Imprimir
Inicio » Especiales, Entretenimiento  »

Entre princesas y animados, más historias de sexismo

| 79 |

Hablar de “muñequitos” sin hablar de Disney y sus princesas es casi imposible, y en asuntos de sexismo también llevan su parte. Foto: Industrias del Cine.

Desde que soy mamá me preocupo más por lo que cuentan –y no cuentan- los dibujos animados. Ainoa, mi hija, aún es pequeña para sentarse frente al televisor, pero pronto lo hará. Los “muñequitos” seguro estarán entre sus entretenimientos. Empezarán entonces las batallas para intentar que lo que ella vea no la eduque en principios de discriminación y violencia.

Lo veo venir, no será fácil. Como han analizado especialistas y periodistas, muy pocos animados de los consumidos por niños cubanos están libres de sexismo. Ya sea en la televisión nacional, en Internet o en alternativas de distribución como el Paquete Semanal, abundan propuestas que legitiman una y otra vez el ideal estereotipado de lo que ellas y ellos deben ser.

Por supuesto que Ainoa verá animados cubanos. No tantos como quisiera porque, sobre todo en los últimos tiempos, no se realizan y transmiten los suficientes. Pero su abuela materna ya gestiona un disco externo con toda la producción de los Estudios de Animación del Icaic. Y aunque entre los “muñes” nacionales también están los que no escapan a un análisis con espejuelos violetas, nos aseguraremos de que conozca a la valiente mambisa María Silvia, a la dicharachera Eutelia, a la intrépida Fernanda y a la divertida Chuncha.

Pero ella, como todos los niños de este mundo, verá películas de Disney y de muchas otras partes. Demasiado ingenuo será pretender que no lo haga, y precisamente ahí el asunto se complica.

Un estudio realizado por la Universidad de Granada en España analizó 163 series de dibujos animados de distintos países. De los 621 personajes revisados, solo un 33,6 por ciento eran mujeres y asumían, casi siempre, papeles de villanas o novias, madres o acompañantes de los protagonistas. Más preocupante aún, la mayoría de los roles femeninos estaban asociados a estereotipos negativos: eran consumistas, superficiales, celosas y obsesionadas por su aspecto físico y por agradar a los demás.

Un dato clave rescatado por el estudio fue quiénes se encontraban detrás de estas producciones: más del 90 por ciento de las series animadas tenían directores hombres. La cifra es un claro reflejo de la dificultad de las mujeres para alcanzar puestos de dirección en el cine y la televisión, y podría estar relacionada con lo que luego se cuenta sobre ellas en series y películas.

Cuando Disney pone las normas

En la serie de Mickey Mouse, Minnie y Daisy llevan tacones, vestidos y lazos para realizar cualquier tarea. Foto: Europosters.

Hablar de “muñequitos” sin hablar de Disney es casi imposible. La súper industria de entretenimiento es una de las grandes creadoras de referentes infantiles. Mickey y Minnie Mouse, los tantos personajes de Pixar y su popular universo de princesas, entre muchos otros, se posicionan como personajes favoritos para miles de niños a lo largo del mundo. Fuera de las pantallas, los acompañan juguetes, ropas, útiles escolares y cuanto objeto utilicen.

Tales niveles de difusión son al menos preocupantes, cuando se revisan todos estos animados desde una perspectiva de género. Porque en asuntos de sexismo también llevan su parte y comienzan en una de sus series icónicas: La casa de Mickey Mouse. En estos “muñequitos”, aparentemente inofensivos, Minnie y Daisy llevan tacones, vestidos y lazos para realizar cualquier tarea: ya sea trabajar en el huerto o cocinar. Tampoco las dejan hacer mucho más.

En dicha serie, como en muchas otras, los roles femeninos llevan saya o vestido, maquillaje y algún adorno en el cabello. Están codificados por colores: rojo, rosa y naranja no pueden faltar. Si hay más de una chica, entonces la más ruda o valiente puede vestir de azul o amarillo.

De vuelta a la casa del ratón, y más allá de la apariencia física, Minnie y Daisy se dedican a plantear dudas y transmitir valores. Cuando tienen que conseguir algo de Pete (el antagonista habitual de Mickey), recurren al coqueteo y la súplica. Las soluciones a los problemas siempre vienen de la mano de personajes masculinos.

Algo similar sucede con las icónicas princesas de Disney. Un estudio reciente, desarrollado por la Universidad Brigham Young en Estados Unidos, analizó cómo contribuyen a implantar estereotipos de género en la mente de los niños.

Durante un año los investigadores estudiaron la relación de 198 infantes en edad preescolar con estos personajes. Confirmaron que sus películas son universales: el 96 por ciento de las niñas y el 87 por ciento de los niños consumía sus contenidos. Además, concluyeron que las niñas que más veían o jugaban con princesas, tenían más probabilidades de desarrollar comportamientos femeninos estereotipados. La profesora Sara Coyne matizó que estas formas de ser no son malas en sí mismos, pero pueden influir en el desarrollo a largo plazo.

“Las niñas que se adhieren con fuerza a los estereotipos femeninos de género piensan que no pueden hacer algunas cosas. No sienten que puedan ser buenas en matemáticas y ciencias. No les gusta ensuciarse, así que son menos propensas a probar y experimentar. Parece que también se sienten menos seguras respecto a su cuerpo. Las Princesas Disney representan uno de los primeros ejemplos de exposición al ideal de delgadez que luego nos acompaña toda la vida”, explicó Coyne.

Pero, ¿por qué sucede todo esto? Las primeras princesas, creadas a principios del siglo XX, representan modelos de feminidad sumisos, amables, siempre hermosos, asociados al ámbito doméstico y con apenas capacidad de acción. Blanca Nieves, Cenicienta o La Bella Durmiente buscan un príncipe que las salve de todos sus problemas –causados por otra mujer celosa y amargada- y las haga felices.

La sirenita Ariel, en tanto, decide estar con el príncipe a toda costa, aunque eso suponga ceder su voz y renunciar a su familia. "Admirada tú serás si callada siempre estás", le dice la malvada Úrsula, otra mujer. Este enfrentamiento entre mujeres por culpa, casi siempre, de un hombre, es uno de los principales problemas que desatan las princesas originales. Adiós a la sororidad, o lo que es lo mismo, a las alianzas entre mujeres.

Pero el asunto no termina ahí: ellas fueron frecuentemente representadas en tareas hogareñas y maternales. Bella cocina para la Bestia, Wendy se hace cargo de los niños perdidos de Peter Pan, Cenicienta lava, limpia, cose, Blanca Nieves otro tanto y Aurora menos, pero porque pasa media película dormida.

¿Disney feminista?

Princesas como Anna y Elsa han renunciado, de formas más evidentes, a algunos mitos machistas. Foto: Disney Studios.

Hace poco fue noticia como Disney se burlaba de sus chicas con corona. En la película Ralph rompe Internet una pregunta dio de que hablar: “¿Todos dan por hecho que tus problemas se solucionan cuando aparece un hombre grande y fuerte? Entonces, eres una princesa”.

Una investigación realizada por las lingüistas Carmen Fought y Karen Eisenhauer analizó el nivel de machismo en estas películas. Los resultados hablan por sí solos: solo un 11 por ciento de las alusiones a ellas en La Bella Durmiente, Blancanieves y La Cenicienta se dirigen a sus logros. El resto de diálogos celebran su belleza.

Mientras, en La Sirenita, Aladdin, Mulan y Pocahontas los hombres tienen el protagonismo y asumen el 60 por ciento de los diálogos. "Nos han enseñado a pensar que lo normal es lo masculino", explicó Eisenhaur, quien también resaltó cómo Frozen o Brave tenían resultados más favorables.

Y es que, de un tiempo para acá, las historias de Disney han comenzado a cambiar. Habían dado algunos pasos, ligeros, en los 90. Aunque las películas de esa etapa mostraron no pocos estereotipos de género, algunas protagonistas empezaron a cambiar las reglas. Jasmín se opuso a un matrimonio concertado; Mulan se disfrazó de hombre para proteger a su padre en la guerra; Pocahontas escogió defender y dirigir a su pueblo por encima del amor; Megara, la novia de Hércules, tocó el polémico tema de la violencia sexual: “Bueno, ya sabes cómo son los hombres: piensan que ‘No’ significa ‘Sí’ y que ‘Piérdete’ significa ‘Hazme tuya’”.

Pero han sido princesas como Rapunzel, Mérida, Moana, Anna y Elsa quienes han renunciado, de formas más evidentes, a algunos mitos machistas. No es casual que detrás de estas nuevas historias haya directoras y guionistas mujeres. Brave fue la primera película con la implicación directa de una mujer, Brenda Chapman, y Frozen fue escrita y co-dirigida por Jennifer Lee.

Tomemos como ejemplo a Elsa y Anna. Las protagonistas de Frozen ya revolucionaron en su primera entrega al demostrar que el acto de amor necesario para la salvación no necesariamente proviene de un hombre. Lo han vuelto a hacer en su nueva película, gran triunfo de Disney en el 2019.

"Los besos no salvarán al bosque", le dice una Elsa muy niña a Anna, quien juega a que dos muñecos se amen. Así comienza Frozen II, con una declaración de principios: basta ya de amor romántico. En la nueva historia de las hermanas de Arandelle, Elsa sigue buscando quién es hasta librar una deuda de la primera entrega: renuncia a usar corona y cumplir un rol que no eligió, que le impusieron. Y ahí va una enseñanza: una reina que renuncia para ser ella misma, sin príncipe, sin monarquía, sin patriarcado.

A la par, se refuerzan principios de sororidad y fraternidad. Cuando Elsa está en problemas no viene un hombre a salvarla. Una vez más, Anna, la pequeña hermana, cumple esa función sin juzgarla.

En Frozen, además, Kristoff, el novio de Anna, se roba las miradas al deconstruir el estereotipo de macho guerrero. Donde estaba un rudo peleador, salvador de damiselas en peligro y dueño de un castillo, ahora tenemos a un humilde recolector de hielo que, en vez de empuñar la espada, toca canciones con su laúd, expresa sus sentimientos sin vergüenza y cuando hace falta, ayuda -no salva- a las mujeres líderes.

Las nuevas princesas, menos sumisas y más emprendedoras, quiebran el principio patriarcal del hombre como centro y reinventan el concepto de mujer. Adquieren conciencia de sus capacidades, establecen redes de apoyo con el entorno, son protagonistas activas de sus historias y quiebran las pautas de pasividad y belleza vacía.

Pero no nos engañemos, esto no quiere decir que Disney sea ahora mucho más feminista que antes. Las mujeres siguen fuera de la dirección, producción y guion de la mayoría de sus películas. Muchos de sus directivos han estado envueltos en escándalos de acoso y agresión sexual en medio del movimiento #MeToo. Perder de vista todo ese contexto es pecar de ingenuos.

Algunas feministas, de hecho, consideran que estas películas son una faceta más del “patriarcado de consentimiento”, que disfraza el sexismo cultural bajo una careta de inocentes y apolíticas modificaciones.

“Si bien es cierto que Rapunzel, Mérida, Elsa y Anna han ganado independencia, libertad y autoestima como individuos, el vínculo hacia el cuidado, la emotividad y el sacrificio sigue vigente en este posible nuevo modelo femenino”, explican las españolas Delicia Aguado y Patricia Martínez.

En cualquier caso, algunas soluciones apuntan a asumir un rol activo como padres en la revisión de los animados que ven nuestros hijos. No se trata de aislar a los niños de todas estas películas, de algún modo les llegarán, sino de verlas con ellos y comentarle sus aspectos positivos y negativos para que sean más críticos.

Por ahora, como mamá, estoy un poco más tranquila. Ainoa podrá ver películas de princesas independientes, que no siempre usan vestidos ni visten de rosado, que no temen a ser ellas mismas y romper los cánones preestablecidos de una sociedad conservadora, que no necesitan príncipes y que, cuando los tienen, no se someten a ellos.

En vídeo, Disney se burla de sus princesas:

Se han publicado 79 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Indira dijo:

    Gracias por el artículo. Tengo una nena de 6 años y mi preocupación es la misma, ya había reflexionado sobre ello. Tomaré tus consejos en tus análisis finales .Gracias.

    • robert dijo:

      R. Al paso que vamos en poco tiempo los hombres comenzaremos a exigir derechos de género.

      • Casos y cosas dijo:

        Deja que desear muchiiiisimo este artículo, sesgado a mas no poder, con ideología de género, con poco análisis crítico y con mil cosas mas. Es simplemente una apreciación de la periodista, más nada, y unos argumentos que se desbaratan solos con el sentido común y la lógica. Quizás sea resentimiento o quizás no, pero por lo visto es más de lo mismo con las "cuestiones de género". Esto es así, a los hijos los educan los padres y los padres deciden que ponerles. A los niños lo visten sus padres y deciden que ropa y color usarán. Eso no va a cambiar ni con mil artículos de "genero", no hay nada más excluyente que hablar solamente por el género. En este mundo tan vasto, con tanto conocimiento alcanzado vengan a reducirmelo a esto solamente? Serio??? La mayoría de los comentarios lo desaprueban y ser a por algún motivo. Pero no faltará aquellas personas que apoyan esto y nos diran: retrógrados, machistas, atrasados, violadores, heteropatriarcales, etc, etc. Calificativos que estigmatizan la opinión certera. Vamos... Que hay cosas más importantes que hablar con "espejuelos de género". Un niño con leucemia en un hospital y su madre lo menos que van a estar es pa esto de que si la princesa y el príncipe, por favor, hay que generar y tener discernimiento de las cosas.

    • Kikyo dijo:

      La mía también tiene 6 años y a cada rato viene con conceptos que aprende en el exterior de su casa o interpreta de lo que ve, me toca a mí educarla como se debe. El otro día me dijo “¿verdad que los varones son valientes?”, le contesté que hay varones y hembras valientes, la valentía la tienen las personas, no el género. Otro día me dijo que los varones no podían llorar ¿dónde aprende esas cosas?. No saben la ilusión que me hizo que de Scooby Doo su personaje favorito fuera la inteligente e independiente Vilma y no Daphne que siempre he sentido más superficial y que es con la que mayormente se sienten identificadas las niñas. Una está criando un ser humano, con la idea de que sea un ciudadano de bien, seguro de sí mismo y con una buena salud emocional y no un ser estereotipado y una víctima del patriarcado, pero la sociedad no la pone fácil e incluso en estos tiempos de empoderamiento aún hay prejuicios y frenos.

  • Mislenis dijo:

    Buen análisis

  • Los pies sobre la tierra dijo:

    Pues nada... más leña sin sentido al fuego. Señora periodista, el canon "estereotipado" de la moda en mujeres y hombres modelos referentes hoy en día esta dominado en su mayoria por mujeres y gays. Tomar una sola y unica variable como el género para explicar estas cosas, a mi juicio es cuanto menos irresponsable.

    • babi dijo:

      Creo que este artículo está un poco fuera de tiempo, la mayoría de esas películas se hicieron el siglo pasado, y qué niña o niño no crecieron con el deleite de disfrutar de una buena historia de princesas, los de mi generación están bastante bien del coco. Lo que pasa es que el feminismo y el machismo hoy día juegan a tirar la soga, a ver quién es más fuerte. Leyendo este artículo no pude evitar reír, porque recordé a un amigo cristiano que criticaba esas mismas películas porque dice que son diabólicas. Entonces lo que considero es que cada quien lo ve desde su ángulo, para eso somos diferentes, no crees periodista?

  • MAYA dijo:

    Sin sonar feminista, adoré este artículo, mejor escrito no pudo estar

    • Marvin dijo:

      Feminazis es el nombre correcto,
      Ahí están sus consignas publicas,"Muerte al macho " , "Aborta al macho " , "El violador eres tu".

      No son mas que un movimiento que promueve el odio, aun cuando hoy en día en la sociedad occidental el hombre y la mujer tienen los mismos derechos, si este movimiento lo impulsaran mujeres del Medio Oriente hasta yo me sumaria.

      • luis diaz dijo:

        Te pongo un Like

  • Earendil dijo:

    A veces parece que el mayor machismo esta entre los adalides del "feminismo" que lo quieren ver dondequiera. Todos estos ejemplos son de personajes desde 1930 a los 90. Disney es actualmente una compañia que se esfuerza y demasiado a veces por demostrar su compromiso con la diversidad, la ideologia de genero y etc. Pero claro, sin enfermedades los medicos se quedan sin trabajo, no?? Por lo visto la sociedad ideal es aquella donde los seres humanos seamos polisexuales y asexuados al mismo tiempo.

    • waldillo210 dijo:

      De acuerdo.
      Los personajes estereotipados son de hace ya décadas. Las películas de Disney son cada vez más plurales e inclusivas. Pero ahora lo que faltaba era que también detrás de todo eso progresismo esta ¿el patriarcado del consentimiento? ¿Que alucinaciones son esas?, para decirlo de manera amable.
      Por cierto tengan claro que son películas para niños no le busquen la decimoctava pata al gato. Tengo 21 años por lo que no hace tantos años que era niño y la verdad disfruté mucho las películas de Disney (todas las "machistas" y las "inclusivas") y la verdad nunca pude detectar, como niño, todos esos mensajes que ustedes deplora. Ahora soy un hombre feminista y al cual ninguna de esas películas le inculcó machismo.

      • Otra I dijo:

        Me suscribo a su comentario. Tengo mis gloriosos 26 años. Me crié viendo y re-viendo peliculas de Disney y Dreamworks hasta la saciedad, hasta el extremo que mi pasion es dibujar y animar...si hay algo que me enseñaron esas peliculas a traves de los años fue precisamente a amar y entender lo que cada una intenta mostrarte, refinamiento , belleza, delicadeza y amor en 56 minutos, los canones tipicos de esos años, ah! que tambien eran blanco y negro, bueno y malo es verdad, nadie es perfecto...La sociedad moderna comenzó a abogar y (criticar de forma constructiva) por cambiar la forma de hacer las cosas en la fabrica (sea la firma que sea) porque si hay algo que esta demostrado es la vigencia que pueden llegar a tener aestas peliculas. Comenzamos a ver entregas como Mulán, Lilo y Stich, Shreek, Brave y muchos más con personajes femeninos mas independientes y heroicos, algun que otra alusion casi siempre comica a personajes gays o trans (no me digan que se han olvidado Pleakey de Lilo y Stich o de los recurrentes cambios de vestuario trans de Box Bunny y el Pato Lucas) y ese mensaje mi joven mente tambien lo captó, sin retorcidas marañas, sin necesidad de psicologos ni padres estresados. Los tiempos cambian y ahora queremos cortar con la misma tijera los paños de antaño...!Obvio que van a saltar diferentes puntos de vista! Por favor Mundo! Nada mas tienes que ver lo que hay ahora. Romperalf 2 hizo una autocritica elocuente y graciosa con el tema.(El test de princesas) Disney se remeda a su manera. Que mas decir...Todo este movimiento profeminista que a veces me deja un poco en confusion, personajes un poquito forzados que te aparecen de la nada, una necesidad irracional por encasillarlo todo...yo soy esto y yo soy aquello y así... Particularmente mi familia (y la de muchos cubanos) me crió bajo la observancia de canones machistas. El padre cabeza de familia y las mujeres desempeñandose la cocina, que al mismo tiempo llevan su vida laboral sin ser mas ni menos. Y señores no me puedo quejar, me han criado muy bien. Soy independiente, estudié, trabajo, me doy gustos, me pinto las uñas si se me antoja y si no no. Disfruto cada dia con el amor de mi vida que comparte el rol de cabeza de familia conmigo y ama los muñequitos tanto o mas que yo. Cuando tenga hijos se los voy a enganchar tambien porque lo que mi bebe va a aprender antes de que se lo enseñe un par de trazos y color en una pantalla, se lo enseñara primero su familia con quien estará "sentado" las 24 horas, se lo enseñará los libros que va a aprender a leer, se lo enseñará la escuela y los amigos que logre hacer en su vida. Muchos saludos y respetos a la autora del articulo que nos presenta su punto de vista y dispensen que haya puesto aqui tantas divagaciones. Es solo que a veces pienso que nos dedicamos a llenar una botella con aire...

  • Mariam dijo:

    Me gustó mucho su publicación,entre tanto coronavirus es bueno leer algo que te despejé un poco la mente aunque te haga pensar.

  • Ed dijo:

    Creo que valorar las películas solamente desde ese punto de vista del "SEXISMO" (en este caso solo FEMINISMO) y "Perder de vista" el resto de los CONTEXTOS "es pecar de ingenuos"

    • Cuco dijo:

      Me suscribo a su comentario...

      • Yoe dijo:

        Creo lo mismo, el artículo es bueno, pero hay cosas con las que no concuerdo. Cada persona es resultado más del medio social que lo rodea, de su tiempo y su contexto, que específicamente de uno de los medios del amplio mundo del entretenimiento y la enseñanza, en este caso el cine infantil, así que no creo que ver un producto de Disney de vez en cuando determine el resultado final del pensamiento de nuestros niños.
        Y lo otro que no vi bien, fue el aplauso al hecho de que en el film Frozen aparezcan como protagonistas solo mujeres y los hombres como personajes sin mucha importancia, y caemos en el extremismo de género, o sea si protagonistas es o son hombres está mal, ahora si es al revés está muy bien, creo que la balanza se va para un solo lado y el extremismo no es nada bueno.
        Mis disculpas si no hice un buen análisis del artículo y estoy hablando sin razón, pero es lo que hasta ahora creo.
        Saludos y mis respetos a la autora ;)

  • Real hasta la muerte dijo:

    La television cubana?!?!? Q alguien me recuerde hace 2 o 3 fines de semana el programa pensando en 3D. Discriminacion total. Y lo peor, meten la pata y la prox semana la repiten nuevamente pero con el beso gay. La verdad (papelazón) para la historia

  • AMT dijo:

    Me alegra tanto que publiquen un tema tan importante como este. Ahora que estoy en medio de mi embarazo, comienzo a preocuparme por cosas que antes ni les prestaba atención. Casualmente estaba hablando con mis esposo hace unos días sobre cómo educar a nuestra futura hija, conversamos sobre la dependencia cada vez más latente de tablets, móviles o el propio televisor... el dilema era: qué va a ver y cómo va a usar estos equipos???
    Somos de una generación de “mataperrear” y jugar con lo que hubiera, nada de eso nos hizo menos niños. Cierto que me encantaban los muñequitos pero también el acceso a las películas de princesas era limitado, y sinceramente lo agradezco.
    No sé cómo sea el futuro ni cómo críe a mi hija, pero estoy convencida que los buenos valores, principios y educación no está condicionada solamente por lo que se esconda detrás de un filme animado.

  • Yo dijo:

    Para mi, Fernanda tiene diálogos, en buen cubano, de chanchuyo,

  • hi world dijo:

    Me gustó mucho este artículo; tengo una bebe de tres añitos y le necanta Frozen I y II y siempre que se reune con sus amiguitos del barrio desea con todas sus fuerzas ser Ana. Gracias por tu opinión tan valiente ante un momento social tan sexista

  • Yosmani dijo:

    Muy de acuedo con este artículo. Es verdad que estos muñes cambian la mentalidad de los niños para mal, y los padres no se aperciben de esto. Pero hay que redactar otro buen articulo como este hablando de la musica regueton cubana y extrangera, como enseña a los niños de sexo, malas palabras, pornografía, faltas dd respeto a las mujeres entre otras cosas. El gobierno debe de preocuparse por esto que tanto está deformando la niñes y la juventud. Muy buen articulo por cubadebate, gracias

    • Yoni dijo:

      Buenas tardes eh estado leyendo los comentar is y estoy de acuerdo con unos y reacio en otros ,hablamos de dibujos animados que si machismo que si el feminismo que si nuestros ninos y niñas deben ser protejidos de ese tipo de sentimiento ..
      Ahora que alguien me diga del regueton que en todos los lugares de este pais se escucha una letra que deja que de sear violencia sexo drogas acecinar y tener dinero .y nuestros pequeno hijos e hija las escuchan y eh visto la forma en la que bailan ,
      Es esa la realidad de una societal que esta denigrandose socialmente, sin respecto cometiendo aciones es que no se ajustan a là edad de muchos de Ellos y nosotros criticamoss los dibujos animdosl de DISNEY ...EN SERIO GRACIAS

  • Maria dijo:

    Desde mi niñes hasta los dias de hoy he visto todos los muñequitos desde disney hasta los de los estudios cimatograficos de la Tvc y ninguno creo yo influyó sobre mi personalidad o educación. Lo mismo visto un pantalón que una salla que unos zapatos altos o tenis lavo limpio cocino arreglo una ornilla o paleo mezcla que mucho he hecho por mi vivienda fui criada por mi abuela quien me enseño el respeto ante todo. Con los años me fui dando el valor que tengo que soy mujer y no por ello soy mas o menos que los hombres solo que hay espacios que uno tenemos mas participación que otro y hablo de casos en que intervenga la fuerza o la naturaleza del genero no hablo de que si tomar entre solo hombres o traicionar o tener mas derecho sea porque es hombre en ese aspecto si defiendo que somos iguales lo mismo hombre que mujer con las mismas necesidades lo que siempre el hombre se ha querido justificar con su genero. Siempre he defendido mis derechos y por lo tanto la igualdad hasta sierto aspectos. Tengo una niña que se la pasa viedo a las princesas o a mickey o el rayo makuin y lo mismo juega con una muñeca que con una pistola. Los valores se crean en el entorno real y parte de la personalidad nace con cada cual. Pero perdonemen si me equivoco no soy de las que cree que un muñeco se adueñe de la personalidad de un niño para desarrollarse en el camino a su adultes

    • Un amigo dijo:

      Muy acertado su comentario, estoy 100 por ciento de acuerdo con usted, mis respetos.

    • Baby dijo:

      Muy de acuerdo con usted, tengo 27 años y toda la vida vi esos muñequitos, incluso ahora pierdo mis mañanas de fin de semana viendo muñequitos. No creo que estos influyan en la personalidad de las personas, en mi casa lo mismo pongo una bombilla que cocino cuando me toca. Lo que no se puede es esperar por un hombre que venga a hacerlo, además muchas veces son tan bitongos que ni eso saben hacer.

    • Yaima dijo:

      Muy de acuerdo con su comentario. Tengo una niña de 7 años y de igual forma ha crecido viendo muñes de Disney como de producción nacional y no veo que afecte de alguna manera. Al contrario disfruto como aplica cada uno de los valores que aprende con la princesa Sofia, no mencionada por la periodista pero también princesa.

    • Adri dijo:

      Estoy de acuerdo con usted. Yo mujer, soy cubana, soy soy joven y cuando era pequeña nunca me pasaron por la cabeza ninguno de esos mensajes ocultos que acaban de describir. No le encuentro cabeza al feminismo sin causa

    • Lust dijo:

      Francamente soy de la opinion de que el tema de la igualdad de género se esta pasando de lo logico al mas puro absurdo, tengo 35 años, soy mujer y madre y no me parece que mi vida y como he decidido vivirla se haya basado en lo absoluto en estandares creados por animados que vi en mi infancia. Desde mi punto de vista, disfrute de esas peliculas (algunas mas que otras obviamente, por cuestiones personales de gusto) pero ellas no fueron parte esencial en el desarrollo de mi personalidad, caracter y menos aun de mi elección de parejas. Mis estandares a seguir fueron los ejemplos de las mujeres que me rodeaban, mujeres de caracter fuerte, que crearon un hogar con igualdad de deberes y derechos con sus parejas, mujeres que trabajaban y luchaban codo a codo con los hombres para sacar adelante a sus familias, mujeres que si se quedaban solas luchaban con mas ahínco, y todo ello sin dejar por ello de ser mujeres y amarse por encima de todo. Me da la impresión de que estan haciendo creer que solo por ver algo que, (vamos a ser francos, esta basado en conceptos arcaicos,acordes a su tiempo, que en nuestra sociedad actual para nuestra suerte no se observa en demasía) va a deformar la vision de uno mismo transformandola e invitando a copiar esos conceptos? Me parece absurdo, sobre todo cuando en casa nuestros hijos tienen mejores ejemplos a seguir, cuando nosotros le demostramos diariamente que mama y papa comparten tareas, que en nuestro hogar la hermana tiene obligaciones en la casa y el hermano igual, que ambos tienen derecho a salir a jugar con los amiguitos, sean hembras o varones y que cada quien es responsable de si mismo y por tanto deben aprender a ser personas independientes. Me parece que lo realmente importante es enseñarles a nuestros hijos el valor que tienen, para que nadie les haga creer que son inferiores o mejores que los demas, y que aprendan a quererse con sus virtudes y defectos ante todo y de esa forma no permitan ser victimas, ni victimizarse a si mismos, que me parece que es lo que muchos estan haciendo en estos momentos. Me gustaria que no se me malinterpretase, es cierto que el sexismo, el machismo y el feminismo existen, y lo prueban las miles de victimas de violencia de genero alrededor del mundo, para tambien considero, que buscar en todo lo que nos rodea matices sexistas solo acrecienta el odio en los mas radicales y alentando mas problemas que solucionandolos, al fin de cuentas la idea debe ser que ya seas hombre o mujer tenemos los mismo derechos y deberes y necesitamos ante todo una coexistencia pacífica.

  • Daniel Acosta dijo:

    los extremos son malos, no necesite terminar de leer el articulo....es un sutil feminismo

  • Jazmín dijo:

    Por favor los politizamos todo creo que la infancia es para disfrutar y ver cosas bonitas no pienso que estemos en un contexto dónde ver películas de princesas sea lo que hace a nuestra sociedad machista en Cuba y en el mundo hay tanto que cambiar todavía con respecto a la mujer y a su discriminación en la sociedad que no creo que se resuelva poniendo a levantar pesas a las princesas o disparar un cañón en la batalla. Los niños tienen derecho a la imaginación y la fantasía no todo tiene que ser como en el mundo real . Tengo amigas que al igual que yo crecimos viendo ese tipo de filmes y para nada nos creemos débiles o somos incapaces de algo si no los proponemos. Como en la sociedad es malo creer en el igualitarismo cosa que no existe lo mismo es en los sexos cada uno tiene sus características y a mi me encanta ser mujer y ser dulce tierna delicada.

  • Ledisver dijo:

    Bla Bla Bla no tienen más nada de que hablar un periodista en Cuba de criticar las empresas norteamericanas, cuando las de su producciones audiovisuales en la isla casi no existen. Disney la mejor productora del mundo y esa niña cuando crezca y vea los animados cubanos, creo que lo que va hacer es cojerle miedo a la TV, dejen que los niños desde pequeñas edades escojan los que quieren ver y hacer, nadie va a poder interferir en eso

  • Matojo dijo:

    Volvemos a lo mismo.

    Si miramos bien ,elpidio valdés también es El Salvador y María Silvia es conocida por ser la novia de elpidio.
    Lo mismo con mikey y ronnie.

    Prácticamente ahora todo es un problema es conflicto ,pero les digo algo ,ya esto del feminismo no es una lucha para la emancipación de la mujer ,prácticamente es una lucha antimasculina totalmente.
    Por ejemplo en mi caso excepto en atletismo y voleibol no me gusta ningún deporte femenino ,ni fútbol ni pesas ni beísbol,.
    Ahora por esto soy " machista" ,pero que quieren que haga si no me gusta ,me van a obligar a ver un juego de fútbol femenino si no me gusta ,o me van a obligar a decir que me gusta para que no me tachen de machista.
    Cada cual tiene su criterio ,simplemente lo que necesitamos es libertad para hacer y decir lo que nos gusta o no nos gusta sin ponernos la etiqueta de machistas o feministas.
    Lo mismo con las niñas ,si a una niña de 2 años los padres le quieren poner una batica rosada ,pues que se la pongan,pero no ,porque entonces la están estereotipado,y están queriendo decir que el rosado es para hembras.
    Ya les digo es un tema complejo ,en mi opinión las luchas feministas si bien tuvieron unos inicios dignos y loables ahora se han convertido en una persecución a cualquier rasgo de masculinidad. O sea se convirtieron de víctimas a victimarias

    • Sergio dijo:

      Me ahooraste el comentario,,, sólo citar

      ..." Mientras, en La Sirenita, Aladdin, Mulan y Pocahontas los hombres tienen el protagonismo y asumen el 60 por ciento de los diálogos,,,,

      y ahí viene la pregunta,, y en Elpidio Valdés, qué?,,,

      Saludos

  • RLG dijo:

    Y ahora qué? Tenía que ser la historia al revés el bello durmiente es salvado por la bella princesa, o los siete enanitos son atendido por el príncipe que les plancha, cocina, etc. Es fácil criticar y al final quedar en burla con estas teorías que últimamente quieren coger fuerza. Se dice que muchas mujeres ahora acusan a directores de series y películas por acoso sexual. Pero quien puede negar que esas mujeres estaban de acuerdo o peor aún les gustaba ese acoso, porque ellas podían no aceptar dicha situación y no lo hicieron. Por otra parte en la historia universal está bien recogido que los principales guerreros de sus regiones eran hombre.

  • Andrés dijo:

    Es un excelente análisis Ania, respaldado por el empleo de evidencia proveniente de la investigación. No sé si coincido con todas tus tesis y conclusiones personales, pero sí con el punto general que traes a colación.

    También tengo una hija pequeña, no tanto como la tuya pues ya ve muñequitos y series infantiles. Desde chiquitina he tratado de imbuirle sentido de independencia y versatilidad, empezando desde los juguetes hasta la ropa. Hemos explorado juntos la ciencia, la historia, hemos leido libros sobre mujeres extraordinarias que fueron discriminadas en su tiempo, hemos armado legos ingenieriles, hemos explorado las matemáticas, la astronomía, la filosofía, etc. Y sin embargo, en la medida que ha ido creciendo, cada vez me resulta más difícil evitar las influencias y el ámbito abrumadoramente patriarcal que rodea todas las producciones para niños. A ratos el rosado se apodera de ella y trato de lidiar con el asunto de modo respetuoso y racional, pues tiene derecho a su propia exploración, pero no deja de ser frustrante.

    En el ámbito de los dibujos animados ha ocurrido lo mismo. Casi siempre vamos al cine juntos o vemos películas infantiles en casa; y hubo un tiempo en que tenía que dispararme cada cosas que no era fácil aquello. Está la influencia del entorno, las amigas de su edad y lo que es moda entre ellas. Sin embargo, en la medida que ha pasado el tiempo ella se ha desplazado hacia otras temáticas, dónde la princesita, los ponis y las brujas ya no juegan el rol primordial. Yo trato, como quién no quiere las cosas, de hacerle ofertas y discutirlas con ella. Pero el entorno es fuerte.
    De cualquier modo, creo que los padres juegan un papel importante, si bien no definitorio, en las preferencias de la niña.

    Por otro lado, si bien es vital la presencia de más directoras y realizadoras no creo que deba ser un objetivo en si mismo. Aunque una mujer está mucho más en condiciones de contar su propia historia, esto no necesariamente representará a todas las mujeres. Hay muchas perspectivas de lo que se considera empoderamiento. Lo mismo con el tema de las minorías y la comunidad LGTB. Una creadora con una perspectiva conservadora del mundo imprimirá una energía distinta a la de una creadora con una visión progresista o de izquierda. Y es muy probable que ambas estén convencidas de que están empoderando a su género.

    La perspectiva del creador importa. Y las complejidades de este debate, y sus categorías también. Por ejemplo, y visto de modo muy superficial, hay un feminismo que denigra la desnudez y la sensualidad femenina por considerarlo explotador de la mujer, y hay otro feminismo que defiende estas cosas pues lo ve como un instrumento de liberación y emancipación. Esto debe tomarse en cuenta, además de los matices históricos e ideológicos que se entrecruzan con estos temas. Por ejemplo, el caso de Tiana como una princesita de las clásicas, pero con el matiz que era negra, pretende ser una especie de reivindicación racial, y al mismo tiempo de género, pues Tiana es una emprendedora parada sobre sus propios pies. Al mismo tiempo, el tema del príncipe sigue ahí, y tiende a quitar mérito a la historia. Sin embargo, las complejidades del tema están más que explícitas Creo que, en general, se debe estimular la diversidad de creadores y sobre todo el debate a nivel social, con padres, especialistas e infantes.

  • JorgeSS dijo:

    Y que pasa con el resto de la cinematografia ya sea peli o serie, americana o no ?????

  • Zero dijo:

    Realmente es hasta gracioso ver como se escriben, aún, por este sitio, este tipo de artículos. Por dios, tengo 26 años y crecí viendo todos estos animados clásico de Disney (que son los mejores por cierto) y no me creo ni sexista ni machista, lo mismo le pasa a mi hermana. Saben porque critican tanto estos animados, facil, porque son norteamericanos. Es un delirio de querer mezclar la política en todo. Si hay algo que se debe atacar es al reggetón que si tiene un contenido extra sexista y machista, lo peor es que no deja de ponerse en todas partes, asi que si no te gusta, te lo tienes que mandar igual, y aun peor, se ponen en todas las fiestas de cumpleaños y de las escuelas, incluyendo primarias. Más triste es que la principal fanáticada de este aberrante gérero músical (aunque de musical no tiene nada) sean mujeres. Ese es el verdadero enemigo de los niños de hoy y la culpa es de los padres que se lo permiten y que casi que los obligan a escucharlos afectandoles inconcientemente su sub-conciente. En lo particular si tuviese una hija prefiero que se la pase viendo clásicos de Disney, jugando a las Barbies o a las princesas a que este meneandose como una ramera.

    • Yan dijo:

      100% de acuerdo con Ud!

    • Trocha R dijo:

      100% de acuerdo con su comentario. Aplaudo con los brazos en alto su opinión acertada. Su criterio es el mío. Saludos.

    • Trocha R dijo:

      Tienes 26 años y yo 55. Tenemos la misma opinión sobre lo que afecta realmente a los niños de hoy - perdón por no decir "los niños y las niñas- es que aprendí a decir como aprendí de José Martí: " Todos los niños del mundo... y Martí no se equivocó. Se habla en el artículo de cosas banales y no como se pone el ejemplo del engendro llamado reggaetón, eso no lo atacan aquí. Pongan algún artículo sobre el tema y verán cómo tendrán más de 500 opiniones al respecto para que vean que hace más daño a la niñez cubana ese invento (reggaetón) que daña la buena música cubana, que los mensajes que dicen que esos animados pueden darle a nuestros hijos. Desde que tengo uso de razón y empecé a ver "los muñes", jamás noté eso que dicen y mucho menos alteraron mi percepción de alguna maldad, solo vi entretenimiento. Mis tres hijas han visto tanto los que vi cuando era yo niño, y también los actuales, y no han influenciado en nada negativo el haberlos disfrutado, ahora sí, todas desprecian el reggaetón porque han aprendido por lo que ven, de que es vergonzoso lo que dicen en sus letras y todo lo que sabemos. Gracias por publicarme.

  • Alheli dijo:

    Ay por favor... mas me preocupan a mi los estereotipos que acechan desde nuestras producciones nacionales: la mujer requetepintada, con ropa corta y ceñida, escote, pelos exóticos... Objetificación femenina a la máxima potencia y exhaltación del paradigma de la jinetera, para que no nos olvidemos que eso es lo que da... Pero nada, la culpa la tienen los muñequitos de Disney por no representar mujeres que deseen cambiarse de sexo o ser lesbianasy no las pesadeces de la serie Pubertad o la chusma y pujona Fernanda.

    • Sergio dijo:

      Es más fácil criticar lo de AFUERA,,, que lo de ADENTRO,,, y como hay cosas que critircar desde adentro,,,, sobre estas mismas cosas, pero le repito, "PICA MENOS" escibir de ALADINO o POCAHONTAS.

      Saludos,

    • Luzu dijo:

      De acuerdo

    • Heriberto dijo:

      Exacto. ¿Y qué se hace para detener la abundante producción nacional que se exhibe en los canales clave y habana de video clips de mal gusto realmente sexistas, chabacanos y difusores de estándares extranjeros de consumo, modo de vida y valores contrarios a nuestra sociedad?

  • yanet dijo:

    Me encantó el escrito, tengo una beba de 4 añitos, por suerte le encanta Frozen tengo todo lo que ha salido de esas valientes princes, juega a diario a ser Elsa.

  • Shiro dijo:

    Sinceramente sus palabras solo me hacen cuestionarme con qué animados se crió usted. Tengo 18 años y nunca se me ha ocurrido pensar de esa manera, juzgar las películas de Disney, las que han formado las mejores generaciones. Películas que realmente a veces los comportamientos de las princesas llegaban a resultar ridículos y predecibles pero son películas de niños como todas. Nunca he visto a un niño que haya sacado algo negativo o haya hecho un análisis como el suyo. Los niños sacan de los animados las cosas positivas, ven la independencia de Bella, la necesidad de Ariel de renunciar a su voz por su sueño de caminar y conocer el otro lado del mundo. Usted solo rebuscó y puso a su criterio feminista las películas de Disney como si fueran una amenaza y no lo son y lo ves en los jóvenes de hoy, a los que pueden preguntarles con qué se criaron. Estos animados a los que se refiere le recuerdo que no son solo para niñas sino para niños también, a veces se olvidan de que tambien esta en juego la formación de futuros hombres.
    La formación de valores no solo la dan las películas es que realmente eso es solo un entretenimiento porque los que tienen que pensar en no dejar a sus hijos todo el día frente al televisor con películas y animados que a veces son más estúpidos y enseñan menos, pero los padres se engañan con que son mejores porque son los últimos. Con los niños hay que hablar, hay que salir hay que enseñarlo en persona, así es como lo van a enseñar, no pegado todo el tiempo en la computadora o en el televisor porque está tranquilo. En vez de estar criticando a Disney que cada día trabaja más por esos nuevos niños deberían estar pensando en como enseñarles lecciones de vida y educarse un poco más ustedes, tal vez deberían volver a ver todos aquellos clásicos.

    • ed dijo:

      El MEJOR comentario!!!!!! 100% de acuerdo

    • Meyli dijo:

      Shiro, la(lo) felicito! De los mejores comentarios que he leído aquí en contra de este artículo penoso. ¡Dios mío, a dónde va nuestra sociedad!?

  • Lu1ky dijo:

    Exactamente tu postura cuál es? porque lo genial de las películas de Disney era que todas las princesas rompían el canon que se les había impuesto en el CONTEXTO de su época. Sí, CONTEXTO, puedes hacer cualquier película, pero si esta no se ajusta a sus CONETXTO histórico q es lo que tienes? El príncipe no salva a Blancanieves, solo la despierta, porque solo aparece 3 seg al principio y 5 al final. Ella es la que atraviesa sola el bosque en medio de la oscuridad y sin que nadie le dijera dónde estaba la casa de los enanitos ¿Trabaja en la casa? Era la época, además, sinceramente ¿cómo iba a pagar la hospitalidad de los pobres enanos que le dieron casa gratis.
    Lo mismo con otras princesas: Cenicienta no dependió de un hombre para llegar a la fiesta o irse de ella y solo se convirtió en princesa porque ELLA se escapó de su cautiverio y le entregó la zapatilla al príncipe, él ni siquiera recordaba su rostro.
    La sirenita salva 2 veces a Eric en la película y el único mérito de él es hacerse el que manejó un barco hundido (en realidad no lo hizo, Ursula se suicida al crear el remolino) Solo Aurora, la dormilona, es salvada por un príncipe de toda la galería de princesas y heroínas de Disney. Además ¿qué tiene de malo el amor romántico? Casi todas las mujeres de Disney antes de 2009 eran fuertes y poderosas por sí mismas y creían en el amor de pareja. En realidad en esa parte careces de lógica, en el resto del artículo, muy bueno!!!

  • Vismairi dijo:

    Muy buen artículo, excelente forma de llegar a quien lo lee. Respeto sus criterios y coincido y me parece justo que cada padre sea velador conciente del mensaje que llega a sus hijos a través de los diferentes impulsos externos, ya sean visuales o sonoros, ya sean nacionales o foraneos. Un estudio histórico lógico y psicosocial nos llevaría a que la generación que creció con Elpidio Valdés y María Silvia marca patrones diferentes a las chicas y chico de "pricesas" y "cómic", sin intención de herir a nadie... pues mencantan los cómics, aunque prefiere seguirle el trote a "Almiche", que agarrada a la capa de "Superman".... pues "LO MÍO PRIMERO".... pero ese es mi criterio, y respeto el de cada quien.... así que me resulta algo desagradable ver cuando entre personas nacen los insultos por no comprartir puntos de vistas. Eso me parece aun más dañino que el "sexismo", y hasta que el "reguetón".... Mostremos un poco más de cultura en la red. El ejemplo es el método educativo por excelencia y nos observan "las nuevas generaciones".

  • Pirulí dijo:

    Señores que manera de perder el tiempo en la insensatez de la "lucha" contra el "macho opresor"
    Vamos tenemos que reconocer que las mujeres que lideran todo este tema están viviendo de el y manipulando a una turba de jóvenes rebeldes que se encueran y pintorretean para llamar la atención: cosa loca ví en una fotografía en internet: para de jovencitas con el torso desnudo derribando una cruz, y en sus vientres estaba escrito "mi cuerpo es un altar para el aborto" vaya parecía sacado de un ritual satánico! Hay! Cuánto tienen que aprender el hombre y la mujer moderna de los hombres y las mujeres de los años 40-70!!! Hay una desorientación horrible: hombres que quieren ser mujeres para luego convertirse en lesbianas, y viseversa....cuarentones que dicen que son niñas atrapadas en cuerpos de viejos! Hasta "transespecies" hombres que se creen árboles y mujeres que dicen que son gatos atrapados en cuerpos humanos! Señores el mundo está loco! Vuelvan a la cordura y déjense de preguntarse si este dibujo animado es machista o feminista, de izquierda o de derecha!

  • Walter del Pino dijo:

    Goofy viste de naranja y Mickey de rojo. No se que quiso decir cuando se refirió a los colores...

  • juan carlos dijo:

    "lo hermoso de las mujeres es lo diferente que son de los hombres"...ustedes tienen dones y aptitudes que nunca tendremos los hombres...todos los hombres estamos felices de eso !...ustedes son la maravilla de la vida!...en muchas cosas nos superan pero nunca hemos luchado para ser iguales a ustedes en esos dones maravillosos!..
    por favor no sean iguales a nosotros por que entonces la vida no tendría sentido!...

  • Eutelia dijo:

    Disney...feminista?, Disney a llevado a la gran pantalla los cuentos clásicos de los Hermanos Grim, de Hans Cristian Andersen, .... entonces no ponemos esas películas y qué le leemos a nuestros hijos??

Se han publicado 79 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ania Terrero

Ania Terrero

Periodista de Cubadebate. Graduada en 2018 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter @AniaTerrero

Vea también