Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Aceras de La Rampa: ¿Arte o conformismo?

| 94 |

Las reparaciones en La Rampa no solo dañaron la acera, sino también uno de los mosaicos que le dan vida al lugar. Foto: Regla Abreu Gaínza.

Las primeras fotos aparecieron en las redes sociales y combinaron asombro e indignación. En medio de las actividades para recibir los 500 años de La Habana, las obras constructivas en La Rampa no solo afectaron partes de las aceras de granito, sino que dañaron uno de los mosaicos con reproducciones de lo mejor de las artes plásticas en Cuba. El lugar es Monumento Nacional, pero ahora un feo relleno de cemento opaca su historia.

Como si se tratara de una cuestión insignificante, los encargados de las obras —encaminadas a soterrar cables del sistema eléctrico e instalar nuevas luminarias— decidieron romper varios metros del contén, colocar el cableado y luego sellarlo todo con cemento.

Allí donde hubo granito ahora se puede ver, como la huella palpable del cambio, un piso gris y opaco junto a uno de los mosaicos con una parte también borrada.

Aunque todos concuerdan en el mérito de las reparaciones, muchos se cuestionan si no era posible tener en cuenta el tipo de materiales o las especiales características de un lugar con más de 50 años de existencia. Otras opiniones van más allá y recuerdan los valores históricos o culturales de uno de los sitios más conocidos de la urbe.

Las preguntas parecen repetirse a cada paso: ¿Por qué la terminación dada a la obra rompe con la estética de La Rampa? ¿No existían alternativas para proteger mejor los mosaicos? ¿A quién le corresponde fiscalizar un trabajo que tenía como principal objetivo embellecer la ciudad?

Estas reparaciones llegaron mientras la más alta dirección del país llama constantemente a la defensa de la cultura del detalle y a la terminación con calidad de las obras. Es un reclamo inteligente y necesario, pero hacerlo valer implica entenderlo en toda su magnitud.

El rigor constructivo y estético, el respeto por las terminaciones con calidad, no son un esfuerzo extraordinario ajeno a las esencias de cualquier labor. Tampoco un favor que una brigada decide o no realizar. Cada uno de esos elementos representa una obligación tan importante como fortalecer los cimientos o las columnas de un edificio, y asumirlos como tal forma parte también de la eficiencia necesaria en estos días.

En el actual contexto cubano, la chapucería, la indolencia y la desidia, son tan dañinas como la ausencia de materiales o la atención a destiempo. Desterrarlas es una lucha constante abierta hacia diversos frentes, y donde cada pequeña victoria significa mejorar la calidad de vida para decenas de personas.

Y en esa búsqueda de un mayor bienestar físico, la defensa de la prosperidad inmaterial merece toda la atención. Al final esa es la única manera de sostener verdaderamente la grandeza de una ciudad.

Las obras se extendieron por varios metros de La Rampa. Foto tomada de Facebook.

Ante tantas críticas, alguien pudiera argumentar que el cemento es la solución temporal para cerrar la zanja y evitar accidentes. También podría intentar saldar el asunto y proyectar próximas reformas para devolver a su estado original el granito roto y el arte dañado. Pero esa actitud de solucionar lo urgente sin planeación de futuro, entraña nuevos y peligrosos problemas.

Por otra parte, más allá de asuntos constructivos, llama la atención otro riesgo no desechable. ¿Qué significa dañar un lugar que no solo es uno de los buenos ejemplos de trazados urbanos en Cuba, sino que también forma parte del corazón cultural de La Habana? ¿Por qué la presencia del arte y el patrimonio no resultó un argumento suficiente para extremar los cuidados?

En medio de las premuras cotidianas, desconocer el valor de la cultura o relegarlo ante las necesidades más básicas, no parece el mejor de los caminos. Para una sociedad conocedora de la importancia de lo inmaterial para resistir los embates dirigidos a borrar lo autóctono, conservar su memoria no puede resultar una cuestión menor.

En el plano de lo espiritual y lo simbólico, La Rampa y sus mosaicos forman parte de la historia de la ciudad y se insertan como otro de sus elementos identitarios. Y romper esos vínculos produce heridas que una reconstrucción material no pueden sanar.

Cuba tiene buenas experiencias y sabe muy bien cómo combinar con éxito la modernidad, la historia y la cultura. Lo visto en La Rampa no puede enturbiar los logros de una urbe que se esfuerza en rejuvenecer tras medio milenio de fundada, pero sí implica un llamado de atención.

Porque lejos de las limitaciones económicas o presiones externas, se trata aquí de sentido común, de respeto por lo bello y sobre todo de luchar contra un conformismo incapaz de aportar al modelo de país que construye Cuba.

Se han publicado 94 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • silvio dijo:

    seria bueno que se entrevistara al inversionista, constructor y hasta a «etc» para ver quienes son los responsables.
    para mi, todos los anteriores»!!!!!!

    saludos

    • elCerro dijo:

      Adiciono, a solo unos metro del Partido Provincial, ningun funcionario camina por la rampa.?

      • Leandro dijo:

        elCerro: Solo dos cosas: 1.- Los funcionarios no caminan por las aceras, andan en carro. 2.- Desgraciadamente el cubano de hoy, vive orgulloso de las chapucerias que hace. A veces pienso que hacen esas cosas a proposito, que con eso estan «protestando». Lo que no se de que protestarian pues el unico que puede protestar es el pueblo por el malgasto de recursos y lo chapucera que es la terminacion de las cosas que se hacen. O sera que ya nadie tiene idea de lo que es chapuceria?

  • Mbb dijo:

    Muy buen comentario
    Vamos a ver si los responsables de esta chapusería, asumen la crítica y son capaces de arreglar lo que permitieron. Propongo que se cobren multas millonarias a toda persona o entidad que dañe una propiedad social histórica sin que antes se analise con Patrimonio, para evitar más daño a futuro.

  • Rolando dijo:

    Hermano eso en Cuba es normal, la chapuceria y el mal trabajo…, si recordamos el Boulevar de San Rafael, en Centro Habana era una de las calles más hermosas de la Habana, era toda de granito negro, blanco, verde oscuto y otros, pero resulta que un día llegaron los chapuceros de Cuba y todas esas cuadras fueron desbaratadas y adivina el granito en que se convirtió…. en cemento aspero…

    • VICTOR KOZASKI dijo:

      VOLVEMOS CON LO MISMO , FALTA DE DICIPLINA EDUCACION Y CONCIENCIA DE TRABAJO , CADA VEZ QUE HABLO CON LA JUVENTUD , QUIERE SER CANTANTE PIENSA EN VIAJAR Y NO CONSTRUIR EL PAIS , NO LE ENCUENTRA EL VALOR A NADA BUSCANDO LA VIDA FACIL PARA GANAR DINERO FACIL SIN TRABAJAR DURO , NO EXISTE ESA EDUCACION QUE VALORIZA EL TRABAJO MIREN A ALEMANIA DESPUES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL ELLOS COMO EL JAPON NO TIENEN NADA , NO TIENEN MATERIA PRIMA TODO LO TIENEN QUE IMPORTAR , PERO SI TIENEN DICIPLINA PIENSAN EN SER BUENOS TRABAJADORES Y PRODUCIR PARA EL PAIS , LA UNION SOVIETICA DEPUES DE LA GUERRA DEVASTADORA DESDE EL 45 HASTA EL 47 VOLVIERON A TENER LA CAPACIDAD QUE TUVIERON ANTES DE LA GUERRA , DICIPLINA Y EDUCACION Y RESPETO AL TRABAJO NO HAY OTRA SOLUCION GRACIAS

      • DECUBA CON ♥ dijo:

        Es que si con trabajo duro vieras el resultado social e individual.\

        Pero el resultado que ves es el mismo con lo uno o con lo contrario y si viendo que el contrario sale mejor parado que tu que te rompes el lomo las consecuencias son que o te recluyes en tus valores o te corrompes en los valores de los responsables que nunca pagan las consecuencias por que andan en naves espaciales como seres ESPECIALES.

    • carlosvaradero dijo:

      Ya usted lo dijo Rolando, era una de las calles más hermosas de la habana.
      Daba gusto pasear por ahí, hoy ya evito transitarla.
      La chapucería y el mal gusto se impuso, pero ojalá fuera solo eso…hay otros males que se acrecientan en nuestra suciedad….perdón en nuestra «sociedad»

    • Lissette Ftes dijo:

      Te me adelantaste Rolando porque de eso mismo iba a hablar yo.
      Con el arribo de los 500 de La Habana a alguien se le ocurrió adoquinar el boulevar, después de invertir, pagar a trabajadores, romper y construir, volvieron a desbaratar todo.
      La gente no tiene materiales para construir, el cemento está perdido y muchos que tienen en sus manos el ansiado y correteado subsidio, no pueden construir porque no hay materiales, sin embargo, vemos como se botan.

  • otraopinion dijo:

    Falta de cultura y punto y seguido. La oleada de vulgaridad, chapucería e indecencia que nos rodea está escudada en la improvisación y la impunidad. Y dónde están el CNAP, Patrimonio, la CODEMA, la UNAICC y tantos otros que deben ser consultados y deben tomar carta al intervenir un espacio público que es Monumento Nacional. ¿Para qué están las leyes, decretos y disposiciones? Trabajos hechos a la carrera, salutatorios de efémerides, con miras al desarrollo turístico, al suministro de agua que no se previó, a la renovación del alumbrado público. Todo muy bueno, pero sin coherencia. Así han acabado con la trama urbana de varios puntos emblemáticos de la capital, como el Malecón habanero, en una falta de coordinación evidente, cortando calles recién pavimentadas y tapando a como dé lugar.
    Un fenómeno similar en La Rampa, puede esperarse con el mural cerámico en la fachada de la entrada principal del Hotel Habana Libre, que ha sido removido a golpe de martillo neumático. ¿Lo restaurarán o lo reemplazarán con algo que lo supere en belleza y marca identitaria¿

    • Minerva dijo:

      Coincido con que es falta de cultura!!! El que no sabe es como el que no ve. Me ha dolido ver desbaratada esa muestra de nuestra cultura, que si mal no recuerdo se realizó para aquel memorable Salón de Mayo hace varias décadas. Los que rompieron son ignorantes, pero más ignorantes son los que los tenían que supervisar, o los que tenían que tomar la decisión. ¿A nadie le preocupó cuando vieron que empezaron a romper? Falta de cultura y de sensibilidad. Solo espero que alguien obligue a rectificar y restituir en la medida que se pueda.

  • Arays vigil dijo:

    El viernes en la tarde anduve por la Rampa y me dolió mucho lo sucedido a los mosaicos, gracias periodista por hacerse eco del sentir de muchos habneros y cubanos en general, que nos impactan cosas como estas, que suceden a lavista de todos y no se da una explicación, ni que medidas se tomaron con los irresponsables, no puede ser que por cumplir una tarea se desvarate algo con tatnta trascendencia en nuestra historia cultural.

  • Marta dijo:

    Es horrible, todo lo que se está destruyendo. Además, combatimos el MAL GUSTO CON MÁS MAL GUSTO. Hablamos de promover la cultura y borrar lo chavacano, pero lo único que vemos en todos los medios es la MEDIOCRIDAD.

    Creo que este gobierno necesita, sin dudas, mejores asesores en terminos de arte y cultura.

  • Cubanocogelucha dijo:

    Que los habaneros, pocos o muchos, se hayan alarmados por esta especie de barbarie es un signo positivo del sentido de pertenencia… Igualmente, los medios han reaccionado super tarde. Un órgano como Tribuna de La Habana debió haberse implicado desde que sonaron las primeras alarmas. ¡Tarde al pase, colegas! Ahora la Empresa Electrica, o el Poder Popular, tienen la palabra… El puebloo tiene DERECHO a que se le explique quie paós, a una AUTOCRITICA, en fin… Saludos.

    • Ernesto dijo:

      COOOOOOOORRECTO

  • Agudo dijo:

    Eso qué pasó en la rampa no es un hecho aislado. En nombre de “resolver” cualquier obra urbana se realiza de manera imperfecta afectando la visual y des configurando el entramado urbano y su estética.
    No existe una sola obra de reparación vial( ya sea gas, agua etc) que después de terminada deje el pavimento como estaba anteriormente. Las aceras y calles interiores del vedado son casi intransitables por ese motivo y no parece haber solución para ello

    El el caso particular de las aceras de la Rampa, se podía haber planificado restaurar el terrazo blanco, una ves concluida la obra de la compañía de electricidad. Existen iniciativas privadas que rescatan esa técnica de fundición o sembrado in situ. Es solo tener sentido de pertenencia hacia lo trascendental.

  • Erik dijo:

    Ejemplos sobran de chapuceria en todo el pais, pero como siempre quien paga por eso, nadie.
    Cuantos huecos no han dejado agua de la habana cada vez que ponen una tubería debajo de una calle o una acera, lo tapan con una mezcla de polvo de tierra y arena, el cemento se lo roban y después de 2 meses se desmorona esa mezcla y se hace un hueco.
    Pero no pasa nada no hay un control y los jefes de obras siguen robando y la ciudad cada vez más en candela.
    Y ojalá el montón de dinero que se han gastado en los carteles de la habana lo más grande lo hubieran utilizado en pintar y reparar los edificios que están fuera del centro de la ciudad. Los habaneros lo hubiéramos agradecido más.

    • así no nos entendemos dijo:

      Aguas de La Habana es una de las empresas chapuceras, como sucede con la Empresa Eléctrica, Servicios Comunales, ETECSA, etc.
      En zonas del soterrado de La Habana Vieja(registros de la calle Bernaza, por ejemplo), el servicio eléctrico se ha convertido en un dolor de cabeza, pues continuamente se van las distintas fases eléctricas y no pasa nada. No son apagones, son problemas técnicos a los que después de 3 años no le han podido dar solución(una vergüenza).
      Sucede que los registros eléctricos soterrados están sujetos a reparación casi permanentemente. Eso implica romper la calles y aceras aledañas y volver a tapar todo(de manera chapucera).
      Esto es un fenómeno que se está dando después de que comenzaron a «modernizar» el sistema soterrado.
      Incluso, en la escuela que hicieron en Prado y Animas(y que inauguró Díaz-Canel) ya rompieron la acera en varios puntos por un arreglo vinculado al registro eléctrico. Me imagino que cuando la tapen no va a quedar como estaba.
      Tanto la Empresa Eléctrica(el Soterrado) como Aguas de La Habana son culpables en buena medida del deplorable estado de las aceras y calles en La Habana Vieja.
      Hasta cuando se les va a premitir a estos «chapucios» que continúen trabajando mal y botando los recursos del estado.
      Creo que la mejor solución es que el tapado de estos huecos lo haga otra empresa, una entidad que no esté vinculada a estas instituciones estatales y que puedan hacer las cosas con cultura del detalle, con estética. Podrían ser cooperativas, digamos. De esa manera si el trabajo técnico no queda bien, el tapado de las zanjas iría contra el presupuesto de estas empresas estatales.

    • digamos no a lo mal hecho dijo:

      Además de las ya habituales chapucerías que dejan a su paso las ineficientes empresas de «Aguas de La Habana» y «La Empresa Eléctrica», quiero denunciar un problema asociado a este tema.
      Resulta que hace 3 o 4 años la Empresa Eléctrica comenzó a «modernizar» o a hacer cambios en el sistema soterrado. Desde que este proceso comenzó, muchos habitantes de La Habana Vieja tienen una nueva pesadilla con que luchar.
      Han convertido el sistema soterrado en algo sumamente inestable con interrupciones frecuentes, que no distinguen ni hora, ni día de la semana. No son apagones, son problemas técnicos que no ha sabido resolver y creados por sus propios ingenieros, pues el sistema original era superestable, prácticamente sin fallas, ni interrupciones.
      Invito a los interesados a ver como rompen permanentemente los registros eléctricos(por ejemplo: los que están en la calle Bernaza) y los tapan de manera chapucera, afectando las aceras y la calle.
      Lo peor del caso es que sus arreglos duran muy poco y hay que romper nuevamente lo hecho. Otro ejemplo lo pueden ver en
      Hasta cuando se les va a permitir a estas ineficientes empresas que sigan acabando con el patrimonio del estado?. Que alguien en el Consejo de Estado se interese por este tema y encontrarán un derroche de recursos, energías y mucha ineptitud por parte de los ingenieros, técnicos y obreros que han estado a cargo de estas labores.
      Las empresas Aguas de la Habana y Eléctrica tienen gran responsabilidad en el pésimo estado de las aceras y calles en La Habana Vieja. Todo el tiempo andan rompiendo y haciendo huecos.
      Si se sustituyeron las redes hace no mucho tiempo, que diablos andan arreglando tanto?. Ah……ya sé, su propio desastre.
      Nota: Las interrupciones del servicio eléctrico pueden ser hasta de 4 veces al día, generalmente van desde 30 minutos hasta varias horas. En un edificio, digamos, a veces se va una fase y al rato se va otra. En fin, el mar.

      • digamos no a lo mal hecho dijo:

        En mi anterior correo olvidé poner otro ejemplo, de los muchos que hay, de los desmanes de la Empresa Eléctrica. Vayan a la esquina de Prado y Animas, sí….. donde está enclavada la escuela que inauguró el Presidente. La acera por Animas ya la rompieron para arreglar algo relativo al registro eléctrico, o a los cables soterrados.
        Como se entiende que algo que hicieron un año atrás ya tengan que repararlo? Veremos que acabado le dan a la acera cuando cierren lo que abrieron.

  • Julio Dominguez dijo:

    Una gran falta de respeto lo que han hecho con uno de los lugares mas visitados por los cubanos.

  • joan fergar dijo:

    Bueno y ahora ; Quien responde y paga por eso?

  • Gerardo Enrique dijo:

    No solo en el corazón de La Habana, sino en cualquier parte de dicha provincia tan añosa, la chapucería forma parte de la cotidianidad. Ya la temporal o provisional se convierte en permanente y se pierde cada vez más la cultura del detalle que tanto nos hace falta; pues son las pequeñas cosas, las que edifican la genialidad de lo grande. El Vedado es lo más visible por su posición geográfica y significación cultural, pero toda esta provincia está sumamente dañada y dejada al olvido por la falta de mantenimiento o por descuido; a casi nadie le importa el futuro, solo se vive lo urgente, lo preciso. En fin, ¿es esta La Habana de la que estamos tan orgullosos?

  • aurora dijo:

    Muy bueno su comentario estamos acostumbrados a romper sin tener en cuenta como vamos a remediar des pues en la calle linea paso lo mis mo por poner en ejemplo y no pasa nada las personas responsables de esos trabajos no les importa la estetica nada , pero como no es en su casa en ellas si cuidan a y nadie supervisa los trabajos y si lo hacen no les importa nada

  • yohanka dijo:

    Nada que vueven a hacerse presentes, la chapuseria, y el unicos intéres de cumplir con una obra que no importa como quede solo que tiene que ser en tal fecha y se acabo.

  • AresGT dijo:

    Mil gracias Yunier!!!! Hace rato que veo destrozarse La Rampa. Espero que con su articulo las autoridades competentes actuen. De paso, utilizo su opinion para llamar la atencion por otros puntos de la misma area. La acera en 23 y O esta totalmente hundida y mal rellena, el emblemarico letrero de la rampa ha sido destrozaso por el «bien» de poner A/AC al cine La Rampa y las carretillas con sus ruedas de metal han pulido la acera delante de la feria. Hay mas pero el espacio poco. El IPF esta a solo una cuadra y NO ve o NO QUIERE ver. Saludos, Ares.

  • jose dijo:

    Muy buen articulo sobre las violaciones que se cometen sin importarle a nadie, claro si esto pasa en la Rampa donde a diario pasan cientos de personalidades de la cultura, el arte, la politica y otras que pudieramos decir de mi humilde barrio en el Roble, Guanabacoa que se construyo para eliminar las comunidades de transito o albergues este reparto se hizo a trocha y mocha, se robaron los materiales y las terminaciones dejen mucho que decear, los viales quedaron sin terminar, comunales no recoje los desechos solidos de escombros, hiervas de la limpieza de las areas, etc puedo pasarme el dia mencinando cosas, pero lo mas significativo es que constantemente se esta exigiendo por la direccion del pais sobre la calidad y lo bello en las comunidades y si se puede porque a pocos metros se reconstruye el barrio de Castanedo que fue afectado por el tornado y es constantemente visitado por personalidades y realmente es una belleza de barrio todo muy bien consevido con todo el acabado y las jardineria, etc. Me pregunto no es posible hacer eso mismo en mi barrio o tiene que pasar un tornado por alli, coño terminemos de quitarnos el cartelito y evitar los comentarios mal intensionados de los anti dirigentes. Por favor haganle una nota al gobirno de Guanabacoa para que se den una vuelta por alli y vean con sus propios ojos la chapuseria que alli se contruyo. Saludos.

  • Galvan dijo:

    Es un crimen que no hayan tenido especial cuidado con esos mosaicos que son obras de arte. Cuando camino por La Rampa tengo especial cuidado de no pisarlos para no contribuir con su desgaste. No se por que no se tuvo en cuenta la restauracion de La Rampa por el 500 aniversario!!!

  • Maritza Maceo dijo:

    Gracias Yunier por su artículo cada día es más común ver cosas como esas, más común de lo que muchos desearíamos, ya que se va convirtiendo en un flagelo, invisivilizado a veces por la inercia, la indiferencia y la falta de compromiso; compulzado por su cómplice más cercano: La falta de control a las obras. Un ejemplo le voy a poner sencillo: Aguas de la Habana, realizó una obra en la zanja que pasa por el frente de mi casa (como la canción de Buena fe, sí en calle 238 % 1ra y 242. Jaimanitas) según ellos ya terminaron, me gustaría invitarle a ver por sus propios ojos la terminación de esa obra, da verguenza, rompieron calles que se quedaron así, salideros, concreto mal trabajado, todavía hay tubos de plástico tirados en el lugar (costosos para el país). Todo esto después de 4
    meses de trabajo (una obra que era para un mes máximo) y esta es la segunda vez que hacen este trabajo porque el año pasado fue peor, pernsabamos que esta vez sería diferente pero no fue así. Existe otra obra en Jaimanitas que ha corrido con una suerte parecida esa no se que empresa la realiza, solo que es muy duro que se dilapide de esa forma el presupuesto que se dedica a obras con un impacto social aunque sea comunitario. Aguas de la Habana recibió merecidamente la bandera Proeza Laboral por el trabajo realizado tras el paso del devastador tornado en los municipios afectados, entonces, por qué manchar una historia llena de sacrificios y desvelos?. Saludos.

  • Cubanisimo dijo:

    Eso está más que claro vamos a lo que vamos y nadie controla ni nadie vela por mejorar la estética y la ciudad como ese ejemplo está malecón 617 se pusieron bajante de agua amarrada en la fachada imaginen desde un 5 piso el aire y la guerra del agua que baja por las azotea…como también el elevador desde años a la espera que retiren el viejo y evitar un accidente pero nada poco caso al asunto

  • olegario dijo:

    Muy de acuerdo con la opinion del periodista. Yo agregaría lo siguiente:
    Primero empezar por revisar el proyecto aprobado para las acciones constructivas o de reparación que se iban a realizar, después quien o quienes son los inversionistas que les toca asegurar que todo se haga coforme a lo proyectado en tiempo, calidad y cumplimiento de las normas urbanisticas.
    Quien coordinó con el Ministerio de Cultura para emprender una acción de esta índole. Porque por ejemplo que yo conozca en la Habana Vieja creo que a nadie se le ocurra hacer algo semejante sin la anuencia de la Oficina del Historiador, aunque pudieran existir excepciones.
    Creo que va siendo hora ya de asumir cada quien lo que le toca y acabar con las justificaciones, los lemas y las consignas en aras de encubrir chapucería y falta de profesinalidad.
    Es importante que por este mismo sitio se conozca la respuesta a este problema.

  • PM68 dijo:

    Si fuera solo eso; ese mal es general,y lo mas triste es que nadie lo ve o no lo quieren ver, ni los que inauguran las obras.Lo que se hace con los pies se desbarata con las manos. Para respetar la cultura del detalle haria falta una empresa dedicada a ello y los ingresos fueran millonarios solamente con cobrar he hicieran resarcir los daños colaterales.

  • Ernesto dijo:

    Estimado periodista, muchas gracias por este artículo y pienso, que simplemente faltó el coordinador general en este proyecto de rejuvenecimiento de Coppelia (que mucha falta le hacía por cierto y muy bien aprobado por la población y los cubanos agradecidos), o sea hablo de la persona que fiscalice y evite que estas y otras cosas fallen. No puede permitirse que una buena idea empañe a otra y esto es lo que pasó aquí, sencillamente no se le dió la importancia necesaria a la preservación de la acera y sucedió eso, que el embellecimiento de Coppelia no previó la preservación de otros detalles.

    Creo que el asunto tiene solución creo que no sea tan grave y que alguien en el gobierno municipal se tome el trabajo de rectificar esta chapucería antes de la celebración de los 500.

    Siempre he pensado y ahora con la nueva estructura política y de dirección administrativa que adquirirá la sociedad cubana aprobada y refrendada con la nueva Constitución que los gobiernos municipales deberán adquirir mayor protagonismo y, como se dice, no podrá realizarse nada en cualquier territorio de un municipio que no sea de conocimiento de su dirección política y administrativa y que sea fiscalizado por su aparato gubernamental (dotado de los cuadros profesionales necesarios, entre ellos artistas) y se verá entonces que estas cosas sucederán con mucha menor frecuencia .

    ¡VIVA CUBA!

  • Jayku dijo:

    Ahora fue la empresa electrica la que causó tal daño,pero desde hace ya unos años esas aceras estan para rehacerlas como bien hicieron en el tramo de la sala de prensa(23 /Ny O),las mismas se han deteriorado por varias causas entre las naturales y las causadas por la mano del hombre…pero lo cierto es que raro es ver un lugar donde sepan hacer una acera con los parámetros requeridos,si no un ejemplo rapido lo veremos en el mismo centro de la ciudad tambien como el Parque de la Fraternidad,estuvo por meses una de estas islas que conforman el mismo roto completamente hasta que ha paso de caracol las terminaronmas menos,hoy que vemos alli?,unas parte muy bien hecha,otra donde nunca la acabaron,otra donde dejaron cemento acumulado en la calle,y otra donde la mezcla de concreto ya comienza a desintegrarse en boronilla…aparte no se respeto el diametro de los alcorques ni la distancia entre ellos,me pregunto si volveran algun dia las rejas de los mismos con sus emblemas de Águilas…acaso esto no es tambien patrimonio de la Habana Vieja,a quienes dejan dichas tareas de restauracion?…por ultimo casi todas las esquinas de este parque entero se inundan cada vez que llueve ya que se perdio la buena ubicacion de la alcantarilla que merece ser revisada la pendiente,,,identica situacion 3 de las esquinas del Capitolio.
    Entonces asi las cosas que queda para las aceras del barrio mio…mejor ya se lo imaginen…

  • tite pinar dijo:

    Donde esta la cultura, el sentido comun,el amor a la estetica?.Esta en manos de hombres de las cavernas?.Ni eso pues esto pintaban y gravaban las cuevas

  • El Catalán dijo:

    Para sentir La Rampa esa arteria medular del Vedado Capitalino. Había que haber nacido en La Habana. Es impensable que un habanero le conmueva la calle Enramada de Santiago de Cuba, el malecón de Cienfuegos, el puente del Río Yayabo de Sancti Spiritus, etc. Y digo impensable porque es el comportamiento promedio del habanero de nuestros días. Más allá de esos grupos o segmentos jerarquizados de la Cultura Cubana.
    Detrás de esa barbarie está la mano y pensamiento de alguien que no nació en La Habana. Capital de todos los cubanos según su slogan publicitario. Pero que no todos sienten desgraciadamente así. Es menester que la Comisión de Patrimonio tome cartas en el asunto y depuren responsabilidad. Incluso en el Gobierno de la capital que es el inversionista. Hace falta clonar a EUSEBIO.

  • Eduardo dijo:

    Tiene toda la razón el periodista, hay que mejorar pero cuidando lo que tenemos, si hay que romper la acera para hacer la instalación eléctrica, hay que garantizar primero el material idóneo para que no se vea fea después, porque el problema es que pasan los años y así se queda.

    • mercy dijo:

      Sí es cierto, el problema es que hay que tener sentido de pertenencia, los materiales que ses utilizan son del estado, entonces se gastan, queda mal hecho y a nadie le duele. Ejemplo de ello puedo decir en Cojimar, hace unos años atrás areglaron la mayor parte de las calles que estaban en pésimas condiciones, quedaron bastante buenas, al poco tiempo volvieron a romper porque había que hacer la conexión hidráulica y más tarde, volvieron a romper para instalar los relojes contadores. Todo esto se debió haber programado antes de arreglar las calles que finalmente están rotas. ¿a quién le duele?

  • Yony dijo:

    Muy buen artículo, ese es el periodismo que necesita este país. No a la autocomplacencia y al conformismo con lo mal hecho.

  • manuel dijo:

    Aquí todo es así. quiero que alguien me diga ? Que funciona bien en nuestro país.? ahora con los 500 DE LA HABANA. todo es a corre corre. que visiten los barrios de la periferia. adentrarse en la habana. dígase ,Parraga,Poey,Mantilla,Los Pinos, todo Municipio Arroyo Naranjo. En SMP. Para que vean Salideros. lo mismo de Fosas o de agua Potable las tuberías rotas. como el agua corre por las calles. y de la basura. ni se diga. Cosas que dan pena.Te cansas de reportar. y NADA. este mismo escrito de las Aceras del vedado. es una verguensa. nadie supervisa nadie controla. estos son lugares. con ciertas características de urbanización. Lo mismo pasa en la Habana Vieja. si usted quita el una calle que es de adoquines. no puede echar asfalto. Tiene que reponer los adoquines mejores que como estaban. aaaaa pero quien es el que controla esto personalmente. realizando terreno día por día. nuestro EUSEBIO LEAL. cosa esta que deberían de copiarlo. todos los presidentes de Gobierno Municipal y el PCC.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    ¡Terrible!!! La chapucería, la incapacidad, el inmovilismo, la falta de exigencia y el complejo de inferioridad de una buena parte de nuestros directivos de empresas, que no son capaces de interiorizar que hacer una consulta a los que saben o dominan una materia no los hace menos directivos, sumado a la ausencia de profesionalidad en los supuestos Jefes de Obras y operarios, nos van a llevar al caos cultural en las reconstrucciones de nuestro patrimonio.
    Pongo un ejemplo que parece fuera de lugar, pero aquí en mi edificio la Empresa Eléctrica procedió a la tan necesaria reposición de los viejos metros contadores de electricidad por los modernos equipos digitales, pero, sus chapuceros operarios nos rompieron impunemente el piso de mosaicos frente a esas instalaciones para clavar los anclajes a tierra y pusieron el cable ahí, sin tener en cuenta la más mínima estética. Llevé una carta protesta a la Empresa a Boyeros y cuando regresó el operador a revisar lo que nos habían dejado desconectado, me respondió muy contrariado y casi a modo de regaño verbalmente: «El problema es que si ponemos ese anclaje ahí donde Ud dice viene alguien y se lo lleva», cosa que para nada es real, porque está situado a escasos 80 centímetros de la chapucería. Le respondí muy tranquilo que eso era una chapucería producto de que era más fácil hacerlo ahí que dar la vuelta y hacerlo en el lugar correcto. Pero no pasó nada. Nuestro trabajo en las microbrigadas edificando fue desconocido de golpe y porrazo por una Brigada de instaladores que se sintió por encima de todo el esfuerzo, apoyado por sus directivos que no fueron capaces de llamarles la atención y frenar la chapucería.
    Eso mismo sucedió ahí en La Rampa y sucederá en cuanto lugar no se pongan las cosas en su lugar correcto.
    Me perdonan la exptensión, pero, si no ponemos todos de nuestra parte, el esfuerzo de nuestro Gobierno con su Presidente al frente, puede caer en saco roto gracias a los chapuceros.

  • Eduardo Ortega dijo:

    Buen artículo. Hacía falta.
    Hay que trabajar por la cultura del detalle al que nos insta el Presidente.
    Donde esta la cultura del detalle de la Empresa que realizó el trabajo?
    Donde está el espíritu autocrítico de los responsables de haber dañado lo que nos pertenece a todos?
    SALUDOS!

Se han publicado 94 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán.

Vea también