Imprimir
Inicio » Reflexiones de Fidel  »

Un esclarecimiento honesto

| 50

Hace unos días, el 28 de mayo, se conmemoró con merecidas referencias el violento Combate del Uvero. Un deber elemental me obliga a esclarecer los hechos.

Por aquellas semanas Manuel Piñeiro, “Barbarroja”, genio y figura hasta la sepultura como dice la frase, hizo llegar a Santiago de Cuba un camión con armas asociadas al ataque a Palacio por el Directorio Revolucionario, que de alguna forma habían ido a parar a sus manos. Frank País, responsable nacional de acción de nuestro Movimiento 26 de Julio, remitió una parte importante de ese cargamento a la difícil zona de la Sierra Maestra, donde nuestro naciente Ejército Rebelde brotaba de sus cenizas.

Aquel aprendizaje había sido sumamente duro. Paso a paso íbamos librando las primeras acciones victoriosas en las que incrementábamos nuestras fuerzas en armas y hombres, sin baja alguna. Nos vimos a su vez obligados a enfrentar la peligrosa traición de Eutimio Guerra, quien había sido un campesino rebelde hasta el momento en que cedió a las abundantes ofertas del enemigo. A pesar de los obstáculos, y con el apoyo de hombres y medios que nos enviaba Frank, fuimos creando el primer destacamento guerrillero: con vanguardia, bajo el mando de Camilo; retaguardia, con Efigenio Ameijeiras; centro, con pequeños pelotones; y la Comandancia General. Había ya un curtido grupo de combatientes con valiosa adaptación al terreno cuando, en bidones de espesa grasa, llegó un buen lote de las armas rescatadas por “Barbarroja”.

¿Fue acaso correcto desde el punto de vista militar y revolucionario atacar la guarnición atrincherada y bien armada en la misma orilla del mar, donde se embarcaba la madera extraída de aquella zona? ¿Por qué lo hicimos?

Ocurrió que en ese momento, el mes de mayo, se había producido el desembarco del “Corynthia” bajo la dirección de Calixto Sánchez White. Un fuerte sentimiento de solidaridad nos llevó a realizar el ataque contra la guarnición del Uvero.

Debo señalar con toda honestidad que la decisión adoptada, si se excluye el mérito de la solidaridad que entrañaba, no fue en absoluto correcta. Nuestro papel, al cual se subordinaba cualquier otro objetivo, tal como se hizo a lo largo de nuestra vida revolucionaria, no se ajustaba a aquella decisión.

Recuerdo el primer disparo del fusil de mirilla telescópica que yo utilizaba, dirigido al equipo de radio de la guarnición. Tras aquel disparo, decenas de balas cayeron sobre el puesto de mando enemigo. El adversario no supo por eso que su guarnición estaba siendo atacada. Dispusimos así de tres horas por lo menos sin que bombas y metralla cayeran sobre nosotros; lo que ocurría invariablemente apenas 20 minutos después que se iniciara cualquier combate. Sin tales factores es muy probable que aquella decisión, inspirada solo en la solidaridad, redujera nuestras fuerzas de casi cien veteranos y fuese necesario comenzar de nuevo su azaroso camino, en el mejor de los casos.

Fue en aquellas condiciones que Almeida resultó impactado en el pecho y protegido de una herida más grave por algo de metal, según recordó, que llevaba en el bolsillo; Guillermo García, con un casco fruto del primer combate, mantuvo reñido duelo con el defensor de un fortín de gruesos troncos; el Che, con fusil ametralladora que se encasquillaba, se separó de su puesto para sostener un duelo con los que combatían contra Almeida; y Raúl avanzó con su pequeño pelotón contra los soldados atrincherados en las estibas de troncos dispuestos para el embarque; todo antes de que aparecieran los cazabombarderos. Julio Díaz, bravo combatiente que disparaba con una trípode, no pudo avanzar; yacía a mi lado con un balazo mortal en la frente.

¿Se comprende ahora lo que ocurrió aquel 28 de mayo de 1957, hace 55 años?

Fidel Castro Ruz
Junio 1 de 2012
4 y 36 p.m.

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Angel dijo:

    Sí, comandante, lo comprendemos. Pero necesitamos que nos siga escribiendo y enviando esas útiles enseñanzas para, cuando tengamos un momento de debilidad, de dudas, simplemente volvernos hacia sus Reflexiones y continuar el camino trazado, actualizando el modelo de la Revolución junto a Raúl y a usted.

  • Humberto Herrera Carles dijo:

    Pude leer en algun lugar que el metal que salvo a Almeida era su cuchara de comer. Muy interesante la reflexion del Comandanate, es para la historia.

  • Alida Sanoja-Maneiro dijo:

    Mi querido Comandante Fidel:

    Le escribe Alida Sanoja desde Caracas, Venezuela.

    Sus descripciones de esos gloriosos e inevitables combates son de una prosa muy sincera, profunda y sencilla a la vez, y bonita. Es de tanto dibujo que se me crea en la mente las pinturas, y en el corazón el sentimiento, de cómo debió haber sido todo eso que usted y su infinitamente valiente y creativo ejército revolucionario afortunadamente protagonizaron. Lo que realizaron fue de titanes; y de tal arrojo, desprendimiento y de amor a vuestra Patria y a sus conciudadan@s, que siempre que leo al respecto, a usted y a otros autores, me llena toda mi conciencia de tantos impactos de alegría y descanso a la vez; y, por supuesto, lamentando siempre no solamente las dolorosas y sentidas bajas de los combatientes de nuestro Ejército Revolucionario (digo nuestro porque aunque soy caraqueña siento todo eso como si fuese mío) sino que, como humanista y amante de la vida sea cual sea su manifestación, también lamentando las muertes de las personas que se enfrentaban a nuestro Ejército, esos contendores, generalmente soldados de a pie, integrantes del estamento del pueblo y cuyo trabajo regular era ser soldados del ejército de Batista por lo cual estaban ubicados en el momento y en el lugar equivocados y seguían las impartidas órdenes, y que eran tan cubanos como nuestros combatientes, es decir: pueblo contra pueblo.
    Pero también: aquí me confieso: que me sigue siendo difícil a mí -porque aunque me he calificado de humanista (y lo soy) no tengo en realidad la extrema virtud y cualidad de los santos- lamentar la caída de aquellos elementos que, luchando contra usted y contra sus inmensos camaradas de acciones de lucha y de tácticas en la Sierra Maestra y en todo otro escenario y frentes, le impremieron a sus acciones particular vesanía, sadismo o crueldad en el tratamiento que aplicaran a nuestras fuerzas y al pueblo en general. Pero estoy tratando.

    Reciba usted un abrazo de hija y las bendiciones de toda mi familia para usted, y para toda su linda familia.

    Alida Sanoja-Maneiro

  • ramadan dijo:

    Fidel: Hacía días que como cubano, como revolucionario y comunista, extrañaba sus reflexiones. Ud. sigue siendo nuestro ejemplo cada día.

  • vicente araujo dijo:

    Quanta honra em ser contemporâneo de Fidel Castro,poder ler suas Reflexões. Obrigado,Cubadebate!

  • raymond dijo:

    gracias querido comandante, siganos educando , y siga siendo el ejemplo y ezperanza de los pueblos pobres de el mundo!!

  • Jose dijo:

    Gracias comadante una vez mas y por siempre

  • RSD dijo:

    Es importante contar con quien a diario nos enseña no sólo el camino a seguir, sino a analizar y pensar sobre las causas y condiciones que trae aparejado cada hecho histórico, esta reflexión suya comandante, es histórica porque esclarece los motivos de esa acción, la solidaridad, de hecho es primera vez que oigo hablar de eso. Gracias Fidel.

  • ROSA dijo:

    GRACIAS FIDEL POR LA NARRACIÓN DE ESTE EPISODIO DE LA GUERRA REVOLUCIONARIA.
    LA DESCRIPCIÓN DE PRIMERA MANO DE LAS BATALLAS LIBRADAS POR LOS HÉROES DE LA PATRIA LEVANTAN LA MORAL DE LOS QUE
    NO FUERON PROTAGONISTAS EN ESA ÉPOCA,PERO QUE HOY TIENEN EL DEBER DE DEFENDER SU REVOLUCIÓN,HONOR QUE DEBEN HACER A LOS QUE MURIERON POR REGALARLES UNA VIDA DIGNA Y MEJOR.

    AUNQUE NO SOY CUBANA AMO A TU PUEBLO Y TU REVOLUCIÓN.

    FIDEL ERES EL MEJOR,EL MAS GLORIOSO.TE AMARÉ Y ADMIRARÉ POR SIEMPRE.

    GRACIAS POR EXISTIR.

  • Carlos Alberto. dijo:

    Sabía contribución Comandante de la ética y el decoro.

  • José Acosta dijo:

    sobre la acción de uberos…

    se comprende perfectamente lo expresado por Fidel en su artículo sobre la Acción de Uveros:

    La vanguardia (fase inicial guerrillera) del proceso hubiese sido sencillamente aniquilada si el enemigo hubiese tenido dispuestas otras estrategias de contraofensiva además de los caza bombarderos… ese tipo de derrotas según lo expuesto por Fidel no le sucedieron al naciente ejercito guerrillero cubano, si ocurrieron acá en nuestro caso, ya que era virtualmente cuesta arriba enfrentar a los Rangers, una fuerza de tarea especializada en lucha antiguerrillera, más conocedora del tipo de lucha de esta naturaleza que el ejercito de Batista…

    Aca algo de romanticismo, voluntarismo e improvisación jugaron una papel decisivo en las derrotas padecidas por la guerrilla venezolana… luego de las fallidas acciones del porteñazo y el carupanazo -Derrotas tácticas que se transformaron en estratégicas-, además de la inexistencia de una visión medianamente clara sobre la estrategia general a seguir de la lucha que se asumió en ese terreno más en una perspectiva militar que política, ya que no se tenía previsto que hacer en caso de ocurrir la derota táctica… como el repliegue táctico… las fuerzas comprometidas no eran politicamente homogeneas… alli estaban presentes factores de derecha que no admitían la propaganda por un gobierno popular por ejemplo y menos por un gobierno socialista…

    JIAS

  • Jorge Delgado dijo:

    Comandante, ni que preguntar tiene ¿cómo no comprender y, sobre todo, respetar sus decisiones, si usted nos ha conducido a los latinoamericanos en cada combate digno, en las duras y las maduras? Se lo dice un discípulo sandinista, que le acompañó como su escolta en su primera visita a Nicaragua en 1980, y que con el ejemplo de usted segirá siendo revolucionario sandinista siempre.

    Junto a Bolívar, Martí y Artigas, y nuestro Sandino, usted tiene un lugar ganado a pulso, tiro a tiro, verso a verso, en la historia de la liberación de América.

    Abrazo, Comandante, aguante con nosotros que todavía y por mucho tiempo necesitaremos su mirada y su consejo.

  • DR.F.JUAN ÁGUILA-RAMOS dijo:

    ES DE AGRADECER ESTA REFLEXIÓN NO SOLO POR EL ESCLARECIMIENTO D UN HECHO TAN IMPORTANTE, SINO POR EL ESFUERZO ADICIONAL QUE SIGNIFICA EN SUS TAREAS QUE NUNCA ABANDONA DADA SU IMPORTANCIA (PIENSO QUE SACRIFICANDO, EN ALGJNOS MOMENTOS, LO QUE DEBERÍA SER SU “DESCANSO OBLIGATORIO”.
    SOBRE EL OBJETO DE METAL QUE POSEÍA ALMEIDA CREO HABER LEÍDO Y CREÍDO HASTA AHORA QUE ERA UNA “CUCHARA”. NO DEJA DE SER UN OBJETO METÁLICO, ES CIERTO.
    AL NO ESPECIFICARLO PIENSO QUE ESTO NO HABÍA SIDO DEBIDAMENTE ACLARADO ANTES.

    MUCHAS GRACIAS.
    “GENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULLTURA. TAMBIÉN

    QUE DIOS LO BENDIGA, SIEMPRE

  • guillermo dijo:

    Una historia contada por uno de sus testigos es una experiencia hermosa me siento orgulloso de ser cubano como usted gracias comandante por su vida en favor de los desposeidos y por la soberania.

  • Reinier dijo:

    Una reflexion sin dudas que desde ya tiene que formar parte de nuestros programas de estudio de Historia de Cuba a todos los niveles de enseñanza, por la importancia del combate que nos narra.
    Gracias Comandante.

  • Guillermo W Llanes Suárez dijo:

    Orgulloso y agradecido eternamente de cada reflexión de usted. Muchas gracias Comandante, usted es un digno ejemplo para todos los revolucionarios.

  • alexis dijo:

    Gracias por enseñarnos cada día hacer revolución, creo que esa solidaridad, nos falta entre los revolucionarios, en muchas ocasiones, nos falta la voluntad de agrupar ideas y compartir ideas además y más aun de llegar al consenso más adecuado, aquel que esta en función de los mejores resultados para el colectivo y para el país.

  • Tony CM. dijo:

    Mi comandante continué con sus reflexiones, para la nueva generaciones y las venideras serán de mucha utilidad, mí madre las guarda como un tesoro inigualable por que sabe servirán para conocer nuestra historia, por supuesto usted las enriquece con su sabiduría innata.

    Mucha salud para usted.

  • gladys regina dijo:

    Ya Usted lo dijo Comandante y cito:”un naciente Ejercito Rebelde brotaba de sus cenizas”.Quizas la inexperiencia y el arrojo que caracteriza a la juventud fueron tambien un factor para tomar esa decision que,equivocada o no,ya fue tomada y dio sus frutos.
    Espero esta reflexion sirva como ejemplo para en lo adelante no dejarnos llevar por la emocion y los sentimientos tan facilmente . Desde luego que al inutilizar los medios de comunicacion(decision bien inteligente),pues sufrieron menos bajas humanas.No por gusto hay una frase que dice que: quien tiene la informacion tiene el poder,en este caso los militares perdieron un tiempo que para ellos era “oro” y para los guerrilleros significo tener menor cantidad de bajas que en otro caso hubiera tenido.
    Yo tenia pocos meses cuando ocurrieron estos hechos pero los conozco desde temprana edad ;no me los contaron como se hace habitualmente,mi papa cada vez que pasabamos por el lugar en que fueron masacrados algunos de los martires del Corinthia hacia un alto en el camino,una especie de reverencia, diria yo,para honrar aquellos jovenes que alli murieron y que tanta impresion dejo en aquellos pueblos cercanos como Levisa,Nicaro,MAyari,etc.Siempre que ibamos con el sucedia eso,no se si cuando viajaba soo lo haria igual,pero conociendolo ,se que no le costaria ningun trabajo dedicarle un instante,un pensamiento a esa epopeya y a esos martires,tan jovenes como el.De esos recorridos ,fui conociendo parte de la historia pues siempre surgia una anecdota,un comentario no solo sobre la mas reciente rebelion de cubanos ,sino tambien sobre la valentia de muchos de nuestros proceres de la guerra de independencia del siglo XIX.
    Asi, mi papa,que no pasaba de un sexto grado,fue mi primer maestro de Historia,aun sin haber empezado siquiera el Kinder Garten,(en la actualidad Preescolar)pero ademas nos inculco el sentimiento patriotico que aun nos caracteriza,con la colaboracion de nuestra mama,fundadora de una escuelita rural,y por supuesto,con otros metodos de enseñanza.
    Escribo todo esto y quizas haya quien no entienda que estoy agradeciendo a todas estas personas protagonistas de la Historia,que ni siquiera tuvieron la oportunidad de ver el triunfo de sus acciones,sus ideas,y a los heroes,(anonimos en ocasiones) ,que con su participacion contribuyeron a hacer realidad los objetivos de esa gesta.
    Soy muy privilegiada,naci a solo tres meses del desembarco del Granma,y he sido testigo de todos los momentos historicos que desde entonces a la fecha hemos tenido en nuestro pais.
    Muchas gracias por el relato,usted debe mas a menudo hacernos llegar estas referencias,pues ya no cuento con mi papa para recordarlas.

  • Omelio Rivero Villavicencio dijo:

    Quisiera que estas líneas fueran leídas por el Comandante y decirle que, a mi modo de ver, el combate no fue del todo un desastre. Cuando se comienza una revolución esta biene acompañada de vilentos cambios y deterioro de la base económica como vía que permita el debilitamiento de la Base Económica. En el caso de los combates estos están dirigidos a la toma de posiciones estratégicas las que se realizan a cualquier precio. En las condiciones concretas de aquel momento ese combate era necesario, entre otras muchas cosas permitió que aquellos guerrilleros que no tenían experiencia combativa entraran en acción y además ese combate demostró experiencia táctica.
    Comandante, las acciones que se realizan en un combate y que permiten el posterior triunfo nunca son errores. Deje que sea la historia y su propio pueblo el que diga si fue o no un error.
    Hoy teniendo como testigo el tiempo me atrevo a decir incluso que de ser necesario una acción de ese tipo se volvería a ser, como bien usted dijo las acciones que se realizan en un tiempo pasado no se pueden enjuiciar porque estubieron antesedida por situaciones objetivas que lo motivaron.
    Lo felicito por su honestidad y valentía, es una lastima que yo no pudiera contactar con usted para esclarecerme un grupo de posiciones políticas que necesito para concluir mi tesis de Doctorado sobre su pensamiento en la formación de Médicos entre 1959 a 1982, las preguntas se las realicé a Katiuska Blanco, veromos en que medida me pueden ayudar.
    Un abrazo.
    Omelio Rivero Villavicencio

Se han publicado 50 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

Líder histórico de la Revolución Cubana. Nació en Birán el 13 de agosto de 1926 y murió en La Habana, el 25 de noviembre de 2016. Ha escrito numerosos artículos, reflexiones y libros sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.

Vea también