Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Matthew Walter: La declaración es una forma de avanzar

En este artículo: ALBA-TCP, Cuba, Cumbre, Salud
| +
Matthew Walter

Matthew Walter. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Intervención de Matthew Walter, ministro y jefe de la delegación de la Mancomunidad de Dominica, en la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP sobre el Ébola, efectuada en el Salón de Protocolo de Cubanacán, La Habana, el 20 de octubre de 2014, “Año 56 de la Revolución. (Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Señor Presidente, permítaseme oficialmente expresar mi agradecimiento a Su Excelencia Raúl Castro Ruz, Presidente de la República de Cuba.

También reconocer a Su Excelencia, el presidente Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Jefes de gobierno;
Jefes de delegaciones y representantes de las Naciones Unidas;
Directora de la OPS, doctora Carisse;
Delegados;
Distinguidas señoras y señores:

Permítaseme, de inicio, recalcar: Cuba ha sido el mejor país en cuanto al sistema de salud en el mundo, Cuba ha sido inigualable en ese sentido. ¿Qué otro país en el hemisferio está más capacitado para liderar esta iniciativa en la lucha contra este flagelo del ébola?

Señor Presidente, le traigo los saludos del pueblo y el gobierno de la Mancomunidad de Dominica.

Dominica celebra su independencia y, además, estamos en un período en que la población se prepara para elecciones generales en cualquier momento a partir de ahora.

Por esto y otras razones el Primer Ministro no pudo asistir a este augusto cónclave de jefes de Estado y Gobierno del grupo del ALBA. El Presidente Roosevelt Skerrit desea lo mejor para este encuentro, y yo como jefe de la delegación humildemente me disculpo en su nombre por esta ausencia inevitable.
Queridos compañeros, nos reunimos aquí hoy para deliberar sobre un tema muy importante, que tiene la posibilidad de desestabilizar la situación socioeconómica de todos los países.

En este sentido, por lo tanto, expreso nuestra gratitud a los gobiernos de la República de Cuba y de la República Bolivariana de Venezuela por su decisión productiva, tomada para facilitar que los jefes de Estado del ALBA se reúnan aquí en Cuba, a fin de discutir y planificar una forma pragmática y rápida destinada a salvar a nuestros pueblos de esta enfermedad viral.

Deseo expresar mi elogio al gobierno de Cuba y al gobierno de Venezuela por unirse a los otros países del mundo en el apoyo para contener el ébola en los países azotados del África Occidental.

Compañeros, la amenaza del ébola en África Occidental significa también una amenaza para África y, por lo tanto, una amenaza para todo el mundo.

Los casos de ébola ya han sido detectados en Europa, específicamente en España, así como en los Estados Unidos de América. El Caribe está a las puertas de Estados Unidos geográficamente. Muchos de nuestras poblaciones viven en Estados Unidos y también comercian con Estados Unidos. Además, la mayor parte de nuestros turistas provienen de ese país; esencialmente, señor Presidente, los países caribeños son tan vulnerables como los Estados Unidos de América. Por consiguiente, todos nosotros tenemos el deber de proteger a nuestros pueblos de la amenaza de esta enfermedad contagiosa.

Mi Primer Ministro me ha pedido que haga la siguiente solicitud a la familia de las naciones del ALBA y más específicamente al gobierno de la República de Cuba:
Uno: Realizar la atención conjunta de equipos por el ALBA para poder luchar contra el ébola.

Dos: Brindar el apoyo técnico a través de un equipo de científicos y médicos cubanos que trabajen en Dominica, según las condiciones siguientes:

a) El equipo cubano supervisaría los preparativos de Dominica contra el ébola, incluido el entrenamiento del personal.

b) Dominica asumiría los gastos relativos al apoyo técnico, específicamente el transporte, los salarios y alojamiento.

Señor Presidente, para concluir, el azote del ébola solo será superado exitosamente si se combinan los recursos globales y existe una colaboración estrecha entre todos los países y los organismos internacionales pertinentes.
Permítaseme también expresar que esta iniciativa es muy importante.

Mi delegación ha analizado el proyecto de declaración y consideramos que es instructivo y coherente, con la excepción, señor Presidente, de algunos perfeccionamientos y conciliaciones entre los dos idiomas, el español y el inglés, que deben realizarse.

Aparte de eso, la declaración es una forma de avanzar pragmáticamente para mantener el ébola fuera de este hemisferio.

Finalmente, elogio a los gobiernos de Venezuela y de Cuba por su asunción conjunta de este paso oportuno y claro para enfrentar oportunamente el ébola y su eliminación del mundo.

Gracias.

(Aplausos).

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también