Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuba y sus dos pandemias

| 18

“Nadie se va a morir, menos ahora”. Es un verso de una canción que Silvio Rodríguez le dedicó a la invasión fallida de la CIA por Playa Girón, en Cuba, y se ha puesto de moda porque, nuevamente, “el aire toma forma de tornado”.  El Malecón y otras calles bullangueras de La Habana están desiertas, preparados todos, puertas adentro, para la guerra contra el enemigo invisible.

El cierre ha llegado también a sus fronteras. Desde hace una semana regía una clausura parcial y solo podían entrar los residentes, pero a partir de hoy no podrán aterrizar vuelos con pasajeros, salvo de emergencia y aviones con determinados alimentos y mercancías. El gobierno lleva varias semanas en zafarrancho de combate, con gabinete diario de crisis, pródigas explicaciones a través de los medios y estudios de pesquisa activa -revisión clínica en las comunidades- a más de 8 millones de cubanos, en una población de 11 millones.

Hasta el 1 de abril, el país tenía 212 casos confirmados y 6 fallecidos, con una guía de actuación muy estricta para evitar los contagios y, también, para hacer llegar a cada familia -y no solo a las más solventes- el aseo y el cloro, las medicinas y los alimentos básicos. El esfuerzo por salvar vidas se complementa con ayudas a los más vulnerables, brigadas médicas a otros países para enfrentar la pandemia, generación a marcha forzada de la “droga maravilla” -como llamó NewsWeek al Interferón alfa 2B, que se utiliza para el tratamiento de casos críticos de la Covid-19- y la producción de los alimentos necesarios para la cuarentena, en una isla que surgió del mar y cuya geografía está formada por rocas calizas duras con insuficiente tierra cultivable.

Pero la herencia más pesada no se ve, transcurre bajo la superficie. Hay un tejido social construido con cuerdas muy tensas, que ha tenido una gigantesca dificultad para lograr un consenso sobre el propio significado del termino “normalidad”. No hay otra nación sobre la Tierra que enfrente la pandemia con 60 años previos de otra epidemia feroz, las incontables sanciones económicas, financieras y comerciales del gobierno de Estados Unidos.

Con la actual administración estadounidense las medidas coercitivas producen el mismo vértigo que la aceleración de las torpezas del presidente Donald Trump, que lleva a ese país al caos bajo el control de mafias omnipotentes, algunas de las cuales han secuestrado la política hacia Cuba. Ayer, para no ir más lejos, Jack Ma, el fundador del gigante chino Alibaba, anunció que no pudo enviar a Cuba un donativo de mascarillas, kits de diagnóstico rápido y ventiladores, porque la transportista contratada recibió amenazas de EEUU en virtud de la Ley Helms-Burton.  “Ni en tiempos de pandemia a los cubanos se nos permite respirar tranquilos”, reacionó el embajador cubano en China, Carlos Miguel Pereira.

El investigador estadounidense Peter Kornbluh, coautor de un libro ya clásico sobre la historia de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos -Back Channel to Cuba-, ha llamado en la revista The Nation a levantar el bloqueo y dio razones de sentido común: “Con millones de vidas en juego, una política exterior estadounidense basada en la ayuda humanitaria es el único enfoque que hará avanzar la guerra contra este enemigo existencial.”

Pero la solidaridad es un valor que exige sacrificios, compromiso, deberes, poner por encima del interés propio el bien común. Mirar alto y mirar lejos, posibilidades que no está -ni ha estado- en el radar de la Casa Blanca. Las debilidades estructurales de esa sociedad crearon las condiciones para que surgiera un demagogo como Trump, cuyo ensañamiento con Cuba es uno de sus rasgos perversos que proyecta contra su propio pueblo.

En The Guardian, el ex secretario de Trabajo durante el gobierno de Bill Clinton, Robert Reich, reconoció que “en lugar de un sistema de salud público, tenemos un sistema privado con fines de lucro para las personas que tienen la suerte de pagarlo y un sistema de seguro social desvencijado para quienes tienen la suerte de tener un trabajo a tiempo completo”.

En la actualidad, 30 millones de personas no poseen seguro médico en ese país, y otros 40 millones sólo acceden a planes deficientes, con copagos y seguros de costos tan elevados que sólo pueden ser utilizados en situaciones extremas. El miedo a no poder pagar las costosas consultas y tratamientos impide que se detecten contagios y el coronavirus sigue propagándose en el país que tiene la cuarta parte de todos los enfermos a nivel mundial.

Cientos de miles de inmigrantes indocumentados han hecho contribuciones monetarias a un seguro federal, por si acaso pierden sus trabajos algún día, pero ahora ven que no califican para cobrar sus propias contribuciones porque “sus papeles no están en regla”. Después de la muerte de un inmigrante que no acudió a una clínica, pese a estar infectado con el coronavirus, la alcaldesa de Washington hizo un llamado desesperado a los indocumentados para que no tengan miedo de ir a un hospital si se sienten enfermos. Trump se ha burlado una y otra vez de estas autoridades “demasiado sensibles”.

Si fuera menos soberbio y tuviera instinto de conservación, el gobierno de EEUU entendería que la solidaridad podría traducirse en acciones para frenar las consecuencias sociales de la epidemia en su propio país, y que podría contar con Cuba para ello, como lo están haciendo hoy decenas de países, ricos y pobres.

El filósofo Albert Camus dijo que "lo peor de la peste no es que mata a los cuerpos, sino que desnuda las almas y ese espectáculo suele ser horroroso". El COVID-19 ha desnudado el alma terrorífica de la Casa Blanca. ¿Cuáles serán las consecuencias para ellos y para nosotros?

(Publicado originalmente en La Jornada, de México)

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Deusel dijo:

    Abajo el bloqueo , viva Cuba libre

  • El Gallo de Moron dijo:

    Nosotros, los CUBANOS de la ISLA , enfrentamos una Pandemia con mas de 60 años de existencia y que afecta y mata a todos, desde niños hasta ancianos...que ataca lo material y lo espiritual por igual....una Pandemia que mas de 150 paises del mundo, cada año, señala y condena en la ONU.... Una pandemia que tambien ataca a paises selectos como Corea del Norte, Iran, Venezuela, China y Rusia, con diferente nivel de virulencia y sintomas en cada caso, pero provocada por el mismo Virus: Gobierno Norte Americano.....en Cuba se conoce como: BLOQUEO......en otros paises:
    "Sanciones"..."Embargos".......En fin, mientras ese "Virus", que muta constantemente en detalles de su actuar, no sea destruido en el MUNDO es dificil que exista PAZ Y TRANQULIDAD........

  • TM.61 dijo:

    Buen artículo. Y muy bueno que se publicase en un diario mexicano. Ojala saliese también en los estadounidenses.
    Una nítida radiografía del sistema imperial de Usalandia. Su filosofía de "vida" solo podría ser comparada con la del propio virus que hoy tanta tristeza ha traído al Mundo. Los virus, (digamos los Imperios), por sí solos, son incapaces de re-PRODUCIR-ce, (justo lo que le impide clasificar como un organismo vivo).
    Los virus requieren, forzadamente, de la maquinaria "reproductiva", (replicativa), de una célula viva, (digamos país).
    El virus invade, (cualquier semejanza no es pura coincidencia), a la célula utilizando su maquinaria “replicativa” para replicarse él, a costa de los nutrientes de la propia célula conquistada.
    A costa de la célula, el virus se replica, y se replica hasta el punto en que hace estallar, colapsar, (se podría decir “haitianizar”, “africanizar”), a la célula secuestrada, diseminando nuevas partículas virales prestas a "invadir, y secuestrar, hatianizar" o “africanizar” nuevas células, (recordar, países, y de nuevo la coincidencia). Este ciclo es repetido y repetido en el tiempo, (los siglos), hasta llegar al punto en que hace colapsar a todo el organismo, (digamos, Mundo).
    La ciega “codicia” del “Imperiovirus” no le permite interiorizar que este Mundo, hasta ahora, es el único que tenemos. Al virus se le podría “perdonar” tal “modo de vida”, pues en un final no es un ser “inteligente”, (ni siquiera llega a ser “Ser”), pero a aquellos humanos que desde sus altas posiciones sociales no logran ver el futuro predecible e inevitable, de seguir con semejantes políticas, lo menos que se les puede hacer será retírales la condición de “humanos”, (en justicia a los virus).
    No sé, puede que sea yo el único que vea la semejanza, pero, de todas maneras, creo que si alguna “utilidad” pudiéramos sacarle a esta lucha que hoy tenemos contra el Covid-19, sería el acabar de identificar al peor de todos los virus que desde hace demasiado tiempo arrasa a todo el planeta; la codicia desmedida de los Imperios, (el de turno más que ninguno), por expoliar los recursos de otros países hasta generar su colapso como sociedad. Véanse los muertos en las calles de Ecuador, véanse los desahuciados en la propia sociedad estadounidense, veremos cuando lleguen las cifras reales de África.

  • Jose R. Oro dijo:

    Excelente articulo de la destacada periodista cubana Rosa Miriam Elizalde!

  • Loli dijo:

    Buen escrito!!!

  • miriamm dijo:

    vamos a salir de esto como hemos salido siempre, solo cumplir con las indicaciones , cuidarse mucho y cuidar a los demás . JUNTOS PODEMOS LOGRARLO.

  • Alejandro Silva dijo:

    Como nunca resplandece en el aire la idea martiana de que: "Patria es Humanidad" que con tanto sacrificio ha logrado ser realización sostenida de un pueblo gracias a su Revolución. Todo empequeñece, todo hoy se torna secundario, todo sucumbe ante la disyuntiva existencial de Hamlet: ser o no ser. Por sobre todo está la vida de la humanidad, y el reclamo por ella inunda todas las geografías. Como castillos de naipes se derrumban paradigmas que presentan al capitalismo como la panacea, como el paraíso, como el más elevado estadio de desarrollo humano. Los dolores por las muertes masivas y el riesgo de perder a otros muchos por la verdadera desprotección existente ponen al desnudo la mentira repetida hasta el cansancio. Nada pueden sus fake news, el engaño cubre a pocos. Los poderosos no dejan espacio para los humildes en su arca de Noé. Pero ni eso les aseguraría salir ilesos del peligroso virus. Con los dientes apretados aceptó Trump las ayudas rusa y china. Mientras, no son los sets de pesquisas, ni las mascarillas, ni los respiradores, ni una esencial política de inclusión y ayuda social desinteresada lo que abunda en los EEUU, sino el incremento de las ventas de armas de fuego como vía para defenderse del enemigo invisible, o mejor dicho, para quitarles la vida a los contagiados que se les acerquen. El paralelo con las series y películas de combate a zombies u otras de Hollywood es evidente. Mientras esto ocurre, Trump califica de situación menor lo que ocurre, y parece prestarle mayor atención a su obsesión por destruir a Cuba, Venezuela, Irán, Nicaragua y otros dignos. Se debilita en verdad. No transmite el mensaje de un poderoso magnánimo sino la de un gigante decadente e incapaz. Definitivamente, soy de los que cree en que esta situación marcará un cambio sustancial en el orden mundial. Se pudiera parafrasear al hondo pensador y decir: un fantasma recorre el mundo, se llama SOLIDARIDAD.

  • jorge palma cardona dijo:

    No puedo sustraerme a la idea de no comentar , lo último del gobierno de EEUU.
    i Que cosa ǃ
    i Que ideología ǃ
    i Que absurdoǃ
    i Que irracionalidadǃ
    la de esos gobernantes norteamericanos y quienes los apoyan. Ante una situación como la que vive el mundo y en particular la de Cuba, se aferran a una política tan descabellada y deshumanizada como la de impedir que llegue ayuda a un pueblo para su lucha contra el COVID- 19.
    Obra y gracia del Bloqueo, condenado por más de 28 años por el mundo, impiden que llegue la mano amiga del pueblo chino (kits de diagnósticos rápidos, mascarillas y ventiladores), que se trasladaba en un barco de una compañía norteamericana.
    Consecuentes con el fascismo en pensamiento y acción, quieren hacer de nuestro país un campo de concentración,un cementerio gigante.
    A pesar de ello, conozco decenas de médicos, enfermeros y enfermeras cubanos dispuestos a ir ayudar al pueblo norteamericano (a Nueva York, New Jersey, la Florida, etc.), en este momento crucial de su vida y de seguro, en todo el país serían miles si nuestro gobierno los convocara.
    Amor, Solidaridad y Humanismo vs Odio visceral e irracionalidad.
    Miopes, trasnochados y otros diarreicos apoyan el absurdo. Pero como siempre, el PUEBLO CUBANO SALDRÁ VICTORIOSO.

  • Miguel Ernesto Salazar dijo:

    Saludos compañera Rosa... desde la tierra de Bolívar, herederos de gestas heroicas y tierra de Chávez, hombre que como Fidel, auténtico y valiente, alzó su voz contra los criminales que buscan acabar con la humanidad.

    Nuestra Revolución es aún joven, 20 años no más. No tenemos los 60 heroicos años de nuestra Revolución Cubana. Hoy nuestros pueblos enfrentan las pandemias como usted aceleradamente menciona. Al Coronavirus le viene en paralelo un mal no menor, la pandemia imperialista, que ha recrudecido en tiempos de Trump, un virus despiadado, que nos discrimina entre niños, jóvenes, Mujeres o hombre, abuelos y abuelas. Su morosidad no tiene límites, quienes lo acompañan en esta Cruzada contra la humanidad son corruptos, guerreristas (eso sí, nunca pisarán un campo de batalla) y profundamente anti-mundo. Pero, compañera Rosa parecen no saber de historia o por la menos tratan de obviarla.

    Los pueblos de Martí y Bolívar, son y serán pueblos libres, conscientes de su historia. Nuestra Independencia es nuestro bien más preciado y hace la defenderemos. Somos portadores de la verdad, la justicia social y abanderados de la solidaridad.

    Saludo Bolivariano

  • Olallo dijo:

    La sociedad norteamericana de manera general está educada, en el consumo, el egoísmo, la prepotencia, en el desprecio a los demás por considerarlos inferiores, ellos se creen que poseen la verdad absoluta, consideran que son los dueños de la democracia... Crearon el concepto del destino manifiesto y con él, una doctrina manipuladora, en primer lugar, con ella manipulan a su propio pueblo. No nos engañemos, esa sociedad, con raras excepciones, apoya esa fórmula avasalladora hacia los demás.
    Si un Trump existe, es porque la sociedad norteamericana lo procrea y lo cultiva, no es Trump, es el sistema, en esa sociedad hay muchos Trump.
    Esa sociedad no va a cambiar hasta que sufra un gran trauma social y humanitario. Es duro decirlo, pero la conciencia del ciudadano común norteamericano está forjada en el concepto de América primero, es decir los demás no contamos, esto es propio de su política oficial.
    Ahora aceptan la ayuda de los que ellos tratan de aplastar, en cambio no lo reconocen y no son recíprocos
    Nada, falta mucho por ver y padecer.
    Olallo.

    • José Miguel Hernández dijo:

      Viva cuba

  • Walber dijo:

    Paremos de mirar y criticar los defectos y las acciones de otros que no son pocos y enfoquemos nuestra vista y esfuerzo en nosotros hacia adentro, no nos quejemos más de lo que pudo haber sido y no fue afín de cuentas este es el camino escogimos y tenemos que vivir con ello.

    • TM.61 dijo:

      Walber, espero que este comentario no fuese para este artículo. Se entiende, cualquiera se equivoca.
      En este artículo no se critica, se denuncia. No es lo mismo, ni de lejos.

    • Joel dijo:

      VEN ACA WALBER,¿ CON QUIEN ESTAS ...CON LOS INDIOS O CON LOS COWBOYS ?, SOCIO DICEN QUE NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER Y TU ESTAS CIEGO A VOLUNTAD, PUEDO COINCIDIR CONTIGO EN QUE TENGAMOS PROBLEMAS, QUE SOCIEDAD NO LA TIENE, Y QUE NO PODEMOS CONFORMARNOS Y HAY QUE TRABAJAR INCANSABLEMENTE PARA DARLE SOLUCION, PERO DE AHI A QUE TENGAMOS QUE ACEPTAR EL BLOQUEO COMO ALGO NATURAL POR EL CAMINO QUE DECIDIMOS ESCOGER LOS CUBANOS DESDE 1959, PORQUE SE ENTIENDE CLARO QUE TE REFIERES AL CAMINO DE LA REVOLUCION, AL SOCIALISMO PROCLAMADO POR FIDEL EN ABRIL DEL 61, VISPERA DE LA INVASION A GIRON POR EL MISMO PAIS QUE NOS IMPONE MEDIDAS DE TODO TIPO Y QUE POR EJEMPLO HOY NO PERMITE QUE LLEGUE A CUBA UN DONATIVO CHINO PARA ENFRENTAR AL COVID 19, COMPADRE ME RESULTA DIFICIL ENTENDER QUE ALGUN CUBANO PIENSE ASI, BUENO DEJAME ACLARAR , ALGUN CUBANO QUE SIMPATICE CON LA REVOLUCION Y SEA VICTIMA DE LAS ATROCIDADES DEL BLOQUEO. SOCIO NO TE VEO A GUSTO CON LO QUE SE HACE, CREO QUE LA CUBA DE HOY NO ES PARA TI, YO POR EJEMPLO NO ESTARIA EN UN LUGAR QUE NO ME AGRADA, SI ERES INTELIGENTE COGE MI CONSEJO .... VETE, PORQUE AQUI NO VAMOS A CAMBIAR DE LA MANERA QUE DESEAS, Y POR ULTIMO MUY BUEN ARTICULO, GRACIAS ROSA MIRIAM

  • Josiano Macêdo de Lima dijo:

    Muy bien cuba, siempre em la lucha.

  • Rodney dijo:

    Incluso es un problema cultural, en Estados Unidos las personas estan 'acostumbradas' a ir al medico cuando no queda mas remedio, y en tiempos de COVID, lo mas probable es que...no quede mas remedio.

  • José Miguel Hernández Noya dijo:

    Viva Cuba

  • andres rosales nuñez. dijo:

    Excelente articulo de la destacada periodista cubana Rosa Miriam Elizalde, vamos a salir de esto como hemos salido siempre, solo cumplir con las indicaciones , cuidarse mucho y cuidar a los demás . JUNTOS PODEMOS LOGRARLO.Abajo el bloqueo , viva Cuba libre

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros "Antes de que se me olvide", "Jineteros en La Habana", "Clic Internet" y "Chávez Nuestro", entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo "Juan Gualberto Gómez". Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. Es columnista de La Jornada, de México.
En twitter: @elizalderosa

Vea también