Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Un “Asesinato” Fabricado V

| 8

Milagro en Miami

corte-federal-de-miami

Sede en Miami de la Corte Federal del Sur de la Florida

El 25 de mayo de 2001, cuando iba a concluir el juicio de Miami, la Fiscalía presentó ante la Corte de Apelaciones en Atlanta una Petición de Emergencia para una Orden Inhibitoria (Emergency Petition for Writ of Prohibition). Lo primero que sorprende es la velocidad –poco más de un par de horas- con que el Gobierno preparó este documento de más de cuarenta páginas. Así describieron lo ocurrido:

“En algún momento durante las horas de la mañana del 25 de mayo de 2001, después de seis días de debate, la corte ultimó las instrucciones que se darían al jurado en este tema. Después de la 1 pm del mismo día, Estados Unidos recibió de la Corte de Distrito una copia de esas instrucciones. Estados Unidos puso objeciones a varias de estas instrucciones.” (Petición de Emergencia, página 3)

Esa misma tarde, la Fiscalía dió “el paso sin precedentes de solicitarle a esta Corte una orden inhibitoria” (Idem, p.4 y 5).

¿Qué buscaba prohibir la Fiscalía? Leamos la Petición de Emergencia:

“Que se le ordene a la corte que instruya al jurado que no es necesario hallar que el acusado Hernández, o sus co-conspiradores en el Cargo Tres de la acusación, haya acordado que los asesinatos ocurrirían en la jurisdicción especial marítima y territorial de Estados Unidos.

Que se le prohíba a la corte darle al jurado una pauta de instrucción de asesinato en primer grado e instruir al jurado que debe hallar que el acusado Hernández conspiró para cometer asesinato premeditado.

Que se le prohíba a la corte darle al jurado una instrucción basada en la teoría de defensa en relación con el Cargo Tres que incluya las cláusulas de las convenciones y anexos de la OACI.” (Idem, Páginas 39 y 40)

Pero sucede que, al redactar sus instrucciones al jurado la Jueza no hizo más que ajustarse a la acusación que la Fiscalía había formulado en mayo de 1999: “el acusado Gerardo Hernández a sabiendas, intencionada e ilegalmente se unió, conspiró, fue cómplice y acordó con personas conocidas y desconocidas para este Gran Jurado, perpetrar asesinato, que es la muerte sin justificación legal de seres humanos con premeditación, en la jurisdicción especial marítima y territorial de Estados Unidos, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1111.” (Segunda Acusación Sustitutiva, página 14)

Basta comparar esta acusación del Gobierno con la instrucción de la Jueza para comprender que son idénticas:

“El Cargo 3 refiere que el acusado Gerardo Hernández conspiró con otras personas para perpetrar un asesinato, es decir, la muerte sin justificación legal de seres humanos con intención criminal y premeditación en la jurisdicción marítima y territorial especial de los Estados Unidos.” (Transcripción del juicio ante la Honorable Joan A. Lenard, páginas 14587 a 14.588)

La jueza Lenard en consecuencia señaló que Gerardo:

“Puede ser encontrado culpable de ese delito sólo si todos los hechos siguientes son probados más allá de cualquier duda razonable.

“Primero. Que las víctimas nombradas en la acusación están muertas.

“Segundo. Que el acusado causó la muerte de las víctimas con intención criminal.

“Tercero. Que el acusado lo hizo con premeditación.

“Cuarto. Que el asesinato ocurrió dentro de la jurisdicción marítima y territorial especial de los Estados Unidos.” (Idem páginas 14598 a 14599)

¿Cómo podía objetar el Gobierno una instrucción que calcaba exactamente su propio alegato?

Habían transcurrido dos años desde que el gobierno lanzó esa calumnia sin fundamento contra Gerardo Hernández Nordelo y durante ese tiempo organizó y financió una feroz campaña de propaganda y sometió al jurado y a los testigos a numerosas presiones pese a las reiteradas quejas de la propia jueza. Desde mayo de 1999 Gerardo había sido declarado culpable no sólo por la prensa local sino también por todas las autoridades y personajes de Miami.

Dentro de la sala del tribunal, sin embargo, el infundio torpemente fabricado se deshizo ante los argumentos de la defensa y las declaraciones de especialistas de ambos bandos. Consciente de su fiasco, la Fiscalía se sintió obligada a objetar las instrucciones de la Jueza o, lo que es lo mismo, a negar su propia acusación: “teniendo en cuenta la evidencia presentada durante el juicio, esto constituye un obstáculo insuperable para los Estados Unidos en este caso, y probablemente tendría como consecuencia el fracaso de la acusación en este cargo.” (Emergency Petition, page 21).

La Fiscalía, en fin, reconocía su fracaso. Era una acción “sin precedentes”, según sus propias palabras.

La Corte de Apelaciones no accedió a la petición. Tampoco concedió la suspensión temporal del juicio que igualmente le habían pedido los fiscales. El asunto regresó a Miami. Tocaba al Jurado pronunciarse.

Y lo hizo también con insólita velocidad. Los jurados no hicieron ninguna pregunta ni expresaron la menor duda. A nadie se le ocurrió siquiera solicitar aclaración sobre la Emergency Petition for Writ of Prohibition. Ya lo había dicho la Jueza Lenard. Tenían miedo. Por eso, frente a aquellos rostros amenazantes, encarando por última vez las cámaras y micrófonos que los habían asediado por largos meses, dieron el veredicto de culpabilidad que se les exigía.

Gerardo Hernández Nordelo fue condenado a morir en prisión por un crimen que no existió; por un suceso con el que él no tuvo relación alguna; por una acusación fabricada que los propios fiscales admitieron que no podían probar y habían tratado de retirarla.

Pese a su derrota, la Fiscalía ganó, logró lo que buscaba, castigar a un inocente y robarle la vida. A fin de cuentas, sucedió en Miami.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • armando dijo:

    saludos:

    AL PARECER LA FISCALIA EN ESTE JUICIO GANO, SIN EMBARGO SE MANTIENE LA DERROTA DE LA POLITICA DE EEUU:

    EL SISTEMA JUDICIAL EN EEUU, (que tiene que constituir ley) LOS DERECHOS PARA LA DEFENSA DE LOS ACUSADOS EN ESTA VISTA , HAN SIDO PISOTEADOS POR LA POLITICA TERRORISTA (con mas de 50 años) DE LA MAFIA DE MIAMI «.

  • Felicia Padron dijo:

    Honorable jueza?

  • Pedrito. dijo:

    Cuanto habrá ganado esta juesa?, espero que no le hayan pago con aguacates?.
    LIBERTAD, PARA NUESTROS 5 YA!.

  • Modesto Hidalgo acosta dijo:

    Tantos años de calumnias e injusticias relacionadas con Cuba, deberían dejar claro que en Estados Unidos, a su gobierno, a su sistema legal, poco importan la verdad y la justicia. No se trata solamente de la vida arrebatada a un hombre inocente, sino del agravio, la humillación a todo un pueblo, inocente también de todas las acusaciones que Estados Unidos nos hace cotidianamente, por el solo hecho de escoger ser libre e independiente. No nos perdonarán jamás el agravio heroico de la revolución triunfante, la recuperación de nuestros recursos económicos, la expulsión de sus lacayos y cada una de las derrotas que les hemos infligido en tantos años de guerra genocida. Gerardo, como los demás, es solo el depósito de un odio del que todos y cada uno de los cubanos revolucionarios compartimos una cuota: desde Fidel Castro hasta el más humilde de nuestros compatriotas, decididos a ser libres o morir, somos odiados visceralmente por los representantes de ese sistema caduco y poderoso. Gerardo es también muestra de la dignidad y el heroísmo de todo un pueblo.

  • andres garcia lopez dijo:

    Todos sabemos del juicio amañado en contra de Gerardo y de los otros héroes cubanos..Se les enjuicio a lo AMERICAN WAY.Desde siglos y siglos conocemos la forma de actuar de los yankis.Cometen asesinatos, pagan juicios,sobornan jurados y hacen los que les venga en ganas.Todos los cubanos de mas de 50 años conocemos de juicios truculentos y amañados a la americana.Miami esta llena de piratas,asesinos,terroristas confesos, es decir toda la mierda del mundo va a parar a Miami.Fijance hacia donde han ido todos los que han dado golpes de estados en paises latinomericanos? hacia la mierda en miami!Quien no sabe que es vivir en esa crap de pais!ahora estamos viendo en la ONU, las declaraciones amenazantes de Obama hacia los paises que no piensen como ellos,Acusan a Iran de estar fabricando armas nucleares, y de Israel que las tienen por miles de hace mucho tiempo nada dice!!!! pero ahí esta nuestro amigo Evo Morales y los cancilleres venezolanos y de otros paises amigos capaces de denunciar cuanto abuso, cuanta crueldad del mundo capitalista y en especial del gobierno yanki de Estados Unidos.Hay que tenerlos bien puesto como Evo Morales o como hacia nuestro CAIGUARAN MAYOR FIDEL para decirles las verdades en su cara al gobierno americano.No nos cansemos de denunciar cuanto atropello en el caso de los 5 heroes! sigamos denunciando a los yankis, a la mafia de Miami y digamos todos juntos..LIBERTAD PARA GERARDO HERNANDEZ! QUE CESE EL ABUSO Y EL CRIMEN QUE ESTAN COMETIENDO CONTRA NUESTROS 5 HEROES.LIBERENLOS YA!

  • Martica dijo:

    ¿ Que sistema judicial? Sin derechos para la defensa de los acusados, la política infame de la mafia de Miami lo corroe todo , LIBERTAD PARA LOS CINCO

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo. dijo:

    ¡Así es el imperialismo!
    Por eso «no se puede confiar ni un tantito así, ¡NADA!»

  • Pedro Silva dijo:

    Todos lo cubanos estamos politica e idiologicamente preparados para sber balorar las acciones de nuestro historico henemigo. Por lo que cada dia estamos mas consientes de que debemos fortaleser esa aliansa entre los pueblos de america para poder vivir en paz cuando caiga el imperialismo.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).

Vea también