Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

El teletrabajo no es moda pasajera, llegó para desarrollarse

| 60

El teletrabajo es un sistema, no una tarea o una herramienta. Foto: Portal Puente Alto.

El teletrabajo está implantado en el mundo desde hace mucho tiempo, en Cuba se han hecho algunos experimentos, pero la coyuntura derivada del déficit del combustible de septiembre de 2019, y otras razones importantes lo convirtieron en necesidad creciente. Con el azote mundial de la COVID-19 y su impacto en nuestro país se hace más necesario, con el objetivo supremo de preservar la salud de nuestra población, y no minimizar las afectaciones a la economía del país.

Ya que no es lo mismo hablar de teletrabajo en condiciones normales que en una situación excepcional como la generada por la pandemia ocasionada por este nuevo coronavirus, es que decidí organizar este artículo en dos partes. La primera tendrá su foco en la emergencia sanitaria.

El pasado 19 de marzo participé en el Encuentro colateral de Ibergecyt’2020, organizado por GECYT; y conducido por la Dra. C. Diana Salazar Fernández y la MSc. Margarita Rodríguez Ariosa, destacadas trabajadoras de dicha institución y fundadoras de la RED de Capital Humano.

En dicho encuentro participaron profesionales de: IPK, CIGB, CUPET, Editorial Pueblo y Educación, Facultad de Psicología de la Universidad de la Habana, GESTA, COPEXTEL, LABIOFAM, entre otras importantes entidades cubanas.

Además de compartir sobre el estado del arte en la realización del teletrabajo, se compartieron experiencias y se debatió sobre cuatro temas de gran relevancia.

  1. Impacto del teletrabajo en la organización del trabajo
  2. Principales barreras en el teletrabajo y cómo mitigarlas
  3. La evaluación del desempeño del teletrabajador
  4. Herramientas importantes para que el teletrabajo sea efectivo

Tal como les prometí a los participantes del citado encuentro, comparto en Cubadebate mis convicciones que fueron reforzadas y enriquecidas por lo allí aprendido.

El teletrabajo, que no es lo mismo que trabajar a distancia, ha de verse como algo mucho más que una modalidad de trabajo, es una nueva manera de organización del trabajo, es una manera diferente de lograr un contrato saludable entre empleadores y empleados, es una nueva forma de relacionarse.

El teletrabajo es una manera inteligente y viable de utilizar los conocimientos y competencias técnicas de ciento de miles de jubilados o trabajadores mayores de 60 años con limitaciones para trasladarse de su casa al centro de trabajo.

Pero ante una emergencia sanitaria, obligatoriamente abarca a una gran parte de la población activa, incluyendo a niños y jóvenes en edad escolar.

Cuando se implantan cambios significativos en la manera de participar en la sociedad con la mediación de las TIC, suele ocurrir que intentamos mantener casi iguales los procesos, ocurre el llamado síndrome USTED (Uso Sub Desarrollado de Tecnología Desarrollada)

“El poder real de la tecnología no está en que pueda hacer funcionar mejor los viejos procesos, sino en que les permite a las organizaciones romper reglas y crear nuevas maneras de trabajar; es decir, rediseñar”.

¿Cualquier tipo de trabajo se puede hacer mediante teletrabajo?

Redactor de contenidos. Foto: Juventud Rebelde.

Nos hemos habituados a la generalización impensada o acrítica de buenos resultados. Ante un llamado a emplear una tecnología caminamos más por senderos de imitación que por los apropiados e innovadores. El síndrome del copiar y pegar nos captura.

El teletrabajo es un sistema, no una tarea o una herramienta.

Para diseñar un puesto de teletrabajo, debemos tener en cuenta varios componentes, que comentaré brevemente.

  • Caracterización del trabajo a realizar mediante teletrabajo

Qué se hace

Cómo se hace

Con qué se hace

Quién lo hace

Para qué se hace

Cómo se controla

  • Requisitos para el teletrabajo (Hw-Sw-Ow-Sw)

1.Artefactos, aparatos o hardware

Computadoras y periféricos

Tabletas, teléfonos inteligentes

Cables, equipos de comunicaciones

Conexiones

Energía eléctrica, baterías.

2.Software

Sistemas operativos

Aplicaciones informáticas horizontales y verticales

Programas para la ciberseguridad

3.Orgware

Organización de la información, almacenamiento, repositorios, bases de datos,

Comunicación institucional

Laborar en el hogar tiene notables diferencias con hacerlo en el centro de trabajo (horarios, locación, concentración, manejo de interrupciones, etc.).

El teletrabajo lleva implícito cambios en la organización de trabajo y aspectos clave como el salario,  la normación del trabajo, la seguridad y salud del trabajo y la capacitación.

4.Socialware. Factor humano

Tríada del buen hacer: saber, poder y querer hacer bien las cosas

Relación entre trabajadores y sus jefes.

Comunicación interpersonal

  • Marco legal del teletrabajo

Dos caras de una moneda.

Cara A: un cuerpo legal que se piense y se escriba para que las cosas fluyan, para que tengan el gen de la “antitrabadera”.

Cara B: cuerpo legal que asegure justicia en origen y destino, que penalice las violaciones, el delito, el incumplimiento de lo pactado.

No basta con buenas normas jurídicas superiores sino tenemos buenos reglamentos que las aterricen.

Aparecen nuevas figuras: accidentes de trabajo, enfermedades profesionales o laborales.

Un papel importante lo juegan las auditorías al teletrabajo.

  • Marco económico-financiero-contable

El teletrabajo impacta y es impactado por esta terna tan importante.

El teletrabajo tiene sus inversiones, costos y gastos.

La entidad empleadora tiene nuevas partidas de gastos y el trabajador también.

La entidad: equipos, contratación de servicios de conectividad, etc.

El teletrabajador: mobiliario apropiado, incremento en el pago de factura de teléfono, electricidad, agua.

La entidad ahorra en alimentación, electricidad, agua, transporte.

El trabajador ahorra en transportación, principalmente en tiempo de traslado.

  • El teletrabajo en situaciones excepcionales

Sabemos que una decisión reciente del Primer Secretario del PCC y del Presidente de la República fue activar los Consejos de Defensa Provinciales, en correspondencia con la complejidad del problema que enfrentamos.

La decisión de suspender temporalmente las clases presenciales en todos los niveles de enseñanza, introduce un factor peculiar en el teletrabajo.

El teletrabajador además de lo pactado con su organización empleadora, ha de encargarse del acompañamiento al cuidado de su familia y a organizar o negociar la organización de la continuidad del estudio de los escolares y universitarios. El hogar se convierte en centro de trabajo y de estudio.

Será necesario programar horarios para compartir recursos y conciliar intereses.

En los edificios multifamiliares podrán surgir o incrementarse conflictos de convivencia. Un caso típico es el de la contaminación sonora, ya que no faltarán los equipos de audio a todo volumen, que genera desconcentración en el teletrabajador vecino.

También las interrupciones se hacen más frecuentes, los productos que llegan a las bodegas y centros comerciales, los vendedores ambulantes, aumentan protagonismo.

Es de gran importancia aplicar medidas de ahorro de electricidad y del combustible para cocinar, hervir agua y demás acciones afines. Las familias que utilizamos el gas licuado —las llamadas balitas de gas— y no tenemos otra opción podemos confrontar en breve tiempo una grave situación. El ciclo de reaprovisionamiento se extendió y el gasto mientras dure la emergencia se incrementará sensiblemente.

El teletrabajador ha de utilizar con sabiduría el recurso de conexión a la red. Estar conectado solamente cuando tenga que enviar o recibir información. Sabemos que en ocasiones suele olvidarse que la conexión está activa y estamos trabajando sin necesidad de ella, o todavía peor tuvimos que hacer un alto para atender urgencias del hogar y seguimos conectados.

Los proveedores del servicio de conexión deben asegurar al máximo posible su calidad y robustez. Algo similar debe ocurrir con la empresa de electricidad, para el funcionamiento de televisores y computadoras.

Es muy importante que el teletrabajador tenga claridad en lo que se espera de él, y pueda mantener una comunicación proactiva con su jefe.

Las formas y cuantía del pago salarial deben estar bien establecidas. En algunos casos las horas trabajadas serán la pauta principal y en otros la entrega de resultados parciales o finales previamente acordados.

Estoy seguro que ustedes podrán enriquecer las situaciones y contingencias que existen o surgirán en el teletrabajo en tiempos del nuevo coronavirus, y también plantear dudas y hacer propuestas para que logremos disfrutar el teletrabajo y no sufrirlo.

La segunda parte la escribiré cuando hayamos vencido esta batalla por la salud de cada uno de nosotros, con la menor afectación posible de la economía de nuestro país.

Les aseguro que el teletrabajo como componente esencial de la informatización social tendrá mucho que evolucionar y revolucionar en tiempos normales.

Se han publicado 60 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Quinita dijo:

    He trabajado en centros con un gasto de internet planificado, y el q se pase a responder x ellos, yo soy asesora jurídica, me nutro fundamentalmente del correo. Es importante conocer los recursos a la mano d la población pues hay personas con teléfonos dual SIM q pueden servir para correo y también se pueden para las reuniones por videoconferencias y mucho disponemos de PC y laptop en casa, ante el arreciamiento del bloqueo piense en todos los trabajadores d distintas plazas con similares condiciones que no tenemos q ir al centro, lo importante es definir lo racional para cada jornada y si se hace a las 10 pm d tal manera q en la fecha prevista este cumplida la tarea, no veo dificultad, es solo hacer un plan d trabajo racional.

    • Alfaro dijo:

      Estimado Néstor en la empresa XETID de La Habana el compañero jefe de la UEB de Comercio Electrónico de apellido Sánchez aprobó el teletrajo a los trabajadores que él consideró y se los negó a trabajadores con contenido de trabajo y posibilidades para acogerse al mismo por lo que los dejó interruptos. Todo esto en contra de lo que indica el MTSS, el PCC y el gobierno.Espero me lea.Saludos y mis respetos.

  • Angel dijo:

    Es importante la aproximación a este concepto del teletrabajo que es una novedad para Cuba y requiere ser bien entendido por las administraciones y por los trabajadores para su correcta aplicación y control. Debo señalar de ese extenso artículo dos cosas: en el primer párrafo sobra la palabra NO, al referirse a que el teletrabajo ayuda a minimizar las afectaciones a la economía del país. Igualmente, la traducción del inglés al español del concepto "state of the art" no puede ser literal (estado del arte), pues no se entendería, debiendo aparecer como "tecnología de última generación, de avanzada o de vanguardia".
    Como es un concepto nuevo para nosotros, me permito discrepar de la aseveración de que el teletrabajo no es trabajo a distancia, pues ciertamente no son sinónimos, pero sí se puede realizar de esa manera.

  • camarero dijo:

    en mi opinión, cuba puede potenciar y propiciar el trabajo a distancia de un modo rápido y efectivo pero no el teletrabajo... si para lo primero, que es más sencillo pq no lleva conexión electrónica, nos cuesta todavía por trabas burocráticas y materiales, lo segundo es soñar pq tendría que ser sobre la red de etecsa y en estos momentos están lidiando con un 10 porciento de aumento en las comunicaciones por el coronavirus... no pueden asumir el impacto del teletrabajo, así de simple... no digo que haya excepciones, pero que el teletrabajo tenga notoriedad, lo veo muy distante... nosotros podemos masificar el trabajo a distancia, pero el teletrabajo, no...

  • Olegario dijo:

    Aún tenemos muchos cuadros y directivos que no están a la altura de estos tiempos y como las gallinas quieren estar contando sus pollitos constantemente, les gusta más el tiempo-butaca que los resultados.

    • TVR dijo:

      Muy de acuerdo con su comentario creo que deberian decir claro quien puede y quien no realizar el teletrabajo o el trabajo a distancia porque muchos directivos no estan de acuerdo con estas modalidades y necesitan ver a las personas sentadas en una oficina quisiera saber por que es solo la administracion la que decide si autoriza o no un trabajador que considere que puede teletrabajar asi sea con sus propios gastos personales.Si se lo dejamos a la administracion no vamos a teletrabajar nunca..

  • Ita dijo:

    Buenísimo !!!! Desarrollarlo en nuestro país , seria aligerar : .
    1. Humanizar al hombre.
    2. Descongestionar vías urbanas , transporte , centros de trabajo, medio ambiente, etc .
    Exitos !!!!!

    3.

  • Protesta de Baraguá dijo:

    ¿Es una modalidad para quedarse...? Díganle eso a los Directores en la mayoría de las empresas. Es cierto que se ha avanzado, es uno de los aspectos donde la base legal del país ha estado en la vanguardia. Es legal, pero pareciera que es mal visto; pareciera que están esperando que el Presidente de la República como con muchas otras cosas empuje y les diga a todos los ministros que es prácticamente obligatorio hacerse una revisión en cada organismo para identificar aquellos trabajadores que pueden realizar el teletrabajo. Ha sucedido igual que el pluriempleo, las administraciones ven con malos ojos a quienes las realizan. Esa es la verdad, estoy seguro que si se cambia el enfoque y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social creara un mecanismo o Comisión de Trabajo Permanente encargada de evaluar y aprobar todas las solicitudes que les llegue de la población para realizar el teletrabajo y el pluriempleo se avanzara más. Si un trabajador para hacer teletrabajo tiene que ir y pedir permiso con la administración está embarcado de cuajo, se le aprobará si tiene la suerte de que en su entidad existan directivos digitales y no analógicos, directivos del siglo 21.

  • Rodney dijo:

    Conexiones ahi si hay problema!

  • Jolubaro dijo:

    Si la orden de obligatorio cumnplimiento no llega desde arriba, ningún jefe va a ponerlo en práctica.

  • Erasmo dijo:

    Excelente artículo, ojalá lo lean directivos y los encargados de la fuerza laboral en Empresas y Entidades, hay rechazo a esta modalidad. Aún en estos días de crisis por la Epidemia se está sitandoa reuniones, seminarios..., no acaban de entender la situación de emergencia ni cuántos problemas se quitan con el teletrabajo sobre todo con el transporte y el consumo eléctrico. Hay quienes a casi una semana de declarada la emergencia de la menor cantidad de personas en la calle todavía están analizando si autorizan o no el teletrabajo

  • KB dijo:

    Hay muchas administraciones que están esperando que el presidente en persona les diga que puestos de trabajo clasifican para el teletrabajo o el trabajo a distancia. Miedo o resistencia al cambio?, no sé.

  • Julio dijo:

    Con las tarifas de ETECSA y los salarios nuestros no hay teletrabajo posible.

  • Juan Andrés dijo:

    Muy buen artículo, importante definición- El teletrabajo es un sistema, no una tarea o una herramienta.- Aunque aun la infraestructura no es suficiente en nuestro pais, si hay organizaciones que las tienen, sin embargo ha habido resistencia a su aplicación o esperando que se de la orientación del nivel superior, o ponen como el obstaculo el esquema del horario de trabajo sin tener en cuenta, que la legislación da cobertura a su aplicacion, que se trata de un trabajo que se mide por el resultado y no por hora. No hay que espera que haya racionalidad en el combustible o que nos amenace una pandemia para poner en practica este sistema de trabajo que ya en el mundo se aplica.

  • BCS dijo:

    Buen artículo. Es bueno ir atemperando la legislación cubana a esta modalidad de empleo, que exige mucho de plataformas informáticas, así como, de la infomatización de los procesos de negocio de la organizaciones mediantes tecnologías que permitan acceder online, que tengan módulos de gestión de proyecto para controlar el avance de las actividades, planes de trabajo, que permitan controlar las tareas, sin importar el lugar donde se encuentre trabajando el hombre. Que no se a tan complicado aprobar un sistema de pago en función del cumplimiento de las tareas o actividades pactadas entre el empleador y empleado.

  • EntreRios dijo:

    Compañeros una pregunta. ¿Si no hay conexión en las casas puede haber teletrabajo en tiempo real?. de antemano. Gracias por la respuesta

  • boris dijo:

    soy ingeniero informático y trabajo como desarrollador en una empresa de software. Con las tarifas actuales de etecsa, no puedo financiar una conexión a internet para trabajar desde la casa, y todo el que trabaja en esta rama sabe que hoy en día es difícil trabajar sin internet, todo cambia muy rápido, hay que recurrir a el conocimiento en la red. Pero la empresa paga el servicio de internet, si hubiera un mecanismo mediante el cual, la empresa pudiera ofrecerle ese servicio a sus trabajadores en sus casas, y existiera una tarifa adecuada para que estos se conectaran a ese servicio, entonces se pudiera teletrabajar. Es decir yo, usando una conexión local (con tarifa adecuada en moneda nacional ) me conectaría al servidor de mi empresa, que estaría público para sus trabajadores, y por esa vía tendría acceso a internet como si estuviera en el trabajo, yo pago la conexión al nodo de mi empresa y esta paga el servicio de internet a etecsa.

    Pero nada de esto es legal hoy en Cuba.

  • Nature dijo:

    Excelente artículo, y más que ello es oportuna e importante información para el desconocimiento aún existe de esta nueva modalidad de trabajo a distancia. Considero que en medio de la emergencia que estamos viviendo por el COVID-9 CORONAVIRUS, deben de acabar de aterrizar el TELETRABAJO, porque desde comencé a escuchar esa nueva forma de trabajo cuando se vió la necesidad casi obligatoria de la misma en septiembre del año pasado por la situación coyuntural derivado de crisis de combustible, realmente no he visto implementarse o de tratar de ponerlo en práctica por las diferentes instituciones del país, quedándose casi nulo su accionar, ya que al restableterce la entrada de combustible al final de año 2019 y como tal dejo de escucharse la palabra TELETRABAJO. Ahora vuelve y se retoma el tema, pero se sigue notando desinterés por el mismo, al punto que cuando termine y ojalá asi sea esta PANDEMIA del nuevo coronavirus, si no se prioriza de una vez por todas el teletrabajo volvera a extinguirse como sucedió cuando apareció combustible...

  • jp dijo:

    Lo que hace falta es la conexión y un buen ancho de banda para poder realizar el teletrabajo

  • Lolo dijo:

    Los Americanos no pueden con nosotros...
    Nosotros no cumplimos con casi nada de lo necesario para teletrabajo, pero lo hacemos y crearemos las reglas al paso, si es que las creamos, al final CUBA ES NUESTRA.
    Hacer cosas diferentes, ese es el llamado. Protegernos y PRODUCIR.

  • Palmiche dijo:

    Realmente el teletrabajo es una muy buena opción que deberíamos explotar mucho más, pero lo caro del acceso a redes (NautaHogar) lo hace inoperante o inviable.
    Una posibilidad que se debería tener en cuenta, fundamental en momentos como el actual con el Coronavirus es la de abrir el acceso gratuito a la plataforma nacional por wifi y por datos móviles, todo lo que sea .cu acceso libre y gratuito, ventajas:
    1.- Posibilita el Teletrabajo.
    2.- Una fuente de información
    3.- Da acceso a las aplicaciones que solo corren en Wifi
    4.- Permite la utilización de aulas virtuales con sistema evaluativo y todo
    5.- Propicia la informatización de la sociedad y el uso de herramientas digitales
    6.- Potencia los sitios nacionales
    7.- Mil y una posibilidades más que estoy seguro que podremos encontrarle
    Creo que es una opción a tener en cuenta y que no va a hacer gran diferencia en el nivel de Ingresos de ETECSA y que estoy seguro resolvería muchos problemas

  • plaff dijo:

    Gracias periodista por tocar este tema, lo malo es que las Administraciones hacen caso omiso a esta modalidad de trabajo que en verdad favorece muchísimo a la mujer que tiene bajo su responsabilidad el cuidado de ancianos (padres) y de hijos fuera del centro de estudio por la pandemia, seria muy útil llevar esto a la mesa redonda, evaluar la posibilidad de no afectar el pago de la merienda que se realiza en muchos centros laborales puesto que ese teletrabajador la va a necesitar para comprar los alimentos requeridos para realizar su trabajo desde el hogar.
    debe de insitirse más en este tema, concientizarce en el caso de las mujeres que tenemos a cargo adulto mayor y niños que cuidar, ahora que la meddicina efectiva contra la pandemia es el aislamiento en casa es el momento de acabar de implementarla, eso si debe de hacerse responsable al 100% el trabajador de los medios y recursos que estarán disponibles para la realización del mismo desde su casa

  • Pepe Antonio dijo:

    Muy interesante el artículo, pero tiene un pequeña falla. Una de las condiciones esenciales es la conexión a internet como bien dice, en Cuba mientras ETECSA mantenga esos precios de internet y la inestabilidad que tiene en las conexiones, el teletrabajo es imposible. Voy a poner un solo ejemplo: 400 MB es de 5.00 CUC, ese es el precio del paquete más barato de ETECSA. La dinámica de la web actual hace que 400MB sean consumidos extremadamente rápido. Entonces, para potenciar el teletrabrajo, lo primero que tiene que hacer ETECSA, es bajar los precios del internet.

  • Ale dijo:

    Yo me pregunto cuántas personas están realmente teletrabajando. Casi todo lo que lleva recursos financieros llevan cuños y firmas...es decir está paralizado. Por otro lado está el tema de la infraestructura de acceso y el precio de la conectividad...Estas crisis son las razones dd porque no puedes vivir haciendo inversiones pequeñitas que se rentabilicen en corto plazo. El costo al final es mas largo con economías sin funcionamiento.

  • Victor Angel Fernandez dijo:

    Estimado Néstor. Sabes que soy un defensor y copartícipe de esta modalidad. Pero, con independencia de las reales limitaciones tecnológicas y de infraestructura general que tengamos, no tengo la percepción de que se tenga conciencia real, directivos y trabajadores, de la importancia que tiene el teletrabajo.
    Creo que todavía se concibe esa opción como algo "ondístico", algo del momento, incluso hasta algo chic.
    La necesidad, que es la madre de todas las creaciones científicas, irá rompiendo las barreras y en estos momentos, la necesidad es fuerte y servir{a como catalizador.
    Cuidate mucho y seguimos en contacto

  • Aurora dijo:

    Tenemos muchos dirigentes a nivel medio aquejados con el síndrome USTED (Uso Sub Desarrollado de Tecnología Desarrollada). Les duele romper esquemas, salir de su zona de confort. Para ellos, la única forma de controlar la disciplina es con un libro de firmas y un lápiz rojo para pasar raya. Sin esta vía no saben qué hacer, aunque represente un considerable ahorro para la entidad contratadora. Y ahora, ante esta coyuntura de salud, será necesario que comprendan o imponerles el cambio, porque se orienta casi a diario y no oyen.

  • john dijo:

    Creo que deberían tener en cuenta en medio de la crisis y afectaciones en los ingresos tanto en el sector estatal como en el no estatal, que muchos programadores de equipos de cómputo (en muchos casos no se ven afectados por aislamientos y cuarentenas para ejercer) pudieran estar aportando, si tuvieran la oportunidad de hacerlo en el marco legal. La licencia para ejercer este oficio sigue congelada y sin esperanzas de que se apruebe.

  • YPC dijo:

    Hola, soy profesora universitaria. Hago teletrabajo. No me es posible con los megas, desde casa, enviar a los estudiantes la bibliografía que deben estudiar. Etecsa es muy caro. Estamos recibiendo evaluaciones de cincuenta y un estudiantes, en un correo Nauta que sólo tiene 100 MG de almacenamiento ,porque el WhatsApp sería eficaz a través de sus grupos ,pero es a través de la conexión internacional. Promover el teletrabajo es muy lógico en este tiempo ,y debe desarrollarse. Pero, ETECSA tiene que bajar los precios y crear opciones. No va al ritmo de desarrollo que necesita este país. Saludos.

  • Lázaro Borroto dijo:

    Muy buen artículo, es un punto de partida para que se generalice el TeleTrabajo. Aprovechó para aportar algo al debate. El teletrabajo no escapa a las trabas existentes en le Economia, sería muy factible para esta modalidad el uso de varios recursos de conectividad disponibles hoy para muchas personas, por ejemplo, el Nauta Hogar, es la forma de conectarnos más barato y también a través de varios dispositivos, digamos computadora y móvil, también es muy cómodo, desde la casa, nos garantiza el acceso a plataformas gratuitas en la nube como Google drive, y las propias redes sociales, en especial Facebook. Con esas pocas herramientas es mucho lo que podemos hacer desde casa para nuestro trabajo, de hecho yo lo he estado haciendo de manera voluntaria, por comodidad, utilizando mi saldo mensual. No me quejó, porque es para mi comodidad, resulta que soy profesor adjunto y los sábados tengo que impartir dos cursos por encuentros, que hice, monte los cursos en dos grupos privados de facebook, del tipo Unidades de Aprendizaje (muy profesional esa herramienta de Facebook, permite incluso la realización de exámenes individuales) y puse en ambos grupos sociales los estudiantes y mis jefes de Dpto. De la Universidad que me contrataron. Ahora, con esto del coronavirus, mis muchachos lo tienen todo. Pero cual es la traba?. La conexión a Nauta hogar es cara, aunque sea la más barata. Si vamos a trabajar para la empresa, la empresa podría financiar un grupo de horas a la cinta del trabajador, y este realizar su trabajo con varios mecanismos público se y gratuitos de trabajo colaborativo y de almacenamiento en la nube, que no impide que los contenidos creados sean salvados oportunamente en algún servidor de la Organización, el tema esta en que la empresa pueda financiar cuentas particulares. Eso que parece algo sencillo, se convierte en un imposible para las empresas.

  • boris dijo:

    a los precios actuales, no se puede financiar una conexión a internet para trabajar desde una casa, yo ing. informático trabajo en una empresa que paga el servicio de internet a etecsa. Si se permitiera que la empresa pudiera ofrecerme ese servicio, de manera que desde mi casa yo pudiera conectarme como si estuviera en la oficina, y existiera una tarifa de etecsa en CUP, rentable, para poder conectarse al nodo de la empresa, entonces yo como trabajador pagaba de mi bolsillo a etecsa la conexión hasta el servidor de mi empresa(una conexion local, nacional) y esta última continua pagando el servicio de internet a etecsa, para el horario laboral
    Esto permitiera el auge del teletrabajo considerablemente y todos ganan.
    Pero esto no es posible hoy en Cuba legalmente. No creo que se por un problema de infraestructura, porque la conexión a internet ya tiene una infraestructura empresarial, y la conexión hasta los servidores de la empresas, son locales

  • michellm dijo:

    Soy ingeniero Informático y creo que el país debería apostar por esta variante de trabajo, pero hay muchas cosas que se debe tener en cuenta. Créeme yo hago tele trabajo desde algún tiempo pero desgraciadamente no para aquí para mi país. Desarrollo software para otras partes del mundo y me controlan a través de chat y por los features de trabajo que tengo que desarrollar y subir al repositorio donde se está alojando el software donde otros desarrolladores también laboran y suben las tareas diarias que nos toca desarrollar. Esto conlleva hacer un mejor uso de la internet ya que esto cuesta dinero y tienes que controlar a través de firewalls las aplicaciones que consumen internet en segundo plano y otras que salen a buscar actualizaciones sin contar contigo. Esto hay que controlarlo muy bien de lo contrario estarías trabajando prácticamente para pagar la internet. Pienso que en cuba aun se debe invertir mucho en el ancho de banda y todo lo referente a la conectividad. Los equipos informáticos tienen que estar mas accesible a la población para que los puedan adquirir y una serie de etcéteras que me llevaría un libro escribir. Con esta modalidad de trabajo, las empresas se ahorran gastos de corriente, de combustible, de alimentos (en caso de las que brindan almuerzo) etc. Es hora que el país piense en serio en esto y lo lleve a otro nivel. Hay mucho más para escribir sobre el tema, pero se que hay muchos expertos que pueden aportar información mucho más valiosa. Sería muy gratificante navegar por la intranet cubana y encontrarse bolsas de empleo online donde se pongan los diferentes trabajo para los que se necesitan trabajadores, y que usted como posible candidato pueda enviar su CV y que te hagan las entrevistas a través de chat o video-chat y si reúne las condiciones y es contratado pueda desarrollar su trabajo desde la comodidad de su casa sin tener que estar estresándose tanto por el problema del transporte y todo lo que conlleva el ir y venir a un centro de trabajo, incluso puedes ajustar tu horario a como mejor te convenga, ya que puedes trabajar por la noche sin ningún tipo de problemas. En fin... me gusta mucho que cuba empiece a dar sus primeros pasos en esta modalidad de trabajo, solo nos queda apoyar esta variante y así contribuir a un mejor desarrollo de nuestro país.

  • Ernesto95 dijo:

    Hola a todos. Me gustaria saber en que entidades aparte de las antes mencionadas (educación, cultura, inder y biblioteca) se aplicarian estas medidas y que trabajadores pudiesen ser, ya que por ejemplo en mi caso soy informático de una DMT.

Se han publicado 60 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Director del Sello Editorial Academia de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

Vea también