Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

El show de la cultura en el turismo, y viceversa

| 44

Hotel Meliá Cayo Coco, el arte allí también es de cinco estrellas. Foto: Nohema Díaz Muñoz.

El 2019 fue el año de los espectáculos en los cayos del norte de Ciego de Ávila. Aunque dicho de manera festinada, como viene a continuación, nadie pondrá cara de fiesta.

Para marzo, en cinco hoteles del grupo Gaviota se les había cerrado el contrato a 48 unidades artísticas del catálogo de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos (Musicávila). En medio de la temporada alta se quedaban sin presupuesto, les dijeron.

Y como ni los artistas trabajan solo “por amor al arte”, la lista del descontento llegó desafinada a Invasor. Unos aludiendo que los hoteles habían tocado fondo por pagar miles y miles de CUC a los reguetoneros; y otros diciendo que, como subió el precio del transporte, al grupo hotelero se le encarecía pagarle a Transmetro y ellos quedaban fuera o sin transporte, que para el caso…

El tono se hizo más agudo porque, aseguraban, pasaba solo con Gaviota (que representa a la mayoría de las instalaciones ubicadas allí), y no con los del resto de las cadenas hoteleras.

Un hecho lo demostraba: mientras Iyolexis Correa Lorenzo, delegada del Ministerio de Turismo (MINTUR) en Ciego de Ávila, accedía a entrevistas y abría las puertas de sus hoteles para apreciar espectáculos, Gaviota informaba en marzo que esperaba autorizos desde La Habana. Meses después señalaría que aún no los tenía y, en mayo, durante el Balance Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC),  ante el reclamo de los artistas, “se ofreció para dar respuesta detallada en otro momento”. Un cambio de mando nos dejaba a la espera y, finalmente, en noviembre, la nueva representante territorial de Gaviota alegaría que no daría información ni acceso a las fuentes.

Desde entonces la nota “discordante” se convirtió en una pieza mayor: la comercialización del arte. ¿Quiénes son contratados, a qué precios, para mostrar qué, cuál imagen de Cuba…? Todas las interrogantes abrían el signo de la política cultural que, al menos en papeles, trasciende la jerarquización del gusto de un Jefe de Animación, un Subdirector General, un Director de Espectáculos, una Comercial de Musicávila, un Consejo Técnico Asesor… Las incógnitas fueron bordeándose “a mano y sin permiso”.

Chacalización global

Ciego de Ávila, 13 de diciembre de 2019, Gaviota promocionaba sus espectáculos para fin de año. Foto: Invasor.

La Nochebuena “sorprendió” con un concierto de El Chacal en una de las playas de cayo Guillermo. Gaviota así lo promocionaba desde el portal del otrora Cabildo avileño, donde vendían la oferta por 40.00 CUC.

Tres meses antes, en septiembre, el hotel Sol Cayo Guillermo acogía también al cantante y el proyecto de Yankiel Delgado y Team Cuba se sumaban a la presentación.

Una llamada al representante de Yankiel confirmaría lo que antes Alexis Crespo Torna, subdirector general del hotel Pullman Cayo Coco había insinuado:

“Conmigo contactaron para presentarse en diciembre, no hablaron de precio porque el hotel no estaba interesado en ese producto, pero he oído que sí, que cobran mucho”.

En efecto, el representante de Yankiel hablaría de “entre 8 000.00 y 10 000.00 CUC, depende…” Luego Musicávila, que para esta ocasión hizo las contrataciones con la Agencia Cubana de Rap que promueve al artista, coincidiría en los números.

Sin embargo, el propio Alexis, quien antes fuera representante de la Cadena Gran Caribe, bajo la cual desfilaron por la cayería norte varios reguetoneros, reconoce que tales ofertas se promocionan con tiempo y dejan ganancias para el hotel, se venden habitaciones, se pagan cover… Parece ser una actividad rentable, y hasta cierto punto, aplaudida si tenemos en cuenta que ya en agosto unos 70 000 cubanos se habían alojado en Jardines del Rey, según informaba a Radio Taíno la Delegada del MINTUR en la provincia. La cifra representaba, incluso, un crecimiento.

No obstante —como el mercado foráneo sigue siendo allí, por amplio margen, el principal, y la cultura cubana, más allá del sol y la playa, uno de los valores que se “vende”— cabría cuestionarse si para promover los productos más autóctonos y tradicionales de nuestra identidad habría que captar primero, o en paralelo, el porcentaje de ganancias que deja un reguetonero de alta convocatoria.

¿O cómo se las agenciaban antes cuando El Chacal, Lenier, Diván, Jacob… no eran fruto del clamor popular? ¿O cuán deficiente puede ser su gestión primera, la venta de habitaciones por el destino Jardines del Rey, o cuán bajas las ganancias de la “locomotora nacional” para no poder permitirse un trío de música tradicional, cuya presentación por noche ronda los 60.00 CUC? ¿Cuál es la imagen que proyectamos al extranjero?

Pero, sobre todo, cabría un cuestionamiento que armoniza cualquier abordaje: ¿Cultura para el Turismo o Turismo en la vida cultural cubana? Esa fue precisamente la pregunta que abrió el debate en junio del pasado año, en la Comisión Cultura, Turismo y Mercado, durante el Congreso de la UNEAC.

Según la relatoría de Granma, allí no dijeron nada que no se hubiese esbozado antes; que el visitante debe insertarse en la vida cultural del país, que deben primar la autenticidad, los valores culturales de la nación…

La reciente apertura de la Casa de la Cubanía, en Morón, podría darle cuerpo y alma a esa idea esencial que no logra ser parte de la programación habitual avileña, pues la cultura se sigue mostrando, casi siempre, en los hoteles de la cayería ante la mirada suspicaz, incluso, de Musicávila, la empresa encargada de promover y comercializar el catálogo que integran alrededor de 200 unidades artísticas.

Cuando, hace apenas unas semanas, se inauguraba el hotel Gran Muthu Rainbow, en cayo Guillermo, Raúl Báez Bello, subdirector comercial de Musicávila, reiteró lo que ya ha dicho en otros escenarios y repitió ahora para Invasor: “somos casi facturadores, la actividad comercial es muy poca”. Lo sostenía, en parte, porque el Jefe de Animación del hotel tenía claro las agrupaciones que quería contratar y a él solo llegó el listado para realizar el trámite. Y porque otras muchas veces los artistas son quienes les informan a ellos que han sido contratados.

Erena Reyes Rojas, una de las seis especialistas comerciales que tiene Musicávila para la actividad turística, lo ha experimentado de manera ingenua. “Fui, propuse una guitarrista al Sol Guillermo y no la quisieron y luego me llamó un músico, guitarrista también, pidiendo formalizar el contrato, pues estaba contratado en ese mismo hotel.

¿Entonces?”, se pregunta, con menos puntos suspensivos de los que debiera.

La decana de las comerciales en Musicávila, Maritza Andrés Simón, quien ha estado durante más de 20 años lidiando con el Turismo y la Cultura, ya se ha adaptado tanto a “lo establecido” que solo Invasor le hace notar lo polémico de que la tarifa aprobada, por ejemplo, para un solista de alta convocatoria, pueda oscilar entre 60.00 y 100.00 CUC por presentación, mientras que la de quienes así no sean considerados, oscila entre 10.00 y 40.00 CUC.

Lo curioso es que alta convocatoria no es equivalente a excelencia, y es muy probable que un canadiense disfrute más el son tocado por el grupo Guamá que el pop de una artista de alta convocatoria. De alguna manera el arte comienza a devaluarse desde que el propio catálogo es mostrado con diferenciación.

Luego de esa contratación, correspondería evaluar con periodicidad el talento que ya ha sido admitido por el Consejo Técnico Asesor y el Consejo Artístico, pero Armando López Rondón, presidente de la Comisión Cultura-Turismo de la UNEAC en el territorio, refiere, sin medias tintas, que, por diversos problemas, en marzo hacía casi un año que no visitaban las instalaciones hoteleras.

Cualquier anomalía quedaría, entonces, a merced de quienes allí trabajan, sin que la Cultura ejerza su función rectora y uno de los señalamientos de antaño —“no se logra aún la calidad esperada en los espectáculos que se presentan”— no podría actualizarse o ejemplificarse con seriedad en estos momentos.

Para Delvis Sabino Soto, vicepresidente del Consejo Provincial de las Artes Escénicas, quien tiene los avales de ser director de espectáculos, bailarín y coreógrafo, el problema ha sido, incluso, estructural, pues asegura que los bailarines de Ciego de Ávila no llegan ni al 30 por ciento de los que hoy danzan en la cayería.

Vienen de otras provincias o también de aquí, y hay mucho empirismo porque la cantidad que formamos cada año es insuficiente, un cuerpo de baile, a veces, es una graduación. Y encima, de pronto, 16 bailarines o una compañía completa firman un contrato y se van a trabajar fuera del país”.

Insólito para él y para muchos que el ballet folclórico de Ciego de Ávila no baile al compás de lo que hoy se muestra al turista y que, en favor de una evaluación rigurosa por parte de instancias nacionales, se dejen fuera del catálogo expresiones de nuestra identidad, ya sean la XX Aniversario, de Majagua, La Cinta, de Baraguá, con la presencia del Caribe anglófono, o la impronta de los haitianos en el territorio… Al no ser profesionales, quedan excluidas de los contratos.

En correspondencia, lo que no forma parte del catálogo no cumple con los requisitos artísticos (ni con las regulaciones aprobadas por ambos ministerios) para ser presentado al turista. Y, aunque la inserción del Turismo en la vida cultural del territorio podría “atenuar” la disyuntiva, las rutas culturales fuera de la cayería son utopía en esta provincia donde las excepciones son contadísimas.

Virginio Menéndez Moro, quien fuera director provincial de Cultura hasta diciembre pasado, llegó a ser categórico al respecto,

“No debiera existir una Noche de la Cubanía en los espectáculos de los hoteles, debiera ser al revés, una noche para lo foráneo y el resto de la semana para lo nuestro, que es lo que tiene que primar”.

Estrellas en los hoteles

El Trío Avileño, interpretando clásicos de la música francesa. Foto: Invasor.

Contrario a lo que uno pudiera pensar, pero tal vez motivado por el crecimiento de la red hotelera del país, Dairel Rodríguez Regueira dice que la tendencia es acortar el tiempo de formación de los animadores. No lo dice por él, graduado de la “vieja escuela” y con cinco hoteles recorridos, lo dijeron en el IV Taller Nacional de Hotelería y Turismo que, hace unas semanas, sesionara en Varadero, asegura el jefe de Animación del Pullman Cayo Coco.

Él, como ningún otro de sus homólogos, tendría autoridad para hablar de la excelencia musical y de buen gusto, pues todos, dentro y fuera de la cayería, ubican al Pullman como la mejor plaza cultural. Algunos le dicen la Casa de la Cultura porque “por ahí desfila todo el mundo”. Dairel termina confesando que mantienen siete actividades diarias y a veces en paralelo. Esa noche, por ejemplo, la banda de rock LaMaR le arrancaba elogios al público que sucumbía ante su carismático guitarrista, mientras diversas ofertas se apreciaban en otros espacios del hotel.

Para respaldarlo, Alexis Crespo, subdirector general del Pullman, saca una cuenta. Toma la cantidad de clientes alojados y de los ingresos destina un CUC por cada uno para la Cultura. Es una proporción que marcha en paralelo al nivel ocupacional y que el día de nuestra visita representó 1 063 dólares.

Aun cuando las temporadas baja y alta marcan diferencias, Alexis está convencido de que no descuidaría la identidad. Tan importante son las dos cajas de limones de un martes para que el mojito sea auténtico y cubano como el Trío Avileño que amenizaba el restaurante francés a las 7:00 de la noche.

Obviamente, no ha sido ese el pensamiento en otros hoteles. Uno puede encontrarse un exquisito espectáculo danzario un 14 de Febrero en el Tryp Cayo Coco y un decadente espectáculo de participación en una noche del Grand Muthu, con exceso de música (y video) reguetonero en su bar deportivo; al parecer, uno de los 24 acuerdos de los Lineamientos Generales para las relaciones de Cultura-Turismo, que habla de que cada año el Instituto Cubano de la Música entregará al MINTUR una compilación del Cubadisco, no fue un hecho allí o no se “escuchó”.

Contra tal ejemplo, experimentado al azar, contrastaba la excelencia del Meliá Cayo Coco, donde Elín Daniel Entensa concertaba en su piano clásicos internacionales con lo mejor de la composición cubana, y minutos después el grupo Áncora presumía hasta de un fagot.

Eduardo Dorta, subdirector general del Meliá Cayo Coco, admite que tal espectáculo no era siquiera el previsto para una noche de sábado, pues, al fallar el transporte, parte del elenco artístico, con el Jefe de Animación incluido, no pudo llegar. Sin embargo —del mismo modo que cuando los ingleses tuvieron que cancelar sus reservaciones y el turismo canadiense ocupó el primer mercado de la instalación, hubo un reacomodo en la programación cultural—, las alternativas de aquella noche fueron enfocadas en el cliente, no en la facilidad del hotel.

“Lo que sí no podemos permitirnos en este pequeño hotel de 250 habitaciones son agrupaciones de alta convocatoria, por los elevados precios y porque tampoco se adecua a la imagen que comercializamos.”

Si bien los fallos del transporte a veces tienden a la normalidad y obligan a que hoteles como el Meliá Cayo Coco deban ingeniárselas ante el público que espera una función, más difícil de entender resulta que varias instalaciones conciban su espectáculo sin pagar el servicio de transportación. Musicávila alberga la lista de los hoteles de Gaviota que dijeron “vengan por sus medios, no pagamos transporte” y algunos artistas prefirieron viajar en las mismas guaguas, cuyas capacidades no podían pagarse de manera oficial. Extraoficialmente, comentan, muchos lo hacen de su bolsillo.

Cuando Invasor se adentró en el Departamento Comercial de Musicávila y sondeó las facturas de uno de los hoteles de Gaviota, Punta Rasa, observó que en el mes de enero, por ejemplo, empleó 9 713.00 CUC en pago al talento artístico y 3 365.00 en su transportación. Es de suponer que hayan querido “disminuir” sus gastos, solo que la manera en que esta y otras instalaciones han “sobrevivido” al incremento de dichas tarifas han sido cuestionadas y, al parecer, pronto tendrá solución, según informaron en la última reunión de la Comisión Cultura-Turismo, efectuada en diciembre.

“Yo les dije que no comentaran más las denuncias, que me dijeran el número del ómnibus que les cobra e hicieran de testigos…” comenta Raúl Báez Bello, subdirector comercial de Musicávila. Desde entonces nadie le ha planteado más ese problema, como tampoco muchos de los que acuerdan un precio “por fuera” con los jefes de Animación lo denuncia porque, en el fondo, les conviene “perder” algo y seguir contratado, seguir ganando. “Es lamentable, pero real”, dice, para referirse a una de las problemáticas que ponen en tela de juicio la permanencia de espectáculos, de acuerdo con su calidad o según “la ganancia que generan alrededor”.

No obstante, la Delegada del MINTUR en el territorio es tajante al afirmar que la visión de que un Jefe de Animación decide es errada, pues el animador es el especialista y el director del hotel es quien firma pagos, contratos y es el máximo responsable de lo que pasa allí. Del mismo modo, refiere, Musicávila sería la responsable de velar por la calidad del talento artístico, y sus comerciales, de conjunto con el hotel, de analizar las tarifas establecidas que son flexibles y pueden variarse hasta de un mes a otro.

Los artistas entrevistados, a pesar de tener serias acusaciones sobre la gestión comercial de Musicávila y, en particular, de los jefes de Animación en la red hotelera, pidieron anonimato. Aunque sus voces están grabadas y las experiencias personales influyeron mientras se “leían” las notas discordantes entre la Cultura y el Turismo, sus denuncias suenan, de modo paradójico, en tono grave. O sea, bajo.

Pero ya era sabido: tras bambalinas siempre hay un espectáculo que el público no ve y, en algunos casos, conviene no ver, para conservar la imagen casi siempre bella del arte. Esa certeza casi le cuesta la vida a Virginio Menéndez, mientras entablaba una fuerte discusión sobre la política cultural y, literalmente, infartaba.

(Tomado del Invasor)

Se han publicado 44 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eduardo González S. dijo:

    Katia, has echado legía en la herida. Muy bien dicho.

  • Jorge Alberto, nieto de mambí dijo:

    ¿Y la Delegada del MINTUR no es la responsable máxima, allí aunque sea Gaviota el operador del hotel???

    • Yanelis dijo:

      Gaviota no pertenece al ministerio del Turismo....

  • @adriancamaguey dijo:

    Estas son las cosas que no se enfrentan. Y luego es muy lindo hacer largos debates teóricos. Quién responde por esto en Gaviota ?

  • profesor dijo:

    Este es un tema puntual, pero hay otro que es el de la calidad. Lo peor es que a pesar de los hoteles son mas nuevos que los del mintur la calidad es peor.

  • Sebastian dijo:

    Ya es una realidad q los reggaetoneros en cuba son un gran negocio no para el estado
    Sino para el artista y los dueños de cabarets y hoteles, al final el turismo con el invento de la moneda total y la dualidad aguanta pagarle a un artista miles de cuc por cantar la mayoría de las veces 2 canciones a partir de las 12 de la noche, todos estos inventos al final los paga el pueblo y la economía, realmente no se a q se dedica la controlaría de este país.

  • El Rojo dijo:

    Corrupcion, dinero, si no me tocas con algo no te presentas.Hace poco lei una entrevisté a Alejandro Garcia"Virulo", de hace pocos años, y este decía que no había podido concretar una gira nacional porque cuando los decisores veían que no había " más nada" lo planchaban. Es lo mismo.

  • Julio César dijo:

    Buen artículo acusatorio de todas las artimañas q no vemos los q no pertenecemos o no trabajamos en el sector, con ese relajo no se puede seguir púes muchos oportunistas deben estar sé llenando los bolsillos, está perdiendo la economía del país, la cultura nacional y los miles de trabajadores honestos q no merecen ser tratados cómo hasta ahora, por favor hay q poner orden en esto. A río revuelto ganancia de pescadores, mi criterio particular están Viviendo del cuento. Ok

  • julia dijo:

    Es incorrecta la diferenciación que hace la periodista entre Mintur y Gaviota. Si la Delegada del Mintur abrió las puertas a la entrevista, lo hizo en representación del Sector del Turismo.

  • julia dijo:

    Que lástima que el artículo haga referencia solamente a las manchas del sol, por que no refieren la visita de la Orquesta Aragón, El Patio de las Artes del Hotel Pullman Cayo Coco , las presentaciones de JG, Las Anacaonas, las presentaciones en vivo en las instalaciones turísticas de los artesanos del Fondo de Bienes Culturales o la exhibición diaria en el Centro Comercial La Gaviota de obras de sus artistas. Ciego de Ávila tiene mucho talento artístico que a diario disfrutan nuestros visitantes, creo que bien merece exaltarse en la prensa.

    • Una cubana como tú dijo:

      Julia: Usted como otros a los que les parece que el trabajo es incorrecto, inadecuado o atacante, est{an concentrándose solo en una arista. El problema fundamental no es si fue el Chacal o si jacob Forever irá en esta semana. El problema es, según comprendo de la lectura detenida del texto de la periodista, que en los procesos de jerarquización, selección y contratación de unidades artísticas en los hoteles no mandan criterios estéticos consensuados, sino el libre albedrío de unos pocos que, tal vez, ni siquiera tengan un juicio acreditado para eso. El problema fundamental es que mientras la máxima autoridad del país llama a ofrecer lo mejor de nuestra cultura al mundo, no haciendo "shows" a modo de coctel donde cabe todo, sino con propuestas genuinas y validadas, en no pocos hoteles de este país no se enteran o no se quieren enterar.
      Y para su información la distinción entre Gaviota y Turismo no es incorrecta, o por lo menos no en términos prácticos. Si la propia delegada del Turismo dice que habla solo por los hoteles que representa, ¿qué parte de que Gaviota es un ente distinto y supraministerial no queda claro?

    • FLY dijo:

      Toda crítica honesta es válida si tiene un fin constructivo. Lo que leo muestra un historia bien corroborada, y para mí preocupante. Si Quiere rebatirla es su derecho, pero siempre pienso que el reggueatton no es lo mejro de la cultura nacional, si no muy al contrario. Es en el 90 % de los casos (existen honradas excepciones) una muestra de la pérdida de valores en nuestra sociedad. Yo que no voy a un hotel hace 30 años preferiría al menos que quien nos visita se entere que tenemos cultura, tradiciones, símbolos y son menos importantes las mulatas y discotecas. A cada visita de la clase "Aragón" cuantas corresponden de las de tipo "Chacal" ? Pase el número para convencernos.

      Las manchas del sol se estudian por científicos de todo el mundo. Por algo será. Pero en este caso comparar Gaviota con el sol... Recuerde de quién en la frase original...

  • Martha dijo:

    Me parece que el artículo lo deja claro cuando dice que la Delegada del Mintur accedía a entrevista lo hacia en representación del turismo en la Provincia.

  • Elector dijo:

    Porque se permite que los directivos no respondan a la prensa radial o escrita; considero que se debe ser mas cuidadoso por los directivos de los hoteles y cadenas sean los unicos capaces de contratar al talento artistico, soy del criterio que debe ser conciliado con la AHS, UNEAC para asi promocionar la buena musica cubana y no los pesimos gustos de algunos que van en contradiccion con la tradicion cubana.

  • lily dijo:

    Muy atacante el artículo es penoso que en Ciego de Ávila con tantos atractivos que exhibe el Turismo y t logros obtenidos en el año 2019 se publiquen cosas que denigran la imagen de un sector tan vital en la economia de los avileños.

    • Una cubana como tú dijo:

      Lili, ¿en serio te parece que criticar lo que está mal en el Turismo en Ciego de Ávila, y posiblemente en el resto del país, es "atacante" y denigra al Turismo? Este tipo de trabajos se publican un día, porque si pudiste leer bien cuestan bastante y demoran porque los responsables de ofrecer la información PÚBLICA se dan el lujo de estar por encima de los dispuesto en materia informativa en el país, y sin embargo hay 364 para darnos brillo en el ombligo, a veces inmerecido. ¿Nunca te ha parecido atacante y demasiado para un país con tantas carencias como el nuestro que un día sí y otro también los medios de comunicación se ceben en hoteles bellísimos con buffets bastante abastecidos y piscinas siempre llenas, mientras la realidad allende los cayos es otra? Por intentar tapar el sol con argumentos como el que utilizas es que todavía en el Turismo lo que se vende como cultura al extranjero y al nacional es apenas una caricatura.

    • Julio Elías dijo:

      El asunto no es atacar a la periodista ahora, por haber señalado el problema. ¿Que hay logros en el turismo? Claro que los hay. Incluso en actividades extra-hoteleras como la Recreación hay logros. No obstante, lo expuesto por la periodista, con pelos y señales, se ajusta a la realidad. Hay que mirar también hacia lo oscuro para darle la luz que necesita esa oscuridad para poder avanzar más. Existe en muchos casos el cohecho, el soborno, las “comisiones” por la izquierda ¿o no? El que divulguemos lo bueno, no significa callarnos ante lo malo.

  • claudia dijo:

    Evidentemente "" la música cubana"" que se está comercializando en los centros turísticos TIENE que ser analizada PROFUNDAMENTE tanto como género ""musical"" como por la categoría que se le da de "" alta convocatoria"".

    Cuando cualquier persona con un mínimo de moralidad escucha lo que dicen la letras de esas ""canciones"" realmente queda petrificado, a mí me ocurre constantemente, pero cuando veo y escucho a jóvenes, adolescentes y personas en general (hombres y mujeres) cantándolas quedo peor todavía porque esas ""letras"" son un HOMENAJE a la violencia y discriminación contra la mujer a quien representan como prostitutas baratas e incapaces que solo servimos como objetos sexuales, en fin lo peor de lo peor, por otra parte son una incitación al consumismo de bienes, a la violencia física y verbal, al consumo de drogas, la vulgaridad, degradación de nuestro idioma etc. etc. etc..

    Nuestra cultura nacional logró un lugar destacado a nivel mundial, ejemplos sobran y es INACEPTABLE que esta corriente ""musical"" opaque, manche y MANCILLE nuestras raíces.
    Los cubanos que nos distinguimos por ser educados, alegres pero NO VULGARES, educados en el respeto a VALORES ETICOS Y MORALES, no podemos entender mucho menos comprender COMO ES POSIBLE que aun habiéndose aprobados LEYES para PROHIBIR estas manifestaciones de tan mal gusto, continuemos PADECIENDO por la inamovilidad de aquellos que TIENEN entre sus funciones velar porque se cumpla lo que dicta nuestra legalidad y son los máximos RESPONSABLES de PRESERVAR nuestra IDENTIDAD y nuestra CULTURA.

    No es prohibir un género u otro es EVITAR que se imponga en nuestro país la ""cultura"" de otros, nosotros tenemos la nuestra y esa es la que tenemos que RESCATAR aunque se le fastidie el NEGOCIO a más de un funcionario o ""músico"".

    Sería muy oportuno que se analice el trabajo de la Delegada del Mintur porque ella también es responsable de lo que vendemos como imagen de nuestro país.

  • Lali Batista dijo:

    Muy buen artículo, espero que sirva para que quienes tienen la toma de desiciones en sus manos, se miren desde afuera y evalúen lo que estan haciendo.

  • El guillao dijo:

    Este articulo estará defendiendo la cultura o a los artistas que se quejan?, buena defenza, envidia de los abogados este periodista, que antes de escribir debia escuchar o documentarse mejor, peus me imagino entre las partes ahy contratos que rigen obligaciones y es por este el que se rige el tema del mismo. En el fondo veo que se trata de usar el cuidado de la cultura nuestra, utilizando artistas que se prestan a los males que ellos mismos anuncian, pues proque no lo delatan en su momento para arrancarlos de raiz, solo los mencionan y usan cuando se ven afectados. Yo apuesto por la buena cultura y los poryectos culturales, por lo que se deciden en las autoridades y se implementan adecuadamente, si el CPM jugara su pale rector y no los artistas buscandose la vida fuera de otra manera, pero eso ni a los artistas, repersentantes, comerciales les conviene. Que un negocio tenga limitaciones economicas es normal y mas en estos tiempos y porque como socio al final de un negocio en el que todos deben ganar no se adecuan legalmente y no por la izquierda a los presupuestos de los que se disponen. El que escribe este tipo de articulo debia estudiar mas lo que publica y ser mas concocedor del asunto para poder ser imparcial, algo que no se ve en el articulo por ningun lado

    • lily dijo:

      Muy correcta tu apreciación de la publicación realizada, lo que rige la presencia de las unidades artísticas en las instalaciones turísticas es un contrato de prestación de servicios donde el Centro de la Música , Artes Escénicas etc a través de sus funcionarios proponen dentro de su cátalogo a las agrupaciones según las solicitudes realizadas, quienes están responsabilizados de que la contratación del talento artistico no se gestione individualmente por los artistas.

    • Sandra dijo:

      Excelente reflexión, debemos combatir los problemas, es verdad, pero desde la posicion de cada uno de nosotros, denunciemos lo mal hecho en el momento oportuno, pero que no manche el trabajo y la cultura que tanto defendemos y es una de las ventanas al mundo que se abre en el turismo, los escritos periodisticos deben ser criticos y realistas, tambien imparcial y tener su propio criterio, pero sobre todo a tono con nuestros tiempos donde el enemigo trata de desquebrajar a lo interno nuestros valores, no permitamos que valoraciones como estas denigren nuestra cultura, nuestro turismo pero sobre todo nuestro pais, al que estamos defendiendo a toda costa.

      • Lisa dijo:

        A veces me pregunto cuál tipo de periodismo quieren algunos sectores de la población cubana...un periodismo que glorifique incluso lo mal hecho...la crítica bien fundamentada es parte de la función social del periodismo y un deber del periodista...incluso las autoridades del país piden que se.critique desde la prensa lo que está mal ...peronpara mucha gente eso es deslegitimar al sistema...en seriooooo. Denunciar sin ir a las raíces de los ptoblemas es superficial y vano...se debe investigar y fundamentar asuntos tan serios....o es que aquellas personas que cuestionan el trabajo de la periodista no han escuchado nunca los debates en los congresos de cultura sobre la manera en que las propuestas culturales para el turismo son banales...y no promueven los valores que tiene el arte cubano. Yo si creo que muchas veces también bajo el sello de lo cubano promovenos estereotipos: cuba no es solo tríos, trova o música y danza folclóricas...pero la periodista habla incluso sobre la calidad de un grupo de rock....y eso también es música cubana....porque nuestra cultura se caracteriza también por asumir con calidad as expresiones artísticas de otras regiones y cultivarlas con calidad...así ha pasado con el ballet, con el jazz, con la música clásica, la danza moderna, la danza contemporánea...en fin

  • Tranquilino dijo:

    Digo como Taladric, sigan la ruta del dinero. Y lo más lamentable es que es así en casi todo. Y en casi todos. Un ejemplo, cuando yo era muchacho o adolescente allá por los 80 escuchaba una emisora nacional emblemática que ponía buena música cubana e internacional. Ahora por razones de mi trabajo me he puesto a escucharla de nuevo y es increíble lo que ponen. Uno se pregunta cómo y la única respuesta que me viene a la mente es que pagan pa que los pongan. Dan ganas de llorar por a algunos cantantes de música bailable cantando baladas o boleros. Aquello no tiene explicación. Me tuve que cambiar pa Radio Taíno.
    En la cayeria norte pasa lo mismo y en holguin y Varadero y la Habana seguro que también.

  • Jorge dijo:

    Elemental, trass Julia y Lili se esconden funcionarias afectadas por este ejercicio decoroso y poco usual del periodismo de investigación por parte de Katia, ¿es que estamos volviendo a la etapa del periodismo contemplativo, adulón y propagandístico? Insto a las tales Julia y Lili a que pongan su nombre completo (¿real?) y una red social donde podamos comprobar que no son nombres inventados. Gente como esta es la que hace daño realmente a la Revolución, porque no están defendiendo nuestro hermoso pero imperfecto proyecto social, sino lo que están defendiendo son sus puestos y sus prebendas.

    • FLY dijo:

      Me encanto su comentario. Lo felicito y a la periodista por su artículo valiente. ya comenté algo antes . saludos

  • Carmen dijo:

    Mi criterio es que este reportaje debio ser un poco más serio en su investigacion ,el periodista debio documentarse mejor de como funcionan los contratos con las empresas que representan a los artistas ,que el turismo representa la locomotora de la economía cubana pero tiene que trabajar con eficiencia y por todos es conocido el esfuerzo que realizan los que gestionan ese sector para lograr burlar el bloqueo y todas sus trabas para traer turistas a nuestro pais ,pero si la temporada es baja y un hotel u otro no tiene dinero para contratar 5 o 6 grupos de pequeño formato para su animación y solo tiene para 1 porque sus ingresos no lo permiten pues lo debe hacer porque tiene q ser eficiente.No me parece que se hable de denigrar ,pues el Chacal es tan cubano como todos los demás artistas de cualquier género, y si una sola actuación suya reporta altos ingresos para una instalación, que tiene que pagar salario a sus trabajadores y otros gastos ,pues bienvenido sea porque estoy segura que quienes siguen a esos artistas urbanos (que ya son de fama internaciona )la mayoría son cubanos que pagan por verlos actuar y que tambien son turistas y los extranjeros también los disfrutan .Si el asunto de los artistas es tan serio en esa zona porque todos prefieren el anonimato y no le dan la cara al asunto en sus espacios ,porque si algo caracteriza a la mayoría de los artistas en Cuba es la transparencia y coherencia con la que se expresan en sus debates (muchos los hemos visto en la televisión).No se debe politizar un asunto cuando el análisis es vertical con una parte ,no podemos denigrarnos entre cubanos .El Chacal canta también canciones muy bonitas ,(aunque no me gusta el reggaeton),lo cortes no quita lo valiente.

  • Sigo la lógica dijo:

    en la cultura no existe ningún "mal", la cultura es el reflejo de la realidad los valores y los principios de cada sociedad, el que piense lo contrario es un dogmático además de ignorante, gracias cubadebate.

  • Maria dijo:

    Y así mismo se degrada nuestra cultura igualmente en nuestros medios..Programitas musicales imponiendo reiteradamente al mayor postor..

  • melisa dijo:

    Es IMPORTANTE que se respete en las publicaciones como principio que los artículos no sean malintencionados, no se denigre la integridad de instituciones, la no utilización de los medios de comunicación para ofrecer información tergiversada o desprestigiar a cualquier persona natural o jurídica.
    Por qué no hacer referencia en este artículo a la necesidad de ampliar las ofertas culturales en los espacios públicos, no es solo llevar la cultura a las instalaciones turísticas es incrementar los espacios culturales en nuestras ciudades para exhibirlo a nuestros visitantes.

  • LIBRA dijo:

    EXELENTE ARTICULO SIN PELOS EN LA LENGUA, HABLEMOS DE MUSICA, HOTELES Y CENTROS TURISTICOS BUSCANDO GANANCIAS A COSTA DE DEFORMAR LOS GUSTOS ESTETICOS CULTURALES Y DE DAR UNA IMAGEN CULTURAL QUE NO ES EL ADN DEL CUBANO , ESTO NO SOLO PASA, CON CENTROS EN CUC PASA EN CASI TODO EL PAIS, ES EL REFLEJO DE LOS ANTIVALORES, ENRAIZADOS POR UNA MALA POLITICA CULTURAL EN LA MUSICA CUBANA, QUE SE DISFRAZA CON GALAS, FESTIVALES, CONCIERTOS DE ALTA CALIDAD, PERO QUE NO REFLEJAN LO QUE ESTA SUCEDIENDO EN LA BASE, DONDE SE ESTA PERDIENDO LA BATALLA, PORQUE NO SE INVIERTE CON DINERO EN LO QUE DE VERDAD ES CULTURA CUBANA, SU MUSICA JUNTO A SUS BAILES POPULARES, AHORA EN CUBA PROLIFERAN DECENAS DE FESTIVALES QUE NO TIENEN NADA QUE VER CON EL VERDADERO ADN CULTURAL DEL CUBANO, NO HAY UNA CRITICA REAL DE MUSICA Y NADIE LE DICE A LOS JOVENES, POR LOS MEDIOS SOBRE LA MUSICA QUE ESCUCHAN, NI SI ES BUENA O MALA, QUE APORTAN ESAS VANALIDADES Y FACILISMOS QUE SE USAN PARA ATRAPAR AL PUBLICO, TODO ESTA BIEN, NADA ESTA MAL, Y QUE SIGA EL ENTIERRO DE LA MUSICA CUBANA Y SUS BAILES POPULARES. GRACIAS,

  • Edcar dijo:

    Muy buen artículo Katia Sibeira pero creame que solo puso el dedo en la herida, porque aun quedó por argumentar al MINTUR y a Cultura el como se mueven los ingresos de cada minsterios. Cada año desciende lo que paga un extranjero por un hotel y el como sube la tarifa del talento artístico, tanto el menos reconocido como los artistas de renombre, reguetoneros o no.

  • Daily dijo:

    Y además de todo eso que de veras ocurre, y desde hace mucho. Creo correcto que alguna vez se aborde el tema de los Centros de la Musica Provinciales,
    Si, ese que supuestamente colma a las instalaciones turísticas con el Talento Artístico para defender la cubanía de nuestras tradiciones y costumbres. Los artistas defensores Sí están, falta solo que se les reconozca como los artistas que son. Que los Centros de la Música, se preocupen por llevarles su Salario en tiempo y forma,
    La realidad de que los artista de varias provincias a veces pasan hasta 6 meses sin cobrar no les interesa a nadie. De que tienen que buscarse y comprar a sobre precios todos los recursos necesarios para desempeñar su labor no lo reconoce nadie.
    Sugiero que a raíz de sacar a la luz barbaridades como estas, pues aprovechen la cobertura para seguir indagando acerca de la vida de los artistas que tiene como misión primordial el esparcimiento de nuestras raíces Cubanas.

  • El hijo del guajiro dijo:

    Las Instalciones hoteleras de GAVIOTA debe de cambiar su forma de ver a las personas que trabajan de forma no estatal, digase agrupaciones culturales o trabajadores por cuenta propia, pues como bien se expresa en este reportaje sus ofertas artisticas son de lo peor de la cayeria. Por otra parte no contratan a casi ningun TCP y tienen sus equipos tecnologicos faltas de Mttos. Preventivos, acortando su vida util y explotandolos hasta que se rompen y son sustituidos por equipos nuevos (Como en los paises Capitalistas Desarrllados) con el consavido costo en divisas que general es muy superior al precio del mtto. erosionando asi los resultados economicos del turismo. Asi no estan pensando como PAIS.

  • amy dijo:

    Exelente articulo. Esta problematica es del turismo en general, es de todas las cadenas y de todos los polos. Confiamos en se revisen todos los procesos, Desde la creacion del los grupos artisticos, la evaluacion de sus directores, coreografos, la composicion de los integrantes, el sistema de contratacion, la forma de pago,y el producto que se oferta.Eliminar los vicios, la falta de formacion academica, el racismo, la homofobia y toda clase de manifestacion que atente contra nuestro principios.

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    A los éxitos de la incuestionable locomotora de la economía Cubana debe acompañarle un blindaje ético, moral, identitario, y cultural que no permita que nada ni nadie empañen sus protagónicos empeños y propósitos.

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    Juan Carlos Corcho Vergara Katia,Tal vez para muchos, incluyendo a los seudo artistas, lo que voy a decir les suene cursi y hasta hipócritas socarronerías, pero no importa, yo vivo tranquilo con mi conciencia y con mis actos, y quienes han trabajado conmigo lo saben muy bien, para mi el principal valor que yo, como artista de corazón y de formación estética y ética, le concedo al trabajo con el turismo, es la posibilidad que te brinda esos escenarios de exponer tu arte ante un público internacional muy heterogéneo, te brinda la posibilidad de representar a Cuba desde la propia Cuba, te brinda la posibilidad de confrontar en que nivel te encuentras artísticamente hablando, y el valor agregado y necesario también para el artista, es la remuneración, desde siempre he sabido que las concesiones éticas y estética no llevan al verdadero artista a ninguna parte, en ocasiones he tenido suficiente dinero para vivir dignamente y me he sentido pobre porque mis proyectos artísticos no se han promovido como yo esperaba, y otras me he sentido muy rico sin tener un kilo en el bolsillo cuando mi música fluye y llega al que la escucha, por eso soy muy feliz y me siento muy realizado cuando toco en el bulevar, en mi espacio de los sábados de la uneac,o en los hogares de ancianos o los hogares maternos ,y percibo en la mirada agradecida del público, mucho o poco, no importa, el goce y la satisfacción por lo que le estamos ofreciendo, y mira que yo he viajado y actuado en disimiles escenarios internacionales, por lo que la censura de mi grupo en los escenarios turísticos, a pesar de saber que es un derecho que solapada y concertadamente se me quebranta, no me quita ni el sueño ni la felicidad de sentirme un verdadero artista Cubano y agradecido a la Revolución por la formación y por las oportunidades de servirle que me ha brindado.

  • W7 dijo:

    Es increíble ver cómo algunos critican la calidad del artículo de la periodista. No cabe duda de que cuando se ejerce el periodismo de esta manera, a los que critican el artículo algo no le conviene y no es precisamente la calidad del mismo.

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    Cuando el rio suena es porque piedras trae, cuando la gente siente miedo y pide el anonimato sus reales razones tendrán, es penoso que en una sociedad como la que construimos la gente sienta miedo de denunciar lo mal hecho, yo me atreví , hace cerca de cuatro años o más, a ´´alertar´´, ni siquiera a denunciar, repito, alertar a la delegada de turismo ,en un despacho que me otorgo, sobre casi todos los asuntos que tu reflejas en tu trabajo ,y el resultado fue que mi agrupación no ha puesto un pies nunca más en la cayeria ,antes del despacho mi agrupación era poca agraciada en la contratación en la cayeria, pero hace cuatro años o mas, pareciera que existiera una concertada conspiración linchatoria que ni a las pocas visitas que realizan al cayo la comisión cultura turismo me invitan a pesar de ser el presidente de la filial de música de la uneac y participar en todas las reuniones cultura turismo que se realizan en el Partido provincial. Katia estos temas tan delicados que tu reflejas en tu trabajo son tan llevados y traídos y no pasa nada, y provocan repugnancia y frustración, y la cuestión no es solo del turismo, el ministerio de cultura tiene también su cuota de responsabilidad, de todas forma agradezco tu valentía y tenacidad en seguir visualizando estos fenómenos.,a ese grupo de personas que desde el anonimato te plantearon sus denuncias hay que convencerlos a que den la cara y por supuesto protegerlos del linchamiento y garantizarles el trabajo, Cuba es de todos los Cubanos y no de un grupito de engreídos prepotentes que pretenden secuestrarla. A los éxitos de la incuestionable locomotora de la economía Cubana debe acompañarle un blindaje ético, moral, identitario, y cultural que no permita que nada ni nadie empañen sus protagónicos empeños y propósitos

Se han publicado 44 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Katia Siberia

Katia Siberia

Vea también