Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Dos siglos de linchamiento a mexicanos en EEUU, borrados

| 1
Linchamiento

Fotografía intervenida por Gonzales-Day.

A pesar de descender de inmigrantes, muchos norteamericanos son renuentes hacia otras migraciones. Los negros, latinos y nativos, por ejemplo, fueron perseguidos entre los siglos XIX y XX por los inmigrantes blancos europeos que buscaban implantar su hegemonía racial en el país.

Durante esos siglos los linchamientos, especialmente contra los negros, fueron documentados. Se cree que, en ese tiempo, unos 5 mil afroamericanos murieron como consecuencia de la brutalidad de las masas. Muchos norteamericanos blancos estaban convencidos de que hacían un bien a sus comunidades “limpiando” sus poblaciones de las razas que eran para ellos inferiores. Aunque de estos linchamientos sí se tiene un registro, en ese periodo también hubo cientos de asesinatos de latinos, sobre todo de mexicanos, que no fueron registrados por la historia.

El artista de origen mexicano y radicado en Califronia Ken Gonzales-Day ha notado que los estadounidenses (y muchos mexicanos) ignoran este capítulo de la historia, y con un trabajo artístico documentó más de 100 casos en los que los sacrificados fueron mexicanos, por motivos tan absurdos como “demasiada mexicanidad”, por ejemplo, hablar demasiado fuerte en español.

Curiosamente, aunque los libros no registran esta historia no contada, sí existen fotos que documentan los ataques de cientos de personas. Esto porque las imágenes se sacaban como souvenirs del acto supuestamente heroico que consumaban los agresores. Miles de personas compraban esos registros como postales de victorias nacionalistas.

Gonzales-Day ha retomado muchas de estas fotos y, como una alusión simbólica, las intervino digitalmente borrando los cuerpos de los mexicanos linchados. Así, aparecen en las imágenes personas que posan orgullosas en una escena que no justifica su brío, pues la víctima fue “removida”, de cierta manera “salvada”. Por su parte, el académico de la Universidad de Alabama Richard Delgado, ha estudiado en los últimos años el fenómeno de los linchados olvidados, y quiere recuperar la historia e incluirla en la memoración de los libros oficiales.

Uno de los motivos por los que se especula que hay poca información sobre los linchamientos a mexicanos es porque estas historias solo eran registradas en español. Pero, en realidad, hubo muy poco interés en seguir la pista a estos crímenes, que quedarían inmunes.

Los linchamientos son un episodio oscuro de la historia de EE.UU.

Los linchamientos son un episodio oscuro de la historia de EE.UU.

Historias en español

En opinión de Richard Delgado, “el hecho de que la historia la escribieron los ganadores” sumado a que estos linchamientos no son una fuente de orgullo para los estadounidenses, ha hecho que cayeran en el olvido.

Además, según Delgado, para los historiadores anglosajones que no hablaban español era difícil acceder a las fuentes escritas que hacían referencia a los linchamientos y que en su mayoría eran periódicos comunitarios que estaban escritos en ese idioma.

“Si un historiador no hablaba español no podía leer esos periódicos y tampoco podía entender los corridos que hacían referencia a estos episodios, en los que se lamentaba lo ocurrido y se glorificaba a los que habían muerto”.

Las noticias de los linchamientos sí llegaron a México. En varias ocasiones funcionarios de ese país emitieron quejas oficiales frente a las autoridades de EE.UU. por esos actos.

Incluso ciudadanos mexicanos que vivían tanto en México como en EE.UU. se unieron para organizar protestas contra los linchamientos, llegando algunos a vengar la muerte de sus compatriotas asesinando a los responsables.

Pese a que muchos de los testimonios escritos de los linchamientos ya no se conservan, no ocurre lo mismo con las fotografías que se tomaron de esos actos de violencia. Los linchamientos eran un espectáculo de masas y los fotógrafos locales sacaban fotos y las copiaban en postales que luego vendían.

Linchamientos borrados

Cuando Gonzales-Day inició sus investigaciones sobre el tema hace cerca de 15 años, se dio cuenta de que, a diferencia de lo que sucedía con el linchamiento de negros, en la literatura había pocas referencias a las ejecuciones de mexicanos.

De ahí que el artista emprendiera la ardua tarea de tratar de documentar los ataques que ocurrieron en California a través de las diferentes fuentes escritas que contaban esos sucesos, como los diarios de la época.

Gonzáles Day recogió sus hallazgos en el libro “Lynching in the West. 1850-1835″ (Linchamientos en el oeste) publicado en 2006, y en el que detalla 352 linchamientos, entre ellos 132 de mexicanos.

Al mismo tiempo, utilizando algunas de las postales de esas ejecuciones que circularon ampliamente en EE.UU. hasta los años 30 del siglo pasado, dio forma la serie fotográfica “Erased Lynching” (Linchamiento borrado).

La supresión en la imagen, según Gonzales-Day es “una forma de simbolizar cómo los casos de los mexicanos que fueron víctimas de la violencia de las multitudes también fueron borrados de la historia”.

El objetivo también era que el espectador no fijara su mirada en la víctima sino en los autores del linchamiento.

Parte de la historia

“Como mexicano-estadounidense que vive en California sé que a veces no se nos trata como es de esperar y siempre he sido consciente de las diferencias raciales que existen”, explica Gonzales-Day en conversación con BBC Mundo en su estudio de Los Ángeles.

“A través de mi trabajo sobre los linchamientos quería descubrir de dónde venía esa animosidad histórica que algunos tienen contra los latinos y que continúa hoy en día”, señala el artista.

Las historias de los mexicanos que fueron linchados raramente aparecen en los libros de historia.

“Durante mi investigación fue muy deprimente ver cómo esas personas habían sido brutalmente asesinadas y ser consciente, al mismo tiempo, de que sus historias no se conocían. (…) Mucha gente se sorprende cuando les hablas de ello. Nunca se lo enseñaron en la escuela, algo que no debería suceder, al menos en California”.

Es importante que los hispanos conozcan esa parte de la historia de su comunidad y del territorio en el que viven“, señala Gonzales-Day, quien también ha elaborado una serie titulada “Searching for California’s Hang Trees” (Buscando los árboles donde colgaban gente en California), que le llevó a pasar varios años recorriendo todo el estado fotografiando los lugares que hace un siglo fueron escenario de los linchamientos.

“Creo que es importante plantearse cómo vemos las diferencias, sean raciales o étnicas. También quiero que la gente reflexione sobre el acto de matar, lo haga un grupo de justicieros o el estado a través de la pena de muerte”, explica el artista.

Gonzales-Day se encuentra en estos momentos trabajando en un proyecto titulado “Run Up”, con el que quiere recrear en video uno de los linchamientos ocurridos en California a principios del siglo pasado; como una forma más de que estos actos de brutalidad no sigan siendo borrados de la historia.

Un largo y oscuro capítulo de la historia norteamericana.

Un largo y oscuro capítulo de la historia norteamericana.

(Con información de PeriodistaLatino.com)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • LaPatriaEsElOtro dijo:

    Y sí, así se quedaron con territorio ajeno, a fuerza de sangre tbn ajena

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también