Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Aniversario de la victoria contra el fascismo alemán: La conexión Sebastopol-Moscú

| 9

Gran Guerra PatriaEste 9 de mayo en la Plaza Roja de Moscú unos 11 mil soldados rusos, 150 vehículos de combate y la más moderna técnica militar, entre ellos los famosos sistemas móviles de misiles balísticos intercontinentales, Topol-M, se dice que sin paralelo en el mundo, desfilarán para celebrar el 69º aniversario de la Victoria contra el fascismo.

Al mismo tiempo 70 aviones de la Fuerza Aérea rusa sobrevolarán la heroica ciudad de Sebastopol, en Crimea, y 10 buques de la flota del Mar Negro se alinearán en la parte central del puerto, junto al legendario velero escuela Kruzenshtern, el “invitado de honor”, que se ha desplazado por primera vez a Crimea desde el Báltico, para conmemorar los setenta años de la liberación de la ciudad de los ocupantes alemanes.

Se dice que los desfiles no ganan guerras, y de seguro la gran em-prensa internacional tratará de tergiversarlo todo, como ha hecho hasta hoy con los acontecimientos en torno a Ucrania. Lo cierto es que no hay para el mundo actual un momento de mayor simbolismo que el de este próximo 9 de mayo.

Cuando pareciese que el Frankestain de Hitler, ahora cosido y animado por Estados Unidos y la OTAN, intenta abrirse camino nada más y nada menos que desde el fondo de Ucrania hacia las fronteras rusas, es bueno que Moscú y Sebastopol le recuerden a unos y a otros lo sucedido hace exactamente 69 y 70 años, respectivamente.

Sebastopol en el camino hacia Berlín

El heroico desembarco anfibio de las tropas soviéticas en el sector noreste de Crimea, tras cruzar el Mar de Azov a fines de 1943, es el preámbulo de la batalla por el importante puerto de Sebastopol, situado en el extremo suroeste de la península.

La operación fue exhaustivamente preparada por la dirección política y militar soviética. El 8 de abril de 1944 el Cuarto Frente Ucraniano del Ejército Rojo lanzó todo su poderío contra el 17° Ejército alemán del Grupo de Ejércitos Sur de la Wehrmacht.

Los soviéticos avanzaron apoyados por una visible superioridad numérica en hombres y sobre todo en la aviación de combate, que constantemente ablandaba las posiciones defensivas de los alemanes y dificultaba su precipitada retirada.  El Ejército Rojo contaba además con la ayuda de los partisanos (guerrilleros) soviéticos locales que desde mediados de 1942 habían ocupado las montañas del centro de Crimea.

El alto mando alemán ordenó al 17° Ejército concentrarse en la defensa de Sebastopol considerado una potente fortaleza fascista. La misión era no abandonar y defender la plaza a cualquier costo, pero ya era tarde. Los soviéticos habían destruido los aeródromos enemigos en las afueras del área urbana, y los restos del 17° Ejército se lanzaron a combatir dentro de la urbe sólo para proteger su evacuación por mar.

El 9 de mayo de 1944 el Ejército Rojo  entraba al puerto de Sebastopol, y el día 12 todas las instalaciones portuarias quedaron en poder de los soviéticos. Se calculan en unos 97,000 hombres perdidos por los alemanes entre muertos, heridos y prisioneros, incluidas las dos divisiones rumanas que participaron en los combates junto al 17° Ejército fascista.

La URSS recuperó Crimea y obtuvo así una importante base de ataque para sus aviones y buques contra el Grupo de Ejércitos Sur de la Wehrmacht, y al mismo tiempo tenían a tiro los campos petrolíferos de Ploiesti en Rumania y sus costas del Mar Negro.  La victoria en Sebastopol fue rotunda, el camino hacia Berlín se hacía más corto.

Pero la Gran Guerra Patria se extendería todavía durante casi un año de cruentos combates, hasta la liberación total del territorio de la URSS, y el avance ya indetenible del Ejército Rojo hacia la guarida fascista.

El 1ro de mayo de 1945, un día después del suicidio de Hitler, los soviéticos dieron la estocada final a los nazis. El último asalto a la parte central de Berlín duró hasta la madrugada del día 2. Al amanecer todos los locales de la Cancillería Imperial estaban tomados por el Ejército Rojo. Cerca de las 3 de la tarde los más de 134 mil efectivos que pertenecían a la desvencijada guarnición de Berlín se rindieron.

El 8 de mayo, a las 10 y 43 de la noche, hora de Berlín (ya eran las 12 y 43 del día 9 en Moscú), el general mariscal de campo Wilhelm Keitel firmaba ante los soviéticos el Acta de Capitulación Incondicional de Alemania.

Los desfiles no ganan guerras, pero…

Ningún país hizo tanto ni ofrendó tanto por la victoria contra el fascismo como la URSS y los pueblos que la componían. La historia no puede olvidarse jamás.

Por grandes que hayan sido los cambios acaecidos en el mundo después de la desintegración de la Unión Soviética, nadie tiene el derecho a instigar el enfrentamiento entre pueblos hermanos de sangre, sobre todo cuando en la base de los supuestos conflictos actuales subyacen las mismas ideas fascistas que en un pasado no tan lejano les unió en una sola trinchera.

Efectivamente, los desfiles no ganan guerras, pero recuerdan, a veces con toda crudeza, el precio de la victoria y la gloria de los vencedores. Que nadie se equivoque: Sebastopol y Moscú tienen mucho y porqué celebrar este 9 de mayo.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JULIANO SIQUEIRA dijo:

    Vitória dos povos da União Soviética, do Partido de Lênin, do Socialismo, do Camarada Stálin, da humanidade contra a barbárie.

  • José dijo:

    Gloria eterna a los héroes caídos por la libertad y la vida. Viva el socialismo.

  • Mercedes dijo:

    La Historia de esos pueblos que sufrieron crueldades del nazismo es imposible de olvidar, pude ver en mis años de estudios sitios, monumentos donde estaban escritos miles de nombres tanto, niños, ancianos, mujeres y hombres que fueron asesinados por las hordas nazis, de los hombres que lucharon, que dieron su vida por liberar a todos esos países invadidos por el ejercito encabezado por Hitler, conocí de historias tristes, niños que perdieron a sus padres.
    Los desfiles del 9 de mayo siempre los recuerdo con gran alegría.

    Gloria eterna

  • @lkaline dijo:

    No se puede olvidar la historia , no se puede cerrar los ojos , no podemos nunca olvidar la cantidad de vidas que se perdieron el dolor de paises enteros el sufrimiento de millones de judios todo por la locura del facismo por una sola persona que no ni talento ni valor y llevo un pais a la ruina empujo el mundo a una nueva conflagracion belica

  • Santiago Herrera L. dijo:

    LOS REMANENTES DEL FASCISMO DEBEN SER ENFRENTADOS.
    Por Santiago Herrera Linares.
    Los impresionantes desfiles militares y la celebración en general de la Victoria contra el fascismo en Moscú y Sebastopol, son una expresión política del compromiso con la memoria histórica que no debe ser recordada y trasmitida hacia el futuro con la pasión de las luchas y sacrificios de los pueblos que la hicieron posible. La Humanidad tuvo en el fascismo la manifestación más perversa de la ideología imperial de todos los tiempos. Y también fue la más peligrosa creación ideológica, militar y política de las fuerzas del capital contra el nuevo modelo de Estado y de sociedad que emergía por y para los pueblos .
    Para no quedarse atrás, el imperio norteamericano, que se consolidaba como potencia, sobre las mismas cenizas de la guerra no quiso perder la ocasión y mostró al mundo que no tenía límites humanos que lo detenga cuando de sus intereses hegemónicos se trata, y lanzó las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki. Fijó con el nuevo crimen su naturaleza.
    La mentalidad fascista se mantenía subyacente. Hoy muchos le hacen el juego al fascismo, al apoyarlo de diversas maneras cuando se enfrentan a fuerzas y gobiernos que representan a las mayorías pero defienden la plena soberanía de las naciones y los derechos de las mayorías. Si grupos terroristas o fascistas manipulados por fuerzas políticas de la extrema derecha (todos tienen la misma esencia) se lanzan al derrocamiento de un gobierno democrático que no acepta los mandatos de Washington, son apoyados por diversas vías (hay ejemplos recientes y actuales). Si los extremistas derrocan al gobierno democrático no deseado por el Imperio, entonces, los grupos que defienden al gobierno elegido por la mayoría, es reprimido. En este caso quien recibe el apoyo de Washington y sus aliados es el gobierno golpista que destruyó a la democracia. También hay ejemplos recientes.
    Todas las fuerzas populares, los partidos políticos y gobiernos progresistas han de estar en guardia ante el resurgimiento del fascismo, que se manifiesta en el terrorismo y la violencia criminal que está apoyando la reacción internacional.

  • Santiago Herrera L. dijo:

    LOS REMANENTES DEL FASCISMO DEBEN SER ENFRENTADOS.

    Los impresionantes desfiles militares y la celebración en general de la Victoria contra el fascismo en Moscú y Sebastopol, son una expresión política del compromiso con la memoria histórica QUE DEBE SER RECORDADA y trasmitida hacia el futuro con la pasión de las luchas y sacrificios de los pueblos que la hicieron posible

  • alfredopc dijo:

    Es una lastima que los pises occidentales, con los USA al frente no se den cuenta que lamentablemente la historia puede repetirse con el avance del neofascismo en el viejo continete y en el coloso del norte -los sucesos de Ucrania son una prueba- y al igual que en los años 30 del siglo pasado, estas mismas potencias, en un inicio, azuzaron a los nazis contra la URSS, la historia posterior es bien conocida.
    Hoy lo hacen contra Rusia.Ojala que el mundo no tenga que vivir un holocausto igual, pues no tenemos ya a la Unión Sovietíca …

  • Almagueroski dijo:

    Los EEUU y las potencias occidentales no olvidan ni perdonan que la URSS haya sido la protagonista principal de la victoria sobre el fascismo alemán, siempre han tergiversado la verdadera historia, le han restado méritos al ejército rojo y a su pueblo que tantas vidas ofrendó por la causa liberadora y atizan incesantemente el enfrentamiento y la guerra contra la Rusia de hoy, pretenden rodearla amparandose y apoyandose en los países sumisos que otrora conformaron la URSS, entre ellos, Estonia, Lotonia, Lituania y ahora Ucrania, pero Rusia es potente, firme y no se dejará intimidar, infunde respeto y frenará cualquier intento suicida de los neonazis imperiales.

  • Edilberto Sosa Rey dijo:

    Ningún país hizo tanto ni ofrendó tanto por la victoria contra el fascismo como la URSS y los pueblos que la componían. La historia no puede olvidarse jamás.(Estas palabras del autor son y seran una realidad eterna felicidadez en su 70 Aniversarios camaradas rusos)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

César Gómez Chacón

César Gómez Chacón

Periodista Cubano. Colaborador de Cubadebate, La Jiribilla y otras publicaciones.

Vea también