Imprimir
Inicio » Cultura  »

Vittorio Garatti, un proyecto, un viaje siempre (+ Fotos y Video)

| 9
El arquitecto italiano Vittorio Garatti, en La Habana. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

El arquitecto italiano Vittorio Garatti, en La Habana. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Vittorio Garatti aterrizó, de nuevo, en Cuba. De nuevo con bocetos bajo el brazo y una obra en la cabeza. Como hace más de cuarenta años, en la expectativa de ver su proyecto-sueño realizado, terminado por fin. Garatti, junto a su compatriota Roberto Gottardi y el cubano Ricardo Porro, concibió las Escuelas de Arte de La Habana, la de Ballet y la de Música fueron las suyas. Las de Porro fueron concluidas en 2009. Las de Gottardi y Garatti permanecen entre ruina de lo construido y proyecto de terminación. Espacio con llagas de tiempo, de indolencia. Y espacio cargado de la esperanza de sus muchos amantes.

Vino esta vez para inaugurar, el viernes 7 de marzo, en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam la exposición Vittorio Garatti: Obras y Proyectos.

“Es un hombre extraordinario”, comenta Jorge Fernández, Director del Centro Lam y curador de la exposición. “Se ha implicado mucho en lo que hace. Si tuviera que definirlo, es la perseverancia, la resistencia, el hecho de creer en lo que hace, el hecho de no dejar de soñar y eso es lo que lo ha mantenido vivo”.

La exposición se describe como un recorrido por todo lo que ha hecho: “Están sus dibujos, que tienen una composición erótica muy especial. Están unas modelaciones en 3D de cómo quedaría la escuela, la maqueta nueva que hizo del Teatro para Música, que es una catedral. Vittorio me dice que él sueña con que un día se interprete en ese auditorio Altagracia, de Carlos Fariñas, que no es cualquier música: es una cabalgata y está dedicada al Che”.

Según el propio arquitecto, en declaraciones a Prensa Latina, esta es la mayor de las exposiciones suyas porque reúne todas sus facetas laborales. “Estoy emocionado por el homenaje que pone a gran escala mi trabajo, ofreciendo detalles a quienes lo conocen y dándolo a conocer a las nuevas generaciones”, dijo entonces.

Garatti desarrolla ahora el proyecto El Anillo del Caribe, que conectará a los países insulares y caribeños por vías marítima y ferroviaria. Trabajó en Cuba hasta 1974. Y debió irse “soñando siempre con la terminación de sus proyectos”, asegura Fernández. Las escuelas son extremadamente transgresoras, al trabajar ese concepto de arquitectura orgánica, que se autogenera; trabajar desde la forma y lo social, por eso se inspiró también en la obra de Lam, El tercer mundo, La jungla… La arquitectura de Garatti anticipó muchas cosas: el posmodernismo, muchos conceptos que se manejan hoy en la arquitectura”.

Están, además, las referencias que lo inspiraron. “Desde este urbanismo de John Willis, de 1760, La Alhambra, Francesco Borromini, Alberti… También le interesan esos arquitectos que desgraciadamente han tenido que sufrir el dejar sus proyectos truncos, de no poder terminarlos, por disímiles razones, desde financiamiento hasta desidia e incomprensiones”.

“Vittorio es un hombre de la utopía, como Tatlin, que diseñó ese gran monumento, esa gran espiral y nunca se pudo hacer. Quizás Rusia no estaba preparada para un edificio de ese calibre, que estaba transformando tantas cosas. La arquitectura quizás tiene ese “pecado” de la inversión, del presupuesto”, concluye Fernández, también Historiador del Arte.

¿Estaba Cuba preparada para la arquitectura de Garatti?

Jorge Fernández: No estaba Cuba. Ni el mundo. Él cuenta que cuando fue a Italia y mostró el proyecto y la gente no lo entendió. Siempre pasa con las obras que son transgresoras. En aquel momento había también muchas diferencias estéticas, empezando por los propios arquitectos; y a veces las diferencias estéticas se traspolan a lo político, y empiezan discusiones políticas que no tienen sentido. Vittorio, además, es un comunista convencido y nunca ha dejado de serlo. Sin embargo, aquí no se entendieron esas escuelas como había que haberlas entendido. No hubo una sensibilidad, excepto la que tuvo el propio Fidel, quien ha dicho públicamente que a él lo trataron de convencer de que las escuelas no eran funcionales, de que era imposible terminar aquello, y que tuvo que enfrentar discusiones porque había mucha gente en contra de las escuelas.

¿Qué perspectivas hay de que se terminen ahora?

JF: Estamos en un momento complejo y este es un proyecto que requiere inversión. Creo que lo más importante es que en Cuba haya una sensibilidad en todas las esferas, primero hacia la escuela, hacia la importancia de poder terminarla, y después empezar a buscar los financiamientos, la ayuda. Vittorio sabe que Cuba sola no puede asumir el costo de esa escuela, tiene que existir una voluntad para crear un movimiento internacional para buscar financiamiento. Intentarlo, por qué no intentarlo. No se puede dejar de pensar en el futuro por las contingencias del presente.

¿Qué decir de esta escuela? Una escuela de Ballet, un animal, un crustáceo, un pulpo (con sus formas envolventes, intrigantes, ambiguas).

Ciertamente un organismo con muchas cavidades. Las cavidades siempre me han fascinado. ¿Su misterio? El sentido de atracción hacia el hueco oscuro. Siempre me ha apasionado el fondo marino, descubrir grutas y cuevas, me fascina el espacio abierto y devastado, (…) una disolución de planos: un no cerrar, no fijar.

Amo el viaje, la aventura (también como metáfora), el viaje como investigación, la investigación como conocimiento, el proyecto como conocimiento, el proyecto como un viaje…

El espacio, el barroco. Amo el espacio. Amo el movimiento, la interrelación.

Amo los sistemas abiertos que se nutren de intercambios.

Odio los sistemas cerrados que sofocan.

(…)

Encuentro perfectas las palabras de Vedova:

“Toda época tiene características propias, y la nuestra, por diversos datos, me parece caracterizada por lo no mesurable, por la decadencia de lo clásico a priori, por una perenne movilidad: lo contrario del concepto puro, de la moral instituida, de las leyes establecidas”.

Vittorio Garatti (Obras y Proyectos)

 

Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

De izquierda a derecha Roberto Gottardi, autor del diseño de la Escuela de Artes Escénicas; Carmine Robustelli, embajador de Italia en Cuba, y Jorge Fernández, Director del Centro Wifredo Lam. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

La exposición es abierta al público. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

_MG_7001

Centro Wifredo Lam. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

_MG_6975

Vittorio Garatti aguardaba junto a su obra. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Una niña mira lo que será el tratro de música de la escuela. Foto: Alejandro Ramírez Anderson.

Vittorio Garatti y Alberto Moravia en las escuelas de arte, durante una visita del escritor a Cuba.

Vittorio Garatti y Alberto Moravia en las escuelas de arte, durante una visita del escritor a Cuba.

Vea el trailer de Espacios Inacabados (Unfinished Spaces), un excelente documental sobre la construcción de las Escuelas de Cubanacán, que recoge, entre otros, el valioso testimonio de sus tres arquitectos:

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sergio dijo:

    Recomiendo el documental “Espacio Inacabado”, sobre las interioridades de este proceso en la voz de sus protagonistas, dando su versión del porque se paró de construir lo que es hoy el ISA. Esto, por su puesto, marcó el destino actual de muchos de los “cabezas pensantes” del proyecto, que por suerte aún están VIVOS.

    Saludos,

  • yo mismo dijo:

    Todo un mar de emosiones en la inauguracion de la exposicion, lo vivi, lo pueden vicitar exelente.
    Nostalgias.
    Un aplauso a Vittorio Garatti y los demas protagonistas de esta historia.

  • Philipa Granger dijo:

    Vitorio Garatti es una hombre digno de admiración que nunca ha cejado en sus sueños de crear, a pesar de los pesares. Con esa actitud ante la vida da muestras del ser humano que es, de su humildad y al mismo tiempo de su grandeza. Es demasiado joven aún pues se porpone quehaceres gigantes.

  • gilberto dijo:

    Escuelas, una de las primeras obras sociales de la Revolucion.

    Este conjunto de 5 edificios esta hoy en la lista de las 100 mejores obras de arquitectura del siglo XX en el Mundo. Y nira que hay arquitectura en el mundo.

    Fue abandonado el proyecto y la obra. Fueron satanizados por el MICONS y la burocracia. Vottorio fue expulsado de Cuba y 30 anos despues se reconocio el error y se le ofrecieron disculpas.

    A Roberto Gottardi, autor de la Escuela de Teatro apenas si se le responde, por no decir que no se le responde, las decenas de cartas e inquietudes que ha enviado al Ministerio de Cultura.

    Luego se decadas de abandon y canivalismo, ladrillo por ladrillo, las hermosas ruinas eran una maravilla, aun digeridas por los arboles.

    Entonces Jonh Loomis, director de Colegios de Arquitectura visita el sitio, queda alucinado y publica un libro que da la vuelta al mundo, con la frase “Condenadme , no importa, la historia me absolvera”

    No pasaron dos meses, se cerco el conjunto, se prohibio el acceso el acceso public, se metio el MICONS, fechas de entrega, metros cubicos de hormigon, jornadas de sacrificio……………NADA, porque faltaba el talento y falto la consideracion a estos tres arquitectos. Se les llamo, pero eso hizo mas triste la burla.

    Sera possible, que no ya por la personalidad o la obra individual de estos tres maestros, si no porque es una ESCUELA, una obra de la Revolucion, ideada por Fidel y el Che personalmente, que personalmente llamaron a la arquitecta Zelma Diaz para llevarla adelante.

    Sera possible que por lo anterior se respite y se termine?

  • MERCATOR dijo:

    También vi el documental, hay errores que se pagan bien caros. Desgraciadamente la arquitectura cubana se quedó estancada en el tiempo y el espacio, salvo raras excepciones.

    • Sergio dijo:

      Increible como mataron la creatividad,,,,,poquito a poco los fueron apartando, hasta que,,,,,,,,cuantos casos no habrán habido?.

      Saludos,

  • giraldo dijo:

    Es una vergüenza nacional que esa obra monumental de la arquitectura revolucionaria cubana no se haya terminado con tanto dinero dilapidado en medio siglo de revolución.
    Sin el valor de la ENA, pero ahí están sin concluir el ISCA, la CUJAE y por el mismo camino va la UCI. Qué decir de la Facultad de Física UH.
    Los culpables no aparecen por ninguna parte. Falta de dinero No, falta de vergüenza en medio siglo.
    Le debemos esa maestro Garatti.

  • Francisco Rivero dijo:

    Al animo, al animo…
    Hoy tengo ganas de comenzar de nuevo.
    Ahora es el momento !
    Gracias a la EVOLUCION que RESTAURA el presente.

    Convoco a las buenas voluntades al apoyo necesario como preciso en favor de la conclusion de este proyecto interrumpido.
    Conciente que la ciencia, la pasion, la audacia, la imaginacion,la fe, acompañe a todos.

    Honor a los carpinteros enconfradores, albañiles, ayudantes, capatazes, maestros de obras, etc, etc que iniciaron con su noble trabajo la construccion de la Escuela Nacional de Arte.

    Un saludo cordial

  • Yo dijo:

    Excelente entrevista!!. Garatti es un creador incansable con la frescura y la energía de quien aún tiene mucho por hacer. El Centro Lam una vez más nos permite reunirnos a aquellos que amamos no solo las artes plásticas sino también la arquitectura. Una preciosa exposición que hay que visitar.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mónica Rivero

Mónica Rivero

La Habana, 1989. Graduada de Periodismo (2012) en la Universidad de La Habana. Twitter: @lamagoch

Alejandro Ramírez Anderson

Alejandro Ramírez Anderson

Director de cine y fotógrafo guatemalteco, radicado en Cuba. Graduado en la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual de Instituto Superior de Arte, institución en la que es Profesor.

Vea también