Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Madres y abuelas infinitas

En este artículo: Cuba, Igualdad, madres, Mujer, Sociedad
| 14 |

Todos los días cuando llevo a Carmen a la escuela me encuentro con una mamá que trae a su niño de la mano. Van despacio, ella lo aguanta como a pétalo de flor. No sé qué padece el niño, pero lo miro y físicamente parece tener alguna enfermedad neurológica. Algunos dirían que no es normal, o al menos de esa normalidad que nos hace a todos iguales, como muñecos en serie.

Yo, que debo ser de los normales, traigo a Carmen de la mano pero vamos corriendo, tropezando, porque «Carmen corre que llegas tarde», «Carmen corre que tengo reunión», «Carmen corre pero ve diciéndome los productos»… Y entonces a aquella mamá parece no importarle nada más que caminar junto a su hijo, van conversando, todo el tiempo es de ellos. Y pienso en lo difícil que es criar a un niño así, en el corazón inabarcable de esas madres que posponen todo por ellos, incluso a riesgo de dejar de ser ellas mismas.

Hace unos días converse con una abuela que cría al nieto que no puede desprenderse de la silla de ruedas. A veces al niño le duelen sus huesos y necesita acostarse en una colchoneta en el piso para encontrar alivio. Ella, que no puede casi agacharse, se tira con él sin pensar cómo se levantará después.
A la mamá de la foto la conocí en Santiago, en la nueva escuela para niños especiales. Mientras su hija aprende a valerse sola, ella la espera todos los días fuera de la escuela.

Pienso en esas entregas sin límites y reverencio a todas esas madres y abuelas. A esos seres de otros mundos, mejores que el nuestro, mi respeto.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis Daniel dijo:

    Que lindo artículo, hay cosas cada día que nos hacen ver cuan realmente humanos somos. Gracias.

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy hermoso!

  • Lissette Ftes dijo:

    Qué artículo tan tierno, se me han humedecido los ojos leyéndote.
    No hay amor más grande que el de una madre, las abuelas son madres por partida doble.
    Qué no somos capaces de hacer por nuestros hijos?
    Qué obstáculo es los suficientemente alto que no podamos cruzar cuando de nuestros hijos se trate?
    Tengan la edad que tengan, con canas, vellos en las piernas,casados y a puntos de ser padres o ya siéndolo,seguirán siendo nuestros bebés y para ellos siempre seremos las madres, las únicas,aquellas que siempre tienen el pecho disponible para que apoyen la cabeza abrumada, la del abrazo tierno cuando el dolor les visite,la que siempre estará a su lado apoyándole aún cuando el mundo entero lo pueda rechazar.
    Un saludo para ti de otra madre XXL

  • Kry dijo:

    Es bonito y triste ver como esas madres se entregan al cuidado de esos niños incapacitado por alguna que otra causa, mis bendiciones para todas ellas

  • YMT dijo:

    Precioso artículo!!!!!

  • David Rob dijo:

    Excelente Leticia. Son, sin dudas, seres especiales en un mundo en que cada vez parece más entronizada la banalidad.

  • Roche dijo:

    Excelente artículo, muy conmovedor. Con toda sinceridad puedo decirle y sin pecar de cursi que arrancó lágrimas de mis ojos. Me hizo reevaluar mi relación con mis hijos a los cuales AMO y que en ocasiones, cuestiones como el trabajo y otras banalidades me alejan de amor y cariño que debo profesarles constantemente. Gracias por recordarme que ellos son lo más importante en nuestras vidas.

  • Norma dijo:

    Es muy duro y hay que tener una fé infinitas en que tu bebé logre avanzar. Mi nieta tiene 14 meses padece de epilepsia, tiene atraso en el desarrollo psicomotor, espero que su tratamiento de rehabilitación pueda potenciar su movimiento.

    • Leticia dijo:

      Norma, verás que si. Ten fe. También tengo una niña que padece de epilepsia y lo ha superado. Un abrazo, Leticia

  • oslaida dijo:

    Buen trabajo que denota mucha sensibilidad. Pienso que ser madre o abuela requiere de una dosis elevada de responsabilidad, pero cuando se trata de niños con determinada discapacidad son heroínas quienes lo enfrentan cada día, y es verdad que son muchas las que han renunciado a ser ellas.

  • josefa dijo:

    Leticia,estos niños son igual a todos lo que necesitan son codigos y un te quiero diferente para poder comunicarse con la familia y la sociedad .y en la mayoria de los casos para lograr habilidades y dedicarse a la rehabilitacion le toca a madres y abuelas como las que acabas de conocer porque se necesita una sobre dosis de amor cariño y pasiencia para lograrlo ,te abmiro por hacer una observacion tan humana y tan necesaria para que la sociedad entienda que estas madres tambien necesitan un apoyo especial .te felicito.

  • Eva dijo:

    Felicidades a todos los niños en el Día Internacional de la Infancia, a mi entender poco divulgado, quizá porque se acercan otras fechas, actividades de fin de curso y vacaciones donde los niños toman protagonismo. Muy bonito y sentido el artículo, demuestra que en Cuba, todo el mundo cuenta.

  • Alexia Alejandra dijo:

    Muy Hermoso y me hiso recordar algo que me sucedió hace un tiempo …venia de la escuela con mi niño y venia reprendiéndole , la maestra me había dicho que él y un amiguito había pelado en el recreo y tuvo que llamarles la atención y claro contarnos a los padres, de regreso a casa tropezamos con amigo de la familia y mientras yo le contaba con disgusto de madre la travesura de mi hijo ….el solo lo contemplaba con risa contenida y algo de tristeza en sus ojos antes de despedirnos me dijo ….Sabes lo que yo daría porque la maestra de mi hijo me dijera que se peleo con un amigo ?? …yo no supe que responder ya que me quede confusa ….el respondió por mi – la vida , mi vida entera por escuchar de un maestro una llamada de atención a mi hijo ….entonces comprendí ,su hijo es autista es un niño es especial lejos de la normalidad pero muy amado por sus padres tanto que darían su vida por regalarle un poco de nuestra normalidad de cada día…….

  • tania dijo:

    Es muy bello y humano ese amor infinito por los hijos, mis respeto y saludo a esas familias que se dedican de por vida a sus seres amados. Y a Leticia gracias por regalarnos este articulo.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leticia Martínez

Leticia Martínez

Graduada en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas en el año 2007. Periodista del periódico Granma.

Vea también