Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

Argentina: Tercer aniversario del lanzamiento del satélite Arsat-1.

| 1

satelite-arsat1-argentina

El ARSAT-1 es un satélite de comunicaciones geostacionario operado por la empresa ARSAT, propiedad del Estado argentino. Fue construido por la empresa argentina INVAP. Aunque originalmente estaba programado el lanzamiento para mediados de 2012, fue pospuesto al año 2013. Finalmente el satélite fue lanzado el 16 de octubre de 2014 con el cohete Ariane 5, a cargo de la empresa Arianespace, desde la base espacial establecida en la isla de Kouru de la Guayana Francesa.

ARSAT-1 fue especificado, diseñado, financiado, desarrollado, ensamblado y probado en la Argentina a cargo de técnicos y científicos de ese país. El 50 por ciento del satélite está hecho con piezas de fabricación argentina, idéntico porcentaje que tienen los satélites geoestacionarios fabricados en Francia, uno de los países con mayor experiencia en el rubro. En tanto que la totalidad del software fue desarrollado en Argentina. Tras eso, el país se convirtió en una de las ocho naciones en el mundo que desarrollan y producen sus propios satélites geoestacionarios y, junto a Estados Unidos, son los dos únicos en el continente americano. Es el primer satélite en su tipo construido por un país latinoamericano

El satélite ofrece un amplio rango de servicios de telecomunicaciones, transmisión de datos, acceso a Internet, telefonía IP y televisión digital principalmente a lo largo de Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay y parte de Bolivia. La cobertura también alcanza a las islas Malvinas y el sector norte de la Antártida Argentina, territorios que son parte del país, aunque ocupados por el Reino Unido. El satélite también lleva configurados los canales transmitidos por la Televisión Digital Abierta (TDA). También se anunció que se podrá utilizar para los cajeros automáticos ubicados en zonas remotas de la Argentina, y para brindar acceso a Internet a unas 2500 escuelas rurales argentinas y otros sitios a los que no se accede a través de fibra óptica.

Tiene 3.925 metros de alto y 16.416 de largo, con paneles solares extendidos, y casi tres toneladas de peso. La construcción se inició en 2010. ARSAT adjudicó a las empresas Astrium, Thales Alenia Space y Honeywell distintos componentes para el satélite. Thales Alenia Space se encargó de fabricar componentes de los transpondedores y Astrium del hardware de la computadora de a bordo operada por el software diseñado en Argentina por el equipo técnico de INVAP. También a Astrium se le adjudicó el cilindro central del satélite y otros componentes del subsistema de propulsión del ARSAT-1. Honeywell proveyó las ruedas de reacción y una unidad miniatura de medición inercial. En febrero de 2013 se realizó el ensamblaje parcial de los módulos de servicio y comunicaciones y en los meses siguientes se practicaron ensayos ambientales y otras pruebas, que resultaron exitosas.

El 30 de agosto de 2014 a bordo de un avión Antonov 124 ruso de la aerolínea Volga-Dnepr Airlines viajó desde el Aeropuerto de Bariloche rumbo a Cayena, capital de Guayana Francesa, siendo luego trasladada por tierra hacia el Puerto espacial de Kourou. Allí también viajaron 30 personas relacionadas con el ARSAT-1. La inversión total de ARSAT-1 fue de 280 millones de dólares. Además, su construcción llevó siete años y 1.3 millones de horas hombre. El 2 de octubre fue concluida la tarea de carga del combustible. El 80% se consumió durante el primer mes de operaciones y el 20 % restante servirá para asistir a la nave en los 15 años de vida útil programados. El 9 de octubre el satélite fue acoplado al cohete lanzador Ariane 5. Además, los técnicos y científicos argentinos realizaron ensayos de prueba con los sistemas del satélite. Días más tarde todas sus partes ya estaban unidas.

El 16 de octubre, fue encendido por última vez en tierra y se lo configuró para recibir la orden de partida, que se realizó a las 18:43 horas, unos minutos después de lo previsto por cuestiones meteorológicas. El cohete Ariane-5ECA dejó al satélite a 300 kilómetros sobre el nivel del mar en órbita elíptica. La telemetría y la posición definitiva del ARSAT-1, a través de cinco movimientos, fueron controlados desde la Estación Terrena Benavidez en la provincia de Buenos Aires, demorándose diez días.

Con el satélite, el gobierno de Argentina apuntó, según fuentes oficiales, al ahorro de unos de 25 millones de dólares anuales en gastos a empresas de telecomunicaciones extranjeras. Además permitió que el país no perdiera las posiciones orbitales 72 y 81, que le asignó la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT,ya que el Reino Unido aspiraba a ese slot geoestacionario. Estas enfocan desde Estados Unidos hasta las Islas Malvinas

Referencias:

Arast-1. [En línea]. Disponible. https://es.wikipedia.org/wiki/ARSAT-1 . Página web. 12 de octubre de 2017.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • MARIA dijo:

    con este satélite, la argentina logra mayor soberania, bravo por los argentinos…. solo quisiera que alguein me respondiera porque si cuba fue el primer pais en latinoamerica en enviar un hombre al cosmos, no hacemos ni hemos hecho nada por tener un satélite nuestro?

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Carlos del Porto

Vea también