Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

Algunas lecciones del tornado del 27 de Enero

Por: Manuel A. Iturralde-Vinent
| 51 |

Una residente del vecindario de Regla llora frente a su casa destruida tras el paso del tornado en La Habana, Cuba. Foto: Adalberto Roque /AFP.

Alrededor de las 8:20 p.m. del 27 de enero de 2019 en La Habana se formó un tornado que se mantuvo sobre tierra los siguientes 26 minutos, desplazándose hacia al NE hasta salir al mar, dejando a su paso enorme destrucción y muerte.

Las imágenes y relatos de lo acontecido la noche del 27 de enero de 2019 en algunos barrios de la ciudad de La Habana son impresionantes. Es difícil imaginar el terror que provocaron el ruido como de aviones volando bajo, el sentirse levantado y empujado por el viento, o aplastado bajo los escombros de la propia casa. Salir a la calle en la mayor oscuridad y ver entre las sombras los árboles arrancados con todo y sus raíces, los postes de electricidad y telefonía derribados, los autos aplastados después de haber sido arrastrados y volteados, numerosas edificaciones sin sus techos y con sus paredes derribadas. Observar por doquier escombros y objetos de todo tipo, las aguas brotando por los tubos fracturados, la gente confundida, desolada, clamando por ayuda. No se entendía en esos momentos cuál podía ser la causa de tanta destrucción, hasta que alguien dijo: ¡Tornado!

Lo acontecido esa noche tipifica una tormenta local severa (TLC), con la acción
simultánea de lluvias intensas, inundaciones, fuertes rachas de viento, caída de granizo y el elemento más destructivo: un tornado de gran intensidad. En particular este último provocó enormes pérdidas materiales, cuatro muertos y cerca de 200 heridos. Se formó a las 8:20 p.m. en el Casino Deportivo (Cerro), pasó por Santos Suárez, Calzada de Diez de Octubre, Luyanó, Avenida del Puerto, sur de Regla, reparto Chivas, Berroa, y salió al mar a las 8:46 p.m., ya debilitado, al este de Alamar (Reparto Celimar); después de recorrer por tierra unos 20 km. El área de devastación por donde transitó el vórtice del tornado tuvo un diámetro entre 50 y 350 m, y se movió a una velocidad promedio de 46 km/h. De acuerdo a los daños se confirmó que fue un tornado EF4 con vientos máximos entre 267 y 322 kilómetros por hora, según la escala de Fujita mejorada (INSMET).

Casi al mismo tiempo otro tornado de poca intensidad sorprendió a los habitantes de un barrio de Hialeah en Miami, destruyendo alguna infraestructura y volcando autos. Como en Cuba, se había dado la alarma de tormenta severa, pero sin precisar dónde y cuándo pudiera presentarse un evento extremo.

Es conocido que un tornado normalmente se mueve a gran velocidad y su diámetro es menor de un kilómetro, de modo que su accionar sobre una cuadra o casa apenas dura dos o tres minutos. Este hecho es extremadamente peligroso, pues en tan corto tiempo se desatan fuerzas enormes, que solo podemos evitar si estamos bien protegidos. Eso significa que la salvación depende del conocimiento y la respuesta eficiente ante el peligro.

Con la alta tecnología y el enorme aval científico actual aún no es posible predecir, con la precisión deseable, la ocurrencia de tormentas locales severas, y mucho menos, un evento extremo tal como un tornado o granizada. Por eso es tan importante que los diseños de las obras construidas resistan los embates de los vientos, y a nivel personal, estar preparado para actuar ante todas las circunstancias de peligro. Este asunto es al que se dedican estas páginas, pues en Cuba los tornados son mucho más frecuente de lo que se piensa, y los huracanes provocan tanta o más destrucción, de modo que estas experiencias han de servir de base para prepararnos mejor en el futuro.

Para realizar esta valoración me he aprovechado de las imágenes y reportes disponibles, de modo que agradezco el trabajo de fotógrafos, camarógrafos y periodistas que obtuvieron una evidencia de gran valor. También aprecio la información de gran interés y las observaciones al primer borrador de este trabajo, que me han hecho llegar un grupo de amigos y colegas, aunque asumo la responsabilidad del contenido de estas páginas.

Percepción del riesgo

Tornado en La Habana, Santos Suárez, Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La primera impresión que se deriva de las imágenes y relatorías de la noche del 27 de enero es que, a pesar de los avisos emitidos por distintos medios, pocas personas se prepararon para un evento extremo y la mayoría continuó con su vida cotidiana. Es probable que ningún poblador de la ciudad haya tenido la más mínima percepción de la amenaza que se acercaba. Este es el más grave peligro a que estamos sometidos.

Por eso es vital estar al tanto de los avisos del Instituto de Meteorología y de la Defensa Civil, y conocer las medidas a tomar ante un peligro previsto como este. Para elevar el nivel de preparación personal existen una serie de materiales docentes y educativos que ofrecen la información necesaria. Cada familia debería disponer de estos materiales y estudiarlos. El caso es que ante el primer indicio de un evento extremo, una persona bien entrenada toma las decisiones adecuadas y salva vidas y recursos.

Veamos pues algunas consideraciones que se derivan de esta experiencia en lo relativo a la infraestructura construida, a las actitudes personales ante el peligro, a los refugios, la preparación preventiva y un recuento de los tornados que han azotado a Cuba en el pasado.

La infraestructura

Foto: Oriol de la Cruz/ ACN.

Las imágenes disponibles de las áreas urbanas por donde pasó el tornado, donde predominan las construcciones con bloques, ladrillos y concreto, muestran casas, almacenes y edificios cuyos techos fueron arrancados casi por completo, así como muchas paredes parcial o totalmente derrumbadas. Las puertas y ventanas también fueron afectadas o arrancadas, y algunos tanques de agua sacados de sus bases y destruidos. Por supuesto que todas las construcciones poco resistentes (estanquillos, puntos de venta, contenedores, vallas, señales de tráfico) fueron destruidas o muy afectadas.

Este escenario es el resultado de la acción de los vientos con una enorme fuerza combinada que empuja y succiona, tanto horizontal como vertical. A esto se añaden los golpes sobre las obras, producidos por la caída de árboles y postes de hormigón; y por último, el efecto dominó de una pared, o de una casa, al desplomarse sobre otra.

Aunque los vientos de un tornado ejercen presiones enormes y concentradas, es importante destacar que este aire es muy denso, pues viene cargado de polvo y objetos que incrementan su fuerza de impacto y empuje. Imagínense la capacidad destructora de un ladrillo u objeto semejante volando a 200 o 300 km/h, al chocar contra una ventana, una puerta, o una pared de cristal. Por eso es tan importante tener en cuenta la posibilidad del impacto de objetos contra las ventanas y paredes de cristal a la hora de diseñar las obras. Actualmente existen cristales reforzados contra impacto, lo cual puede ser una solución, aunque costosa; pero otra solución es limitar el uso de ventanas y puertas de cristal sobre-dimensionadas, siempre que sea posible.

Otras imágenes muestran como algunas obras no se construyeron de acuerdo a las normas existentes para la resistencia contra vientos fuertes, de modo que sus techos fueron limpiamente arrancados, desplazados lateralmente o destruidos. Esto significa que el amarre de los techos a las columnas y paredes fue deficiente o inexistente, lo cual pone en peligro toda la obra. Este es el momento de revisar las normas y evaluar los diseños de las nuevas obras que se han de construir, tanto por aquellos que levantan sus propias casas, como por los organismos del estado, pues algunos de los edificios que quedaron sin techo son obras sociales y prefabricados. Los que fabrican sin apego a la experiencia previa, recogida en las normas, ponen en peligro la vida de las personas y la resistencia de las propias obras.

Quizás sea adecuado también repensar el arbolado urbano, para sustituir algunos árboles con especies más resistentes a los vientos fuertes. Los árboles arrancados con todo y raíces tienen a menudo un sistema radicular horizontal. Este es un problema que se debería encarar mediante un programa nacional de larga duración, pues los huracanes y vientos ocasionales provocan estos mismos efectos en todo el país y en cualquier época del año. Igualmente, se debería evaluar la posibilidad de alejar de las edificaciones los postes de las líneas eléctricas y de comunicación, sobre todo en las nuevas áreas de desarrollo urbano. A todas estas acciones se les llama eliminar vulnerabilidades.

Actitud personal ante el peligro

Cuando se emite un aviso o alarma hidrometeorológica, en especial ante la posibilidad de que ocurran tormentas locales severas, cada ciudadano está en la obligación de informarse y prepararse adecuadamente. Al respecto se pueden compartir las siguientes experiencias:

  • Si hay mal tiempo con nubes cumulonimbo, es necesario observarlas, por si se forma un cono de nube en dirección al suelo, que puede convertirse en un tornado.
  • Si se descubre un tornado, aunque este lejos, debe darse el aviso de peligro de tornado a los vecinos e ir a protegerse inmediatamente, pues la trayectoria del vórtice puede ser muy errática y avanza a gran velocidad.
  • Si se está en un local y se escucha un ruido intenso (como un avión volando a baja altura) acompañado de viento fuerte y se observa mucho polvo y basura en el aire, debe darse el aviso al resto de los presentes y protegerse de inmediato.
  • Si está en un transporte (auto, ómnibus, camión) y se presentan fuertes ráfagas de viento cargadas de basura, debe conducir el vehículo con cuidado a un lugar seguro (parqueo soterrado) y abandonarse. Las personas deben refugiarse de inmediato.

Refugio contra tornados

Los tornados con su fuerza terrible, pueden levantar en peso a una persona y lanzarla a varias decenas de metros de distancia, como le ocurrió a un ciudadano en Cueto. Si nos exponemos al viento, este contiene infinidad de partículas que pueden provocarnos heridas graves, incluso en los ojos, con alto riesgo. En consecuencia, hay que buscar un refugio ante el primer indicio del peligro, de acuerdo a las circunstancias. Lo más adecuado, en regiones donde hay peligro de tornados, es designar refugios al construir las obras, que puede ser el baño, y reforzarlo adecuadamente. Otras sugerencias son:

  • Si está a la intemperie debe colocarse en un lugar alejado de los postes eléctricos, nunca debajo de un árbol ni junto a una pared. Evitar la exposición al viento colocándose en algún lugar lo más bajo posible y agarrarse bien de algún elemento resistente.
  • Si está en un local, buscar algún cuarto pequeño bien resistente donde el peligro de derrumbe del techo y paredes sea el mínimo. Nunca en laboratorios, cocinas o almacenes.
  • En la casa refugiarse en el baño, agacharse y colocarse debajo de una mesa fuerte o cubrirse con colchones, lejos de las vitrinas, ventanas y puertas.
  • En un teatro, cine, escuela, o local con público, si se da el aviso de peligro de tornado, debe mantenerse la calma, no correr ni gritar, y dirigirse ordenadamente a un lugar seguro. Una salida tumultuaria en un local cerrado puede provocar más daño a las personas que el propio tornado.

Protección ante peligros hidrometeorológicos

La protección ante los peligros hidrometeorológicos o de cualquier otro tipo radica en el conocimiento y la prevención. Está demostrado por el comportamiento de muchas personas ante varios eventos extremos que han azotado a Cuba en el pasado reciente, que no existe suficiente percepción del riesgo, a pesar de todos los programas de educación y preparación que se llevan a cabo en el país. Esto significa que la educación debe ser un proceso permanente que se alimente y perfeccione de cada nueva experiencia como la que analizamos en estas páginas.

Considero que se debe perfeccionar y potenciar la educación para la reducción de riesgos desde la primaria y la secundaria, para crear una ética de comportamiento ante el peligro, basada en el conocimiento. Con este propósito, el Ministerio de Educación de Cuba imprimió el año 2005, unos 8 mil ejemplares del libro Cuba: El abc de la prevención de los desastres naturales que pudiera servir a este propósito, pero que no ha llegado a las escuelas.

También se han publicado numerosas ediciones de los folletos Protege a tu familia de... que incluye uno dedicado a los huracanes, tornados y descargas eléctricas, las cuales se han distribuido en distintas comunidades y escuelas. Para colocar esta serie al alcance de toda la población, la Editorial CITMATEL ha elaborado una aplicación con el contenido del libro y los folletos mencionados que se puede adquirir a un precio módico. También está disponible el juego digital Riesgolando I, II y III de la Editorial CITMATEL, para que el jugador aprenda a protegerse de los eventos hidrometeorológicos extremos. Estas y otras obras importantes se pueden también adquirir en formato digital en las delegaciones de CITMATEL en todas las provincias.

Recuento histórico de algunos tornados

Los tornados y trombas marinas son fenómenos meteorológicos extremadamente peligrosos por tres causas: son prácticamente impredecibles, se forman en pocos minutos y sus trayectorias son erráticas. Se caracterizan además porque en el entorno de sus vórtices tienen una enorme capacidad destructiva, tanto por la intensidad de los vientos como por que llevan una carga de objetos que se constituyen en proyectiles letales.

En Cuba estos pequeños torbellinos ocurren con más frecuencia de la que se presume, casi a todo lo largo del territorio marino y terrestre, aunque en el territorio occidental y central se producen con mayor frecuencia como demuestra la investigación llevada a cabo por Álvarez Escudero y otros (2009). Según estos autores, entre 1980 y 2013 se presentaron tornados a lo largo de toda la isla. La localidad de Cruces en Cienfuegos es muy peculiar, pues allí confluyen vientos del norte y del sur, de manera que a menudo se observan varios tornados simultáneamente, algunos de los cuales, pero no todos, proyectan sus vértices al suelo. Las trombas marinas son menos comunes y han ocurrido en todas las aguas alrededor de Cuba, aunque se presentan más a menudo al noroeste de la provincia de Matanzas, como ilustra la figura 1.

Mapa de las trombas marinas y tornados adaptado de Álvarez Escudero y otros (2009).

Algunos tornados históricos

*Información recopilada de Granma, Radio Reloj, Radio Angulo, y otras fuentes. Contiene lugar, fecha y características.

  • Tornado de La Habana, 27 de enero, 2019: Provocó enormes pérdidas materiales, cuatro muertos y cerca de 200 heridos. Se formó a las 8:20 p.m. en el Casino Deportivo (Cerro), pasó por Santos Suárez, Calzada de Diez de Octubre, Luyanó, Avenida del Puerto, sur de Regla, reparto Chivas, Berroa, y salió al mar a las 8:46 p.m., ya debilitado, al este de Alamar (Reparto Celimar); después de recorrer por tierra unos 20 km. El área de devastación por donde transitó el vórtice del tornado tuvo un diámetro entre 50 y 350 m, y se movió a una velocidad promedio de 46 km/h. De acuerdo a los daños se confirmó que fue un tornado EF4 con vientos máximos entre 267 y 322 kilómetros por hora, según la escala de Fujita mejorada.
  • Tornado en Bejucal, La Habana, 1940: Probablemente tan intenso como en de La Habana, ocurrió el día 26 de diciembre de 1940 y causó 20 muertos, más de 100 heridos y el derrumbe de numerosas casas. Al parecer tuvo un ancho aproximado de 400 metros y alcanzó vientos estimados de 350 kilómetros por hora.
  • Tornado Potrerillo, Sancti Spiritus, 2013: Ocurrió en mayo 23 y afectó 39 casas, 4 de ellas totalmente.
  • Tornado de Playa Caimito, Mayabeque, 2016: El sábado 2 de julio, un tornado azotó a Playa Caimito y ocasionó 36 heridos, derrumbes totales y parciales de casas así como árboles arrancados de raíz. Este se formó como una tromba marina y entró a tierra posteriormente.
  • Tornado de ciudad Camagüey, 2017: Un intenso tornado de corta duración afectó a las 6 y 30 pm del 30 de agosto el centro histórico de la ciudad con vientos estimados entre 110 y 120 kilómetros por hora. Se reportaron 10 viviendas con pérdida total de cubierta, 14 con afectaciones parciales, y daños en los techos de 2 instituciones culturales y 1 gastronómica.
  • Tornado en Cueto, Holguín, 2018: Comenzó al final de la tarde del 5 de mayo un tornado en Ramón 7, succionó dos veces a Leonardo Ricardo García y lo trasladó por el aire unos 40 metros. Hubo varios lesionados. También 25 casas fueron afectadas, de ellas 3 destruidas totalmente. A su paso arrancó de raíz árboles de mango, aguacate y coco, y derrumbó el tendido eléctrico. En su recorrido provocó también daños en las viviendas en la carretera de Mayarí y de la Curva.
  • Tornados en Ciego de Ávila, 2018: El 25 mayo se reportaron siete tornados. Uno en La Cuba y otro en Jiquimal que afectaron más de 40 hectáreas de plátano. En Baraguá dos viviendas se derrumbaron y otras cuatro quedaron con sus techos destruidos; en La Teresa 16 casas tuvieron afectación total, en Las Marías 14 resultaron dañadas y en Primero de Enero, murió un ciudadano.
  • Tornado en Jaguey Grande, Matanzas, 2018: En Abril se desarrolló un tornado con vientos superiores a los 100 kilómetros por hora causando daños en viviendas, el derribo de árboles y el corte del servicio eléctrico. Al filo de las 06.00 de la tarde de este domingo y previo a un fuerte aguacero, el tornado recorrió varias cuadras del barrio San Bernardo, al noreste de esa urbe, arrancando techos de zinc y fibrocemento, derribando árboles y provocando cortes en las líneas eléctricas y telefónicas.
  • Tornado en Punta Brava en La Habana, 2018: El 22 abril a las 05.00 pm un tornado de breve duración, con intensos vientos, afecto el poblado de Punta Brava y el barrio Kukine, en el municipio La Lisa. Se reportaron serios daños en los techos de varias viviendas, la caída de árboles y afectación al servicio eléctrico.

Lecturas adicionales

  1. ÁLVAREZ ESCUDERO, L., BORRAJERO MONTEJO, I., ÁLVAREZ MORALES, R., 2009. Distribución espacial de la frecuencia de ocurrencia de observaciones con tormentas, con tormentas con lluvias sobre la estación y días con tormentas para el territorio cubano. Revista Cubana de Meteorología, vol. 15, no. 1, pp. 22.
  2. ARNALDO ALFONSO,1994, Climatología de las tormentas locales severas de Cuba. Cronología. La Habana, Editorial Academia, 168 p.
  3. ITURRALDE-VINENT, M., SAKER LABRADA, M., 1917, Cuba: prevención de desastres asociados al cambio climático. Ebook, Editorial CITMATEL.
  4. ITURRALDE-VINENT, M. 2017. Lecciones del huracán Irma. Revista Juventud Técnica digital, MEDIUM, Octubre 6.
  5. ITURRALDE-VINENT, M. 2017. ¿Cómo lograr construcciones seguras en la Cuba actual? Revista Juventud Técnica, Nov. 1.
  6. ITURRALDE-VINENT, M. 2018. Peligro de inundaciones por intensas lluvias en Cuba: Comportamientos. Revista Anales de la Academia de Ciencias de Cuba. Vol. 8, no. 1, ISSN 2304-0105, La Habana. (http://www.revistaccuba.cu/)
  7. ITURRALDE-VINENT, M., 2018. Lecciones aprendidas de las afectaciones globales provocadas por el Cambio Climático. Editorial CITMATEL (eBook y apk).
  8. LECHA ESTELA, L.B., 2017. Pinceladas meteorológicas. Editorial Científico-Técnica, 201 p. La Habana.

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy buen artículo, me parece bien escrito, fundamentado y pone en contexto lo sufrido por varios municipios de La Habana el domingo pasado, y la historia y características de los tornados en Cuba. Me alegra mucho Manolo que escribas en Cubadebate, que requiere cada vez más, como consecuencia del éxito y la recepción extraordinaria que tiene este medio, colaboradores de tu gran calibre. Muchas felicidades, muy feliz de leerte.

    • Leandro dijo:

      Coincido en que se trata de un buen artículo, muy educativo. Es bueno sacar experiencias; pero por muy grandes que sean los daños materiales, lo más importante son las vidas humanas y hay un fenómeno meteorológico que cada año nos arranca entre 65 y 70 vidas anuales: los rayos y al cual creo que no le prestamos la debida atención porque se manifiesta de manera má silenciosa. Al respecto es bueno leer o releer el artículo de Orfilio Peláez "¡Cuídese de los rayos!" http://www.cubadebate.cu/especiales/2018/07/02/cuidese-de-los-rayos/

      • Jose R. Oro dijo:

        Tiene usted mucha razón estimado Leandro. Y la región de Minas de Matahambre - Santa Lucia y en general el noroeste de Pinar del Rio es muy proclive a tormentas electricas, quizás sea por la enorme cantidad de minerales metálicos cerca de, o en la superficie. Creo que DCAlessyAr esta correcto en denunciar los abusos que se cometen contra el planeta, aunque su relación con un meteorito que con toda seguridad se formó antes de la existencia de la vida humana (o incluso de la vida en general) en la Tierra, se me escapa un poco. Un fuerte abrazo cubano

    • DCAlessyAr dijo:

      Eso es solo un avence de lo que se avecina gracias al ser humano el plantea esta entrando en una fase de destruccion masiva, sin hablar de la contaminacion que tienen los oceanos gracias a nosotros mismos, que verguenza!!!

    • Federic dijo:

      La tecnologia actual si permite predecir tornados pero con pocos minutos de antelacion, ejemplo en USA, que logico, tienen lo ultimo en tecnologia, te mandar alertas al cell unos minutos antes que pase y logico cuando esta pasando el tornado, al menos una alerta de este tipo debieramos impletmentar, en algunas ciuadedes tambien tienen alarmas conectadas al sistema de alertas por si no tienes el movil arriba.

  • Jesús dijo:

    En realidad considero que no hay que alejar las edificaciones de los postes,lo que hay que hacer según me comentaron trabajadores eléctricos es poner postes resistentes como lo que se están nstalado después del tornado ,pero bien puestos para que no se incline cuando le da el viento y sustituir todos los postes viejos que estén en mal estado y de seguro no van haber tantas afectaciones por caídas de postes

  • Robe dijo:

    Exelente publicacion,demuestra q este incidente es mas usual d lo q pensamos,aunque solo a este ultimo se le a dado tanto seguimiento,jejejeje

    • Eduardo González S. dijo:

      El tornado tiene un elemento destructivo que no está presente en los huracanes: el poder de succión que tiene. El artículo lo menciona aunque no lo potencia suficientemente. Véase la foto número tres con viviendas que tienen dos cosas en común: la ausencia de los techos y las paredes prácticamente intactas. El instinto de conservación nos mueve a cerrar todo y eso favorece al incremento de la succión pues dentro de la vivienda el aire que hay, actúa a favor de la fuerza que hala el techo hacia arriba. Hay autores que han recomendado abrir las ventanas y echarse al suelo fuera de la línea de ellas evitando los proyectiles que DE TODAS FORMAS entrarán (No abrá ventana cerrada que resista el impacto de los objetos viajando con una velocidad que les proporciona una energía de impacto mucho más grande). El aire saldría con libertad igualando las presiones dentro y fuera de la casa sin mayores consecuencias. Tenemos una sólida cultura contra huracanes pero me abstengo de decir lo mismo acerca de los "rabos de nube" como también son conocidos. El huracán derriba por la horizontal mientras el otro fenómeno puede destruir además chupando "hacia arriba". Quizás sea un error la expresión "el torbellino del domingo me derribó el techo". Antes que el techo, se abrían ido las paredes pues se proyectan hacia arriba.

      • Eduardo González S. dijo:

        DISCULPEN LAS DOS LETRAS "H" QUE ME COMÍ.

  • Jose dijo:

    ¿La culpa fundamental entonces es de la población?

    • Salume dijo:

      José por favor le sugiero se lea nuevamente el artítulo, el Dr. Iturralde nos convoca a la reflexión y la acción positiva.

    • Eduardo dijo:

      No, la culpa es tuya por dedicarte a las idioteces.

  • junior44 dijo:

    Muy interesante este reportaje. Según este en Cuba han habido unos cuaaaaantos tornados, asombroso, tremeeeendo. No sabía eso. Pero bueno, no es menos cierto que el más fuerte registrado hasta ahora fue este...

  • elvio Martinez dijo:

    es importante reflexionar en torno a la calidad de las construcciones y no solo de las edificadas por esfuerzo propio, dentro de los destruido hay muchos edificios de viviendas edificados por el estado que irrespetan las normas estructurales básicas, es necesario que la cubierta forme un marco rigido con la estructura del edificio, y esta falta es una práctica muy común en el occidente del país. la percepción del riesgo debe iniciar por construir bien para reducir vulnerabilidades.

  • Starkiller dijo:

    Ufff desconocia que hubieran ocurrido tantos Tornados en nuestro territorio y tan cerca de la capital. Muy interesante el articulo.

  • jose07 dijo:

    Muy interesante este trabajo, nos muestra que este tipo de evento no es tan infrecuente.Afortunadamente no siempre pasan por lugares muy poblados ni tienen tan alta intensidad destructiva. Este de la Habana desgraciadamente cumplió estos dos aspectos intensidad casi maxima y lugar de alta densidad poblacional . Luego de haber leído este y otros artículos puedo decir que a pesar de todo el daño y devastacion las pérdidas humanas pudieran haber sido mucho mayores.

  • patricia alvaré dijo:

    Excelente análisis e instructivo. Gracias al autor.

  • Ivette dijo:

    Estimado periodista:
    Concuerdo con usted en todo lo q plantea, solo queria hacer unas observaciones:
    Hasta hace unos años se hacian simulacros de refugiarse ante un ataque o bombardeo, como parte de la preparacion del pueblo, al igual q se hace el ejercicio meteoro, pero no basta con eso, es importante e imprescindible q todos conozcamos las posibles consecuencias ante cualquier situacion meteorologica de peligro, pues con solo hablar con las personas en el dia a dia, muchos no tienen percepcion de hasta donde puede afectar un evento de este tipo, ademas de q muchas personas se creen infalibles, cuando no es asi.
    Pienso ademas q cuando se construyen casas o cualquier otro tipo de establecimiento se debe hacer ademas de con conocimiento, con consciencia, pues ademas de los albañiles improvisados, esta el robo de materiales q ayuda a q las construcciones no queden como debe ser.
    Considero, ademas, q si nuestra defensa civil en los eventos ocurridos en el pais en los ultimos dos años, ha sido lenta en movilizar y hacer el llamado de atencion antes del problema. Soy seguidora de las informaciones meteorologicas q brinda el insmet por las distintas vias, y a pesar de haber anunciado peligro, no ha ido acompañado del aviso de la defensa civil, esta ha reaccionado muy tarde, y dice un refran muy viejo, q mas vale precaver q tener q lamentar.
    Este evento, doloroso y muy duro, debe darle experiencias a todos, experiencias q no se deben olvidar para siempre pensar con prevencion.

  • marlon dijo:

    Muy buen articulo. ya hacia falta uno amplio como este. Sin embargo, creo que a la defensa civil en cuba le falta mejorar en temas como este. Se pueden lanzar alertas enn tiempo real en la tv y la radio, o con la telefonia celular.un minuto antes salva vidas. pero temo los radares, las camaras y otras infraestructuras no estan integradas o son muy viejas. El clima esta cambiando y no todo seran huracanes para los cuales tenemos dias de antelacion. pueden ocurrir tsunamis, tornados, etc. en otros paises se da en el parte del tiempo la probabilidad de ocurrencia de tornados...se interrumpe la programacion para alertar, etc. todavia nos falta.

  • Jesus dijo:

    Este tipo de fenómenos es imposible predecirlos pero lo que si puede solucionarse y debe funcionar como un reloj es la atención a los damnificados especialmente en la recuperación rápida de sus viviendas y efectos personales. Aunque somos agiles en la atención primaria y la protección en las primaras horas, luego comienza actuar la burocracia y tenemos albergados y personas por meses y años esperando la solución a su problema eso es lo que no debía pasar.

  • Yoismel dijo:

    Hola al pueblo de la habana de pido q no bajen la guardia nunca sienpre como fidel con la cabeza en alto pensando positivo acuerdense esa cosa de la naturaleza nadie culpa de eso se q muchos deben de estar echando la culpa al parte meterologico pere es q en el mundo todavia sea podido destetar esto tipo de fenomeno no exite tendologia q lo alla echo por eso le pido q se mantengan unido y luchen junto yo soy trabajador de la contrucion pense q me fueran a mandar para la habana a dar apollo pero ys avia llegado la brigada de camagüey

  • Victor dijo:

    Bueno, la verdad yo ni sabía que hubieron tantos tornados el año pasado y antes pasado.
    Es algo que ponen en las noticias?
    Hay muchas cosas poco importantes a mí parecer que han recibido mayor cobertura por parte de la prensa.
    En lo personal, siempre he pensado que la ocurrencia de un tornado en cuba era un evento extremadamente improbable.
    Quizás si la gente supiera que es relativamente frecuente, tomarían medidas de precaución, en especial, ante la aparición de una tormenta local severa

  • Margot Zedillo dijo:

    Siempre estaremos abocados a la tragedia,al desencanto y al estancamiento económico.

    • Santiago Lopez dijo:

      Desgraciadamente esa es la Cruz que debemos llevar de por vida. Pero para nada hay que desalentarse, aprendamos a cocinar huevo en polvo y saber vivir sin pan. Ese es buen comienzo..!!

  • Advicuba dijo:

    Hubiera sido bueno que cuando se dijo "situación meteorológica compleja" se hubiera dicho que podría pasar, porque para la mayoría esa frase por si sola no significa nada. Y ese era el momento para preventivamente haber dado las recomendaciones a la población.

    Una lección que no podemos dejar de aprender!

  • Lidia, MMCV dijo:

    Nuestro pueblo debe prepararse aún más para resistir los embates de la naturaleza, sobre todo de estos fenómenos de dificil predicción, pues los recursos materiales y humanos deben preservarse cada día más y en nuestro país con nuestra Revolución llevamos muchos años luchando porque no halla pérdidas de vidas humanas, asi que hay que actualizar nuestra preparación personal y familia, fortaleciendo la percepción de riesgos que tanta importancia tiene.

  • VivaCuba dijo:

    #YoVotoSi

    • Rafa dijo:

      Y yo voto en contra de la caza indiscriminada de animales y de la tala inconsciente de los bosques. Me puede usted explicar qué tiene que ver su comentario con el artículo de Cubadebate?

    • IVONNE dijo:

      !!! Y de que mata se cayo este !!!

    • xD dijo:

      el voto no se supone que es anónimo amigo? Nadie necesita saberlo.

  • Adonis D ángeles dijo:

    Muy bien elaborado su trabajo. Espero muchos puedan leerlo y se nutran de estas experiencias.

  • DarkPhoenix dijo:

    Muy explicativo el artículo pero..... POR FAVOR! Después de ver ese mapa de ocurrencias de Tornados y Trombas Marinas y el listado subsiguiente, NO me digan más que un tornado no es común. No joroben, No Común en Cuba es un Volcán, Dios mío voy a tocar madera.

  • orlando dijo:

    Nuestro pueblo siempre a sabido sobreponerse ante cualquier dificultad . La unidad y solidaridad de nuestra gente nos hace indestrutible y como en otros momento con la guia de la maxima direccion del pais saldremos victoriosos.

  • Semper Fi dijo:

    Excelente artículo . Hay algo que me llama la atención ¿ por qué no se tocan la sirenas aéreas cuando se avista un Rabo de Nube o Tornado? Creo que es algo a tener en cuenta por la Defensa Civil.

  • Maria de Venezuela dijo:

    Magnifico trabajo, instructivo, nos enseña y lleva a la reflexión, hay que prevenir, después no vale

  • Margarita Combatiente dijo:

    Para resolver el problema solo hace falta cemento, arena y cabillas.
    Facil, facil.
    ¿Cual es el objetivo de este escribiente? Como dijo otro lector: repartio la culpa para todos lados como las gallinas hacen al picotear.
    Este rabo de nube como dijo Silvio se ha llevado todo lo malo y lo Bueno y nos ha hecho bien evidente cuanto temenos y cuanto nos falta.

  • senelio ceballos dijo:

    SALUDOS Dr. Ituralde-V...Muy buen articulo y con muchos datos estadisticos, gracias...Pero, si me lo permiten Ud y sus seguidores, les voy a agregar algunas experiencias acumuladas!!!...Primero darle Gloria eternal a las FUERZAS DE DEFENSA CIVIL CUBANAS!!!.......Esa es una experiencia UNICA en nuestra region geografica, CUBA a pesar de ser un pais pobre y del tercer mundo , tenemos unas DC. rapida, organizadas, muy efectivas de bomberos, salvamentos etc...Un evento meteorologico, ciclones, inundaciones del mar etc como este en cualquier otro pais de la region seria dessatrozo ...Que uds piensan de eso?.........Otra experiencia pero NEGATIVA....En cuba no tenemos la cultura de POLISUS de SEGURO, se pueden contar con los dedos de la mano las personas que hacen / company /aseguran Sus casas, vidas, propiedades etc...No tenemos esa cultura economica-social desarrollada...............ASi era aqui en la CCCP, hoy es distinto, ni un carro, omnibus etc Se puede mover de su garache si no tiene POLISUS OBLIGATORIA.......Muchos ciudadanos que tienen trabajos especificos de peligro hacen Sus POLISUS de Seguro [ electricos, mineros, marinos,bomberos, escoltas etc ].......En CUBA tenemos algunas regions de peligro permanente POREJ.zona de inundaciones del sur costero /camaguey y litoral norte de la Habana, si caminamos esas regiones muy pocas personas hacen polisus de seguros de sus inmuebles etc....Algunas presas estan situadas en cotas altas y son zona de peligros de pueblos enteros [ REMEMBER A BRASIL este anno con un dique roto ]...Por Ej..Jatibonico de nuestra presa LEBRIJE etc, etc....Porque la poblacion y la empresa nacional de seguros no hacen POLISUS?...Alguien me puede explicar eso?...El estado tiene que gastar en evacuacion / reparaciones etc..Enormes gastos que las polisus de seguro ayudarian y reactivarian ese sector de la economia interna, LOS AFECTADOS recibierian dinero ANEXO para sobrevivir esa etapa de sus vidas....Gracias EX-miembro del equipo de Voluntad hidrauica del centro [ Recuerdo muchas inundaciones, pero como la de CIENFUEGOS /1988..cuando por las calles haciamos salvamentos en lanchas y anfibios...SE me han quedado grabados para toda la vida........Alguien puede explicarme porque somos tan pichones...esperando siempre que el estado nos de la comida a la boca!! o no es asi?..Estimado Autor Iturralde-Vinent...gracias por sus exeriencias cientificas..aqui yo expongo la otra cara de la moneda!!!!!

  • Yeny dijo:

    Precisamente artículos como este son muy necesarios para educar, alertar, incrementar el nivel de percepcion de riesgos en la poblacion... "ES MEJOR PREVENIR QUE TENER QUE LAMENTAR!!"...

  • Celia dijo:

    7 tornados desde 2013, 4 de ellos en 2018...nadie con la responsabilidad asignada creyó oportuno analizar datos y preparar un meteoro nacional, relacionado con tornados...teniendo en cuenta, que según veo...¡la responsabilidad es de la población! ¡Interesante! No que hay altavoces para ataques aéreos y modos más alarmantes de alerta para avisar de la formación de nubes cumulonimbo...digo como se dice aquí que hay que observar y conocer estas formaciones...¿la población promedio? ¿de noche? ¿en serio? Muy interesante también el asunto del prefabricado, la teja y fibrocemento...¿leerán esto en el Mincons? Cristales con reforzamiento ¿en serio? Un saco de cemento cuesta (cuando lo encuentras) alrededor de $325 MN ¡uno solo!
    En fin más de lo mismo....muy interesante artículo...ojalá sea muy leído, donde necesita ser leído, muy oportuno...debió llamarse "La culpa es de la vaca" :-/

  • Pete dijo:

    Excelente artículo, uno de los problemas que tenemos hoy es la educación de la población ante eventos extremos, tenemos que enseñar a las nuevas generaciones desde bien temprano (escuela). Estos eventos queda demostrado que no han sido casuales, solo que este último afecto a un área de la ciudad densamente poblada y generó grandes daños. Hay que crear conciencia del CC, y que eventos como este se podrían repetir x tanto no ignorar los avisos de tormentas locales que se emiten.

  • Dunia Aguilera duran dijo:

    Cuba siempre unido

  • Rafa dijo:

    Muy buen artículo, pero bastante soñador para nuestra realidad. Es evidente también que los tornados son bastante frecuentes en Cuba, con muertos y todo y no se les dan la importancia y cobertura informativa necesarias.

Se han publicado 51 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel A. Iturralde-Vinent

Académico, Academia de Ciencias de Cuba

Vea también