellas comen lo que hay, duermen el mediodia, hacen tareas cuando hay que hacerlas, se acuestan luego de los aplausos, ven televisión por horarios, juegan en computadora en horarios establecidos, no juegan solas con celulares y, cuando no hacen caso, sólo tengo que contar, y antes de llegar a 3, ya están ahí. hace poco tuve que desaparecerles el 90% de los juguetes porque regaban mucho y luego no querian recoger. Enseguida me dije, yo nunca tuve tantos juguetes, ni su madre, ni sus abuelos y estamos aquí felices.
    Y creanme, cuando me pregunto si estoy siendo algo tirano, vienen las dos a darme besos y abrazos de amor que me derriten y me dicen que no puedo estar tan mal.

    • lectora dijo:

      se puede pasar por mi casa? jjjjj Muy bien lo felicitode verdad

  • Cubano26 dijo:

    Muy bueno que se hable de estos temas y más en estos tiempos ,tengo un niño de 6 años y es un reto tanto tiempo sin salir de casa .Se debe continuar tratando estos temas . Gracias.

  • lectora dijo:

    de acuerdo con todo esto, aun para una madre profesional, lo de profesional queda atras y se queda en amateur, con monton de inseguridades que se agudeizan en el contexto actual donde dejar de trabajar o teletrabajo no puede ser una opcion por las responsabilidades que ocupa, a las que se suman el estres que genera esta situacion para los niños hiperactivos cuyo aprendizaje d lectura escritura se ha visto interrumpido y donde otras situaciones familiares desgraciadamente se han sumado, como la perdida de un abuelo aun no notificada y por mas que antes de que ocurriera una u otra situacion se ha tratado de encontrar una linea de ayuda evitando exponerse al virus, desgraciadamente no he encontrado respuesta...y entonces......todos los psicologos que se dice una y otra vez que estarn disponibles para esos mismos niños, para esos padres donde estan? un poco de ayuda u orientacion es siempre bienvenida. este articulo ayuda a saber que la situacion no es ajena a otros y a identificar algunas conductas...pero hace falta algo más y no lo he visto.....seremos tambien victimas silenciosas del covid, en el sentido psicologico y la desesperacion de dar la mejor crianza posible y lidiar con cada situacion especifica que los niños puedan estar manifestando en estos tiempos?...teleclases, animados, pero algun espacio que nos permita interactuar con el niño en funcion de canciones, manualidades que no sean las de art atack casi imposibles de reproducir con lo poco que hay....es lo que veo atrae un poco la atencion de los mas hiperactivos...y un poco de guia es lo que creo necesitamos algunas...Gracias por permitirme la nota.....ya en temas de psicologia habia dejado comentarios y planteada la necesidad pero sin respuesta o intercambio o guia. saludos. como madres igual seguiremos sacando la educacion de nuestros hijos o importa las adversidades....

  • Alejandrito dijo:

    Saludos:
    Soy padre de una niña de 11 años y me la he apañado mas o menos en este tiempo para cuidar las relaciones padre e hija, no es facil y menos cuando ya esta asercandose la adolecencia pero.
    hace un mes, la madre me llama pues la niña tenia un dolor en la zona abdominal y havia que llevarla al hospital. con ese dolor la niña no podia caminar casi, y no existe transporte publico en este pais debido a la pandemia por CIVID-19. Me dispuse a cojer una pequeña moto electrica que tengo para llevar mi niña al medico y solo a 2 cuadras de mi casa me detiene un señor del MININT me pide documentos y le entrego todo lo que traigo ensima.
    yo no tengo licencia pero tengo los documentos que dicen que ya he empezado los tramites y no he terminado porque las oficinas cerraron por la pandemia. Todo esto fue con mi niña casi llorando de dolor.
    en concluciones, me ocuparon la motorina sin importarles la salud de una niña que debido a la policia yo sali de mi casa a las 8.30AM para el hospital y llehue al mismo a las 12.00M y a pie con la niña a cochingo como se dice en buen cubano.
    no tengo mas nada que decir.

  • yeilyn amelia dijo:

    Muy buen artículo, muchísimas gracias por la oportunidad, seguimos aprendiendo sobre la marcha en esta gran carrera que es ser madre, tengo un niño pequeño, próximamente cumplirá los tres años, en este tiempo en casa se ha apegado más a mi, pues su papá está de misión internacionalista, a veces estoy tan cansada en la noche que lo acuesto conmigo, se que fue un error desde el primer momento, pero ahora cuando intento que duerma en su cuna es como que no existe, como hago para lograrlo?.
    A veces cuando se molesta o no cedo a sus exigencias bate los juguetes que tiene en la mano, como le corrijo esta conducta??.
    Muchas gracias por la oportunidad del foro. Felicidades a los padres en su día!!!!.

  • MC dijo:

    Es muy dificil en estos tiempos, ejercer la AUTORIDAD aunque sea saludable, de acuerdo al tipo de persona que le corresponde ejercerla. Este artículo habla de forma real y no de la forma edulcorada de muchos otros que con el pretexto de los derechos del niño y de la niña, los derechos humanos y otras cosas similares, lo que han hecho es desautorizar a los padres e incentivar a que los hijos hagan lo que quieran, es por eso todos los malos comportamientos que se ven a diario en todas partes, solo obedecen los niños de primaria, ya cuando pasan a secundaria es muy dificil lidiar con ellos sin importar la forma buena o mala con que se les trate. Y lo peor, las hembras se comportan igual o peor que los varones. Hay padres que no son ejemplos, pero también hay profesores que tampoco lo son. Existen reglamentos que no se cumplen, como los reglamentos disciplinarios escolares, nadie controla o los van flexibilizando, las hembras con sayas supercortas, con maquillajes excesivos, aditamentos excesivos que no van con un uniforme, los varones igual con aditamentos, aretes, pelos largos, todo un carnaval en las aulas.

  • Judith dijo:

    Como era de esperar muy bueno el material sobre crianza y convivencia. En mi particular estoy aprendiendo nuevas técnicas sobre todo con mi hija de 8 años con la que se más flexible y se estaba encaminando hacia la malcriadez. Ella misma está reaccionando de forma positiva hacia estos nuevos cambios y aunque nos ha costado a su papá y a mi lo hemos logrado. La tarea es difícil pero no imposible. Gracias siempre

  • MC dijo:

    Es por eso que en esta etapa de pandemia, muchos niños y jóvenes siguen en las calles, jugando en sus cuadras o lugares cercanos, conversando en esquinas, haciendo visitas a sus amiguitos, todos SIN NASOBUCO, algunos con ellos en el cuello, cuando vas a ver quienes son, no crean que son solo de barrios marginales o de padres disfuncionales como se tiende a decir muchas veces, no, hay hijos de médicos, maestros, militares, directivos.

  • sachiel dijo:

    Lo primero, es que hay quien ha pasado cuarentena por otras razones de diversa indole: enfermedades infecciosas, operaciones complicadas, etc.. pero nunca de esta manera grupal, donde de imprevisto se suspenden la rutina diaria.

    Hay quien asimila bien estar en casa, por tener ocupación casi las 24 horas, sin dejar de dormir. Las parafernalias electronicas modernas pueden hacer que uno termine fundido la jornada, sin ver todo lo que queria, o viendo a ritmo de dale x16 al programa. Tambien tareas hogarenas bien determinadas o no tan bien, imprevistos del hogar, y las antirutinas que salen..

    Los grupos etareos tienen sus complicaciones, que espero se detallen en este foro por los mas entendidos...

    hay por donde cortar aqui...

  • Li dijo:

    Perfecto artículo, sobre todo en estos tiempos que muchas madres y padres caen en “darlo todo y amar sin medida” .Grave error: Consecuencia niños, jóvenes y adultos, malcriados que se creen que se lo merecen todo. Amar es también establecer límites y hacerlos cumplir.

    No soy perfecta como madre, pero siempre he pensado y tratado de hacer: que es mejor pasarse (solo un poquito) con esto de la AUTORIDAD que no quedarte por debajo.
    Mi lema "los niños no se mandan".

    Éxitos en esta dura y díficil tarea de ser padres, y lo más díficil es esa parte que tienes que mantenerte inquebrantable y firme aún cuando muchas veces tienes ganas dejarlo hacer lo que quiere.

  • Talía dijo:

    Buenos días! Excelente el trabajo de las coordinadoras!!!
    Y muy buen artículo para aprender y reflexionar sobre los hijos, los motores impulsores de nuestras vidas!!!
    Mi hija, hiperactiva y excesivamente amada por las 4 generaciones que viven con ella, digase mi mama, mi abuela, mi esposo, etc; en medio de esta cuarentena, se ha puesto mucho peor, sufriendo ataques de agresividad, y se de la importancia de los limites, pero me es imposible ponerlos en práctica cuando somos 6 en casa con diversas opiniones.
    Es posible ponerle limites también a los adultos, con amor? Como se hace?
    En medio de una perreta agresiva, de.golpes e insultos, como logro tranquilizar a mi niña de 7/años de edad?
    Muchas gracias por el tiempo y el espacio que dedican a miles de padres necesitados de mucha ayuda.

    • Especialistas del CENESEX dijo:

      Interesante debate sobre el ejercicio de la autoridad, importante tener en cuenta que ante cada nuevo límite las personas involucradas y en particular los niños y niñas harán pruebas de autoridad, no porque sean cabezones o malcriados, sino porque necesitan estar seguros de cuál su lugar y qué es lo que corresponde hacer y qué no. Por eso la valía de ser firmes. Luego de probar varias veces tendrán la seguridad de que "es así" , y se darán cuenta de que quien ejerce la autoridad sabe lo que hay que hacer y no precisarán probar de nuevo.
      Las perretas o rabietas, muy habituales en una etapa del desarrollo, constituyen una prueba de autoridad, ante ellas las personas adultas mostrarán calma y seguridad, estando atentos para evitar que se lastimen, al golpearse contra objetos o con el piso. Explicarán una vez el por qué del límite que no ha sido aceptado, también dirán que llorando no les entiende y luego tratarán de desviar la atención hacia alguna actividad atractiva o permanecerán indiferentes. Ese no es momento de conversar sobre la inutilidad de la perreta, es el momento de demostrarlo, evitando consentir en los que habia negado. Cuando pase el episodio y el niño o niña esté tranquilo se le explicará que la rabieta no es la vía para obtener lo que desea.
      Es obvio que todas las personas convivientes estarán previamente de acuerdo en el límite o evitarán mostrar discordia delante de la niña o niño, de no ocurrir así se estarán desdiciendo entre si, por lo que se habrá perdido la autoridad, no habrá claridad del límite y en la próxima situación probará nuevamente con otra perreta hasta lograr lo que quiere.

  • Especialistas del CENESEX dijo:

    Hola a todas las personas que están compartiendo en esta mañana el espacio del fordebate. Nos complace que resulte interesante el artículo propuesto, justamente porque ha sido resultado de lo que hemos intercambiado con madres y padres en numerosos espacios de trabajo. El ejercicio de la autoridad supone un reto en cada una de las etapas del crecimiento de hijas e hijos. Cuando son más pequeños sus posibiidades de razonamiento son menores, pero como madres y padres, a través de los límites claros que pongamos en su educación, les ayudamos a comprender. Si esos límites responden a las necesidades de la etapa de la vida en la que están y los ponemos en práctica desde la tranquilidad de estar haciendo lo que nos parece saludable, se insertan en el proceso educativo de una mejor manera. Por ejemplo, si ya puede puede dormir sola o solo en un cuarto, en su cama, entonces el límite de no permitirles hacerlo en la de mamá y papá es lo saludable. Es importante saber, como adultos de referencia, que les hace bien ir teniendo un espacio para sí, desde el cual la pequeña o el pequeño puedan ir "armándose" como personas independientes y esto no significa de ninguna manera que se les está abandonando. Este es solo un ejemplo entre muchos y por supuesto, no es la única forma de promover la autonomía desde edades tempranas.

  • Especialistas del CENESEX dijo:

    Se han planteado algunas problemáticas en relación a la crianza y la convivencia que no han sido aún atendidas, quizás encuentren satisfacción en nuestro Servicio de orientación a madres y padres. Donde compartimos materiales educativos sobre estas temáticas, en las condiciones de distanciamiento por la COVID 19, que hemos ido
    elaborando en base a las vivencias de los miembros del grupo, y se producen interesantes debates.
    Pueden acceder mediante el enlace
    https://chat.whatsapp.com/HMeo9kxVIGQBHQfTLUGimu y el correo redproccc@gmail.com

  • Preocupada dijo:

    Tengo un niño de 14 años, en esta etapa de adolescencia siento que ha perdido responsabilidad ante el estudio y se ha visto reflejado en sus resultados académicos. Estudia porque se lo impongo pues si lo dejo a su elección no lo hace. Hay momentos en que me he dispuesto a dejarlo para ver si reacciona por sí solo pero al ver que no lo hace vuelvo a caer en mi autoridad para que realice una actividad que es su responsabilidad.
    ¿Cuál sería la manera correcta de hacerlo ganar responsabilidad?
    En realidad lee mucho e investiga sobre otros temas que no tiene que son de su interés donde ha alcanzado gran cultura pero no así con las tareas de la escuela.

  • Libre dijo:

    QUERIDO HIJO:
    Mientras vivas en esta casa obedecerás las reglas. Cuando tengas tu casa obedecerás tus propias reglas. Aquí no gobierna la democracia, no hice campaña electoral para ser tu madre: tú no votaste por mí. Somos madre e hijo por la gracia de Dios, y yo acepto respetuosamente el privilegio y la responsabilidad aterradora. Al aceptarla adquiero la obligación de desempeñar el papel del madre.
    No soy tu amiga, no soy tu chofer, no soy tu cajero automático,no soy tu mujer de limpieza ... SOY TU MADRE
    Me enojaré contigo, te sermonearé, te volveré loco, seré tu peor pesadilla y te seguiré cuando sea necesario PORQUE TE AMO!!!
    Cuando TÚ puedas comprender eso sabré que eres un/a ADULTO RESPONSABLE..
    Nunca encontrarás a alguien que te ame, ore, se preocupe y le importes más que a MÍ!!
    No soy tu compinche, nuestras edades son muy diferentes. Podemos compartir muchas cosas pero no somos compañeros. Soy tu madre Y eso es cien veces más que un amiga!
    También soy tu amiga, pero estamos en niveles completamente distintos. En esta casa harás lo que yo diga y no debes cuestionarme porque todo lo que yo ordene estará motivado por el amor. Te será difícil comprenderlo hasta que tengas un hijo, mientras tanto confía en mí...
    Atte: Tu Madre

  • Especialistas del CENESEX dijo:

    Otro aspecto a tener en cuenta al colocar un límite es la flexibilidad, no se trata de obedecer como soldados, los límites son para favorecer el crecimiento. Es prudente escuchar a los hijos e hijas y tomar en cuenta sus gustos o deseos, simpre que estos no interfieran en su desarrollo, afecten sus necesidades de crecimiento saludable o vulneren las necesidades de los otros miembros de la familia o grupo social de referencia. Habrá situaciones en las que se les estimulará a tomar decisiones para las que cuenten con elementos de anáslisis suficientes, eso favorecerá su autonomía. Habrá otras circunstancias en que no sabrán cómo cuidarse, o qué es lo más conveniente y entonces los padres y madres dejarán claros los límites.
    Aunque hemos hablado de la importancia de la estabilidad "lo que es sí, es sí" también es muy importante la flexibilidad, ante una eventualidad, el límite puede cambiar, cuando esto ocurra hay que explicarlo claramente para evitar confusiones. Un ejemplo frecuente: la hora de dormir pudiera ser las 9 pm, sin embargo durante el período vacacional, el fin de semana, o por asistir a una actividad, una piyamada, eso puede variar.

    • Danley Brooms dijo:

      Hola. Muchas gracias por la respuesta sobre los límites. Me gustaría que un mayor número de padres y madres conocieran del tema; porque en mi opinión ese desconocimiento trae como consecuencia una forma de criar que lejos de ayudar a crecer de una forma sana, solo crea situaciones de anaptabilidad para los niños ya que vivimos en una sociedad que constantemente impone límites necesarios para poder cohexistir.

  • isa 2020 dijo:

    Seamos buenos agricultores para que no perdamos la cosecha.
    Cuando fui a la escuela al campo hubo algo que me llamó la atención: se deshierbaba por completo el surco y a los 2 o 3 días había que volverlo a hacer, porque ya las hojitas volvían a nacer y si no se hacía entonces el fruto que se sembraba no crecía y se perdía la cosecha. Antes de que Adán y Eva pecaran no era así, ellos sembraban la semilla y solo esperaban a que germinara y diera fruto para cosecharlo, ni siquiera regaban, NADA, solo esperar. Pero después que pecaron como consecuencia de su rebeldía Dios determinó que para alimentarse de la tierra tendrían que trabajar mucho, ahí fue cuando entendí porque eso sucedía, eso nos hace pensar que por uno pagamos todos pero tenía que ser así para que por uno que entregó su vida (Jesús) todos los que lo aceptemos seamos salvos. Pero no es solo eso, el cambio en la naturaleza también fue para revelarnos el cambio que ocurrió dentro de la humanidad en sentido general, antes de la caída en los corazones de Adán y Eva los buenos frutos que se sembraban (bondad, generosidad, fidelidad, etc) germinaban si hacer ningún esfuerzo, pero después se hizo más complejo para ellos y toda su descendencia. Hoy nos siembran buenos frutos desde pequeños pero para recoger cosecha tenemos que trabajar mucho dentro de nosotros, además las hojitas de maldad, adulterio, egoísmo, contienda…, nacen sin que nadie los siembre y como buenos agricultores todas las mañanas tenemos que deshierbarnos por dentro para que los buenos frutos no se pierdan. Aunque hay semillas que se siembran (que nos enseñan desde pequeños) que no dan fruto, la cizaña por ejemplo. La biblia dice que en Cristo se restauraran TODAS las cosas: una nueva tierra, nuevo cuerpo y nuevo corazón. Seamos buenos agricultores, para que nuestra cosecha espiritual no se pierda.

    • Luis dijo:

      Hermoso comentario y manera de enseñar, gracias.

  • yuri dijo:

    Muchas gracias muy buen articulo en mi caso tengo un nino de 3 anos que le dicen ciclón desde que tenia 1 anito y fue a su primer cuido,ahora esta en el circulo del estado pero es demasiado intranquilo,mas que hiperactivo me cuesta mucho en esta cuarentena mantenerlo en casa hay que mantenerlo entretenido a cada tiempo pero a cada 3 minutos se aburre y se levanta a buscar que hacer,me tiene loca.......jajajaja
    pero nada ahí vamos,creo que cada día es un reto y que cada día se puede mejorar y aprender aun mas de lo que sabemos......por el momento le voy dando una vuelta a la manzana con su naso-buco y son unos minutos de distracción para el,,,,,le pregunto las vocales,colores,los números que ya se los sabe hasta el 15,canciones infantiles,etc
    este es el reto de los padres.saludos

  • eisaac dijo:

    Excelente artículo, muy buenos consejos para la enseñansa de nuestros hijos. me gustaria que se siguiera tratando estos temas.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también