Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

En tiempos de pandemia, los médicos cubanos son esperanza

| 5 |

Brigada cubana con 52 doctores y enfermeros llega a Milán, Italia, para brindar su apoyo en la batalla contra la COVID-19. Foto: Consulado de Cuba en Milán.

Terremotos, deslaves, inundaciones, huracanes, el cólera y su impredecible saldo de muertes, el ébola y su espanto. Miles de médicos cubanos le han visto bien de cerca la cara a estos desastres, porque han estado allí, sembrando calma y alivio en medio del dolor.

No ha sido diferente ahora. Se saltan las alarmas sanitarias mundiales alertando de un peligro que acecha y que ya tenemos bien cerca: la COVID-19, enfermedad provocada por un nuevo tipo de coronavirus, el SARS–CoV–2, y que será el responsable de que veamos, en breve tiempo, el mundo de un modo diferente al que hasta ahora conocíamos.

Los galenos de esta isla se aprestan, saben que está en sus manos, en la de muchos médicos del mundo –y en las nuestras– la contención de una pandemia que ya acumula millares de fallecidos. Pero se preparan también, sin reticencias, para acudir a otros que han pedido ayuda.

La vida que se salva, en cualquier latitud, tiene el valor sagrado del regocijo de arrancarle la esperanza a la muerte.

Nuestra ayuda a otros pueblos

Cuba en Datos: Colaboración médica, historias de solidaridad

60 años en Revolución: Salud para todos (+ Infografías y Línea del tiempo)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafa dijo:

    Muy orgulloso de mi Cuba y los galenos cubanos. No hay experiencia más real que la vivida por sus médicos en los más recónditos lugares del mundo. Digan lo que digan , los profesionales de la salud Cubana son ejemplo de humanidad y humildad. Felicidadez

  • Lari Mar dijo:

    En la actualidad sanitaria mundial que nos golpea a todos los habitantes del planeta, los enemigos ideológicos no se detienen. Suman las artimañas en contra de nuestra Patria aún en tiempos de lucha sanitaria contra un enemigo común y no ideológico.
    Lo que a continuación comparto me llegó en forma de E-mail a mi página personal. Es una ilustración clara del encono de los que nos adversan en su versión más oportunista y baja.
    Nuestro objetivo además de alertar a todos los colegas cooperantes de esta realidad adversaria es dar a conocer las nuevas patrañas que se cometen contra cualquier esfuerzo donde nuestra Patria bloqueada intenta dar lo que no es "SOBRA" y en este caso particular hacer frente a un preámbulo de ataque de figuras políticas de la derecha ibérica,hacia una Brigada de médicos cubanos de paso por España en dirección del pequeño estado de Andorra y la posibilidad de que otro grupo de Cooperantes Cubanos sea directamente solicitado por la Comunidad Autónoma de Valencia.
    Los cubanos exponemos nuestras vidas, con total conocimiento de causa,sustentados en nuestro principio solidario, valor social intrínseco con concepción humanista,parte de nuestra identidad moderna.Por ello,la causal de lo que a continuación expongo y comparto.
    He aquí que nuestra Cooperación Internacionalista se viene a adicionar al listado de objetivos prioritarios para la desinformación y saboteo, como armas en la búsqueda de medios y métodos de eclipsar nuestra identidad pacifista aunque patriotica, y con ella, un intento de borrar nuestros precedentes altruistas, que no sólo magnifican a Cuba como nación pragmática, cuando de crear consensos ante desastres se trata, sino que puede, hasta catalizar un obligado cuestionamiento sobre la concepción Neoliberal de la Salud y la Intervención Sanitaria en particular.
    En realidad no hay nada inédito en lo que dicen nuestros antagonistas,hablan de médicos esclavos, arrogándose un papel que si bien puede ser noble, en reales situaciones de esclavitud, se advierte aún más demagogo en la boca de quienes toleran inequidades laborales,sociales y de otras suertes en sus países de residencia.
    Cuba y su sistema de salud no siguen las líneas capitalistas ni en las filosofías clínicas preventivas ni en la manera en que los médicos pueden concebir la Praxis, ya sin hablar que como Medicina Comunitaria en condiciones de "Cuasi guerra". Es en colectivo donde las alternativas financieras y financistas se acometen, he ahí la causal,firmada y aprobada por todo médico cubano que reverencia su alma-mater y redeviene contribuyente del esfuerzo colectivo,que le permitió' llegar a diplomarse.
    Nada de esclavitud en ello, pero sí una visión de sociedad no centrada en el hiper-individualismo, tan fragilizador y compartimentador de sus diferentes estratos.
    No somos esclavos como se afanan a desinformar y a tratar de sembrar como matriz de opinión mediática. Desconociendo que nuestras misiones, (muchas de ellas sin mediar pagos directos), no son sólo, fuentes de satisfacción profesional del individuo médico, enfermero o paramédico. Pues nuestro sistema es resultado de un Tácito, Contrato Social Colectivo y colectivas deben ser también sus repercusiones.
    El recalentado argumento de la esclavitud vehiculado por personas que coexisten con enfermos sin institucionalización, o vagabundos excluidos del seno societal, en sus mismas ciudades "irreprochables" para ellos, suena a pura demagogia y oportunismo y es lo que la gusanera y sus aliados quieren expresar en esta acción "cartista" en momentos en que pierden más credibilidad y necesitan justificar los fondos que se le asignan anualmente para la supuesta y utópica desestabilización de nuestra Patria y sus programas más relevantes.
    No puede existir coherencia, ni ser creíbles tales preocupaciones enunciadas por personas que necesitan el caos y desatender los problemas inherentes a su traspatio real, pues con esta distracción, coadyuvan al relajamiento de la lucha contra la Pandemia en su hábitat, pareciendo aún más oportunistas, que lo que hasta el presente, le adjudicábamos.
    Espero que si a España, se le ocurre la presencia y soporte de las brigadas médicas cubanas, el pueblo español, vea por lo que realmente son, a estos esperpentos de la política de derecha y se cuestionen si seres cultivadores del odio patológico, deben ser decisores en momentos graves como éste.
    España, al que Cuba está' unida por más que el idioma o la gastronomía....
    País que no condicionaríamos ideológicamente para cumplir con nuestro juramento hipocrático, desconocedor de banderas, ideologías e idiomas pero muy respetuoso de la ética profesional y de nuestro mandato.
    Es una falta de respeto por parte de Javier Nart Diputado Europeo, de "Renovar Europa", darle vía a la carta realizada al Señor Ximo Puig Ferrer Presidente de la Comunidad Valenciana el 31 de marzo del 2020,
    Al Señor Josep Borrell Vicepresidente de la Comisión Europea, Alto Represente de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad del 1 de abril del 2020 .
    Y al Exmo. Señor Pedro Sánchez Presidente del Gobierno, Palacio de la Moncloa con fecha 1 de abril del 2020.
    Donde expresa a modo de resumen que:
    "La contratación de médicos y sanitarios cubanos encuadrados en Misiones y Brigadas de Internacionalización, está siendo considerada por la Comunidad Autónoma de Valencia.
    Han definido las condiciones de trabajo de estos sanitarios (médicos y enfermeras cubanos) como una forma de servidumbre y desde luego en contradicción absoluta con los mínimos principios democráticos. Su contratación en consecuencia es incompatible con los valores de España".
    La impasibilidad es imposible ante las falacias que se divulgan contra nosotros y por ende contra nuestra nación. La verdad debe de ser expresada aunque moleste, nuestra réplica a estas manifestaciones incitadoras del odio y propiciadoras de humillaciones hacia los médicos cubanos, rayando en la xenofobia.
    Damos nuestro paso al frente como:
    Cooperantes cubanos en defensa de nuestra Patria y repudiamos todo comentario falso y hostil contra el trabajo sanador de nuestros colaboradores de la salud en tierras extranjeras y por extensión, a la prístina actuación de todos nuestro personal cooperante multidisciplinario en el extranjero.

  • evc dijo:

    Muy buen artículo. Hace falta que todos los detractores se detengan sólo a ver la gráfica que refleja "nuestra ayuda a otros pueblos" para que sepan de lo que es capaz este pequeño país, que bloqueado por más de 60 años, ha formado un ejercito de batas blancas y un sistema de salud que resguarda la vida de los todos los cubanos, y de los pueblos del mundo que lo necesiten. Ante esta situación nuestro personal médico y paramédico ha dado una respuesta digna, han respondido al llamado de la humanidad con todo altruismo. Estamos seguros de que ellos no defraudarán a los pueblos y gobiernos que han depositado sus esperanzas de vida en sus manos, porque se han forjado en el ejemplo de los grandes revolucionarios de Cuba y el mundo.

  • Ana dijo:

    Excelentes comentarios ..me uno a sus ideas ..Cuba ejemplo de solidaridad y humanismo sin fronteras Viva Cuba !!!

  • Grisel Martinez Romero dijo:

    Soy feliz de vivir en mi país, en una Revolución que es una continuidad histórica, donde nos enseñan valores, por eso, hemos enfrentado las batallas con honor,gracias a nuestros médicos, gracias a nuestro presidente, gracias Cuba.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Edilberto Carmona Tamayo

Edilberto Carmona Tamayo

Editor multimedia de Cubadebate. Licenciado en Periodismo en 2016 por la Universidad de Holguín. Contacto: edilberto@cubadebate.cu En twitter: @edctamayo

Lisandra Fariñas Acosta

Lisandra Fariñas Acosta

Periodista de Cubadebate. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2011). Trabajó en el Periódico Granma (2011-2019). En Twitter: @LisyFA

Vea también