Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

La emigración cubana y su manipulación política por Estados Unidos

| 107

logoLas migraciones han sido parte del actuar humano prácticamente desde los inicios de la especie. Pero en el mundo globalizado y profundamente injusto de hoy, el creciente flujo migratorio internacional –alentado por las hondas desigualdades económicas y sociales, la inestabilidad política, los conflictos armados, los desastres naturales y otras causas–, se ha convertido en uno de los más serios problemas de la humanidad.

Miles de personas mueren todos los años intentando emigrar en precarias condiciones a través de fronteras terrestres y los mares. Otros miles, que llegan a las naciones más ricas del Norte buscando mejores condiciones de vida, son sometidos a abusivas y prolongadas detenciones y expulsados hacia sus países sin contemplaciones. Crecen las medidas restrictivas y xenófobas contra los inmigrantes en EEUU y Europa.

En este complejo y duro panorama hay una clara excepción: el tratamiento que el Gobierno de EE.UU le da a la emigración cubana con evidentes fines políticos, como parte de sus planes agresivos contra la Revolución.

Antes de 1959 eran contadas las visas que la Embajada de los Estados Unidos concedía a los ciudadanos cubanos para emigrar a ese país; lo que constituía una aspiración de millones de personas en el mundo, atraídos por el estándar de vida en la nación que emergió de la Segunda Guerra Mundial como la más rica y poderosa del planeta. Unos pocos humildes trabajadores dispuestos a asumir las duras labores que el estadounidense se rehusaba a hacer y componentes de la burguesía y de algunos sectores medios del país, eran los afortunados en esa ruleta migratoria.

Los trámites legales para que un cubano emigrara a Estados Unidos entre 1945 y 1959 eran prolongados y rigurosos. Al que ingresaba ilegalmente le esperaba sin remedio la expulsión o la prisión. Eran tan perseguidos por la “migra” como lo son ahora muchos emigrados latinoamericanos. Ahí esta el testimonio de Camilo Cienfuegos en sus cartas a la familia durante el tiempo que debió permanecer en territorio norteamericano, en la década del 50, ante la persecución de la dictadura batistiana.

Todo cambió con el Triunfo de la Revolución en 1959. Desde el primer día de la victoria de nuestro pueblo, Estados Unidos se convirtió en seguro refugio para los esbirros, torturadores, asesinos, malversadores y ladrones de la derrocada tiranía de Fulgencio Batista. El ingreso sin obstáculo al suelo estadounidense de cualquier persona que saliera ilegalmente de Cuba pasó a ser la norma. La visa dejó de ser un trámite necesario para ser recibido. La categoría de emigrante desapareció para los cubanos que salían del país, que pasaron sin excepción al tratamiento de exiliados, gracias a la política implantada por Washington.

El gobierno norteamericano, consciente de que en Cuba había una verdadera Revolución, se planteó una estrategia de hostilidad permanente hacia nuestra Patria sustentada en un feroz bloqueo económico y comercial y que tenía también al tema migratorio como uno de sus componentes esenciales para la desestabilización. Cuba pasó a formar parte de la política implementada por la Casa Blanca en los años 50 para beneficiar con el estatus de “refugiado” a los migrantes del entonces campo socialista.

Nació así el Programa de Refugiados Cubanos, a inicios de los 60, y se ejecutó la inescrupulosa Operación Peter Pan mediante la cual fueron virtualmente secuestrados hacia EE.UU más de 14 mil niños, arrancados a sus padres atemorizados por la propalación de la falsa e infame noticia de que sería suprimida la Patria Potestad en Cuba.

Tras la derrota sufrida en Playa Girón, el escalamiento de la guerra sucia contra Cuba y las tensiones de la Crisis de Octubre, el Gobierno norteamericano suprimió abruptamente, a fines de 1962, los vuelos normales y salidas legales desde nuestro país a esa nación, cortando de facto los vínculos de miles de cubanos con sus familiares en EE.UU, entre ellos la de los padres que habían enviado a sus hijos durante la Operación Peter Pan. Solo quedó el camino de las salidas ilegales.

En febrero de 1963, la administración Kennedy dio un poderoso estímulo a esas salidas al anunciar que los cubanos que llegaran a EE.UU directamente desde nuestro país serían recibidos como refugiados; mientras, quienes lo hicieran desde terceros países serían considerados extranjeros y quedarían sujetos a las restricciones migratorias norteamericanas.

Se buscaba el show político y mediático. El intento de pintar una Revolución que naufragaba. El propósito de mostrar una sociedad supuestamente quebrada y fracasada que obligaba a sus ciudadanos a lanzarse desesperadamente a la aventura migratoria.

El Congreso estadounidense dio un espaldarazo final a la perversa política al aprobar la llamada Ley de Ajuste Cubano, firmada por el presidente Johnson el 2 de noviembre de 1966. Con ella se concedía el derecho inmediato al permiso de residencia a cualquier emigrante ilegal cubano que llegara a territorio norteamericano, y al año se le otorgaba automáticamente la residencia permanente.

Esa aviesa legislación –aplicada desde entonces invariablemente y actualizada varias veces para promover aún más la emigración ilegal–, unida a la intencionada denegación de cuantiosas solicitudes de visas para la emigración legal, al endurecimiento del bloqueo y a las miles de horas de incesante propaganda subversiva y de guerra política y sicológica desde EE.UU llamando a la indisciplina social, al delito y a las salidas ilegales del país, han provocado sucesivas y graves crisis migratorias como las de Boca de Camarioca (1965) , el Mariel (1980) y la de 1994.

Impunidad, violencia y robo de cerebros

La impunidad total y los estímulos con que se ha recibido en EE.UU a todas las personas salidas ilegalmente de Cuba en estas cinco décadas, han dado lugar al robo y secuestro de embarcaciones, la piratería aérea, la violencia, el empleo de armas y hasta a asesinatos. Autores de crímenes atroces como Leonel Macías, el asesino del guardamarina Roberto Aguilar Reyes, viven hoy en la Florida al amparo de esta política.

A sectores de esa estimulada emigración han acudido el gobierno estadounidense, la extrema derecha, los servicios especiales y la mafia cubano americano para ejecutar sus planes agresivos y terroristas contra nuestra Patria.

Esa mafia y sus representantes en el Congreso han utilizado a su antojo el tema migratorio en su agenda anticubana. Estimulan por un lado la emigración a través de declaraciones y acciones precisas como el programa Éxodo manejado por la Fundación Nacional Cubano Americana en la década de los 90, y por el otro, presionan al Gobierno norteamericano a actuar en el supuesto interés de la Seguridad Nacional de EE.UU si se produjera una nueva crisis migratoria. Sueñan con provocar un conflicto armado entre Estados Unidos y Cuba.

En todos estos años, las autoridades norteamericanas y los sectores anticubanos han alentado y priorizado la salida del país de médicos, enfermeros, profesores, ingenieros y otros profesionales universitarios o técnicos de nivel medio, en un descarado robo de cerebros. Miles de millones de dólares le han costado a la nación la pérdida de ese personal calificado formado gratuitamente en nuestras universidades y escuelas politécnicas.

No satisfechos con extraerlos del país, los persiguen por diversas partes del mundo. Vigente está el programa ideado por la administración Bush para captar médicos y otros especialistas de salud cubanos que prestan importantes servicios en decenas de países.

Permanente es también el asedio a nuestros deportistas, reconocidos en los escenarios mundiales y forjados gracias al sudor de nuestro pueblo y la capacidad de nuestro sistema de formación deportiva.

El objetivo es apropiarse desvergonzadamente del talento de la nación, e intentar desmoralizar, obstruir nuestro desarrollo, generar desaliento.
Pese a los acuerdos migratorios logrados entre Cuba y EE.UU, el gobierno norteamericano continúa aplicando para nuestra nación los esquemas de la Guerra Fría y el anticomunismo que caracterizaron la política inmigratoria de ese país en décadas pasadas.

Una y otra vez han violado esos acuerdos en diferentes administraciones, mantienen en vigencia la Ley de Ajuste Cubano que estimula la emigración ilegal y ha provocado numerosas muertes en el estrecho de la Florida, y sostienen las campañas de aliento a esa emigración y la manipulación mediática sobre este sensible tema.

Mientras más de 429 mil indocumentados fueron detenidos y más de 397 mil inmigrantes fueron expulsados de Estados Unidos en el 2011, según reconoció hace unos días el Departamento de Seguridad Interior, los inmigrantes cubanos continúan recibiendo un tratamiento privilegiado a tono con los intereses subversivos de la política norteamericana hacia nuestro país.

Cuba ha cumplido rigurosa y estrictamente sus compromisos en los acuerdos migratorios, sostiene la necesidad de garantizar una emigración legal, ordenada y segura hacia la nación norteña, mantiene una relación respetuosa con el creciente y mayoritario sector de la emigración cubana en Estados Unidos y otras partes del mundo que profesa amor a su Patria, promueve los vínculos familiares, condena el bloqueo y otras políticas agresivas contra su pueblo y defiende el derecho de nuestra nación a vivir y desarrollarse en paz, y ha dado pasos en todos estos años para hacer más fluida esa relación entre la Nación y su emigración.

Se han publicado 107 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • antonio dijo:

    LA POLITICA MIGRATORIA DE ESTADOS UNIDOS HACIA CUBA ES INFAME.

  • El Pirulí dijo:

    La gusanera pa fuera….

  • Pedro el cojo dijo:

    @antonio, y que diria Ud de la politica migratoria de Cuba con sus ciudadanos?

  • Alberto quintero dijo:

    La política,que implanta estados unidos contra cuba,es una ley asesina contra nuestro pueblo y gobierno ,es aprobada por la extrema derecha de la mafia de Miami.

  • José Benítez dijo:

    No se puede hablar de equidad en el trato a los inmigrantes en Estados Unidos, los latinos – por ejemplo – son perseguidos, cercados, prácticamente asfixiados para posteriormente ser expulsados a sus países, sin ningún tipo de contemplación. Con los cubanos no sucede lo mismo, el gobierno americano ha usado un tema tan sensible como el de la emigración, con fines meramente políticos.

  • Saray Cruz dijo:

    Completamente de acuerdo con José. Para darse cuenta de eso basta mirar las estadísticas: antes del 59 EEUU otorgaba visas “contadas” a ciudadanos cubanos, y con un proceso largo y riguroso. Pero qué cambio han dado!!!
    Después del triunfo revolucionario acogen en su territorio (antes reservado para algunos) a cualquier persona que salga ilegalmente. Latinos, asiáticos, afros, son emigrantes ilegales; los cubanos NO, ellos son exiliados, refugiados. Hay que estar ciego para no darse cuenta de que hay una campaña contra la revolución cubana detrás de esto. No nos engañemos, ellos no son más que lobos escondidos bajo la piel de cordero.
    Saludos y gracias a Cubadebate por el trabajo.

  • MG dijo:

    Esto es noticia?

  • Hasta cuando dijo:

    Esto es noticia??

  • GTR dijo:

    Es una doctrina de muy larga data, esta política es ilegal, corrupta, genocida y oportunista.
    Los personajes que se prestan para el juego de esta politica sucias dirigina supuestamente a ¨ESTADOS HOSTILES¨ como ellos le llaman, en el caso de CUBA y otras naciones simplemente no le interesa ningun tipo de solución ellos son simples EMPLEADOS que solo necesitan cobrar su sueldo ¨POR DINERO BAILA HASTA LA MONA¨

    EE.UU nación guerrerista, oportunista y genocida destina parte de su presupuesto a realizar estas actividades subversivas que todos saben que la gestiona y la administra las ONGs atrevés de la NED y la USAID, la credibilidad y la imagen de EEUU en el mundo entero es MUY NEGATIVA 100%, empesando por el loby judio, los masones, los skull and bone hasta terminando por los MORMONES ¨ADVENTISTAS DEL 7mo DIA¨
    EEUU es el unico pais que a creado una BIBLIA SATANICA.
    y Mr Obama y Terry Jone ahora se unen en una CAMPAÑA MUNDIAL CONTRA LAS NACIONES ARABES.

    Entonces de que politica humana y de que democracia puede hablar EE.UU , esta manipulacion no es nueva realmente cobra fuerzas depues de la segunda guerra mundial, ahora pregunto Por qué la ONU hasta ahora no ha tomado acciones legales? no hay un castigo, una sanción, una resolución de condena, todas las naciones estan costernadas y humilladas con la politica made in USA. Cuando se sabe muy bien que la politica de EEUU no tiene coherencia en lo que dicen con lo que práctican en la realidad.

    Pregunto. ¿El futuro de la HUMANIDAD estara atado y controlado por EE.UU?
    ¿Qué perspectiva o esperanza tiene la HUMANIDAD para ver solucionados los dilemas actuales?

  • The Trust dijo:

    No es tanto asi periodistas de cubadebate, conozco señores de edad que antes del 59 fueron a Estados Unidos a ver la series mundiales de beisbol y regresaron sin tantas complicaciones como dicen.

  • Hasta cuando dijo:

    dejen de estar pensando tanto en la emigracion norteamericana, y empiecen a pensar en la nuestra, que hace años estan en lo de la reforma migratoria, se ve bien que los que la estan haciendo no tienen ninguna necesidad de viajar. Denle gracias al gobierno americano que tiene la ley de ajuste cubano, que le da a los cubanos una oportunidad para hacerse vida en ese pais. No estoy justificando nada!!! para los super comunistas que leen esto, no estoy justificando nada, pero la realidad es esta, gracias a esta ley los que han llegado han podido hacerse vida. Si esta isla no fuera una tragedia (para no decir otra cosa) para viajar para otros paises la gente no tuviera que coger tanta lancha improvisada para llegar a EE.UU.
    Recuerden Cubadebate: IMPARCIALIDAD!!!!

  • uno ahi dijo:

    Mi opinión es que, no debemos quejarnos sobre que EEUU da facilidades a los cubanos para entrar en su territorio con respecto a los emigrantes latinoamericanos u otros. Eso sería un error, considero que de no existir esas facilidades por parte de EEUU igualmente existirían ciudadanos cubanos que emigrarían hacia los EEUU solo con la diferencia que estariamos en las lista de los no deseados, maltratados, discriminados, y entonces nos quejaríamos al igual que hacen los demás países por estos motivos. Y no creo que la emigración hacia los EEUU cause más daño a cuba que a otro país, simplemente es el mismo.

  • Rafa dijo:

    Como dicen algunos foristas, la política de Estados Unidos hacia Cuba es infame, pero no hay un solo cubano que se vaya obligado, con una pistola en la cabeza o un cuchillo en el cuello. Los que se van, es porque les da la gana de irse, ya sea por reunificación familiar, por perseguir el sueño americano o por el motivo que sea. La cuestión es averiguar como es posible que año tras año se vayan tantos, por vías legales e ilegales, y no solo a Estados Unidos.

  • Esteban dijo:

    The Trust, tiene razón, antes del 59 algunas personas viajaban a EEUU a ver las series mundiales u otros espectáculos deportivos o culturales, pero esto no es migración. Por supuesto, estos viajes llevaban sus trámites correspondientes y los permisos que pudieran existir en esa época, pautados por las negociones de ambos países.
    Lo que habría que ver es qué le pasaba al cubano que habiendo tramitado la visa de turista, decidía establecerse en suelo americano sin previo aviso o solicitud a las autoridades de emigración norteamericanas.

  • Pedro Arturo dijo:

    Usuario “Hasta Cuando”. Que ingenuo es usted, parece que se le olvidó todos los cubanos que han muerto en el mar por culpa de esa injusta ley. Según usted los que han llegado han podido hacerse vida en EE.UU, ¿y los que no han llegado? los que no han llegado, que son miles, a esos se los han comido los tiburones, lo cual ha traído un sufrimiento irreparable para sus familias.

  • carmen del busto dijo:

    En materia de la historia migratoria de Cuba hacia estado Unidos hay mucho de que hablar, las migraciones como bien encabeza el articulo datan desde la misma existencia de la raza humana, el hombre migra por diferentes causales, quizás al inicio de la revolución se caracterizaba el éxodo hacia EU como una migración política, pero en el transcurso de los años esta se ha transformado y ha adquirido otros matices, puede estar incluida la reunificación familiar, pero fundamentalmente se caracteriza por una emigración de carácter económico, personas jóvenes fundamentalmente que es siempre lo que caracterizan las corrientes migratorias en busca de mejores ingresos,nunca olvidemos que somos un país subdesarrollado y nuestro vecino más cercano es la representación del mayor desarrollo, una potencia económica y el país hacia donde más se migra en el orbe desde todas las regiones, muchos cubanos lo hacen pensando en ayudar a la familia que dejan atrás y puedan ayudar con sus remesas, habría, que ponerse a pensar a cuanto asciende el monto de ingreso a nuestro país por ese concepto,pero desde épocas pasadas existía una migración cubana que llegaba a EU laboraban un tiempo y regresaban iban en barcos que también transitaban en ese entonces. En EU existen fuertes leyes en cuanto a la revalidación de títulos y la barrera idiomática, muchos de los profesionales o personas que se van están ejerciendo cualquier trabajo de servidumbre y buen tiempo, limpiando,cuidando enfermos, niños etc, no pueden trabajar como profesionales aunque sean cubanos o el latino más privilegiado en este sentido sufren también humillaciones y explotaciones pero lo soportan pensando en el ingreso que necesitan para ellos y familia que ayudan y así las cosas es un tema con muchos matices, eso sin contar quienes hacen política con esto y se enriquecen

  • Belkis Izquierdo dijo:

    14 mil niños víctimas de la manipulación de los Estados Unidos, una cifra alarmante! La Operación Peter Pan, dentro del Programa de Refugiados Cubanos, ha sido una página triste de nuestra historia. Esos niños crecieron lejos de sus hogares, de sus familias, muchos incluso vivieron abusos, pero al gobierno americano solo le importan las cifras, decir que 14 mil niños escapaban de Cuba, llamaría sin dudas la atención internacional. Esta es una prueba irrefutable de cómo juegan con las personas para dañar un país, un gobierno.

  • Jorge Rodríguez dijo:

    Hasta nov del 2002 se puede hablar de más de 53 secuestros de aviones desviados hacia Estados Unidos. Muchos de esos aviones secuestrados, la mayoría, no han sido devueltos al país. Muchos de esos secuestros provocaron la muerte o heridas a muchas personas: pilotos, custodios, personas que nada tenían que ver, eran simples pasajeros. Y eso sin contar los intentos frustrados.
    La Ley de Ajuste Cubano incrementa el crimen contra nuestro país, incita para que la gente busque formas de salidas ilegales del país. Juega con la vida de los seres humanos. Es cierto que muchos quieren irse, y se lanzan a la mar. No se trata de impedir las salidas, sino de hacerlo legalmente, de acuerdo con la ley. No podemos olvidarnos que la SINA niega las visas a cientos de cubanos, qué buscan con esto? Muy simple: fomentar las salidas ilegales. A ellos les conviene crear ese ambiente de desesperación, para mostrar eso al mundo.

  • Inmigrante dijo:

    Hola está es una tecla bien delicada, pienso que la politíca de Estados Unidos, no es buena pero tampoco la de aqui, se ponen demasiadas trabajas para que el cubano pueda viajar, y también sería bueno que se hablara del famoso cambio que va a haber en la política migratoria cubana, sería bueno se informara por donde va la dichosa ley. Saludos El Inmigrante.

  • José Angel Hernámdez dijo:

    Está duro… EEUU asediando a deportistas, intelectuales, artistas y creando trampas para los cubanos; pero se olvidan de los miles que padecen y llegan a su territorio, en busca de “mejor vida”; provenientes de cualquier rincón del mundo.

Se han publicado 107 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también