Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

¿Cuál es el verdadero origen de la Ley Helms-Burton?

| 23 |

Jesse Helms y Dan Burton. Foto: BBC.

En 1998, apenas dos años después de ser aprobada la ley Helms-Burton, el Center for Public Integrity (CPI), una reconocida organización no lucrativa dedicada a la investigación periodística con el fin manifiesto de “revelar abusos de poder y la corrupción de instituciones públicas y privadas” de Estados Unidos, publicó un extenso informe sobre el origen de esta ley, que hasta hoy no ha sido refutado (*).

Según el CPI, todo comenzó cuando el republicano Jesse Helms asumió la presidencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y propuso una agenda de diez puntos, encaminada a cambiar el sentido de la política exterior del entonces presidente Bill Clinton.

Quizás porque Cuba se le antojaba como uno de los escasos remanentes del socialismo en el mundo, la Isla aparecerá en el tope de esta agenda. No era de esperar otra cosa de un fanático anticomunista, que había votado contra el fin de la segregación racial, el derecho de los homosexuales, las investigaciones contra el SIDA y todas las propuestas de beneficio social que tuvo ante sí, durante 30 años de permanencia en el cuerpo legislativo.

Para llevar a cabo esta tarea, Helms nombró a su ayudante Dan Fisk, quien se encargó de reunir a un equipo que contó con la colaboración de los congresistas republicanos cubanoamericanos Lincoln Díaz Balart e Ileana Ros-Lehtinen, así como de los senadores demócratas Bob Menéndez y Robert Torricelli, todos los cuales ya habían trabajado en legislaciones previas contra Cuba.

Como contraparte de Helms, en la cámara baja fue escogido el congresista republicano Dan Burton, entonces al frente del subcomité del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes, a pesar de que una de sus propuestas más celebres fue desplegar naves norteamericanas en las ¡costas de Bolivia!, con el fin de detener el tráfico de drogas.

Originario de Indiana, Burton era famoso por su destreza para jugar al golf, en lo que empleaba la mayor parte del tiempo, y el apoyo al régimen de apartheid en Suráfrica. Aunque probablemente tampoco sabía ubicar a Cuba en un mapa, recibía más contribuciones de Miami que de su estado natal.

Para encargarse de la “misión cubana”, Burton nombró a Roger Noriega, entonces un oscuro funcionario de la Cámara de Representantes, que hizo carrera como promotor de las políticas más agresivas de Estados Unidos en América Latina.

El CPI nos cuenta que el capítulo I de la ley fue básicamente un compendio de las propuestas que Díaz Balart ya había hecho al Congreso contra Cuba. Que el capítulo II fue una obra mayormente de Bob Menéndez, interesado en establecer las condiciones para el cambio de régimen y el levantamiento del embargo y que el capítulo IV no era nada novedoso, toda vez que se refería a las sanciones a aplicar contra los extranjeros que no cumplieran las disposiciones norteamericanas, algo bastante común en la política exterior del país.

Sin embargo, el CPI consideraba muy original el capítulo III, toda vez que introducía el presupuesto de equiparar ante la ley internacional los derechos de propiedad, con los humanos o los ambientales. Para Fisk, todavía estudiante de derecho en la universidad de Georgetown, si un torturado podía hacer causa legal contra sus torturadores, la misma lógica debía imperar para el caso de una persona privada de su propiedad por cualquier gobierno en cualquier parte.

Contrario al criterio bastante extendido de que la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), entonces la organización más poderosa de la extrema derecha cubanoamericana, había sido determinante en la redacción de la ley, el CPI asegura que fueron rechazados de este proceso, debido a la estridencia de sus posiciones. Además, dice el CPI, la FNCA abogaba por que las propiedades “recuperadas” en Cuba fueran puestas en subasta, lo que contradecía el interés de los reclamantes.

Los redactores de la ley prefirieron recurrir a los abogados y lobistas de grandes negocios cubanos nacionalizados en 1960. En particular la empresa Bacardí, que jugó un papel decisivo en el proceso de diseño y aprobación de la ley. Manuel J. Cutillas, director ejecutivo de la empresa, el entonces lobista Otto Reich e Ignacio Sánchez, socio del bufete Kelly-Drye and Warren, una firma con base en New York que representaba los intereses de la Bacardí, desempeñaron un rol muy activo en la redacción del texto y la búsqueda de consenso para su aprobación.

Más allá de una larga tradición en actividades contra el gobierno cubano, que incluyó la promoción de grupos terroristas, la empresa Bacardí tenía un interés especial en la Ley Helms-Burton porque, como explica el informe del CPI, no era una empresa cubana ni norteamericana, sino bahameña, por lo que solo gracias al título III, su subsidiaria en Miami podía aparecer como reclamante y recurrir a las cortes estadounidenses.

Bill Clinton. Foto: AFP.

Inicialmente el gobierno de Bill Clinton fue un firme opositor de esta ley. Según el CPI, esta posición le fue oficialmente transmitida a Ricardo Alarcón, entonces presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, por Peter Tarnoff, subsecretario de Estado, en el contexto de conversaciones secretas entre los dos gobiernos, que se llevaban a cabo en Toronto, Canadá, y que concluyeron con la adopción del acuerdo migratorio de 1994 entre los dos países.

Convocado por el propio Helms, en junio de 1995, Tarnoff expuso ante el senado los argumentos de la administración. En primer lugar, decía Tarnoff, la ley violaba los derechos constitucionales del poder ejecutivo para conducir la política exterior del país, también varios tratados internacionales, las obligaciones de Estados Unidos ante el FMI y el Banco Mundial, así como las relaciones con socios extranjeros, que en represalia podían tomar medidas similares contra empresas estadounidenses.

Refiriéndose al capítulo III, cuenta el CPI, Tarnoff alertó que, si Estados Unidos se arrogaba tales facultades para sus cortes, nada impedía que otros países hiciesen lo mismo. Al decir de Tarnoff, esta ley afectaría el frágil sistema legal internacional, gracias al cual se habían resuelto decenas de miles de reclamaciones a favor de ciudadanos norteamericanos en diversas partes del mundo.

Respecto a conceder el derecho de demandar en cortes de Estados Unidos a personas que no eran norteamericanos en el momento de la nacionalización, Tarnoff decía que bajo la ley internacional Estados Unidos no tenía ningún derecho a intervenir en un asunto que correspondía a un Estado extranjero dentro de sus propias fronteras.

Estos argumentos, dichos por el propio gobierno que finalmente aprobó la ley, debieron haber sido suficientes para descalificarla. Pero el CPI también relata la oposición del Comité Conjunto de Reclamaciones a Cuba, integrado por las compañías norteamericanas nacionalizadas en 1960, donde figuraban empresas de la envergadura del Chase Manhattan Bank, la Coca Cola y la ITT.

Según declararon sus voceros, “el reconocimiento de otro grupo de reclamantes retrasaría y complicaría el acuerdo de las reclamaciones certificadas en las negociaciones con Cuba”. La adopción de Ley Helms-Burton también abortaría arreglos directos con el gobierno cubano que estaban siendo explorados por empresas como Amstar, heredera de la American Sugar, que poseía en Cuba más de mil millas cuadradas de tierra.

Aunque para aprobar la Ley Helms-Burton finalmente se utilizó el pretexto del nefasto incidente de la voladura de dos avionetas de la organización “Hermanos al Rescate”, las cuales violaron repetidamente el espacio aéreo cubano en 1996, todo parece indicar que la verdadera razón radicaba en el interés de Clinton de no enejarse el apoyo de la extrema derecha cubanoamericana en las elecciones de ese año.

Ahora, con la puesta en marcha del Título III por parte de la administración Trump, después que la lógica recomendó mantenerlo suspendido durante 23 años, se confirma el criterio que las elecciones norteamericanas son muy peligrosas.

(*) Patrick J. Kiger: Squeeze Play: The United States, Cuba and the Helms-Burton Act, Center for Public Integrity, 1998.

Infografía: Edilberto Carmona

(Tomado de Progreso Semanal)

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sachiel dijo:

    Recomiendo leer, o publicar, el articulo titulado PRESENTA COMPAÑÍA PETROLERA EXXONMOBIL DEMANDA CONTRA CUBA, por Arthur González...

    "La citada demanda de la petrolera yanqui no menciona que Estados Unidos se negó a negociar la compensación monetaria propuesta por el gobierno cubano, en la década de los años 60 del pasado siglo XX, como sí aceptaron otros países. Washington pensaba que la Revolución no resistiría las acciones de guerra económica que ya empezaban a aplicar contra Cuba.

    Tampoco se recogen el texto de dicha reclamación, las razones por las cuales Cuba inició el proceso de nacionalización, al negarse el 7 de junio de 1960, la Exxon y Texaco, más la británica Shell, a refinar el primer cargamento de petróleo que la URSS le vendió a Cuba a precios preferenciales, a pesar de la solicitud anticipada que hicieron las autoridades de la Isla, el 24 de mayo del mismo año 60."

    "En el documento presentado por los abogados de la ExxonMobil, no consta ninguna exigencia al gobierno de Estados Unidos por los daños causados a la instalación, por el sabotaje terrorista perpetrado contra la refinería habanera, la noche del 25 de abril de 1963.

    Aquella acción pretendía destruirla para afectar la economía cubana, y fue ejecutado por un avión bimotor procedente de Estados Unidos, que voló a baja altura sobre la refinería situada en el fondo de la bahía habanera. Una vez sobre la misma lanzó una bomba de cien libras y varios contenedores con napalm que provocaron un incendio. De inmediato la aeronave tomó rumbo norte.

    Posteriormente, agencias cablegráficas yanquis difundieron la información de que el ciudadano estadounidense nombrado Alexander Rorke, había declarado ante periodistas en la ciudad de Washington, que él, junto a otro ciudadano norteamericano que no identificó, se encontraban en el avión que había bombardeado la refinería, con el propósito de hacerla estallar."

    Si como se prevé, la compañía petrolera Texaco, sigue los pasos de la Exxon, deberá agregarle a su reclamación judicial por la nacionalización el 29 de junio de 1960, de la refinería tenían en la bahía de Santiago de Cuba, los daños causados por la CIA contra la misma, cuando fue atacada el 12 de marzo de 1961 por una lancha rápida artillada con grueso calibre, procedente del buque-madre de la CIA, nombrado Bárbara J., con el objetivo de destruirla e interrumpir su proceso productivo, vital para la región oriental cubana.

    Ese acto terrorista provocó un incendio en la torre de la planta de destilación y otros daños en la instalación, unidos al sabotaje contra la torre del tendido eléctrico que suministraba energía a dicha industria"

    Elemental, Watson.....

    • Nicoa dijo:

      Ya que no hay otra forma de mandar un mensaje a Cubadebate lo hago por los comentarios. No piensan hacer una nota al menos de la marcha LGBTI el sabado? Despues publican articulos que los directores de empresa esperan por ordenes de arriba. Seguro de que este comentario no se publica al menos haganle llegar a los periodistas el mensaje de que se esta pidiendo que simplemente hagan su trabajo.

  • alexey dijo:

    HP

  • Jesus dijo:

    No hay nada nuevo en este artículo, dos razones empujaron a Clinton a firmar la Ley
    Primero una electoral el estado de la Florida es crucial para las elecciones y luego el derribo de las avionetas puso sobre el tapete dos opciones el ataque directo o la firma de la Ley, Clinton no quiso embarcarse en una guerra y firmo. Fin de la Historia.
    Fue correcta la decisión de tumbar dos avionetas con ciudadanos americanos dentro por casas militares¿. La Historia dirá. Para mí no, cada cual que de su criterio.

    • m&m dijo:

      fue correcta, ya venian rejod.. hacia rato
      despues de eso, no se han atrevido mas.

      vamos, coja un avioncito y saliendo desde otros pais sin hacerle caso a las advertencias de control aereo o militares, vaya y dese un paseo sobre washington, lance papeletas, ya sabe que deben decir, sobre el pentagono, casa blanca y capitolio.

      lo mas seguro lo hagan aterrizar en pedacitos y cenizas

    • Pedro Cabrera dijo:

      Había otra opción. Incluso antes de esas 2 que usted menciona: haber actuado con seriedad y acorde a las leyes internacionales y haber impedido que se utilizara el territorio de USA como base de partida para actos hostiles y provocadores contra Cuba. Pero para eso le faltaban pantalones a este señoritingo. Yo no sé quién es usted, ni dónde está usted ahora, ni dónde estaba en esos días. Pero yo los viví en La Habana, vi las avionetas sobrevolar mi ciudad y me recomía la rabia la desfachatez de esos tipos. ¿Se imagina si en lugar de octavillas hubieran lanzado (como prepararon) granadas en pomos de cristal? ¿Se imagina esos "regalitos" cayendo en el malecón? Lamento que hayan muerto personas, pero había que frenar esas acciones. Y el gobierno de USA estaba bien clarito.

    • Pedro Cabrera dijo:

      Había otra opción. Incluso antes de esas 2 que usted menciona: haber actuado con seriedad y acorde a las leyes internacionales y haber impedido que se utilizara el territorio de USA como base de partida para actos hostiles y provocadores contra Cuba. Pero para eso le faltaban pantalones a este señoritingo. Yo no sé quien es usted, ni dónde esta usted ahora, ni dónde estaba en esos dias. Pero yo los viví en La Habana, vi las avionetas sobrevolar mi ciudad y me recomía la rabia por la desfachatez de esos tipos. ¿Se imagina si en lugar de octavillas hubieran lanzado (como prepararon) granadas en pomos de cristal? ¿Se imagina esos "regalitos" cayendo en el Malecón? Lamento que hayan muerto personas, pero había que frenar esas acciones. Y el gobierno de USA estaba bien clarito.

  • Jorge dijo:

    Arboleya me exonera de publicar un artículo que preparaba para desmitificar lo que tanto se divulga acerca del papel de la mafia cubano-americana en la implementación de la política exterior de los EE.UU. respecto a nuestro país. El artículo, que quedará para la "crítica devoradora de los ratones" comenzaba así:
    “Al Cesar lo que es del Cesar”
    No trata la presente reflexión de dilucidar lo que, según la biblia (Mateo 22:15-17), supuestamente ya habría hecho Jesús; tampoco de aceptar lo que implícitamente expresa: que toda autoridad establecida ha sido creada por Dios y por ello debe ser aceptada por nosotros los mortales. Nuestro propósito es más terrenal: precisar el papel que le ha correspondido –y le corresponde – a los apátridas nacidos en Cuba (residentes en los EE.UU.) en la elaboración de la política exterior de los EEUU hacia Cuba.
    Y lo anterior es importante tanto para desenmascarar la farsa, porque esa comunidad se atribuye la autoría y considera éxitos propios, por ejemplo, la usamericana ley Helms-Burton y hasta la reciente habilitación de sus títulos III y IV, como porque a menudo, cuando se analiza la agresiva política de los EEUU hacia Cuba a tal comunidad se le atribuye –en nuestros medios e incluso en ocasiones hasta en la academia –un papel decisivo y hasta determinante en la formulación de tal política, hasta tal punto que a veces se presentan como si realmente hubieran sido los Mas Canosa, los Díaz – Balart, Ileana Ross, Marcos Rubio o la Bacardi (así, sin acento, como ellos la pronuncian) promotores de la misma y no solo gestores utilizados por el poder real para encubrir las verdaderas motivaciones....

  • peter j. melian dijo:

    Su cónyuge y él : matrimonio a la deriva. Su brújula doméstica extraviada y para compensar agrede a otros estados. Su deficiencia íntima continúa.

  • claudia dijo:

    A pesar de que Clinton en principio estaba en contra, terminó cediendo y se firmó esta Ley, aun así ni en su mandato, ni en los sucesivos este controversial capitulo se puso en vigor porque TODOS los presidentes norteamericanos sabían el carácter injerencista de la misma y que corrían el riesgo de abrir la Caja de Pandoras en su contra a nivel mundial.
    Hoy desafortunadamente el Presidente Trump y sus ""asesores"" evidentemente no han calculado el alcance de esta NEFASTA decisión y ponen en vigor el mensionado Capítulo.
    El imperialismo norteamericano ha perdido la noción ACTUAL del contexto internacional y no toman en cuenta ni tratados, ni relaciones internacionales, ni las violaciones al Derecho Internacional, por tanto en su furor por IMPERAR como dueños y señores del destino de los demás, se han olvidado que con este Capítulo III no solo están atacando a Cuba, lo hacen con TODOS los que tengan vínculos comerciales con nuestra isla y hay un refrán muyyyyyyyyyy viejo que dice: El que tiene tejado de vidrio, no puede tirarle piedras al vecino....
    Cierto es que sectores muy poderosos apoyan u OBLIGAN a Trump para que recrudezca AUN más la hostilidad contra nuestro país y que Trump si quiere ser reelegido y eso es UN HECHO, tiene que bailar al son que le toquen sus ""asesores"".pero para conseguir sus propósitos es posible que ni siquiera se hayan detenido a pensar que a ellos, los EEUU, le pueden hacer lo mismo y entonces la historia se basará en DEMANDAS por todas partes y hacia todas partes.

    Marcos Rubio, Bulton, Pencer, el Rick y todos los demás SABEN que aquí en nuestra isla pequeña pero INMENSA en soberanía, dignidad y CORAJE, no se les ha perdido NADA y si ellos creen que se les perdió, QUE NI SE ATREVAN INTENTAR venir a buscarlo pero:
    La historia nos ha demostrado que la mafia mal llamada cubano americana donde ve una posibilidad de sacar jugosos INGRESOS personales, no lo deja escapar y esta ocasión no la pueden desaprovechar por eso hacen todas estas campañas basadas en MENTIRAS y conspiraciones para ENGAÑAR a los contribuyentes norteamericanos para que estos sigan dando DINERO para "" la causa cubana"" que es lo mismo que decir el BOLSILLO de los RANCIOS CARCAMANES de la Florida.

  • yuraimy dijo:

    Es que nosotros los cubanos no tenemos que dejar q nadie venga a mandar aquí porque aquí toda esta creado y hecho como nuestro comandante lo dejó

  • Alan dijo:

    Vergonzoso la historia nefasta de esos dos políticos, pero no llega ni cerca de impresionar.

  • Tono dijo:

    Se deduce que la ley Helms-Burton recibió el apoyo del gobierno de Clinton por intereses electorales. Lo mismo de siempre: el miedo a la conducta.del electorado de la Florida dicta las normas de la política en los E.U. El señor Tromp hace algo similar ahora al poner en vigor el artículo tercero de esa misma ley. ¿Hasta cuando será esto?.

    • Preocupao dijo:

      Hasta que sea otro el sector en la Florida que incline la balanza en términos electorales. Que los extremistas de ese estado cortan el bacalao en las elecciones lo pudiron comprobar Al Gore, y Janet Reno. El primero en las elecciones presienciales, y la segunda, cuando se presentó a las elecciones para gobernador en la Florida. Ahí le pasaron la cuenta por el affaire Elián.

  • Rolando dijo:

    Peor que todo son los bajos salarios que nos pagan, para después tener que multiplicar por 25 pesos cada CUC que compramos y después nos aplican un margen comercial del 240% y más, por cada artículo que compramos en las tiendas por divisas..., que queda para el cubano... la caña a 3 trozos...

  • Francisco Rodrígez Arencibia dijo:

    Nada justifica este engendro lleno de maldad contra un pueblo irreductible...

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Respeto muchísimo la diversificación de temas que se deben difundir por nuestros medios de comunicación masiva. Disfruto con la información de los mejores aeropuertos del Mundo, el escenario científico que se encontró el Curiosity en Marte, la eterna lucha por la subsistencia de cazadores y cazados en la naturaleza, etc.
    Pero pienso que en este momento es absolutamente necesario dar cabida a trabajos periodísticos como este del Prof. Arboleya, uno de los compatriotas mejor informados de este espinoso tema, el cual no podemos darnos el lujo de no ponerlo al alcance de la mayoría de nuestra gente en un momento tan crucial en donde las tan necesarias e imprescindibles redes sociales son utilizadas para desmovilizar masas.
    Soy de los que seguimos pensando que en Estados Unidos es el SISTEMA quien decide. Llámese como se llame el administrador de turno sentado en la Oval, está obligado a hacer lo que le dicten. Cuando no les cuadre, ya tienen en manos la forma de quitarlo del camino a las buenas, regulares o malas.
    El diseño de la política viene “de atrás” y está codificado con las suficientes Leyes en forma de “percheros” o enmiendas para que no haya “invento”.

  • Rusten L. Aguilera Aguilera dijo:

    Esta "Ley" (por llamarla de algún modo) dejo chiquita, pero muy chiquita a la Enmienda Platt. Que troso de hijo de la buena P.... quien la firmo vedad.

  • Luis Herrera Blanco dijo:

    El verdadero origen de la ley Helms-Burton esta dado por las ansias del Imperio de apoderarse de Cuba y todos los que participaron en su creación y aplicación han vivido todos estos años gracias a esta política, aumentando sus fortunas a costa del sufrimiento del pueblo cubano, que ni se rinde ni se vende. Ese es el mundo que defiende y propone el Imperio para todos. Para ellos la humanidad no significa nada. Solo les importa defender sus intereses personales y particulares, arrebatando los recursos y las riquezas de los demás.

  • Eric dijo:

    Por favor, el término cubano americano es un disparate, eso no existe. Norteamericanos de origen cubano. Defendamos los nuestro, basta de disparates.

  • Buró Sindical Ciencias Médicas dijo:

    Los trabajadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Guantánamo estamos en contra de la ley asesina Helms Burton, NO NOS ENTENDEMOS, nuestros principios no son negociables, Cuba es y será de los cubanos, nuestra Revolución firme y solidaria sostenida durante 60 años, es hija de los héroes y mártires que construyeron nuestros principales logros, la salud y la educación bajo las banderas del socialismo. #Somos Cuba, #Abajo el bloqueo

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jesús Arboleya Cervera

Jesús Arboleya Cervera

Investigador cubano, especialista en relaciones Cuba-EEUU. Doctor en Ciencias Históricas con una decena de libros publicados.

Vea también