Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Desde Gambia, historia de una foto (+ Infografía)

| 32

Los colaboradores cubanos de la salud en Gambia realizaron más de 700 mil 200 consultas durante 2019. Foto: Embacuba Gambia.

Se llama Aisha y dicen que nació con el corazón en el lado equivocado. Médicamente eso se llama dextrocardia e hipoplasia pulmonar derecha. Alguien pudiera pensar que nació, además, en el lugar equivocado porque vive en Gambia, el país más pequeño y uno de los más pobres de África. Sin embargo, esa fue su suerte.

Aisha tiene una historia rara. Contra todas las estadísticas sobrevivió a cinco meses conectada al oxígeno suplementario y luego pudo volver a casa junto a su familia. De su lucha por la vida queda ahora una foto en la que se le ve sonriente en brazos de una joven doctora.

La imagen no se hizo viral en las redes y quizás por eso este episodio estaba condenado a la indiferencia, aunque los padres de Aisha nunca olvidarán el nombre de esa médica de costumbres distintas, que a veces le cantaba a la pequeña porque le recordaba mucho a su hija, a miles de kilómetros de allí. Ella fue como Trabajo Social a ayudarles a conseguir un balón de oxígeno y tanto insistió hasta que unos amigos alemanes le proporcionaron uno al progenitor.

Gambia es el territorio más pequeño de África, con fronteras definidas cuando las potencias europeas se repartían el mundo. No llega a tener 50 kilómetros de ancho y la columna vertebral de su existencia y economía es el río que le da nombre. Por ahí, hace siglos salieron millones de personas que fueron convertidos en esclavos para expoliar las Américas, hoy siguen saliendo para tomar la “backway”, la ruta migratoria de África hacia Europa.

Nación famosa por sus cacahuetes y su biodiversidad, ocupa el lugar 174 en el Índice de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el 40 por ciento de la población está alfabetizada y el 60 por ciento vive bajo el umbral de la pobreza. La mortalidad infantil asciende a 58 por cada mil nacidos vivos, por eso era improbable que Aisha sobreviviera.

Es uno de esos lugares donde la mayoría no sabe ubicar en un mapa y vive de las ayudas de los organismos internacionales. Y no es culpa de su gente, afable y voluntariosa, que no renuncia a la esperanza, a pesar de las condenas de la historia.

La doctora que salvó a Aisha llegó a Banjul, la capital gambiana, un gris 26 de diciembre de 2018. Ella y su esposo fueron seleccionados por la Universidad de Gambia para participar en un programa docente y de servicios. Su cónyuge resultó el primer especialista en terapia intensiva en esos predios y ella, se desempeña como neuropediatra.

No era la primera vez que dejaban el hogar, pero ahora la distancia de la hija de apenas tres años y las notables diferencias culturales fueron un gran reto. Pero entre las guardias en el hospital central de Banjul y las clases en la universidad el tiempo se ha ido.

En el quehacer diario se encuentran con pacientes muy humildes y amables, que hablan diversos dialectos, pues pertenecen a diferentes grupos étnicos. Los más representativos son los Wollof, Mandingas, Serehooles, Fulahs y otros. Ya saben decir los síntomas y los saludos en cada una de sus lenguas.

Gambia constituye un país islámico, con un régimen patriarcal, donde la mujer no goza de emancipación social, y existe la tendencia a los matrimonios consanguíneos y polígamos. Los hombres tienen entre una y cuatro esposas. Los ancianos son extremadamente simbólicos e importantes como ocurre en casi toda África, porque son historia y resistencia.

Hay cosas que han aprendido a querer, como su gente agradable y pacífica; y otras a las que no se acostumbran, como la mutilación genital femenina, una cuestión cultural contra la cual se está luchando.

Para estos doctores el mayor tesoro de Gambia son sus niños. Son bellos, increíblemente nobles, que se asustan y al mismo tiempo agradecen tanto cariño, quizás porque lo necesitan. Las madres tienen siete u ocho y no cuentan con tiempo para cuidarlos a todos.

La médica lo que más disfruta es verlos jugar felices con cualquier cosa y a veces no se contiene y les dice mimos en su idioma, quizás para que no quede ninguna cosa por decir. Ella y su pareja suelen preparar comidas y maicena en la casa para los que están más críticos y sin recursos, y acomodan el tratamiento en función de minimizar los gastos. Más de una vez han visto a enfermeras coterráneas suyas dándoles dinero a los pacientes para comer.

Para ellos África no es, ni ha sido, el continente negro. Es una tierra conocida que ha perpetuado su cultura, más que ningún otro lugar, lo recordarán lleno de colores, vestuarios hermosos, gente trabajadora, pero que tiene que dar pasos hacia el progreso y en ese camino necesita ayuda.

Llegaron a estas tierras porque lo anhelaron desde que decidieron estudiar medicina y de aquí solo se llevarán anécdotas y el cariño de quienes le rodean. La doctora traerá, además, aquella foto. Una imagen casual que tomó un médico chino en la sala de Pediatría del hospital central de Banjul, adonde llegó hace 14 meses la neuropediatra cubana, oriunda de la provincia de Las Tunas, Yilian Fernández Labrada, para salvar a Aisha.

Cuba en Datos: Colaboración médica, historias de solidaridad

(Tomado de ACN)

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dina dijo:

    Bellísima historia y muy conmovedora, historias así hacen que nosotros los lectores estemos satisfechos de nuestros medicos.

  • Mel dijo:

    linda foto y linda historia no importa que no se haga viral en las redes a final lo que se hace de buena fe y de corazon no importa que nadie lo reconozca eso le queda a ella como doctora y como ser humano con una satisfacción increible, ojala que existan muchos como ella.. que dios la bendiga

  • Saphira dijo:

    Linda historia.

  • Williams dijo:

    Esta realidad es la que quieren ocultar los imperialistas, la labor solidaria y humana de nuestros profesionales de la salud, por eso CUBA VA.

  • Alejandro dijo:

    Emotiva y estremecedora historia, verdad irrebatible del humanismo y el sacrificio de nuestros médicos que son blanco ahora mismo de una feroz campaña de descredito por parte del imperialismo y sus lacayos.
    Esa Doctora es ejemplo vivo de lo mejor de la Medicina Cubana, que tiene el alma Martiana y Fidelista.
    Ella y su esposo son heroes de estos tiempos.

  • Martica de SMP dijo:

    Pues yo propongo viralizar la foto, esparcirla por todos lados por medio de nuestros contactos, porque vale la pena mostrar verdades que el enemigo se empeña en ocultar, la nobleza y el inmenso altruismo de nuestros médicos y personal de la salud que llevan luz y esperanza a los más recónditos lugares del mundo!

  • Paloma dijo:

    Orgullo cubano

  • Junior Orosa dijo:

    Un saludo a la Doctora Yilian, de las "Yilian" del grupo 4 en el IPVCE Luis Urquiza...

    Buena persona, y en definitiva excelente profesional.

    Ella, como la mayoría, mostrando las verdades de la colaboración médica cubana.

  • Carlota dijo:

    Bella y conmovedora historia. Esos son los logros de nuestros médicos cubanos, ellos cuentan con el reconocimiento mayor, el reconocimiento de su pueblo.

  • Lázaro Tito Valdés León dijo:

    Hermosa historia, aunque le llega a uno a lo más profundo, nuestros médicos dejan una buena huella en todos los lugares donde han acudido, su sentido de pertenencia, humanidad, responsabilidad y nivel profesional, hace que hechos como este fortalezcan más nuestra historia y nuestra solidaridad, esos hombres y mujeres, llevan la salud a lugares tan lejanos y díficiles que solo con una actitud digna, desinteresada y altruista se logran acciones como esta. Esa niña aunque mañana no sepa pronucniar el nombre de la doctora que la salvo, si sabrá que un país lejos en otro continente existe una mujer que además es madre de una niña, puso su inteligencia, su noble corazón para amantener viva a una niña que vino al mundo para en pocos días fallecer, asi es de grande nuestra salup pública a pesar de todas las loimitaciones de recursos que tenemos, pero nuestros profesionales se agigantan alla y aqui. felicidades doctora Yilian por esta inmensa obra, pondre emn conocimiento de mis hijas que dos son doctoras y una master en enfermeria esta historia para qaue sigan su ejemplo digno y de buena cubana, no me equivoco si digo que usted es una heróina. felicidades por esta acción y por el Día Internacional de las Mujeres

    • PILI dijo:

      Lázaro LA NIÑA NO FALLECIÓ: ...Contra todas las estadísticas sobrevivió a cinco meses conectada al oxígeno suplementario y luego pudo volver a casa junto a su familia.

  • Armando dijo:

    Exelente historia, Yilian es una doctora muy profesional, la recuerdo como exelente amiga y compañera de estudio desde la vocacional de Las Tunas. Estoy muy pero muy orgullosa de ella. Mis saludos a todos los colaboradores de la salud, que como Yiluca como les decimos cariñosamente sus compañeros de estudio en el chat por wasapp que hemos creados, se merece las felicitaciones.

  • YAMILA dijo:

    Aisha tuvo la suerte de dar con médicos Cubanos, tuvo la suerte que otros han despreciado como Brasil, Bolivia, a quienes su pueblo pobre ya sienten las consecuencias.

  • Luis Evidio dijo:

    Yo estuve hace 15 años en La Gambia como periodista para reportar de la Brigada Médica Cubana alli, y lo que vi me resulta inolvidable y a pesar de la pobreza y lo diferente que es con Cuba e sun país bello y su gente noble

  • Lari Mar dijo:

    Es un placer y regalo tener tanto potencial humano en esa región del planeta.
    Los problemas abundan, pero el carisma de los médicos cubanos en tierras gambianas, elimina cualquier señal de necesidad.
    Mil gracias por tan admirable labor doctora Yilian.

  • miriamm dijo:

    Bella historia se me saltaron las lágrimas, gracias Yilian por tu noble corazón.

  • Sandra dijo:

    Bello gesto, sólo de nuestros médicos.

  • Ale.H.H dijo:

    Bella historia, eso nos enseño nuestro padre Fidel

  • Fel@ dijo:

    Linda historia, cuando salió el artículo que hablaba de la colaboración médica de Cuba en Gambia subí la foto a mi página en Facebook, así es de solidaria mi Isla Bella llevando la salud a todas partes del mundo, la Jefa de Misión es Anaris Odio, orgullo de la tierra guantanamera.

  • DAM dijo:

    SOLO DE CUBA PUEDEN SER ESAS HISTORIS ,ASI SON NUESTROS MEDICOS MUCHO AMOR NO LLEVAN ARMAS LLEVAN EL CORAZON Y EL ALIVIO DEL DOLOR EN SUS MANOS PARA QUE BRILLEN LOS CORAZONES HUMILDES ESOS SON LOS MEDICOS CUBANOS, PARA QUE ELLOS LOS NIÑOS PUEDAN REIR.

  • Orlysman dijo:

    Recuerdo a una amiga que me hablaba de Gambia, de su gente. De la cantidad de verduras que comió en sus platos típicos, de las mujeres que trabajan en el campo mientras el hombre descansa bajo de un árbol y así de otras historias. Siempre me ha llamado la atención todo lo relacionado a ese país. Es una bella historia al tiempo que triste pero siento orgullo de que Cuba esté allí de hermana, "compartiendo con los más humildes los sueños para seguir sumado a la resistencia que forja la esperanza". Felicidades a esa Doctora, a su esposo y a todos los que hacen algo por un mundo mejor.

  • Alicia dijo:

    Felicitaciones para Yilian y Darwin!!! Testigos somos sus coterráneos de su consagrada labor hacia sus pacientes. Éxitos y abrazos a la distancia.

  • Quinita dijo:

    Hermoso artículo, lo compartí en FB xq es hora d plantar cara a los q reparten odio, tenemos historias de amor y deben ser contadas.

  • José Yoel Cedeño Ramírez dijo:

    Creo en éste trabajo periodístico en toda su extensión!!! Conozco a Yily como cariñosamente le digo y a su esposo,el Dr Darwin pues trabajamos juntos en la uci del Hospital Guevara de Las Tunas,y ambos son entrega,sacrificio y pasión por sus pacientes!!!
    Un abrazo para ambos y no desmayen!!!
    La patria y Las Tunas nos esperan!!!

  • Maria Cecilia dijo:

    Amor amor ,tan solo amor felicitaciones a todos

  • Ada Ibis Gómez Hernández dijo:

    Historia de amor y entrega. Se podría tener fotos actuales de Aisha?

  • CAMILO dijo:

    Gracias Yilian, nos das mucho orgullo de ser cubanos y de seguro compartiré tu foto a mis amistades, tal vez no las vean todos los que quisiera pero seguró le va a alegrar el día a alguien como me sucedió a mi porque el,amortraspasa todas las barreras y tú ers un vivo ejemplo de ello...

  • Patricia dijo:

    Me siento muy feliz de saber que compartí mi primera juventud con personas tan especiales como la hoy médica Yilian y con el excelente periodista que nos cuenta hoy la historia. Saludos tuneros para ambos.

  • martha dijo:

    Preciosa historia de amor al prójimo... Historias como la de la Doctora Yilian Fernández Labrada se escribe con más frecuencia de la que podemos imaginar y la protagonizan los integrantes de las Brigadas Médicas Cubanas que colaboran en numerosas naciones del mundo

  • Giselle J. Arteaga Cardet dijo:

    Soy medica y estuve en Gambia en misión. El reportaje merece mi máxima consideración, cada palabra me hace revivir los dos años q estuve en ese país, las acciones médicas fueron muchas igual q las experiencias, créanme q fue grandiosa y ha dejado una vida en mi. Deje amigos maravillosos, cada misión se vuelve una herida con buen sabor de tantos amigos q dejamos x el mundo, pro agradezco x ello y x este reportaje tan lindo. Me han hecho recordar momentos excepcionales en mi vida.

  • Luis Guzmán dijo:

    Que Dios bendiga a nuestros médicos (as) donde se encuentren fuera de Cuba, tendiendo sus manos solidarias y llevando esperanza de vida, me siento cada vez que veo estas cosas más orgulloso de ser Cubano.

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Armando Fernández Salazar

José Armando Fernández Salazar

Subdirector de la Agencia Cubana de Noticias. Graduado de la Universidad de Oriente (2010).

Vea también